Follow by Email

martes, 19 de febrero de 2019

"DECIR QUE HOY SE TOREA MEJOR QUE NUNCA ME PARECE UNA FALTA DE RESPETO"

¿Hoy se juega a fútbol mejor que nunca? La respuesta debería tener en cuenta variables como que la pelota es diferente, el césped siempre se encuentra en buenas condiciones, las entradas violentas se castigan duramente, los marcajes son en zona y los delanteros están muy protegidos por los árbitros. En los toros podría pasar algo parecido.

La entrada viene porque Emilio Muñoz decía hace poco lo que ponemos en el título. Seguro que ha recordado a muchos aficionados el de la conferencia que seis meses antes de la muerte de Manolete dio Adolfo Bollaín en el Club Taurino Madrileño. 



Bollaín, que había visto torear a Joselito y que había alternado en un festival con Domingo Ortega y con Belmonte, sostenía eso en 1947. Un amigo lector nos recordaba en los comentarios a la entrada anterior lo que decía Gallito en la entrevista con Carretero:


¿Conocen ustedes algún torero que estando en activo haya reconocido que en su época se torea peor que antes? Esa frase de Gallito se la hemos oído a El Juli, Talavante, Castella, Manzanares y tutti quanti. Cuando los toreros se retiran, es otra cosa, ya hablan con mayor libertad, sobre todo para criticar a los que han venido después, aunque sea suavemente.

El Viti dijo esto en Valencia:

"En una conferencia en el Club Taurino de 'El Soro' dije que hoy se toreaba técnicamente mejor que en mi época. Para que no se malinterpretara, cuidadito, dije 'técnicamente'. Porque el toreo no debe ser sólo técnica, son muchas cosas más"

Aquí lo ven antes de un cambio de mano para rematar con el de pecho. Fíjense en dónde ha rematado el pase, recuerden lo que comentábamos aquí:



El tema no permite ser taxativo porque, como decíamos al principio, es parecido a comparar futbolistas de diferentes épocas. No obstante, y en nuestra modesta opinión, ni de broma se torea hoy mejor que nunca. Los seguidores del blog tienen en el archivo cumplida muestra de nuestra forma de ver el asunto. Se toreará diferente si ustedes quieren, pero no mejor porque esa técnica a la que se refería El Viti se usa para aliviarse escandalosamente en la mayoría de los casos.

A fin de no reiterar nuestros argumentos, comparen en este vídeo a Pepe Luis Vázquez hijo con sus otros dos compañeros de cartel (aunque al natural se le ve con muchas precauciones, no olviden que son sesenta años). Comentábamos esa corrida hace dos años en esta entrada. Fíjense en cómo destaca la naturalidad de Vázquez contra la artificiosidad de López y también en cómo remata los pases en comparación con Morante, que se echa el toro afuera.





No hay color. Echarse el toro afuera es el polo opuesto del toreo bueno. Como decía Romero, 'el toreo bueno tiene que ser reunido, "arrebujao", pero siempre con naturalidad, con armonía'. Y a lo que dé el brazo, como en la primera imagen de Pepe Luis. Bajo ningún concepto hay que descomponer la figura.

Zabala de la Serna, que se ha caído del caballo hace un tiempo no sabemos muy bien debido a qué, hace este reportaje con tres toreros ya retirados. Cuando sale el tema de si hoy se torea mejor que nunca, Emilio Muñoz dice esto, de donde hemos sacado lo del título:

"Me parece una gran injusticia. Y si lo dice un profesional, una falta de respeto. Es saltarse a Belmonte, Manolete, Pepín Martín Vázquez, Pepe Luis... Independientemente de eso, pienso que no se torea mejor que nunca. ¿O hay alguien hoy que toree mejor que Camino y El Viti?"

De Muñoz, muchos amigos buenos aficionados nos siguen ensalzando sus naturales. A nosotros nos parecían buenos al cincuenta por ciento. El otro cincuenta por ciento era postura un tanto forzada. Y la postura forzada al torear implica 'impostura'Recuerden lo que decía Joaquín Vidal:

"El toreo de Emilio Muñoz en su presentación de novillero en Pamplona parecía formado en la alta escuela de los Bienvenida, con un aderezo de gracia trianera, y nada más verlo se convirtió en la esperanza de la afición. Luego, el diestro se hizo mozo, le vinieron las prisas, se llenó de crispaciones, perdió gusto y temple, y pasó a ser uno del montón". 

Sobre su actividad como comentarista, como está en los antípodas de lo que nosotros entendemos que es la tauromaquia, no vale la pena insistir.



Pero estamos de acuerdo con lo que dice. Esa falta de respeto a que se refiere la podría hacer extensiva a los críticos que viven de esto y de darnos gato por liebre repitiendo la misma falacia. Aunque seguramente el palo también va por ellos ya que habla de 'si lo dice un profesional' y la crítica comercial es profesional de hacer la pelota al torero día sí y día también, fundamentalmante a las figuras. 

A la misma pregunta que nos sirve de titular, responde ahora Paco Ojeda, que no quiere entrar en detalles:

"No se torea mejor. Lo que hay es una gran igualdad en todo y en todos"

O sea, un aburrimiento colosal cada tarde, ¿verdad, maestro? Es lo que quiere decir, ¿no? De Ojeda se sigue repitiendo que pisó el terreno que no pisó nadie. Podemos estar de acuerdo con eso pero lo pisó con un único tipo de toro, aquél que le permitía quedarse ahí. Un toro como Dios manda, con poder y que se haga respetar, jamás permitiría el toreo de Ojeda, en nuestra modesta opinión. Por otro lado, Dámaso pisaba un terreno parecido mientras lo humillaban los del 7 contándole los pases. Luego se retiró y empezaron a alabarlo y, cuando se murió, resultó que era un fenómeno. Vivir para ver...



Y Espartaco dice esto sobre lo de torear mejor que nunca:

"Está todo muy igualado aunque a veces se vean faenas cumbre. Quizá no tiene la misma emoción porque el toro no cambia. Es el mismo de un día para otro. El toro antes ofrecía posibilidades distintas, era más imprevisible: yo he sido un torero catalogado como técnico. Y los toreros técnicos, normalmente, crean mucha frialdad en el público. Pero tenía que reinventarme cada tarde. Lo mismo te ponías hoy delante de uno de Santa Coloma, mañana de uno de Ruchena, pasado de otro del Conde de la Maza... Y al día siguiente de uno de Juan Pedro. Y es lo que hacía que las faenas no tuvieran la perfección previsible actual. Pero había más emoción"

Otro que insiste en el aburrimiento y en la falta de aliciente. Él reconoce que no era un prodigio de emoción. Sí lo era de simpatía y cortesía con todos los aficionados, eso es innegable. Reconoceremos que sacaba petróleo de toros por los que nadie daba un duro pero probablemente es el padre putativo del destoreo de hogaño. Seguro que han visto este capítulo de Paisaje Herrado en lo de Rocío de la Cámara. Tientan Espartaco y Pepe Luis Vázquez, comparen y ya me contarán.



Nuestras queridas figuras actuales tienen la gran ventaja de disponer del toro posmoderno, el que gatea, descuelga, no embiste amontonado y tiene profundidad y claseAsí suele hablar Justo Hernández, que sabe de eso más que todas nuestras figuras juntas. El toro posmoderno no pone nervioso al torero porque su fijeza es proverbial. Sólo mira al diestro para decirle con los ojos: '¡maestro, espere un momento...déme aire y vuelvo a embestir como usted me diga!' De esa manera se puede torear a cincuenta pulsaciones, las mismas que tiene el espectador en el tendido si es que no se ha dormido (recuerden aquí). La crítica vendida es la que al día siguiente intenta subir el ritmo cardíaco del aficionado escribiendo panegíricos ridículos. Saben de toros pero se ven obligados a ello para mantener su mamandurria.

Pues con ese toro actual tan colaborador, tan obediente y tan bien seleccionado, se echa la pierna atrás, se compone la figura a su paso, se aprovecha simplemente su viaje, se torea en línea, se ubican fuera de cacho y se lo echan afuera en cada pase para seguir al hilo ligando de manera bastarda. Todo ello, además, retorciéndose grotescamente. Reconoceremos únicamente dos cosas de valor: el quedarse ahí quietos y el tirar del toro sin que les toque la muleta. Pero no hay ninguna hondura y la ligazón es falsa. Lo que sí hay es trampa en el albero y aburrimiento en el tendido.

Preguntaban al malogrado Sebastián Palomo 'Linares' si a él le parecía que en el toreo actual se escondía demasiado la pierna. Su respuesta era:

"Hoy no es que escondan la pierna, es que...¡lo esconden todo!"


Palomo al natural con un toro de Eusebia Galache
en Alicante (1975)

Volviendo al fútbol ¿qué harían hoy sobre ese césped tan bien cuidado un Maradona o un Pelé con la protección de que gozan actualmente los delanteros por parte de los árbitros? ¿Qué hubiera hecho Messi en 1966 con aquellos portugueses a los que el propio Eusebio pedía que no pegasen más a Pelé? ¿Cómo se habría zafado Ronaldo de un marcaje al hombre como el de Gentile al Diego en 1982?

Decía Cossío que el aficionado con ánimo de analizar y sopesar la autenticidad de lo que acontece en el ruedo lleva las de perder ya que:

"a su consideración fría y descarnada se opondrá siempre el entusiasmo irreflexivo y cálido del público que es, a fin de cuentas,  el que ha sostenido y sigue sosteniendo la fiesta de toros"

Es verdad, quien llena las plazas es el público y no el aficionado. Pero eso no quita que alguien tenga que ser frío y descarnado para no dejarse arrastrar por el triunfalismo barato que nos venden los que viven de esto.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

21 comentarios:

  1. Buenas tardes, Don Rafael:
    Hoy, en lugar de comentar, respondo a una de sus preguntas: a Maradona (D10S para entendernos bien) le daban más patadas en 45 minutos que a Messi y a Cristiano juntos en toda una temporada; además, a él no le entraban dudas existenciales sobre el césped, como al Sr. Messi.. al margen de sus historias personales se echaba a la espalda el equipo que fuese y ganaba scudettos y mundial con plantillas muy inferiores a las que ponen al servicio del sobrevalorado crack de hogaño.
    Y dándole un giro a su pregunta futbolera:
    ¿Qué harían hoy los figurines (y casi todo el escalafón) si los metieran en el tunel del tiempo y los soltasen en un mano a mano con Camino, o Viti.. o más allá, con Gitanillo? Pero con el ganado de entonces y picándolo como se picaba entonces.
    Yo pienso que el 40% se iría a trabajar a la construcción y el otro 55% se prepararía unas oposiciones.
    ¿El otro 5%? ¡Pasapalabra!
    Un saludo cordial desde Híspalis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suscribo lo que usted dice incluido los futbolístico. Respecto al giro que da a la pregunta, le copio lo que decía Curro Romero. Primero, sobre cómo se picaba entonces:

      "Pienso que el toro era más encastado antes y prueba es que cuando yo empezaba no existían ni la cruceta del picador y que iban tres y cuatro veces al caballo, había tres o cuatro quites en cada toro, casi siempre".

      Y luego sobre la movilidad:

      "Un año maté muchos toros de Santa Coloma, que me traían loco, qué velocidad, qué rapidez, ¡ufff! Cuando pasaban yo les hacía así en el codillo con un cuartito de espada y enseguida me iba de la cara corriendo y les cogía la izquierda. ¡Jé!"

      Saludos desde la Colonia Iulia Urbs Triumphalis Tarraco.

      Eliminar
  2. Excelente Rafa. Mi opinión es que hoy se torea peor q nunca. Se necesitan más pases q antes para triunfar y eso q el público tiene muy poca idea y los presidentes están q lo regalan todo. Ponce por ejemplo necesita 10 minutos para sacar un triste ole, si lo consigue etc.
    Y no hablemos de la capa, las banderillas, la vara, el estoque, el andar por la plaza o... . El toreo con el toro escachifollado además de un peñazo sin medida q anula el arte entendido de forma clásica como habilidad y gracia, trae consigo la eliminación de la épica y hace tabla rasa del coraje de los coletas.
    El toro es el más Manso (dócil y doméstico) de la historia y se torea peor q nunca porque el toreo no es balet ni representación teatral.
    Abogó por la prohibición de la muleta a no más de 4 minutos hasta q no se solucione antes lo de la capa, la vara y las banderillas. 4 minutos de muleta y dos más para el segundo y tercer aviso. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese toreo 'peñazo' que usted comenta recuerdo haberlo sufrido por última vez en Zaragoza cuando Ferrera y Perera daban la tabarra con los adolfos de manera inmisericorde. Ahí sí que hubiera venido bien ese aviso de cuatro minutos que usted propone (o incluso de menos).

      Saludos.

      Eliminar
    2. Dos tercios de esa ganaderia es para mandarla al guano o al bombo, como ha hecho simonet para q se la maten las figuras a estos bonsais de San mateo de miaja.
      Por cierto, otro q piensa o dice q sus toros son más bravos ahora q antes. Quien la ha visto y quien le ve. Debería dedicarse a la política: cartera hidraulica.

      Eliminar
    3. A mí Ferrera esa tarde con el primero, que no era precisamente "colaborador", me gustó. Y me sorprendió muy gratamente que el diestro hiciera parar la música cuando la banda empezó a tocar.
      Ese es el Ferrera que me gusta.
      El Ferrera "barroco" y su sobreactuada "puesta en escena" ante toros moribundos no lo trago.
      Y lo de Perera... es insufrible, pero aquel día fue de juzgado de guardia su desidia.

      Eliminar
    4. A Anónimo:

      Siempre quiso que se la mataran las figuras y al final lo va a conseguir. Pero me dijeron que en círculos toristas de aficionados supuestamente serios se loó abundantemente el juego de aquellos adolfos de Zaragoza. Para mí, incomprensible.

      A Pablerascalvin:

      De acuerdo en lo del Ferrera 'barroco' y en lo del Perera 'insufrible'. Pero discrepo en lo del primer toro. Puede recordar en el archivo del blog en octubre nuestro comentario a aquella corrida. Copio lo que puse sobre ese primer toro de Ferrera:

      "Ferrera es un torero que necesita toros para lucirse y no adolfos de los actuales. Se vio que su primero tenía las patitas de cristal desde que lo recibió con su inmenso capote aunque muy poco almidonado. Se lo echaron por las nubes el maestro y también Montoliú porque el torillo se derrumbaba. Ferrera fue tirando de él con la muleta evitando que se cayera. Se arrimó porque eso en Zaragoza casi te garantiza el triunfo. Estocada trasera y desprendida sin puntilla. Cortó una oreja de AliExpress. "

      Saludos.

      Eliminar
  3. Pues si me da por privado un email (que no sé si esto es posible, no llevo bien estás tecnologías) gustoso le enviaré una foto del Faraón de Camas junto a mi padre cuando aún no mataba ni santacolomas ni nada, porque aún era un "interesante prospecto", que diría Pepe Mata

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo hacemos al revés: envíe usted un comentario con su email, no lo publico y me pongo yo en contacto con usted. Por lo que veo su padre ha alternado con Belmonte, con Romero...y seguro que con alguno más.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Como ha salido en comentario anterior una referencia a Zaragoza, avisamos de que ya circulan las ganaderías de la concurso de San Jorge:

    - Miura
    - Concha y Sierra
    - Mayoral
    - Saltillo
    - Carriquiri
    - Murteira

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, como siempre la concurso, un cartel de lo más interesante, ¿no?. La verdad es que este es el día del año en el que uno se siente orgulloso de ser aficionado de La Misericordia. Como ya comenté (a no ser que la empresa rectifique, y creo que debería), se deja la concurso para el mismo día de San Jorge (algo nada habitual), imposibilitado la asistencia a muchos aficionados de España y Francia, solo podremos ir aragoneses y catalanes. Otra fecha en rojo (extra fuerte) en el calendario.

      Un saludo desde Zaragoza

      Eliminar
    2. Perdone pero catalanes, pocos. El día de sant Jordi no es festivo. En Barcelona será fiesta el 22 de abril pero en Tarragona, ni uno ni el otro. Yo creo que es un error ponerla en martes aunque ustedes lo tengan feriado. Se podría llamar igual 'de san Jorge' y celebrarla el sábado. Ganarían igual mil espectadores más, a treinta euros la entrada...

      De las ganaderías, me tiro a la piscina y le digo que ese concurso o se declara desierto o lo gana Mayoral sin bajar del autobús.

      Saludos.

      Eliminar
    3. Pues me tendrá que disculpar porque pensaba que tenían fiesta en toda la comunidad, perdone. Entonces sí que es un fastidio. Sobre su porra, ¿no cree que es un poco pesimista apostar al premio desierto? Al menos habrá que tener la esperanza de que uno de los seis sea un gran toro.

      Eliminar
    4. Si hacemos memoria entre usted y yo, quizás estemos de acuerdo en que las últimas tres corridas-concurso de Zaragoza debieron quedar desiertas. Otra cosa es que por intereses haya que dar el premio. Ese premio tendría que ser para un gran toro, como dice usted, no para el menos malo. Digamos que de 1 a 10, deberían optar al premio los que puntuasen de ocho para arriba. Normalmente se da a toros de seis o máximo de siete y eso a mí no me convence.

      Saludos.

      Eliminar
    5. El premio de este año al de Manuela Agustina López Flores fue bastante discutido, y releyendo su crónica así lo vuelvo a recordar, pero claro la primera concurso de la nueva empresa... Los otros dos anteriores sí los dejaron desiertos, no sabría decir si por la propia escasez de bravura o ya por pura desidia.

      Eliminar
  5. Buenas Rafa,

    noto cierto aire fresco esta temporada que me da una esperanza que espero no torne en desengaño. Y es que detalles como este bombo que no contenta a unos ni a otros (lo considero un primer paso, no podemos empezar la casa por el tejado, bravo por Casas), que Emilio de Justo después de su puerta grande madrileña de la pasada campaña se apunte voluntariamente a la de Victorino y a la de Baltasar Ibán en Madrid, que le diga públicamente a Roca Rey que se apunte a la de Victorino, el cartel de Miura de Sevilla con Sebastián Castella... No sé, hay cosas que veo que cambian y eso me ilusiona, ojalá, como digo al principio, no torne en desengaño.

    Saludos desde la capital del Santo Reino y, como siempre, es un gusto inmenso leerle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, parece que hay algún movimiento fuera de lo aburridamente habitual. Pero los aficionados a toros ya estamos muy acostumbrados a aquello de 'vísperas de mucho, tardes de nada'. Habrá visto que en nuestro blog no hemos dado mucho bombo al bombo. Ya hay otros que siguen la actualidad mucho más detalladamente que nosotros donde desgranan pros y contras.

      Lo de Castella tiene mérito, entre otras cosas porque lleva las de perder: si sale un miura marrajo puede quedar en evidencia y si sale pastueño le dirán que así cualquiera.

      Saludos desde la capital de la Hispania Citerior y me alegro de seguir contándole entre nuestros amigos lectores.

      Eliminar
  6. Rafa, pon mi nombre debajo del artículo. Impoluto.

    Por "fer bullir l'olla" que decimos en Cataluña. A ver Rafa, elige uno de los tres toreros mencionados. ¿A quién irías a ver si volviesemos a los 80 (o fuiste a ver)? No vale decir ninguno. Hay que elegir.

    Yo personalmente creo que el Perú se empezó a joder (definitivamente) con Espartaco. Él es el gran (y exitoso) divulgador del toreo tramposo actual. Descargado, sin hondura ni torería alguna y con faenas larguísimas...

    Un torero de los 80, un gran torero, al que respeto muchísimo y que vivió todo aquello en primera persona. Me dijo una vez que si Yiyo no hubiera tenido el fatal desenlace que tuvo, Espartaco no habría salido tan lanzado de ese año 85. Y es verdad que Yiyo tenía una línea más clásica que la de Espartaco y estaba llamado a rivalizar con él por el "cetro" del toreo. ¿Habría eso cambiado la historia? Ya sabes aquello de la teoría del caos y que el aletear de una mariposa puede causar un tifón en Kuala Lumpur.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No elegiría ninguno pero como no puedo elegir eso, pondría a Ojeda. Sé que tendría que salir el toro adaptado a su toreo, especialmente blando y con poca casta, con lo cual tendría la sensación de estar perdiendo el tiempo. Lo escojo porque me obligas. En la entrada cito también a El Viti, ¿no puedo escogerlo?

      Entre Yiyo y Espartaco no hay color en mi opinión. Aunque a veces me parecía demasiado academicista, un poco la sensación que siempre da Juan Bautista.

      De pequeño vi a El Yiyo una vez en Tarragona. Saltó al ruedo un marrajo que no quería ni ver los capotes. Salió el maestro y con gran tranquilidad lo enceló de tal manera en el capote, caminando hacia atrás sin permitirle la huida, que me quedé admirado. Lo dejó cuadrado en la boca de riego y se llevó una ovación hasta de los turistas. En aquel momento pensé '¡qué suerte tiene de ser un torero tan bueno! Ojalá yo...'

      Veinte días después moría en Colmenar.

      Saludos.

      Eliminar
  7. La única solución q tiene la Fiesta es la reducción del tiempo de muleta de forma contundente. La muleta es la base del toreo moderno y de su toro "bravo". Su limitación ya sea mediante la bronca o de forma reglamentaria es lo único q puede devolver la alegría y emoción a la Fiesta. Hay q tener claro donde está el exceso, la ruina y el boquete de la casta. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pide usted un imposible porque para ello habría que cambiar al 75% del público, que va a ver la faena de muleta. Lo otro le da bastante igual.

      Aun suponiendo que se hiciese como dice, habría que dignificar el tercio de varas y dígame ¿cuántos toros se lucen y se ven bien picados a final de temporada? Se cuentan con los dedos de una mano.

      Los que seguramente estarían de acuerdo con su propuesta serían los diestros: menos tiempo en la cara del toro querría decir menos riesgo.

      Saludos.

      Eliminar

LOS USUARIOS DE IPHONE, APPLE O SAFARI DEBEN ENVIAR SUS COMENTARIOS AL CORREO ADJUNTO YA QUE LA ENTRADA SÓLO PERMITE ANDROID: clea89@outlook.es DISCULPEN LAS MOLESTIAS.