Follow by Email

martes, 26 de enero de 2021

LA BRAVURA (2): NUEVE PREGUNTAS CON RESPUESTA

Tras aclarar en el primer capítulo la definición de bravura, nos entretendremos a base de algunas preguntas relacionadas con ésta. No son como aquéllas de la otra entrada donde nos movíamos en el campo de la suposición. Las que leerán a continuación creemos que sí tienen una respuesta clara, al menos en nuestra modesta opinión, que estamos dispuestos a discutir con ustedes en la sección de comentarios.

Intercalaremos las ilustraciones entre pregunta y respuesta para darles tiempo a que piensen qué responderían ustedes. A ver si coincidimos.


1. ¿ES LO MISMO CASTA QUE BRAVURA?



No. Digamos que la casta, o sea, el temperamento, sería el ingrediente básico de la bravura. Antonio Pérez-Tabernero decía  que no hay bravura si no hay temperamento  y que el toro más bravo era el que embestía más violentamente. Curiosamente fue él quien en los tentaderos empezó a dar la misma importancia a la muleta que al caballo. Ya saben que por aquel entonces, si no se cumplía en varas ibas al matadero. Recuerden a Parladé tras la octava vara a una vaca suya: 'ahora empezaremos a verla...'

Felipe Sassone era el mejor amigo de Gallito como contábamos aquí. Decía que la casta era una promesa de bravura nunca una certeza. La casta otorga al toro la categoría de no ser tonto, de que va a dar problemas al diestro.

Salcedo decía que si al toro se le va rebajando la casta es imposible que cada vez sea más bravo. Justo es ésa la mula ciega que nos quieren vender los ganaderos comerciales hoy en día: con la casta bajo mínimos, nos aseguran que tenemos el toro más bravo que nunca. Ya no salta ninguno al callejón, añaden siempre.    

Lo de raza se puso de moda en los años sesenta como sinónimo de casta. Desde entonces se repite hasta hoy. Tras la lidia de un toro, decir que no ha tenido raza es lo mismo que decir que ha sido descastado.

Aunque Álvaro Domecq decía que la raza era simplemente la cualidad de un toro de embestir hasta morir. Sostenía que en la selección era verdad que se había eliminado gran parte de casta pero los toros seguían teniendo mucha raza porque embestían incansables a la muleta, 'con ese espectáculo de suave y largo recorrido, con el hocico sobre la arena y fijeza total que permite faenas largas y bellas de gran plasticidad'. Quizás se le olvidó añadir faenas aburridas, insulsas y monótonamente repetitivas.

Para él, la casta podía ser buena o mala, concepto que han ido repitiendo los taurinos hasta la hartura. Afirmaba que la casta transmitía movilidad pero también falta de entrega (sic) por resultar revoltosos durante la faena, lo cual provocaba que no fuesen  profundos en la muleta (sic de nuevo).


2. ¿TODOS LOS TOROS BRAVOS SON FIEROS? 


Un miura arrolla al portugués José Julio en Sevilla (1965)
Ha muerto cuatro días después de publicar esta entrada. Descanse en paz.

No. La fiereza sería un exceso de temperamento razón por la cual no es identificable la bravura con la fiereza. Algunos mantienen que la fiereza se da sólo en el ataque de un animal para comer. Por consiguiente, en el toro no habría tal. La prueba sería que en cuanto el toro nota que el enemigo está vencido, ceja en su acometida. 

Nosotros no hilamos tan fino y al citado exceso de temperamento lo denominamos fiereza, condición que puede aparecer incluso en un toro menos bravo que salga huyendo del caballo al hierro.


3. ¿PODEMOS CALIFICAR COMO BRAVO UN TORO QUE DURANTE SU LIDIA SE RAJA Y SE VA A TABLAS? 



No. Recordemos que  Luis Uriarte se inventó ese oxímoron de la bravura mansa para aplicársela a según qué toros modernos (hablamos de principios de los años cincuenta). Es la teoría de Justo Hernández cuando dice que en el momento en que un toro bravo ve que no puede más, se transforma en manso. No vemos eso nada claro. Para ese tipo de toro habría que inventar otro vocablo que no fuese el de bravura entendido como bravura genuina, no bravura con adjetivos para intentar darnos gato por liebre.


4. ¿ES BRAVO UN TORO QUE APRIETA PARA ADENTRO EN LUGAR DE PARA AFUERA?



No. Hoy en día vemos toros que o por el castigo recibido o por tener la casta justita, aprietan hacia donde piensan que gozan de más protección. En ganaderías comerciales se aprecia que las figuras tienen que esforzarse en mantener el toro en la muleta porque a la mínima que puede se escapa a la madera. Pues respetaremos todas las opiniones pero el toro que hace eso está claudicando en su hipotética bravura.


5. ¿PUEDE HABER TOROS BRAVOS EN GANADERÍAS COMERCIALES? 



Hombre, sí en caso de aplicarles el adjetivo de bravura comercial. El problema de estas ganaderías es que han caído en lo que antiguamente se llamaba el pasa torito. Dicho de otro modo, si nos inventamos otra categoría situada en un escalón inferior a la que llamaríamos bravura comercial o bravura dulce este tipo de toros sí será bravo.

Piensen ustedes en las veces que han oído o leído lo de que el diestro se acopló muy bien con el toro. Si estuviéramos ante un toro realmente bravo con su buena dosis de casta, ¿verdad que nunca utilizaríamos el verbo acoplarse?  

Daniel Ruiz era diáfano al asegurar que el caballo en la tauromaquia actual es un trámite. Ese pensamiento lo comparten todos los ganaderos comerciales. Por eso estaríamos ante otra bravura, la bravura posmoderna, y si seguimos con los adjetivos es señal de que no vamos bien. Sería aquélla en que el maestro segrega saliva de gusto al torear en lugar de tener la boca seca de tanto tragársela. La bravura con casta y la bravura con miel son dos mundos completamente diferentes.


Fernández Salcedo

Salcedo contaba la anécdota sucedida cuando Himmler vino a España y lo llevaron a la corrida que contábamos aquí. Sólo hubo tres toros por el diluvio. Se anunciaban Lalanda, Pepe Luis como confirmante y Gallito, el sobrino. Varios teutones del cortejo del Reichsführer dijeron al acabar que la corrida les había gustado pero 'es una pena que los toros estén tan amaestrados, sería más interesante si fuesen más salvajes'.


6. ¿EXISTE LA BRAVURA TOTAL?


 

Dicho de otro modo, ¿podríamos encontrar siempre un momento de flaqueza en el toro más bravo? Pues no deberíamos. Un ganadero de la cuerda de nuestros selectos lectores nos decía: 'es que el 10 en bravura es casi imposible'. Nos lo comentaba cuando le indicábamos que un toro suyo premiado había salido suelto de la tercera vara. 

Aun a riesgo de que piensen que orinamos fuera de tiesto, en nuestra opinión un ejemplo de flaqueza o claudicación de la bravura sería la nobleza.


7. ¿TODOS LOS TOROS BRAVOS TIENEN QUE SER NOBLES?


 

No, en nuestra modesta opinión. Siempre que entendamos por nobleza esa obediencia que raya muchas veces en la tontera. Al toro bravo digamos que hay que ganarle los pases, hay que vencerlo toreando. El toro noble, aunque tenga su bravura, no exige tanto. Corrochano se refería en sus crónicas a ese tipo de toro bravo pero muy noble como bravito. 

Clarito insistía en que la nobleza, cuando rayaba en la bondad, estaba ya viviendo vecina de la mansedumbre. Es lo mismo que comentaba Juan Pedro Domecq y Díez cuando afirmaba esto:

'Lo que es comercial hoy puede degenerar en franca mansedumbre en la siguiente generación ya sea por falta de fiereza o por exceso de borreguismo'

O sea, por exceso de nobleza, o de bondad, o de sumisión, o de colaboración, lo que ustedes quieran. Recuerden que lo hablábamos en esta entrada

Podremos estar de acuerdo en que la nobleza es un complemento a la bravura pero no un ingrediente fundamental como sí lo es la casta. 


8. ¿SE PUEDE HABLAR DE BRAVURA EN LOS FESTEJOS POPULARES?


Puçol, 2017. Toro de Victoriano del Río
 

No. Diremos que un toro ha dado buen juego pero no que ha sido bravo porque no sufre la obligación de sobreponerse a un castigo o a una adversidad.

Precisamente los animales que se exhiben en las calles suelen dar mejor juego cuando tienen un componente de menos bravos que los hace reservarse.


9. ¿SE PUEDE DEDUCIR LA BRAVURA DE UN TORO A PARTIR DE SUS HECHURAS?



No. Cuando sale un toro bueno, los taurinos presumen siempre de que con esas hechuras no podía fallar. Pues a nuestro entender, las hechuras fallan como una escopeta de feria. Podríamos poner muchos ejemplos pero recordaremos únicamente esa sardina brocha que acaban de ver. Era de Hermanas Azcona y se lidió en Tafalla en 2014. Las hechuras no podían ser menos prometedoras, ¿no creen?

Pues nada más saltar al ruedo vimos que se arrancaba a todo lo que se movía, aunque fuese la punta de un capote empujado con el pie. Cuando se enfrentó al caballazo de turno, lo volteó y aún se fue por tercera vez contra el peto con el tercio cambiado sin que mediara provocación del piquero. Luego siguió embistiendo en los demás tercios de manera incansable, sin escarbar ni una vez y sin hacer el más mínimo amago de rajarse o apretar para adentro:



Como la entrada nos está quedando demasiado larga y no queremos aburrirles, cortamos aquí el interrogatorio. Quedan pendientes otras preguntas que continuaremos en una próxima entrega. 

Por lo menos hemos terminado con el buen sabor de boca de haber recordado aquel novillete tan bravo de las hermanas Azcona. Lo mató Francisco Expósito y le cortó una oreja que pudieron ser dos si no se equivoca entrando a matar en la suerte contraria, ¡a quién se le ocurre! 



De lo más bravo que hemos visto en una plaza, señores, recuerden la entrada. Aquella crónica la titulábamos '¿que prefieren, bravura o trapío?' Aquí cada uno de ustedes tendrá su respuesta. La nuestra está clarísima.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

25 comentarios:

  1. Buenas Rafa. Me gustaría hacer una matización sobre el punto del festejo popular ya que al ser de Castellón me pilla muy de primera mano. En un principio estoy de acuerdo contigo en no hablar de bravura en estos casos al no existir un caballo de picar. De hecho yo siempre insisto en dar premio no al toro más bravo sino al de mejor juego, porque eso sí se puede valorar mejor.

    Pero la diferencia para mí radica fundamentalmente en que el toro no sufre el dolor de la puya pero si tiene muchas adversidades que superar como cantidad de recortadores, asfalto en vez de arena, arena mal echada sin compactar, barrotes de hierro donde rematar se hace un suplicio y un largo etc. Es en estos casos cuando el toro se sobrepone a todo esto que le llaman en el FP bravura aunque para mí le falta ese puyazo donde el toro note que le están hiriendo para saber lo que hace, sigue luchando o sale por patas.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos básicamente de acuerdo. Lo único pendiente sería discriminar entre el significado de castigo y adversidad. Es verdad lo que usted dice sobre esas adversidades que cita pero el término es tan vago que yo siempre prefiero el de castigo.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Buenos días, Don Rafael y la compaña:

    Tomando como axioma los puntos nº 1 y 2, que ambos pensamos que lo son, debemos conceder que no todos los toros bravos deben ser encastados y fieros, los hay de bravura destilada y equilibrada que se comportan con notables dosis de nobleza (otra cosa es que eso no es lo que nos gusta en este blog, al menos no como norma).
    Ese toro bravo sí es posible que se acabe rajando cuando se vea sin fuerzas para seguir embistiendo con dosis de nobleza a la muleta, por tanto en ese punto me alineo con el ganadero D. Justo Hernández más que con usted, pues hasta el bravísimo Alí buscó el refugio de las tablas cuando Frazier o Foreman le hicieron sentirse podido e incapaz de superar el castigo. Pienso que no deja de ser un toro bravo al que su mezcla de nobleza y falta de fiereza le llevan a acometer a la muleta hasta sobrepasar su capacidad física, momento en el que debe buscar refugio para recuperar aliento.
    Otro cantar será si es, como a nosotros nos gusta, un toro bravo y encastado y no lo han machacado en el caballo: ese Toro Bravo no admite más de 20 ó 25 muletazos en lidia emocionante, por lo que el gladiador que se enfrente a él no podrá hacerlo llegar a ese punto de quiebra moral y física, pues, como decía Andrés Vázquez de aquel victorino venteño: "Me miró y me dijo no te admito ni un pase más, o me matas o te mato".
    En fin, Don Rafael, que al final lo que sí que creo que es cierto es que ganará más dinero el ganadero que persiga y logre el concepto de bravura de D. Justo Hernández que el que busque aquella que nos satisface tanto a usted como a los que le seguimos en el blog, los cuales me temo que dejaríamos algún asiento libre en aquel autobús de los aficionados que mencionaba el inefable Jesulín de Ubrique.

    Un cordial saludo a usted y a sus selectos lectores.

    P.S. ¿Ha presenciado usted el indulto (o siquiera la petición del mismo) de algún toro que reúna y muestre durante su lidia esas características de bravura encastada y con un puntito de fiereza? Pues eso, que a lo mejor D. Justo & Cía nos dan lo que pedimos, por eso les va tan bien y a otros no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alí se fue a tablas por momentos ya que Frazier pegaba muy duro, ¿eh?
      En cambio Perico Fernández cuando le metieron aquella encerrona contra Muangsurin no se rajó en ningún momento (el combate está en youtube y se ve como 'el chino ése' no se sienta cuando suena la campana). Alí debía de ser de Garcigrande y Perico de Ripamilán.

      Yo entiendo que el bravo se transforma en noble y traga al sentirse podido pero nunca reniega con intención de irse a tablas. Por eso hablo de que la nobleza es un poco la claudicación del bravo. Usted me habla de verdadera rendición.

      Ese tipo de toro 'bravito' a que se refiere no diría eso de 'Baratero' a Andrés Vázquez. La frase sería 'me miró y me dijo: no me des un pase más porque me voy a tablas ya que me he cansado de colaborar y lo que es peor, tú estás cansando al personal con tu inmisericorde pegapasismo, no te das cuenta ¿o qué?'

      La respuesta a lo del indulto: no. Ni siquiera el loado 'Belador' era de indulto.

      Saludos.

      Eliminar
  3. 1. Casta es sinónimo de reata apta para la lidia. Nada más. Existe un problema en la de casta del toro, por falta de procedencia apta.
    2.fiereza. No es cualidad de la bravura, sino q con ella se compara la misma. Muchas veces se usa mal el término cuando se quiere usar el de Seco.
    Un toro seco es lo contrario a suave. El toro bravo es seco, la embestida suave araña no tira caballos ni rompe tablas. Un becerro suele tener una embestida más suave q el cuatreño, por lo q esta virtud es propia del poder y l fortaleza del toro. La base del toro de lidia es el poder y por tanto también de su bravura.
    3. El toro bravo es duro, lo contrario de blando o q se duele. Y el toro bravo acomete, embiste. Si se duele, o sea es blando o no embiste porque se para en marmolillo o se va, obviamente no combate y la bravura es una forma de combatir de pelear.
    Por eso en estado levantado, al inicio de la lidia, casi todos los toros muestran mayor bravura q en otros momentos de la lidia.
    Seguiré.
    Para mi el toro bravo es el q es duro, revoltoso, seco y volitivo o cerebral. Si carece de algo de estas cualidades la bravura es menor. Y quiero llamar la atención en volitivo o listo, el toro q no lo es, no es realmente bravo.
    Por tanto la bravura es una forma de pelear de un toro q reúne esas condiciones. No es una cualidad del toro sino una manifestación de sus cualidades en la pelea, es una forma de pelear. Lo mismo q cuando a usted lo definen como eficiente en su trabajo.
    La base de la bravura del toro de lidia, de su forma de pelear es su poder. Reitero esta idea porque sin poder no hay pelea y por tanto no se puede hablar de bravura, q reitero es la forma de pelear.
    A mi los buscabravuras me espantan. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1. Por supuesto que casta en origen es el linaje. Lo dejé claro en esta entrada y me lo discutieron algunos lectores. Por cierto, entrada que a usted no le convenció:

      http://toreoenredhondo.blogspot.com/2016/06/que-es-un-toro-bravo-y-encastado.html?m=1

      2. Estamos de acuerdo en que el poder es la base del toro de lidia. No entiendo qué quiere decir con lo de que con la fiereza se compara la bravura.

      3. Aquí diferencia usted entre toro bravo y menos bravo. Volvemos a verlo igual.

      Dice que la bravura no es una cualidad sino una manifestación de cualidades (?). Si de una persona se dice que es eficiente en su trabajo, creo que se está destacando una cualidad de esa persona en el trabajo que desempeña.

      Respecto a lo de buscabravuras... de algo tenemos que hablar en este largo invierno, ¿no le parece?

      Saludos.

      Eliminar
  4. 1. Sobre el punto uno, estamos de acuerdo. No manejo nunca la palabra en astado, es un mal térmico.
    2. La fiereza, el toro no es ningún felino ni animal salvaje. Ahora bien el resultado de su poder en la plaza puede parecernos al de una fiera. Generalmente cuando hablamos de q embiste con fiereza, estamos indicando q es seco (contrario de suave) q sería lo correcto.
    3. Vuelvo al ejemplo de: una persona eficiente porque maneja adecuadamente sus recursos. Realmente no estoy valorando sus cualidades sino su desempeño. Con el toro pasa parecido. Cuando decimos qc es muy bravo no estamos hablando de sus acciones sino del resultado de la las mismas, o sea del desempeño en la lidia. La bravura no es una cualidad sino la suma de cualidades: duro, seco, revoltoso y volitivo. Tener esas cualidades implican hacer una lidia de bravo, un desempeño del trabajo, de bravo. No se si he explicado ahora mejor el planteamiento?
    Lo de buscabravuras, esta vez, no lo decía por ti. Estaba pensando en otro sector de la afición mucho menos espiritual y más taurino.
    Por último, estos debates los tenemos perdidos, la "bravura" del torero, el concepto, se ha impuesto y los torista por desgracia siguen criterios ganaderos q también están corrompidos por el negocio. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Por supuesto que la batalla está perdida, eso no tiene duda.

    A mí no me parece mal usar el término 'encastado' para entendernos. Y tambien su contrario, 'descastado', que sería, al hilo de la casta como reata o linaje, el toro que no hace honor a ella.

    Sobre lo de la fiereza, ¿no cree que un hipotético retorno al toro seco y volitivo sería hacerlo más salvaje? Es que hemos llegado a un punto de manoseo del toro en el campo que quizás condicione ese comportamiento tirando a suave en el ruedo.

    Ya creo entender a qué se refería con la comparación de la eficiencia, gracias por la aclaración. Seguramente con una explicación oral por su parte y con un ternasco de por medio, podría haberlo entendido a la primera.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. El manoseo del toro influye. Pero lo q esta peor es la casta. Las vacas y sementales no se eligen por poder y dureza, sino por suavidad, entrega y en una palabra "toreanilidad" para hacer de la lidia un espejo del toreo de salón y del toro un carretón. El problema está en la casta como dijo mil veces el gran cañabate, se elimina la casta peligrosa para q exista acoplamiento... Juan pedro tiene grandes explicaciones al respecto. Uno, fuera de siglo, le toca conformarse con lo q hay y aspirar de vez en cuando a ser molesto a los taurinos. Lo q más me gusta de la palabra fiereza es q cuando la gritas, los ganaderos y toreros la entienden y obviamente se cagan en la madre del respetable. Lo del ternasco está hecho. A ver si termina el dichoso covid. Ojo, voy por el punto tres. A ver si esto va a dar no para un ternasco sino para una fiesta gitana, naturalmente en ceret. Sdos

    ResponderEliminar
  7. Uf nos quedamos en el 4. Usas apretar, me imagino como correr hacia tablas. Nada de ceñirse, acostarse, cruzarse.. ?? .
    Una de las manifestaciones del poder del toro de lidia o pelea es su comportamiento en el su territorio. La irretabilidad q muestra en el espacio. A más territorio, más poderoso. Ahora bien está cualidad no es constante, sino q varía en función de los estados del toro. Si esta aún levantado, parado o aplomado. Muchos toros cuando van a ser matados ya no en corren, ni tienen espacio, han perdido todo el poder durante la lidia.
    Por eso está pregunta es muy difícil, dado q depende del estado en el q este el toro. En otros tiempos q se media el toro, su importancia, por la duración del estado levantado, está cuestión de las querencia era sumamente importante. Ahora no. Dado lo q se busca es un estado parado muy largo...
    Como verá, para mi esto de la bravura no son 12 características q debe hacer el bicho a modo de Juan pedro. No hay bravura sin poder, un toro enfermo nunca podrá dar la sensación de bravo un toro asesinado por la acorazada piquer también lo tendrá difícil...

    ResponderEliminar
  8. 5. Si por error. La bravura, la mía, la de siempre, es manifiesta en el estado levantado y en una disposición cerebral o volitiba del toro hacia la pelea y molestar. Pocos toros comerciales, he visto a sí. He visto grandes toros para el torero, de bandera, pero bravos volitivos no. Claro q ganaderias como Adolfo Martin o victorino para mí son comerciales con algún salpicon el último, Adolfo ni eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La bravura suya, la de siempre, es también la mía. Coincido con lo que dice del punto 5. Lo del salpicón deduzco que es un salto atrás. La corrida de Adolfo en Zaragoza hace dos años en la que usted también estaba presente fue un ejemplo del 'ni eso' aunque sorprendentemente resultó loada por las huestes adolfistas.

      Uso 'apretar' a pesar de que sé que a usted le va la terminología del Cossío, la arcaica, dicho sea con todo el respeto por la que seguramente es la correcta. Pero 'apretar' no es un vocablo cursi del taurineo y lo podemos entender todos.

      Lo de los estados del toro no le diré que sea un anacronismo pero la selección ha propiciado el toro no ya parado de salida sino casi aplomado permanente.

      Saludos.

      Eliminar
  9. Los estados del toro son sumamente importantes. Desde q el aficionado dejó de entenderlos hemos ido de mal en peor. A mi modo de ver. Y estoy con usted, cada vez llegan más toros sin pies a la muleta, por no decir q con dos medias se quedan sin ellos... La mayoría de faenas tienen un componente de enfermería y cuidados paliativos. Que hacemos Rafa? Al menos dar testimonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para eso estamos en nuestro modesto blog, para dar testimonio aunque sea haciendo brindis al sol día sí y día también.

      Ese destoreo moderno alabado por los críticos paniaguados tiene un gran componente de enfermería intentando no quebrantar al toro rematando los pases en la cadera. Le abren la puerta al final para que el pobre aguante los insoportables sesenta pases de las plúmbeas faenas de hogaño.

      Paciencia y barajar. Saludos.

      Eliminar
  10. 6. Punto seis. Yo creo q podría existir, pero no es apta para el toreo moderno y menos para el postmoderno. Por tanto si aparece es por error. Creo q nombra a domingo ortega q decía q toros bravos le sobran dedos de una mano. En su discernimiento sobre la bravura, si mal no recuerdo, en la enciclopedia de artículos los toros en España, donde habla del correr, andar y galope de los toros... Ortega, si mi memoria no falla, indica q el toro bravo su galope no se ven los pies (pezuñas) sobre el albero. En una palabra como si volase. Realmente esto no se ve ni al salir los toros. Yo lo he visto pocas veces en algún toro de las corridas a vida lo q llaman populares. Recuerdo uno de fernando palha, por ejemplo. Lo he visto en algunas vacas de hace treinta años tambien. Ahora bien, imagínese eso, después de haber sido un toro chocante en su pelea en el caballo?. Mañana a por el 7. Y quiero llamar la atención q el toro no solo debe ser duro al castigo, sino chocante en la pelea ante el mismo. Más importante q la arrancada q decía el ganadero piloto de la estrella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, eso es lo que decía el de Borox y de lo cual nos hacíamos eco en el primer capítulo. Hubo un veragua de Prieto de la Cal que en Vilafranca de Xira tuvo una salida galopante espectacular que puso a todos firmes y con los cinco sentidos pendientes del animal pero no consigo localizar las imágenes.

      Saludos.

      Eliminar
  11. Lo mejor de nuestro debate es q hasta el momento no ha salido egaña.

    ResponderEliminar
  12. Ah, don Cesáreo Sanz. Ok.

    ResponderEliminar
  13. Cuatro días después de publicar esta entrada ha muerto en Vilafranca de Xira el torero portugués José Julio, que sale en esa foto que hemos puesto donde es arrollado por un miura en Sevilla. Salvo error, fue el primer portugués en cortar una oreja en Madrid y fue a un toro de Cuadri.

    ResponderEliminar
  14. 7. Aquí introduces un tema complicado. Como lo son todos los puntos. Un problema de visión del toro impide su nobleza. Primera cuestión q debemos tener en cuenta.
    La nobleza tiene q ver con dos aspectos, obediencia y fiabilidad del toro. Cualidades muy estimadas por los toreros y q también tiene el ganado manso o doméstico. Así pues en líneas generales estoy muy de acuerdo con su respuesta. Añadiría a corro chano, cuando hablaba de toros q parecían monjitas de la caridad, por su desempeño servil e inocente. Q grado de nobleza debe imprimir el ganadero para q sus toros sean comerciales para el toreo estético de posturas tranquilas y sosegadas, allí radican los intereses ganaderos y las modas y lo q la gente quiere ver. Recuerdo aquello q decía navalon, cuanto más humilla el toro, más humillada estará la fiesta. En definitiva la bravura de verdad y la nobleza, conjugan mal pero de eso trata ser ganadero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo con agrado que coincidimos bastante. Esa frase de la humillación la repetía Victorino Andrés. Cuando lo acusaban de que sus toros no se caían porque no se entregaban y no humillaban, salía con eso.

      Saludos.

      Eliminar
  15. Pregunta 8. Coincido en la respuesta. Si he indicado q la bravura es la forma de lucha de combate ante la lidia y una característica de la misma es q el toro sea duro (lo contrario de blando) y está no se puede apreciar al no existir castigo, concluiremos q no existe bravura contrastada. Ahora bien, si existe un comportamiento distinto de unos animales con respecto de otros. Más pies, más agilidad, más revoltosos o codiciosos... Pero nunca podremos hablar de bravura porque nos falta la vara.
    He dicho q la bravura es la respuesta a la lidia y en especial en su estado levantado o primer estado, q incluye = duro (contrario de blando) + revoltoso (codicioso) + seco (lo contrario de suave en la embestida, brusco) + volitivo (listo). Varias de estas características se pueden observar. Al igual q la duración del estado levantado sin vara. Pero falta el castigo para comprobar su dureza.
    El fin de las corridas a vida, no es la lidia sino simplemente correr los toros. Por lo q la posible bravura siempre es incompleta su demostración. Esto no quita q muchos toros o vacas de las corridas a vida, demuestren ser mucho más revoltosos listos... Q el toro escachifollado en el estado levantado. Coincido contigo rafa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y los ha habido verdaderamente incansables en sus embestidas a pesar de ser burlados una y otra vez. Pero coincidimos en que falta el castigo al cual sobreponerse.

      Saludos.

      Eliminar

LOS USUARIOS DE IPHONE, APPLE O SAFARI DEBEN ENVIAR SUS COMENTARIOS AL CORREO ADJUNTO YA QUE LA ENTRADA SÓLO PERMITE ANDROID: clea89@outlook.es DISCULPEN LAS MOLESTIAS.