Follow by Email

martes, 20 de noviembre de 2018

AL POETA Y AL INGENIERO: ¿DE QUÉ LES SIRVE QUERER TOREAR BIEN?

Ya conocen nuestra teoría: ¿para qué va a esforzarse un torero en hacer las cosas bien si eso entraña más riesgo y sólo se lo reconocerán cuatro aficionados como los lectores de este modesto blog? El público de aluvión, el orejero e indultador, el que va a divertirse, aplaude cualquier cosa. Da igual que te pongas de perfil, que eches la pierna atrás, que masacres el toro en varas o que, al entrar a matar, le tapes la cara y le busques los blandos. 

Actualmente, el torero que opta por hacer las cosas bien es únicamente porque antepone su afición a la comodidad. Pero había una cosa que era un axioma: se suponía que si tú toreabas bien en Madrid o Sevilla recibías tu recompensa. Se decía que el toro ponía a cada uno en su sitio. Pues tampoco eso tiene valor, lo demuestra el caso del ingeniero Ortega:


FOTO: Luis Sánchez-Olmedo

El 15 de agosto cortó una oreja a un toro de Valdefresno tras torear y matar muy bien. Cuidado que no sea la mejor faena que se ha visto este año en Madrid. Que hagan memoria los lectores asiduos a Las Ventas y me rectifican si recuerdan otra que esté a su altura. 

El toro pierde las manos una vez al principio de faena pero luego había que estar allí y dar la cara. Pueden hacerse una idea pulsando aquí a partir del 3'30''.


FOTO: Luis Sánchez-Olmedo

Ortega no sólo dio la cara sino que echó la pierna adelante con verdad, corrió la mano con gusto y mató sin aliviarse. Es de los que no tapa la cara al toro:



No hubo destoreo porque el diestro se colocó en su sitio, ahí se notaron los consejos de Pepe Luis Vargas, su apoderado. Recuérdenlo aquí luchando contra 'Cartujano'

Vargas es uno que no se muerde la lengua cuando, entre poema y poema, le preguntan de toros:

'El toreo de hoy se basa en el compás atrasado, en echárselo afuera y en pasárselo a medio metro del cuerpo; además está eso moderno de 'empujar al toro' y doblan el cuerpo para llevarlo largo'

En tres líneas ha denunciado lo mismo que nosotros: la pierna atrás para aprovechar el viaje del toro, el no rematar el pase en la cadera y el retorcimiento grotesco del torso. Pero no queda ahí la cosa:

'El aficionado actual ha cambiado para mal: aplauden las ventajas de torear sin cruzarse, echando la pierna atrás y escondiéndose del toro, ese toro docilón, que no molesta, con el que todos hacen la misma faena. No hay verdad ni emoción'



Y por último:

'Esos aficionados son más peligrosos que los antitaurinos porque ellos sí pueden acabar con el toreo permitiendo esas desastrosas mutilaciones que están haciendo al arte de torear'

Ahí están el ingeniero con la muleta y el poeta con la barba:


FOTO: Paco Puentes

Ortega en Madrid hizo todo lo contrario de lo que denuncia Vargas. Toreó con verdad, echó la pierna adelante, dio el medio pecho y no se apartó del toro para aprovechar su viaje.

A la semana de ese triunfo, el torero estaba eufórico:

'Mi felicidad no puede ser más grande. Llegué a Madrid y no me conocían ni en el hotel. Tras la corrida, todo el mundo hablaba de mí, eso no tiene precio. Un éxito en calidad de torero es lo más grande del mundo, nada ni nadie lo puede equiparar. Es el triunfo de uno mismo, la confirmación de las condiciones que uno tiene para esta profesión'


FOTO: Luis Sánchez-Olmedo

Pensarán ustedes que ese éxito le proporcionaría una lluvia de contratos para los dos meses siguientes ¿no? Pues sólo toreó una corrida más, en Sacedón, ¿qué les parece? ¿No se decía que el toro ponía a cada uno en su sitio? Es que no entró ni en el bombo de otoño...

Insistimos en que esa faena al de Valdefresno a nosotros nos pareció superior incluso a la fiebre urdialista, dicho sea con permiso de todos los que se volvieron locos con el de Arnedo. Por cierto, en Sacedón Ortega salió a hombros con las dos orejas de uno de Sorando (no de su mentor Román sino de Paco). 


FOTO: www.lascosasdeltoro.com

¿Qué tienen que pensar el poeta y el ingeniero ante tamaña injusticia? ¿De qué sirve el esfuerzo y su afición por hacer las cosas bien? Ambos estaban convencidos de que quien vale, tiene que salir adelante tarde o temprano a pesar del sistema (donde leen 'sistema' pongan 'mafia'). Esto comentaba Vargas meses antes de la faena a 'Lisongero':

'A Juan le digo que tiene que esperar su oportunidad, estar muy preparado y queriendo ser torero de verdad. La oportunidad va a llegar y a eso estamos esperando'

Bien, la oportunidad llegó, el torero la aprovechó y después ¿qué? Una corrida en Sacedón. ¿Seguirá pensando lo mismo el bueno de Pepe Luis? Si se lo dicen a Juanito cuando se hizo esta foto, se dedica de pleno a la ingeniería agrónoma y manda los toros a esparragar:



Algo parecido ocurrió con otro torero pero éste tiene mejores relaciones. Pablo Aguado cortó una oreja en la feria de abril y el premio fue estar parado... ¡hasta mediados de agosto! Toreó sólo cinco corridas más. Como está apoderado por el hermano de Curro Vázquez, lo llamaron para sustituir a Ureña en otoño en Madrid, donde cortó una oreja. De él hemos criticado en nuestro blog que no sabe matar pero hemos alabado su buen gusto con el capote (recuerden aquí).  Fíjense en la foto porque parece Victoriano de la Serna:



¿Cuánto debieron de cobrar Ortega y Aguado por esas dos tardes en Madrid? No llegaría ni a 20.000 euros cada uno. Ambos lo darán por bueno ya que se trata de una inversión aunque de dudosos resultados. Nos dice Molés aquí que los toreros modestos deberían cobrar más pero en ningún momento dice que las figuritas tendrían que dejar de abusar. Que nos explique cómo se puede pagar más a los modestos si los de arriba no se aprietan el cinturón en lugar de seguir ordeñando sin piedad la vaca hasta dejarla moribunda.

El pobre Juan continúa con su idea de debutar en Sevilla pero no tiene nada garantizado. Sigue entrenando en la preciosa finca de su tío abuelo en la que hacíamos este reportaje con los veraguas de los Herederos de don Jacinto Ortega Casado.



Aguado dice que Casas les ha prometido estar en Valencia, Nimes y san Isidro, aunque  si en Madrid va a haber bombo, ¿qué garantías son ésas?

Pepe Luis Vargas decía esto sobre su pupilo:

'Todo el mundo dice que el toreo está muy difícil pero lo está para el que no sirve. Quien está preparado y mentalizado abre las puertas. Un torero que sirva se puede acoplar al sistema'.

No, maestro, se engaña usted, parece mentira. Las cosas no van como a usted y a mí nos gustaría.

La última verdad que quedaba en la tauromaquia ya no es lo que era. Aquello de que 'el toro pone a cada uno en su sitio' da risa y pena. Hay que cambiarla por 'el sistema pondrá a cada uno donde le dé la gana a pesar de lo que diga el toro'. Cuando lean lo de 'el sistema', vuelvan a poner nuevamente 'la mafia'.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

19 comentarios:

  1. Hermosa trincherilla. De torero. Lo dice todo. De quien escribe:
    La trinchera ¿es cante chico?
    -Depende de quien lo cante
    y abra y cierre el abanico.-
    Pásatelo por delante
    cuidado en la tela el pliegue
    y largo, que llegue llegue
    hasta más allá del vuelo.
    Mas con invisible hilo,
    midiendo temple y estilo,
    tráetelo ya al ritornelo.

    ResponderEliminar
  2. 'Pásatelo por delante'...Precisamente eso es lo que se censuraba a principios de siglo. Se decía que el pase de trinchera no era un pase porque el toro simplemente pasaba por delante del torero, no atravesaba la línea. Se decía que era una especie de telonazo y que entraba en el catálogo de pamplinas, como el molinete o los cambios de mano.

    Se lo denomina de tres maneras pero podríamos entretenernos en el divertimento de distinguir entre la trincherilla, como la de Ortega en esta entrada, la trinchera, como la de Antoñete al toro de Garzón, y el trincherazo, como los de Manzanares, auténticos hachazos donde deja para el tinte toretes que no merecen tan duro castigo. A veces se saca el toro a los medios de inicio con tres trincherazos que te duele sólo de verlos, ¡imaginen al pobre toro!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Su nombre lo dice, trinchera, en la trinchera más o menos se está a gusto.
    No obstante analizando el toreo de ponce, juli, Roca rey.. Cualquier trinchera de Rafael el gallo vale más q el éxito completo de la más alabada faena de estos mindundis del toreo con escachifollado borregos. Seguro q este año leen este foro y se anuncian que menos de 5 veces en Madrid con toros de cinco y fama de difíciles (Adolfo morfi no vale)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabe que su amigo Bleu era uno de los que insistía en que el pase de trinchera no era un pase sino una pamplina 'por mucho que se empeñe El Gallo en lo contrario'.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Creo que tanto Ortega como Aguado tendrán oportunidades a principios de temporada y ahí es donde tienen que apretar para aparecer en los carteles hacia el verano. Creo que aunque la cosa cada vez esté peor, una buena actuación en Las Ventas cortando una oreja tiene repercusión, aunque solo sea en los aficionados que los van a querer ver en el próximo San Isidro.

    Y hablando de San Isidro y del bombo me gustaría saber qué opina, si sería un aliciente real para el aficionado, si la taquilla se resentiría mucho, o si el bombo puede ser la medida definitiva para jubilar a las figuras y dar paso a la nueva generación.

    Gracias. Un saludo desde Zaragoza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre las preguntas que plantea acerca del bombo le respondo con claridad: creo que es un aliciente aunque sólo sea por la incertidumbre que puede generar, creo que la taquilla no se resentirá ya que muchos de los que van lo hacen a un acto social y lo de jubilar a las figuras...eso es más complicado. Más bien creo que son las figuras quienes jubilarán el bombo antes de que empiece a trabajar.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Coincido en las alabanzas a Juan Ortega. Que además de "pureza" tiene buen gusto. Y va a tener su oportunidad, no tengo ninguna duda. Que el "sistema" es putrefacto, nepotista, corrupto, chanchullero y cerrado tampoco hay duda. Pero el que vale, con dificultades, obstáculos y mil problemas, tarde o temprano tiene su oportunidad de tirar para adelante.

    Y Juan Ortega tiene gusto y clase para tener esa oportunidad de subirse al tren, no hay ninguna duda. Otra cosa es si una vez aprovechada la oportunidad tiene corazón para aguantar al tirón y la exigencia que conlleva "viajar" en el tren. De eso, ya dudo más.

    Sobre Pablo Aguado, coincido con el buen gusto que tiene con el capote, pero con la muleta... es uno más.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidimos plenamente. Lo que pasa es que, como digo en la entrada, Ortega tuvo la oportunidad y la aprovechó pero ¿de qué sirvió? Si por lo que sea no se le anuncia en Sevilla y desaparece de san Isidro porque al final no hay bombo ¿en qué habrá quedado su buena labor?

      Recordar que ambos tienen 28 años, Ortega los acaba de cumplir y Aguado los hace el 3 de enero.

      Saludos.

      Eliminar
  6. Aquí les dejo precisamente un tentadero con sabor añejo, de Juan Ortega en lo de Jacinto Ortega https://www.youtube.com/watch?v=as6ccXHHcz4

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el enlace, no había visto esas imágenes. Se hace insufrible el presentador con su gesticulación pero es el precio que hay que pagar.

      Obsérvese que coge bien el capote, con la manos cerca de la esclavina, no con los brazos abiertos como la mayoría de los toreros. Debe de ser cosa también de Pepe Luis Vargas.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Don Rafael, créame, el presentador es realmente insufrible cuando hace de locutor en las abominables borregadas que retransmite caná zú, "la nuestra" (la de ellos), bochornosamente arregladas y en las que pretende hacer ver que la terna está "superió"; en Toros para todos es casi soportable.
    Sobre el enlace a la faena de Vargas me ha llamado la atención la, a mi humilde entender, mala lidia que le da Soto Vargas (Q.E.P.D.), lo cual creo que descompone bastante la embestida del bravo animal, terminando de romper a encastado "malo" tras tanto trallazo capotero que le pegan.
    En positivo: ver a Vargas salirse con él hasta los medios y hasta perder el resuello es emocionante, así como ver al animal acudir 3 veces al caballo a recibir cera, algo que va a quedar reducido a las videotecas, por lo menos en la plaza de Sevilla. Ese pavo habría mandado a su casa al 80% del escalafón actual (sí, ya sé que soy muy generoso con el otro 20%).
    Un saludo y a ver si nos equivocamos y Ortega tira palante y limpia una mijita de caspa y alcanfor el correo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mardito corrector del teléfono! donde dice "correo" quise decir Toreo, pero se conoce que el chino que lo parió (al teléfono) no es aficionado, ni el yanqui de Google.

      Eliminar
    2. Sólo he visto ocho minutos de retransmisión taurina por Canal Sur en toda mi vida. Me cogió de viaje por Andalucía en un bar. No conocía al triunfalista y gesticulador comentarista pero sí empecé a oír lo que decía Ruiz Miguel. No daba crédito a lo que escuchaba. Terminé mi consumición a toda prisa y salí huyendo horrorizado a mitad de faena. Nunca más he vuelto a ver ninguna corrida donde saliese 'Cañaílla' comentando. Qué pena tener que verse así...

      Me ha hecho usted volver a ver a 'Cartujano'. Es verdad que Soto Vargas le pega unos recortes secos pero creo que lo hace porque ve que el toro tiene fuelle y se está viniendo arriba. Pienso que intenta hacer un favor al matador. No creo que sea tan determinante en el posterior comportamiento del toro como usted le censura.

      Saludos.

      Eliminar
  8. Cada vez q se habla de cartujano debería ponerse:
    https://www.dailymotion.com/video/xcp02v

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdone pero ya lo enlazo en la entrada cuando pongo:

      "No hubo destoreo porque el diestro se colocó en su sitio, ahí se notaron los consejos de Pepe Luis Vargas, su apoderado. Recuérdenlo aquí luchando contra 'Cartujano'.

      Por eso discutíamos con Curro sobre si Soto Vargas en el segundo tercio trata con demasiada violencia al toro. Pensaba que usted nos enlazaba con más información acerca de aquel toro o de la ganadería.

      Saludos.

      Eliminar
  9. Pido disculpas, leí hace unos días el artículo y al seguir ya solamente el foro y vuestra "discusión" pensé q faltaba el enlace. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se preocupe. Pero nos falta su opinión sobre la lidia que da al toro Soto Vargas en el segundo tercio. Yo creo que no es perniciosa...

      Saludos.

      Eliminar
  10. Primero me gustaría decir que: ole los toreros con dos cojones. Así q mi respeto y admiración a pepe luis y toda su cuadrilla.
    Ahora bien este toro bravo y boyante, es de una bravura antigua. Una bravura cuyas soluciones no creo q estén en la lidia moderna y su lucimiento, el del toro, no se llega con planteamientos llamémoslo Belmontistas o chicuelistas.
    Por tanto, todo lo q se le hizo estuvo MA y confundido porque fue contra estilo de la esencia y clase del toro, mostrada por sus embestidas. salvo un poco la media estocada poco se salva.
    Este tipo de toros bravos q se quedan necesitan de poca capa y mucho moverlos a una mano pero no hacia atrás sino hacia delate. Si me parece muy conveniente el recorte seco para dejarlos desorientado, pero sin la capa a dos manos. Nada de ceñir y quedarse, porque eso quiere el poder del toro, q el torero se quede. O mandas tu o manda el toro y cuando esté puede mucho, hay q mandar pero de otra forma.
    Pepe luis lo saca a los medios de espalda como queriendo enseñarle a embestir a coger los engaños. No se puede enseñar a embestir, error, su casta vieja pide otros manejos. Su subalterno hace lo contrario del maestro hasta terminar en tablas, error e incongruencia con el anterior y lo más grave con la clase del toro. Y así el primer tercio, un no saber como meteré mano. Y las recetas empleadas un fracaso.
    Este toro, desde mi punto de vista requeria de una lidia en el primer tercio basada en la desaparición y eso solo se consigue toreando a una mano, con los recortes y entre dos o más, o sea toreando en cuadrilla, trabajando en equipo. El problema del toro, si se puede llamar problema a esa virtud, no era sus muchos pies, sino q una vez q entra en el terreno del torero se queda y se lo gana. Por eso el primer tercio debió haber sido sin querer verónica sino mover al toro a una mano con largas y constantes cites de largo de una cuadrilla q torea en equipo.
    Un primer tercio largo. En banderillas se merecía buenos quiebros y recortes y mucho moverlo llamandole. Y entonces a la muleta quizás hubiera tenido 20 pases q quizás jugandose la vida cargando la suerte y con metros lo hubiera dominado.
    Pero señores, lo q yo opino, son suposiciones, barruntos q ni yo mismo lo se.
    Por tanto, prefiero terminar como empeze:ole los toreros valientes. Y gracias a ellos algunos amamos esta fiesta y no la del borrego escachifollado y bobo.

    ResponderEliminar

LOS USUARIOS DE IPHONE, APPLE O SAFARI DEBEN ENVIAR SUS COMENTARIOS AL CORREO ADJUNTO YA QUE LA ENTRADA SÓLO PERMITE ANDROID: clea89@outlook.es DISCULPEN LAS MOLESTIAS.