Follow by Email

jueves, 13 de mayo de 2021

ADIÓS A UN BUEN PICADOR, DE LOS POCOS...

De los pocos que hemos visto llevar con honor la chaquetilla de oro. Tenía menos fama que otros pero era uno que no hacía derivar el nombre de su oficio de la palabra picadillo. Era David Mejía, El Marqués:



No se asusten porque no ha sucedido una desgracia irreparable sino un lamentable accidente que le va a impedir seguir ejerciendo su profesión con la brillantez acostumbrada. Miren que es raro hablar de un picador brillante en la tauromaquia no sólo actual sino de todos los tiempos.

Natural de Guadalajara, llevaba 14 años picando. Anduvo con Sánchez-Vara, Esaú, Serafín Marín, Casquinha... Pueden suponer que no solía picar peritas en dulce. Para este año tenía apalabradas doce corridas que ya no podrán ser.



Lo descubrimos en Tafalla hace tres años. Parecía un milagro: un picador que clavaba en el sitio y no barrenaba. Estábamos soñando despiertos:


FOTO: Alberto Gandela

Observen dónde tenía la sangre este Hocicón de Prieto de la Cal después de pasar por sus manos. Donde tiene que ser, ¡en el morrillo!



Como no lo conocíamos y estábamos en barrera, lo llamamos para mantener con él este diálogo:

- Le felicito porque ha picado muy bien, seguramente usted es el único picador de España que no pica trasero.
- Muchas gracias pero es que también influye la suerte
- ¿Suerte? Oiga, en confianza, a ustedes son los toreros quienes les ordenan picar trasero para hacer más daño al toro, ¿no?
- No, no, lo que pasa es que a veces no picas donde quieres. Pero ya te digo que no nos ordenan eso. Si picamos trasero ¡es porque somos así de malos!

Su actuación no pasó desapercibida para los buenos aficionados del Club Taurino Tafallés. Gracias a la información que leyeron en nuestro modesto blog tuvieron a bien concederle un premio extraordinario:



Repitió al año siguiente en las corridas de Prieto de la Cal y Saltillo. El propio ganadero de los veraguas quedó encantado con su actuación y  ya saben que es un hombre que no regala los elogios.

En aquella segunda ocasión sostuvimos con él este simpático diálogo. Empezábamos nosotros intentando resultar graciosos:

- Oiga, al final el año pasado le dieron un premio gracias a que en el blog anoté su nombre y destaqué su actuación. Si no, se va de vacío...

- Hombre, también puse yo de mi parte picando bien, ¿eh? Digamos que el premio fue al cincuenta por ciento...


En el tendido, a la derecha subiéndose las gafas, el socio del Club Taurino que le dio el premio

Lo volvimos a ver en Arnedo con la novillada de los resinas. Equivocaron su nombre en el programa de mano poniendo David Marqués. Ahí lo tienen dando el pecho del caballo:



El accidente que sufrió fue en una corrida que ustedes recordarán, la primera después del confinamiento de 2020. Era durante aquella cursilada que el Gobierno denominó 'nueva normalidad':



El culpable fue este castaño de 526 kilos, cinqueño, segundo de la tarde, de nombre Paticorto III:



Veamos la secuencia de imágenes cuyo autor lamentamos desconocer. Mejía se agarra bien:



'El matador me dijo que nada más llegar le levantara el palo. Le metí las cuerdas y cuando le levanté...'

Pues justo en ese instante el toro metió los riñones con fe:



Paticorto III romanea a placer:



Gira el caballo y lo derriba:



'Me enterró... pero si no le levanto el palo seguro que no me tira... y encima caí desde la altura que cogí cuando romaneó'

Nuestro protagonista se retirará con un fuerte dolor en la cadera:



El batacazo lo dejó tocado en el costado derecho. En lugar de guardar reposo fue a picar a puerta cerrada en la finca El Patriarca, cerca de Estremera. Allí, nada más chocar con uno de los toros notó que algo se terminaba de romper. La historia se zanjó con tres fracturas en la pelvis y el cocsis. Durante la operación le tocaron un nervio y ha perdido la sensibilidad en la pierna derecha:

'Me han prohibido rotundamente no sólo picar sino volver a subirme a un caballo. Me han j... porque si al menos pudiera mantener el gusanillo de montar... pero ni eso...'

Tiene a la venta todo el material propio de su oficio que desafortunadamente no podrá volver a utilizar. Hablamos de las patas, las puyas, el castoreño, las chaquetillas... Una es tan bonita como ésta:



Si algún lector tiene interés, nos escribe al correo que figura debajo de estas líneas y lo pondremos en contacto con él.

Recuerden pulsando aquí que cuando queríamos organizar nuestra corrida clandestina, en el cartel anunciábamos en lugar preferente a los picadores. Estaba claro que contábamos con él, vean:



No lo volveremos a ver vestido de oro. Nunca más repetirá este gesto:



Pero esperamos que se deje caer por Tafalla cualquier día de corrida. Por supuesto que antes del festejo estará invitado a comer. Le garantizamos que haremos las gestiones pertinentes para que tenga un lugar de privilegio a la hora de compartir vajilla y mantel con algunos de los aficionados más cabales del hemisferio norte.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.




9 comentarios:

  1. Vaya, q pena. Abrazo ambos.

    ResponderEliminar
  2. Yo le pondría un subtítulo a esta entrada. "El peligro de torear con figuras"

    ResponderEliminar
  3. No entiendo el subtítulo anterior, aunque puedo me puedo imaginar. Resulta que cuando te sales de tu "guión", y te toca la " Mona de seda ", va y encima te deja cojo el de seda... Hablando claro, lo que no te pasa con uno de Saltillo o Dolores Aguirre, resulta que te caza uno del Vellosino por levantar el palo(cumpliendo la orden del torero). En resumidas cuentas, un tío de bandera, y que a partir de ahora verá los toros como nosotros y con más de uno de este blog. Un saludo cuadrilla!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si no lo entendía usted mismo se aclarado. Un saludo

      Eliminar
  4. Pues vaya mérito que ha brindado Vd. a un auténtico picador, El Marqués, el Sr. Mejía. Y es justo aclarar, menester apuntar... para que un picador de la actualidad sea reconocido por arte y habilidad, ¡cabe destacar! Como ha dicho Vd., son pocos los que llevan el castoreño BIEN puesto. Además, Dn. Rafa, Vd. es duro juez, muy exigente, muy conocedor del oficio en decadencia del varilarguero. De ahí que subrayo el elogio que menciona aquí a El Marqués por lo certero y por lo responsable al momento de picar; se nota perfectamente en una o dos imágenes que comparte arriba para recordar. // Atte., Torotino
    [PD: perdón, no vi la dirección-e para enviar un saludo y enhorabuena al Sr. DM (¿lo hará Vd. por mí?). Lamento el resultado del percance. GRCS]

    ResponderEliminar
  5. Buenas Rafa , no termino de entender lo de quitar el palo , simplemente no apretar ya es suficiente y te evitas cosas como esta . Esperemos que el bueno de David Mejía gracias a los grandes adelantos en medicina pueda volver a disfrutar de un tranquilo paseo a caballo de esos que tanto te gustan a ti y si no puede ser posible por lo menos hacer una vida lo más normal posible . Saludos

    ResponderEliminar
  6. Lo lamentamos mucho.
    Echaremos de menos sus varas en Tafalla y ya no será posible verlo en San Fermín.
    Reciba el sr. Mejía el reconocimiento del Club Taurino de Pamplona.

    ResponderEliminar

LOS USUARIOS DE IPHONE, APPLE O SAFARI DEBEN ENVIAR SUS COMENTARIOS AL CORREO ADJUNTO YA QUE LA ENTRADA SÓLO PERMITE ANDROID: clea89@outlook.es DISCULPEN LAS MOLESTIAS.