Follow by Email

miércoles, 7 de noviembre de 2018

ESCRIBANO: HAGA LO QUE YO DIGO...

Y no lo que yo hago. Nos referimos a este vídeo donde el torero enseña a Cuesta cómo hay que matar un toro a ley.

Saben ustedes que nosotros consideramos a Escribano el torero con más valor de la actualidad (junto a Roca, aunque lo de éste último cae directamente en la temeridad). Siempre le hemos reconocido su loable actitud yéndose a porta gayola tantas veces que el respetable ya no le da importancia, recuerden lo dicho aquí. Ahí lo tienen en la temible puerta de chiqueros de la Maestranza con un miura perdonándole la vida:


FOTO: EFE

Sin embargo, también le hemos criticado su destoreo fuera de cacho aprovechándose de su enorme muleta, una de las más grandes del escalafón junto a la de Manzanares.

A la hora de matar, se alivia de forma patente cuando estira el brazo, clava a capón casi siempre trasero por ir con la mano alta (recuerden aquí) y tapa la cara del toro con alevosía (recuerden aquí).

A Cuesta, que en tauromaquia lo más redondo que ha visto es un edificio, lo engaña porque le dice algo que él luego no hace:

'Al toro hay que matarlo con todo el pecho'

Efectivamente, como decía Ostos, a los toros 'se los mata con el pecho' y no con el brazo (recuerden aquí). Asesinarlos con el brazo es lo que hacen Escribano, Perera, Manzanares, Cayetano, Ureña, El Juli, Castella y tutti quanti.

Aquí tienen a Escribano matando uno de Prieto de la Cal en Zaragoza con el brazo y no con el pecho. Lógicamente, la espada se va a ir trasera porque lleva la mano por encima de la cabeza de manera grotesca (como Ureña o López Simón):



Cuando enseña a Cuesta cómo perfilarse, ni por bien quedar pone la mano encima del pecho, bajo la barbilla, que es donde debería ir:



Lo decía Montes en su 'Tauromaquia':

'con la mano de la espada delante del medio del pecho'

Pero el titular de la entrada hace referencia a que, cuando simula la estocada con el carretón, fíjense en que NO TAPA LA CARA DEL TORO:



Nada que ver con lo que él hace habitualmente, observen cómo deja ciego a este toro de Miura en Sevilla. Y de nuevo con la mano alta para terminar clavando la espada trasera:



En el vídeo de Cuesta, se acerca al carretón y sigue apuntando con el estaquillador al morro del toro, como tiene que ser (y como hacía siempre el llorado Fandiño):



Pero en la plaza, Escribano no hace lo que predica. Vean la posición del estaquillador cuando mata a éste de Valdellán en Vic:



Nosotros criticaremos siempre ese telonazo al toro porque es un alivio tremendo con el que los toreros tramposos se dan una gran ventaja respecto a aquéllos más honrados que hacen bien la suerte concediendo alguna oportunidad a su oponente. Comparen aquí abajo a Escribano con uno de miura y a Fandiño con uno de Hernando. Al de Miura se le ha hecho de noche, el de Hernando ve al diestro:




El malogrado maestro de Orduña entraba con la mano alta y clavaba a capón, como se aprecia en la foto, por eso también se le iban muchas estocadas traseras. Pero nunca tuvo la desvergüenza de tapar la cara del toro.

Lo de Escribano con Cuesta llama la atención porque nos reafirma en nuestra teoría de que los toreros saben perfectamente cómo hacer las cosas bien y, si no las hacen, es porque no quieren. En el vídeo también dice esto sobre los bajonazos:

'Hay que matar los toros por arriba: yo, si quiero, le pego un bajonazo, pero eso es inviable, no pasa por la cabeza nuestra, ni por la del ganadero, ni por la del que paga por ver una corrida'

Manolo, perla, todos los aficionados hemos visto infinidad de toreros que van a buscar los blandos deliberadamente. Vosotros sabéis perfectamente que hoy sólo interesa enterrar la espada en la carne y se cortan orejas con estocadas bajas o con auténticos bajonazos. Pero Cuesta no tiene ni idea de esto que estamos hablando. 

Nazaré es uno de los catedráticos del bajonazo, observen éste a uno de Raso de Portillo:



Cuesta le podría haber preguntado que, si los toreros respetan tanto al toro, por qué les tapan la cara al matarlos o les buscan los blandos o los estrellan contra los burladeros o permiten que en varas los masacren o les dan tres medias verónicas seguidas para destroncarlos o los afeitan... 

Pero el tal Frank Cuesta no tiene la obligación de saber nada de lo que ustedes y nosotros sufrimos en cada corrida con indignación. Y seguramente es mejor así porque los defensores de los toros que aparecen en el reportaje pasarían muchos apuros para explicárselo.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

6 comentarios:

  1. Buenas tardes, Don Rafael:
    Hoy me atrevo a terciar para expresarle una "mijita de disconformidad", más con la forma que con el fondo.. me explico:
    Me chirría esa palabra tan "horroroza" como es estaquillador, de la que mi padre siempre ha despotricado cuando la escucha en labios de comentaristas y taurinos televisivos: "eso ha sido el palo de la muleta toda la vida de Dios, no sé a qué viene la moda de llamarlo así ahora", me dice siempre.
    Vaya por delante que a usted le asiste la razón, pues el vocablo viene recogido en el diccionario de la RAE, lo mismo que "traje de luces", una de las formas menos castizas de denominar un "vestido de torear", que es como, al menos por aquí abajo, siempre se ha denominado al terno en cuestión.
    En todo lo demás, que es el solomillo de la cuestión, siempre de acuerdo con usted y muy agradecido por esta nueva y amena entrada.
    P.S. ¡Qué pena no haber podido ver torear y matar al Maestro Ostos! Sólo verle explicar su técnica en Youtube ya pone los dientes largos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del diccionario tampoco es la palabra de Dios porque ya comentábamos en una entrada anterior que define la revolera como un farol. Pero, efectivamente, buscas 'estaquillador' y dice así:

      2. m. Taurom. Palo que arma la muleta del matador de toros.

      Yo siempre he preferido llamarlo así en lugar de 'palo' pero si es su padre quien me enmienda la plana sólo me queda agachar la cabeza y asumir su pase de castigo. No puede ser de otra manera cuando esa admonición viene de quien toreó con Belmonte.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Recuerdo haber leído una crónica de Vidal en la que le llama "estoquillador" porque viene de estoque y no de estaca. En algunos casos viendo las dimensiones de la muleta se le puede llamar estoquillador. Otra forma de llamarlo es "palillo".

      Vidal tiene algunas crónicas geniales como la del "toca, toca" (por cite). YYalguna más. ¡Qué diría si oyera lo de "acuchillar"! Cuando se ponía faltón con ese humor que tenía, era tronchante.

      Daludos

      Eliminar
    3. Es verdad lo de Vidal. Aquí pongo un escrito suyo de 1985 donde habla del 'estoquillador' e insiste en dos cosas que por aquí decimos habitualmente: que hay que cogerlo por el centro y que no se puede agarrar como si te lo fuesen a robar:

      "Er purpejo le llama Pepe Luis Vázquez al dedo pulgar, cuando explica el veterano maestro cómo hay que coger la muleta para torear al natural: sujeta por ese dedo, como un pulpo, mientras los restantes se extienden por la parte de atrás de la franela y la guían. Pepe Luis dice que se torea con la mano y que capote y muleta son su prolongación.

      "Para el toreo al natural, además, er purpejo ha de coger la muleta por el centro del estoquillador. No es que tenga que ser el centro geométrico, ni siempre, pues en los cánones de la tauromaquia, como en todo, debe haber una flexibilidad interpretativa y técnica, en función de la habilidad del torero y de las condiciones del toro. Así que no es preciso que los toreros lleven una cinta métrica en el bolsillo del chaleco, para determinar el centro exacto del estoquillador.

      "Ese centro es referencial pero necesario, y no por dogmatismo sino para que el diestro pueda instrumentar el natural ofreciendo a la codicia del toro la panza de la muleta. Panza que fisicamente no pueden ofrecer los toreros que torean al natural agarrando el estoquillador por un extremo, e igual que si fuera garrota. A garrotazos no se hace el toreo".

      Saludos.

      Eliminar
  2. "Otro que tal baila", como Manué, en ese reportaje es Félix Majada, mayoral de Victorino, cuando están picando uno de sus toros en las Ventas.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he visto el reportaje entero, sólo algún corte en YouTube como el que comento. Deduzco, por lo que usted dice, que Majada hará lo de 'consejos vendo y para mí no tengo'.

      Saludos.

      Eliminar