Follow by Email

lunes, 14 de junio de 2021

LOS TOROS PARA LA BENEFICENCIA DE 2021

Primero habría que ver si Madrid tiene aún intención de celebrar esta corrida benéfica aunque sea en fecha diferente de la habitual. Si así fuese, vamos a presentarles los toros que se podrían lidiar ese día. Aquí tienen uno:



La novedad que les ofrecemos en nuestro modesto blog es que los toros serán regalados expresamente para esa corrida. Sí, han leído bien: seis toros gratis. Como éste:



¿Qué les parece la idea? El generosísimo ganadero que se ofrece para protagonizar este acto de altruismo no es otro que don Tomás Prieto de la Cal. Ya lo habrán adivinado al ver la foto anterior. Lo pueden confirmar con la siguiente:



Los toros que iremos viendo son los que se apartarían para ese evento en caso de que realmente se trate de una corrida benéfica. De trapío van sobrados, como se aprecia claramente:



Por supuesto que les falta el remate que adquirirían en caso de tener que embarcar finalmente la corrida. Son toros cuatreños que han estado hasta el momento a heno, paja, tacos y campo. Faltaría el pienso que se administraría en el momento de apalabrar la donación. Observen lo que les decimos:




El origen de la dádiva viene del año pasado en plena epidemia. Prieto de la Cal entregó una carta personal dirigida a la presidenta de la Comunidad de Madrid. Enrique Alcorta fue el mediador para que la misiva pasase a manos de Álvaro Sanz, secretario personal de Ayuso. La idea era poner un grano de arena para ayudar a que llegasen más medios a médicos y enfermeras en aquellos dias en que faltaba lo básico, ¿recuerdan?

Éste parece un toro de la época del papa Bombita:



En aquella carta el ganadero explicaba cómo su abuelo materno, don Fernando, fue director del Hospital Provincial de Madrid en los años cuarenta. Los medios de que disponían en el centro eran tan escasos que tuvo la idea de que el Estado, propietario de la plaza de Las Ventas en aquella sazón, le cediera las instalaciones un día al año.



Ahora seguimos con la historia pero pueden continuar recreándose con algunos de los ejemplares que se lidiarían:




Como el director del Hospital era amigo de Manolete, el monstruo se encargaba de buscar los compañeros, las cuadrillas y una ganadería. Todo debía ser gratis y la corrida era genuinamente benéfica. Además, don Fernando hacía una fila cero subastando entradas en Madrid. Los acomodadores eran bedeles del Hospital.



Aquí va otro de los destinados a la benemérita iniciativa del ganadero onubense. Es carifosco y ligeramente acarnerado:



El caso es que de ese modo llegaron a organizarse varios festejos en aquellos años cuarenta tan precarios. El Hospital pudo disponer de los pingües beneficios para comprar aparatos de rayos X, anestesias, medicamentos y material médico de toda clase para completar las famélicas instalaciones hospitalarias en medio de aquella época de penuria.




Se comprueba por las fotos que en esta ganadería no funciona la fotocopiadora de caras. En el san Isidro último, se vieron corridas con los seis toros calcados en su conformación de pitones. Comparen el anterior con éste:



O con éste:



Ya saben que la corrida de Beneficencia actualmente no tiene de benéfica más que el nombre. Por ese motivo, Prieto de la Cal desearía devolverle el sentido inicial de esta loable empresa y regalaría sus toros como primera piedra del edificio. Para consumar la generosa iniciativa pone unas condiciones que se nos antojan de fácil cumplimiento.

Antes de enumerarlas, aquí tienen otro de los animales que saltarían al ruedo:



Las cuatro condiciones serían las siguientes:

1. Los toros son regalados a la Comunidad de Madrid, sin empresarios privados de por medio. El ofrecimiento caduca en cuanto la plaza de Las Ventas vuelva a ser de temporada.

2. Los toreros deberían donar también sus honorarios, o por lo menos buena parte de ellos, a la causa.

3. El dinero recaudado se destinaría a I+D para la lucha contra la epidemia o a gastos sociales relacionados con ella, incluidos también los de promoción de los toros entre los más jóvenes (abstenerse aquí los chiringuitos que están en la mente de todos y a los que les suele caer el maná que discrecionalmente les otorgan los políticastros afines).

4. La corrida se podría retransmitir por televisión pero con sonido ambiente, sin comentaristas. A posteriori, no habría inconveniente en que un narrador comentase lo acontecido pero nunca en directo.



¿Qué les parece la idea? Las condiciones no son draconianas sino bien fáciles de llevar a buen puerto, ¿o no?



Este anterior, a lo largo:



Ya han ido viendo los ejemplares de los que estamos hablando, ¿les gustan?



Ojo porque esta corrida, puesta a punto para embarcarse, sería en conjunto la de más trapío que haya lidiado Prieto de la Cal desde que se hizo cargo de la ganadería a mediados de los años ochenta. Así nos lo confirmaba mientras pasábamos revista a las reses.



¿Se romperá el cántaro de la lechera? ¿Tendremos que volver a leer a Calderón con lo de que 'los sueños, sueños son'? Hombre, ya que sale Calderón, recordemos también al Fénix de los Ingenios con aquel soneto precioso hablando de un buey que

'tiene el vellocino pardo, encrespado, y los ojuelos 

tiene como durmiendo en regalado sueño'



¿Habrá alguien en la Comunidad de Madrid que tire para adelante esta iniciativa sabiendo que no hay que contar con la empresa? ¿Y si se apuntase Morante? Ha ido varias veces a tentar a la finca y tiene muy buena relación con la familia. Oficio, técnica y afición, le sobran. Quizás lo único que le falta es lo fundamental, las ganas. Pero la condición de que se retransmita por televisión sólo con sonido ambiente seguro que es de su agrado.



Esperaremos acontecimientos. Ojalá haya una sorpresa agradable en este monótono y previsible mundo de los taurinos en el que quien se mueve no sale en la foto. Para organizar esta corrida de Beneficencia se moverían varios y la foto podría quedar tan bonita como histórica.



En el cielo, Manolete se quitará la montera como homenaje a los responsables. Y le dirá a Dios: 'ésta sí que es mi Beneficencia'.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.





lunes, 7 de junio de 2021

MANUEL PERERA PAGÓ CON SANGRE EL NO HACER TRAMPAS

La formidable cornada que se llevó Manuel Perera en Vistalegre fue el precio carísimo que pagó por no hacer trampas a la hora de entrar a matar.

En nuestro modesto blog estamos cansados de denunciar las candongas y ratimagos de los toreros en el instante supremo de la estocada. Insistimos no por una especial inquina contra los tramposos, que también, sino por hacer un poco de justicia respecto a los que se juegan la vida haciendo la suerte como los matadores de verdad. Y hacerla bien supone arriesgar esa vida que, en el caso de los diecinueve años de Perera,  pudo acabarse abruptamente hace unos días en Madrid.


FOTO: Guillermo Navarro

La cornada que le pegó el tal Rebujino nos recordó a la de Gallito en Talavera o a la de El Espartero. Del primero tenemos el parte médico que comentábamos en esta entrada, lean:



Si miramos el parte de Perera, se repiten las palabras intestinos, peritoneo, epiplón y shock traumático:

'Herida por cuerno de toro en fosa ilíaca izquierda con un trayecto ascendente de 30 cms. que desgarra musculatura de pared abdominal; otro trayecto hacia arriba y adentro que penetra en cavidad peritoneal con evisceración de asas intestinales y arrancamiento de epiplón, alcanzando una extensión de 40 cms. Pronóstico, muy grave'

El médico añadió después que:

'sufrió un shock traumático al verse las tripas fuera'

Recuerden pulsando aquí cuando contábamos que Gallito en el suelo grita a Blanquet, que fue el primero en llegar:

'¡Me ha sacado las tripas!'

Perera decía en Vistalegre a Padilla: '¡me muero!'


El parte de El Espartero habla también de:

'Colapso tras herida penetrante en región hipogástrica con hernia visceral'

¿Por qué decimos que Perera pagó muy caro el no hacer trampas? Pues porque no perpetró el telonazo vergonzoso al toro sino que apuntó con el estaquillador al morro, como hacen los toreros valientes y no los mindundis. Observen la secuencia de imágenes que hemos captado de este vídeo:





Como no ha dejado ciego al toro con el infame telonazo, éste lo ve y lo empitona:



Para que luego no se valore al maestro que se arriesga y a los que nos engañan cada tarde por muy figuritas que digan ser. Además, no se escupe y por eso el toro hace carne con su pitón como si un cuchillo entrase en mantequilla:

FOTO: Aplausos

FOTO: Julián López

Y, por si todo esto fuera poco, la estocada queda contraria, vuelvan a ver la foto anterior. Eso es señal de que no hubo ni el más mínimo alivio buscando lo blando para dejar esas estocadas bajas que en televisión califican siempre como 'ligeramente desprendida'. Fíjense en el estoque:

FOTO: Julián López

Mientras tanto, Rufo se aliviaba escandalosamente y ello le servía para ser loado y premiado con dos orejas. Ahí tienen cómo tapa la cara del toro, alarga el brazo para clavar antes de llegar a jurisdicción y la flecha del suelo indica que se saldrá de la suerte:


Todo esto que decimos da igual. El público orejil no sabe de qué estamos hablando. Los críticos paniaguados sí pero callan con su desfachatez habitual para asegurarse sus lentejas y no dar la nota. Los novilleros y toreros que intentan hacer las cosas bien se dan cuenta de que no vale la pena arriesgar, total, ¿para qué?

Pues nosotros desde aquí sí nos damos cuenta de quiénes le echan verdad y quiénes son unos trileros que nos dan gato por liebre cada tarde con la connivencia del taurineo oficial en el que situamos en vanguardia a los tiralevitas de la crítica.

Señores, no puede ser que en la enfermería un chaval tuviese su vida pendiendo de un hilo por jugársela haciendo las cosas bien y otros corten orejas trampeando con el beneplácito de los indocumentados en el tendido y los caraduras en los medios de comunicación taurina.

Vaya desde aquí nuestro homenaje y nuestro agradecimiento a Manuel Perera por su honradez en el instante supremo. Esperemos que se recupere pronto y que, si por una casualidad remotísima lee estas líneas, se dé cuenta de que no cayó en saco roto su esfuerzo por matar a ley. Aunque el precio que ha pagado haya sido altísimo. 

Por cierto, si un toro de una ganadería de encaste minoritario pega este cornalón a cualquier diestro, la condenarían al ostracismo durante lustros. ¿Pondrán los taurinos a El Juli en la lista negra? 

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

martes, 1 de junio de 2021

CÉRET DE TOROS, 2021 (2): LOS TOROS DE RETA DE CASTA NAVARRA

Antes que nada, vamos a justificar lo injustificable. Estamos ante una corrida excepcional. Lo es porque se lidiarán seis toros de casta navarra, cosa que no sucedía en España desde la Restauración. Además es excepcional la ilusión que tenía la ADAC desde hace mucho tiempo en poder ofrecer este festejo. Son excepcionales tanto la dedicación como los quebraderos de cabeza que ha tenido el ganadero al bregar durante seis años con estos toros y esperar durante veinticuatro para lidiar a pie. Es excepcional que se lidien seiseños, vocablo que acabamos de acuñar y que debería provocar una excepcional reunión de académicos de la lengua para incorporarlo al diccionario. También nos parece excepcional el interés que han mostrado ganaderos de renombre por ver cómo sale esto de Reta.



Y, para no ser menos, es excepcional que en nuestro blog se vean fotos de toros con fundas. Aquí queríamos llegar. Excepcionalmente van a ver ustedes fotos de toros enfundados, cosa que va contra nuestros principios. Les sorprenderá que las dos personas más antifundas que nos hemos encontrado en el mundo son Tomás Prieto de la Cal... ¡y Miguel Reta Azcona!

Hemos hablado con él dos veces en nuestra vida y han sido suficientes para constatar que es uno de los nuestros. Incluso se muestra a veces más radical en sus planteamientos toristas que los más radicales lectores de nuestro modesto blog.

Pero en La Tejería no hay más remedio que enfundar porque, de no haberlo hecho, a estas horas estarían todos sus toros muertos sin excepción. A Reta le pesa mil veces tener que humillar al toro con estos tristes apósitos pero las reducidas dimensiones de sus cercados, aun aislando los toros de dos en dos, hacen inevitable ese manoseo. Nos daba la razón cuando le comentábamos el maltrato mental que sufre el toro al manipularlo con las fundas. Se siente vencido, dominado, y eso, para un animal de sangre brava, es nefasto. Él está totalmente de acuerdo con los argumentos antifundas.

Y que nadie busque cuestiones económicas o imposiciones de los toreros o de la empresa para haber enfundado. Les ahorraremos las penurias económicas de la familia, sin ingresos por el ganado desde 2019 exceptuando los 82 euros por vaca que da la Comunidad Foral, cantidad que no pasa de ser una limosna.

Reta ha matado 120 animales desde el inicio de la epidemia y hay setenta y cuatro machos esperando el resultado de la corrida de Céret. No entraremos en más detalles pero se hacen cargo de que a la familia Reta Zapiráin su sueño les está saliendo carísimo.

En esta entrada les presentaremos los diez toros apartados de los cuales viajarán ocho. Tienen 650 kms. hasta Céret, esto es, siete horas y pico de trayecto. Irán dos chóferes para evitar parar y uno de ellos será el propio ganadero.

¿Ven este 11? 



Se escapó del cercado y apareció en la entrada de la finca junto a los coches, ¿qué me dicen? Y no ha sido el único como comprobarán si siguen leyendo. ¿Se han fijado en el pecho? Miren aquí: 



Viene de lo de Adolfo Lahuerta y se llama Rabioso



Estamos cerca, ¿eh? Miguel nos invitó a entrar con él en el cercado de los toros pensando que nos íbamos a repuchar. En ese momento no cayó en que llevamos el mismo nombre de pila que Lagartijo y allí que nos metimos mientras él se iba con los perros a la otra punta para mover los toros y traerlos ante nuestra presencia. Aquí ven cómo bajaban hasta la posición que ocupábamos dentro de su territorio: 




Estábamos bastante alejados de cualquier olivo pero aguantamos a pie firme la presencia de estos toros a unos quince metros de nosotros sin nada de por medio. Lástima que sólo tengan nuestro testimonio. Ya se han parado: 



Se notaba que tenían cierto nerviosismo ante la presencia de un extraño. Ése que han visto antes es éste que ahora huye, el 59. Es colorado ojo de perdiz, listón, calcetero de atrás y chorreado en verdugo: 



Se llama Tendero. Lo de calcetero lo confirman en esta imagen: 



Ambos son seiseños



Miren esta parte del cercado. Estos dos toros se encontraban en el de la izquierda, donde estamos haciendo la foto. La flecha roja que hemos puesto indica la amplitud de la separación que hay entre el de arriba y el de abajo. Pues Rabioso se peleó con Tendero, lo levantó por los aires y lo mandó volando al cercado de abajo. 



Éste fue el responsable: 



Y éste, el toro volador: 



El agresor a lo largo: 




De cara, salió a su madre, Rabiosa:



Y el agredido por el otro lado: 



Los toros están separados por parejas. Entramos en otro cercado. 



Se rasca y no está pendiente de ustedes. Ahora: 



Ojo que parece que le incomoda nuestra presencia: 



Pero le aguantamos la mirada: 



Se llama Contento, número 12. Al final se harta de nosotros y se va. Nos da tiempo a comprobar el guarismo de los seis años: 



Aquí tienen a su compañero de habitación, con esos ojos especialmente saltones, cosa que siempre incomoda a los toreros: 



Se llama Catalino, seiseño también: 



Es colorado, chorreado en verdugo: 



Nos despedimos de Contento y de Catalino. Fíjense en los pitones y así aprovecharemos para enseñarles las fundas que pone Reta: 




Tras una especie de esparadrapo, se pone esa pieza de hierro de abajo a la derecha. Después se venda y queda como la que se ve en segundo lugar. La que tienen a la izquierda del todo es la que enganchó en la bionda de un cercado el número 18 y la hizo saltar:



Con ese pitón izquierdo ya desnudo despanzurró a un hermano suyo que también estaba apartado para Céret. Sucedió hace quince días y al malogrado Tonelero se lo encontrarón con las tripas fuera. Éste es el toro que lo mató. Esa funda de la derecha de la foto, la del toro que escarba, está puesta de hace dos semanas:



Aquí la ven mejor: 



El toro asesino se llama Embaucador



Es cuatreño, el más joven de todos los apartados para Céret, pero ya cuenta con una víctima en sus astas: 



Se habrán fijado en que es rabicano. Es el que preferiríamos en el sorteo, por las hechuras, sin pensar en la edad: 



Detrás de él veían a su compañero de cercado, el 15. Para el ganadero es el que tiene un trapío más armónico: 



Respecto a los pitones, quiten un dedo de funda para hacerse a la idea de la longitud. Pero pongan el dedo horizontal: 



A título orientativo, observen este utrero sin fundas: 


 

Es hermano del fallecido en la pelea y en agosto cumplirá cuatro años: 



Dependiendo del ángulo, el 15 tiene un aspecto diferente. Se llama Marqués y es cinqueño y meleno: 



Los dejamos aparentemente hermanados. Al fondo se ve la bionda donde se arrancó la funda: 



El que abría la entrada es El Rubio, número 13: 



Cumplió los seis años en diciembre de 2020: 



El padre de Miguel se lo encontró de cara en la entrada de la finca un día que se había escapado: 



Se dio de bruces viéndolo tal que así (observen cómo asoma la punta del pitón por la funda): 



Se quedó quieto, sacó el móvil con cuidado, llamó a su hijo y éste le indicó que fuese retrocediendo de manera imperceptible hasta poder refugiarse en la casa situada diez metros atrás. Fueron los diez metros que tardó más tiempo en recorrer de toda su larga vida:



Este es Avinagrado, otro seiseño. La expresión de su cara es de máxima seriedad:



Esa cabeza luciría magnífica en el salón de su casa, ¿no les parece? Luego diremos algo al respecto. Lleva el número 56:



En La Tejería han ido moviendo los toros para que hicieran ejercicio. Montaron un pequeño corredero poniendo ruedas de tractor como la que ven en la imagen:



Esto nos cuenta el ganadero:

'El primer día cornearon una de las ruedas de tractor, la levantaron del suelo como una pluma y la mandaron a tomar por el c... Estos toros puedes ponerte a correrlos diez veces y a la sexta se paran en seco y dicen que se acabó' 

Ni con pólvora se conseguiría que dieran un paso más. Nos contaba Reta que a veces los ha movido utilizando vacas viejas a las que siguen sin dar problemas, vacas como éstas: 




Pero es un riesgo porque están preñadas, ya tienen una edad y no está la cosa como para arriesgarse a que alguna se desgracie. La alternativa es usar novillas preferentemente con alguna en celo. En ese caso los toros van detrás sin levantar la voz:



Hablando de vacas, ésta es la favorita de Victorino, la número 132. Dice que tiene el golpe de hacha, una marca al inicio del morrillo que también tienen las suyas de Albaserrada. Recuerden en esta entrada que hicimos como presentación de la ganadería de Reta que hay huellas de casta navarra en Saltillo (vayan a los interesantes comentarios):



Victorino asistirá al festejo seguro y otro amigo de la casa, Antonio Miura, también tiene mucho interés. Quizás sea su homenaje a aquel Murciélago que padreó en su vacada a finales del XIX. De las cuatro ramas básicas de la casta navarra, Lizaso, Guenduláin, Zalduendo y Laborda, Murciélago pertenecía a esta última, era colorado y dicen que tomó 24 varas. Fernández Salcedo le dedicó uno de los 'Cuentos del viejo mayoral' titulado 'El padre de los toros sabihondos' que pueden leer en el número 892 de El Ruedo. Pero hemos tenido la curiosidad de ir a la hemeroteca a ver qué pasó aquel 5 de octubre de 1879 en Córdoba y hemos encontrado este telegrama del corresponsal del Boletín:



¿En una corrida así fue indultado ese Murciélago?  ¿Cómo fueron esas 24 varas que el telegrama ni menciona? ¿Cuántas copas de Soberano llevaba el que las contó? Es que resulta que el indulto se produjo en medio de un escándalo monumental, con lanzamiento de objetos y espectadores que abandonaban indignados el coso. Lo hemos confirmado en esta nota del diario La Discusión de Madrid (y Salcedo no oculta el altercado en su relato):



Así se escribe la historia. Lo único que sabe el aficionado son las cuatro líneas que dedica el Cossío a este animal en la lista de toros célebres. ¿Qué vería Antonio, el hijo de Juan Miura, en ese Murciélago para abstraerse del escándalo e incorporarlo a su vacada?

Disculpen porque nos vamos de unas a otras y les estamos mareando demasiado. Nos quedan estos dos últimos. Ambos son cinqueños. El 67 se llama Grandioso. Se parece mucho a la pinta que según las crónicas tenía el Murciélago de Miura: 



Y el 16, Conde, que es castaño ojinegro y bocidorado:



Lo de lidiar con seis años es algo excepcional y se ha conseguido tras siete meses de conversaciones con la Unión de Ciudades Taurinas de Francia. Lo explica la ADAC aquí. Hablan de la pérdida genética y económica que hubiera supuesto enviar estas reses al matadero, del reducido número de toros que tiene Reta así como de la posibilidad de valorar el comportamiento de estos animales con su lidia, ya que vienen de cuatro líneas diferentes. En esta labor de convencimiento ha ejercido de intermediario entre la ADAC y las ciudades André Viard, como representante de las del Observatorio.

Además, la casta navarra adquiere la plenitud de su trapío con cinco años y seis no supone tanta diferencia de presencia (de comportamiento, ya se verá). Reta nos decía que 

'estos toros se hacen de viejos, entonces sacan el cuajo y la presencia; nosotros lo tenemos difícil para lidiar novilladas en muchas plazas porque los nuestros con tres años parecen conejos'

Por supuesto que todo esto se consultó con las cuadrillas y dieron el placet. Sánchez-Vara afirmaba:

'Vamos a torear lo antiguo a la antigua, con seis hierbas...no pasa nada'

'¡Qué mérito tiene criar estos toros aquí!' decía Juan Carlos Carreño a Miguel Reta en su última visita. Aquel día había medio metro de barro.



En uno de los chiqueros estaba echado un buey que había sido corneado por los toros de Céret el día anterior. Era mejor no moverlo porque se dolía de la articulación de ese pie derecho y habrá que ver cómo evoluciona:



Precisamente la idea inicial de llevar un buey para el desembarque se ha desechado. Era probable que los toros lo matasen tras bajar del camión porque después del viaje no conocerán ni a su padre.

A ver cómo solucionan lo del desembarque porque nosotros no lo vemos nada claro conociendo las instalaciones de la plaza. Y haberse esmerado en conservar estos toros durante tanto tiempo para que un día antes del festejo se desgracien será una pena.

Con un buen amigo del blog hablábamos de la posibilidad de que la ADAC montase una retransmisión de ésta o de las tres corridas. Consistiría en crear una página privada de Facebook que daría una contraseña personal y de un solo uso a cambio de un módico ingreso bancario. La corrida se filmaría con una sola cámara fija, sin comentarios y con plano general, como se filma un tentadero. La contraseña valdría para entrar desde cinco minutos antes del festejo hasta la entrega del premio al picador. Luego se eliminaría la página y habría dos más creadas para el día siguiente con la novillada y la de Raso de Portillo. Si alguien la graba y la cuelga posteriormente, se le denuncia y le obligarían a quitarla.



¿Qué les parece? Por pocos aficionados que se apuntasen, los ingresos podrían ser pingües y las cuadrillas saldrían beneficiadas. ¿No encontraríamos cinco mil navarros interesados en ver el debut de Reta? ¿Y no habría otros tantos en toda España con ganas de ver como mínimo dieciocho entradas al caballo en la corrida de Raso? Se lo hemos transmitido a la ADAC y nos han dicho que lo estudiarán.

¿Qué pasará en esta corrida de los últimos mohicanos? Recuerden pulsando aquí por qué la denominamos así. ¿Cómo se comportarán en la arena estos toros que son tan díscolos e indómitos en el campo? Ellos no sueltan prenda como no sea a través de sus incomprensibles reacciones en la finca durante estos dos últimos años. Mucho tiempo llevan pensando bajo las encinas y los robles...



¿Cómo habrá que torearlos? Eso lo dejamos para una próxima entrada. 

Nadie sabe qué les ronda por la cabeza. Nos contaba el ganadero que una vez estuvo más de cuatro horas para embarcar un toro. No le daba la gana y de ahí no lo sacaban hasta que se les ocurrió traer a un semental que le podía. Se corría el riesgo de liar una pelea y que el toro embarcase pero para el otro mundo. Sin embargo, al verlo subió al camión como una flecha.



Esta corrida es una incógnita, cada uno tiene su deseo o su intuición pero nadie está seguro de acertar. Para intentar salir de dudas, preguntábamos a Miguel Reta padre, a ver si gracias a su socarrona sapiencia nos daba la clave:

'De mis viñas vengo, no sé nada, a la hora de exprimir, se verá el mosto'

Pues no aclaramos nada, ya lo ven. Paciencia y barajar y con estos animales que han visto habrá que arar. Hablen cartas y callen barbas. Si el próximo 18 de julio Miguel chifla, capador. Hombre, esos diez toros que han visto vienen de cuatro sementales diferentes. Malo será que no chifle alguno, ¿no les parece? Y con lo de chiflar no nos referimos a que salga una ternera desorejable sino a que haya emoción en el tendido. Emoción, bien entendida.

Antes de despedirnos, ¿les han gustado las cabezas? Son bonitas,  ¿eh?






Pues ya hay demanda para quedarse tanto con ellas como con el trozo de piel con el hierro. Quedará así:



Si alguno de ustedes está interesado, ya hablaremos.

Reta ha dejado de fumar hace cuatro meses. Igual resulta que es una promesa que ha hecho a la Virgen de Ujué para que la corrida salga buena. Si al final todo va bien, el mérito no será de la Virgen sino del bueno de Miguel, eso ténganlo por seguro.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.