lunes, 18 de octubre de 2021

COPA CHENEL (5): CUADRI - REHUELGA

 100 PASES A 3 CUADRIS

Más de cien pases en total dieron los diestros a los tres cuadris que lidiaron. Ha habido corridas de seis toros de esta divisa a las que no se les ha dado esa cantidad ni por asomo. En unas, por marmolillos y en otras, por listos.

Los cuadris de San Agustín de Guadalix salieron noblones, sin poder, con poco fuelle y poca casta pero siguieron las muletas inagotablemente, como los de cualquier ganadería comercial. ¿Significa esto que Luis tiene que lanzar las campanas al vuelo? Creemos que no porque las visitas al peto fueron como las visitas al dentista: tres entradas en total sin emplearse y recibiendo un castigo minimo.



Hombre, si a los de Cuadri hay que tratarlos con guante blanco en el caballo para que luego el torero exprese lo que lleva dentro, es que no estamos en casa de don Fernando ni mucho menos en la de don Celestino. Recuerden que el abuelo decía que los tres puyazos eran imprescindibles 'caiga quien caiga aunque el que se caiga sea el toro'. ¿Qué pensaría de estos tres animales? Recuerden aquí.

Los de Rehuelga fueron, en primer lugar, dos ejemplares amistosos, sin picante, blanditos, vulgares y con ganas de colaborar. Echamos de comer aparte al último, un toro bravo. Y al decir bravo, no hay nada más que añadir, señores. Bueno, sí, que faltó un tercer puyazo donde pensamos que ese Suareño no hubiera cantado la gallina. El mejor toro de esta descafeinada Copa Chenel sin duda alguna.



ROBLEÑO. Su primero, de Cuadri, era un cinqueño anunciado con 535 kilos que parecían bastantes más.



No se emplea en varas para ofrecer después una embestida sosa con la fuerza más que justa. Robleño se ha visto en circunstancias mucho peores y ante este cuadri de mentira estuvo claramente por encima.



Lo dejó respirar y lo condujo con dulzura. Media desprendida con vergonzosa rueda de peones más dos descabellos.



Su segundo era un casi seiseño de Rehuelga, cárdeno listón, en tipo.



La novedad fue que lo puso dos veces al caballo y eso, en esta copita Chenel, es un milagro. El problema es que el toro tuvo que enfrentarse a un caballo de más de 700 kilos y a un caballero de más de 120, sumen ustedes. No obstante, en la segunda se vino de largo... suponemos. Es que en Telemadrid estaban enfocando al presidente y no lo vimos. Tampoco vimos la salida del primero en la línea habitual de esas retransmisiones absolutamente pedestres que perpetra esta cadena. Hay muchas veces en que los comentaristas hablan de cosas que no vemos porque ellos miran al ruedo y en pantalla hay otra cosa sin interés que enfocan absurdamente. Los espectadores tenemos que ir adivinando lo que está sucediendo, es algo nefasto. Y olvídense de que ofrezcan algún primer plano cercano del toro entero para comprobar sus hechuras.

Buen inicio de Robleño por bajo para confirmar que el toro era amigo suyo. De ninguna manera se le notaban esos aviesos seis años que dicen que hacen ilidiables los toros.

A nosotros su trasteo nos aburrió bastante pero no nos hagan caso porque los de televisión y el público asistente eran felices ante lo que estaban viendo.



Dos orejas y, cómo no, el azul de moda para el torillo. Antes, un pinchazo delantero y una estocada pasada y desprendida. Tras ella, tuvo el feo gesto de arrojar la muleta a la cara del toro moribundo, ¡muy mal Fernandito! El toro es el que te da de comer y merece siempre un gran respeto y más cuando ha sido un verdadero amigo, como decíamos antes.



El diestro se había permitido incluso hacer el tiovivo con el de Rehuelga, demostrando que si hay que pegar pases a la borrega, sabe hacerlo igual que Talavante, nosotros no vimos ninguna diferencia:




PAULITA. Su primero de Rehuelga era negro entrepelado, meano, axiblanco y facado. No era lucero, como aseguraron los televisivos, sino facado, vean:



Nada en varas y luego blando, soso y sin ninguna mala intención, o sea, un torito de siesta con pijama y orinal. Por supuesto que no puso en evidencia la inactividad de Paulita aunque con la izquierda anduvo bastante desconfiado.



Al nulo interés de la faena se sumó la agravante de que Paulita se puso muy pesado antes de un pinchazo que escupe y esta estocada tendida y caída:



El quinto era un cinqueño muy serio de Cuadri, acapachado y cornidelantero:



De salida fue pronto y el más humillador de los tres. No peleó y se dejó pegar donde ven ustedes. Total, todo es toro:



Luego Manolo De los Reyes le puso el mejor par de la tarde porque se dejó ver, el toro lo esperó y cuando lo tuvo a tiro le levantó la cara por encima de su cabeza:



La cuadrilla de Paulita era de lujo: además del citado, Sergio Aguilar e Iván García. Es difícil mejorarla.

El cuadri fue nobilísimo y muy obediente al cite pero le faltó rasmia. Esa palabra, muy usada en Aragón, la entenderá perfectamente Paulita. Quiere decir empuje, acometividad, tesón, energía...



Media dura y desprendida que no hace mella más seis descabellos.



ANGULO. Su primero era un negro zaíno de Cuadri de 556 kilos, rematador en los burladeros y que renqueó de la mano derecha con avaricia:



Mira el caballo pero no quiere ir y luego acude como quien va a pagar una multa a Hacienda. Menudeaban las protestas y Angulo se dedicó a echarle el capote a las nubes para que no se derrumbase. No lo comprendemos: dice que ésta era la corrida más importante de su vida y prefiere torear un inválido ante el enfado del respetable en lugar de bajarle la mano y que le enseñen el verde. Pero, en el fondo, todos los toreros prefieren vérselas ante un animal mermado que jugársela a que salga otro en plenitud de facultades.

Nos resultó cansino ver cómo hacía posturas ante ese Ironside negro aunque en televisión estaban encantados de la vida con su faena.


 

Espadazo feo por trasero, caído, tendido y atravesado con el inevitable telonazo. Tras dos descabellos acabó nuestra pesadilla.



Y el último fue el gran Suareño, nacido en noviembre de 2015, hagan cuentas. Era un tanto regordío, badanudo y corniapretado:



Tomó la primera vara de bravo, la mejor de la tarde e incluso de toda la Copa Chenel. Llevó el caballo hasta la barrera empujando fijo y con rasmia, recuerden la palabra:



La agradabilísima sorpresa fue que Angulo lo puso otra vez de largo y ahora sí que vimos cómo se arrancó al galope desde lejos para volver a empujar fijo y con la cabeza abajo:



Ovación para Quintas tras este tercio. Señores, ¿no era esto lo que íbamos a ver cada tarde en cada toro de la Copa esta? Pues ha sido la excepción y animales que hayan tomado dos varas luciéndolos mínimamente los contamos con los dedos de una mano y sobran. ¿Qué diferencia ha habido con las ganaderías criticadas por comerciales? Éste pone la misma cara que nosotros ante la moto sin ruedas que nos han vendido con esta copilla:



En banderillas se comía a los peones nada más verlos. Valladar estuvo bien en su par:



A la muleta se venía con casta confirmando su bravo carácter pero Angulo lo malogró. Se echó la mano a la izquierda para pegarle dos tandas de mantazos dignas de una denuncia ante el juzgado de guardia. Aquí remata la segunda con un pase por alto, que no de pecho:



Con la derecha anduvo más limpio pero ya el buen toro iba en reserva tras su excelente performance hasta ese momento. Se dedicó a pasar sin más y Angulo pegó pases también sin más, ¡qué pena!

Queda clarísimo que nos gustó mil veces más el santacoloma que el extremeño.



El toro le pidió la muerte completamente cuadrado y con la cabeza gacha pero el maestro se fue a la barra de madera a beberse un chupito de agua. Al volver de su excursión sufrió un arreón en justo castigo a su actitud y después nos dio un sainete para cuadrar como pasa siempre cuando los toros se enfadan porque no los matas cuando te lo piden, recuerden lo contado aquí.

Se equivoca entrando dos veces en la suerte contraria a un toro bravo, es algo acongojante. Pinchazo y entera perdiendo la muleta y sin puntilla.



Muy bien el presidente considerando que la petición era minoritaria y negando la casquería. Aplausos al toro en el arrastre cuando éste merecía de calle el azul mucho más que cualquiera de los azuleados en esta copa de marras.

Menos mal que nos fuimos con el buen sabor de boca de ese toro de Rehuelga porque si no, la tarde se nos pasa en medio de un gran sopor, dicho sea desde nuestro discutible punto de vista, en los antípodas de lo que comentaron al final en televisión.

No trajo Cuadri a la corrida este Informal número 2 que en el campo parece un tren de mercancías:



Aquí lo ven mejor:



Si lo quieren ver más de cerca, vayan a las fiestas de Onda porque lo han comprado para exhibirlo por las calles. Cuidado porque en la localidad castellonense han adquirido una corrida completa de Cuadri. Así, a ojo, nos tiramos a la piscina para asegurar que habrán pagado no menos de 40.000 euros por el lote a no ser que en Comeúñas les hayan hecho un descuento por ser tan buenos clientes.

Con ellos nos despedimos. Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.










17 comentarios:

  1. Buenas Rafa.

    La verdad es que me hubiera gustado mucho escuchar las declaraciones del actual Cuadri. Yo puedo perdonar una mala corrida incluso una mala temporada , pero nunca un cambio en los criterios de lo que se busca en la ganadería. Esperemos que no sea el caso y que cuando llegue a la finca las opiniones con Fernando coincidan pues sería una buena señal.

    Con respecto al encierro de Cuadri para las calles hay que decir que tienen un gran trapío lo que da a entender que en el festejo popular se paga bien y además en la mano , sin pagarés que de vez en cuando no se cobran o se hace a 365 días , Fernando siempre a sido un señor con los que van a su casa a por toros , no todos pueden decir lo mismo .

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respecto a la selección quiero pensar que lo que salió pertenece todavía a la herencia de Fernando porque lo que hayan podido hacer sus herederos aún tardaremos un tiempo en verlo. De todas formas yo no soy de los que conocen a fondo los tejemanejes dentro de la ganadería de Cuadri y es posible que haya más de un aficionado de los cuadriadicos que me rectifique.

      Por lo que se refiere a los toros que compran las peñas para las calles tiene usted toda la razón ya que hubo una época en que se llevaban los defectuosos y ahora es al revés: van con los billetes en la mano de forma normalmente mucho más seria y diligente que los empresarios de las plazas. Por ese motivo ya hace bastantes años que se llevan los mejores ejemplares del campo.

      Saludos

      Eliminar
    2. Ya hace años que Don Fernando aguó el vino

      Eliminar
  2. Buenas tardes, Don Rafael y la compaña:

    Hay un detalle que me llamó mucho la atención ayer, y es que hasta que se lidió el tercer Cuadri no vi dificultades para banderillearlos, sus hermanos se dejaron poner los tres pares sin echar la cara arriba y casi colaborando. En lo positivo resalto que los vi menos agarrados al piso y moviéndose, quizás por no tener esos 60 kilos más de remate con los que D. Fernando los presentaba en la plaza (y que yo los veo innecesarios, perjudiciales y de mal aficionado el exigirlos).

    En lo negativo los vi descastados, ni para bien ni para mal, excepto al último, y no queriendo caballo ni en broma.

    Robleño se dedicó a dar pasitos atrás con su primer Cuadri como si fuera encastado, mientras que en el de Rehuelga le vi a medio gas, enseñándolo con buenos naturales para luego esconderse él en muletazos vulgares. Dos orejas excesivas.

    Paulita estuvo a medias, pero con su parte médico un servidor no se habría levantado del lecho del dolor hasta navidades; al héroe poco más se le puede exigir.

    Y Angulo.. pudo haberle hecho mucho más al noblote y mediopensionista primero, pero es que le tocó el que Belmonte le decía al novel que le pidiera a Dios que no se lo enviase.. y se fue con las orejas padentro y sin torear.

    Creo que si hubieran hecho caso a los gritos pelados desde el tendido del Rosco y sacan al caballo para un tercer puyazo hubiera cantado la gallina, porque al final de la faena, sin sentirse sometido por el torero, ya salió varias veces distraído de la muleta y tendía a cerrarse hacia tablas, pero como no hubo tercer puyazo ni nadie le pudo, pues eso: BRAVO mientras no se demuestre lo contrario.

    En líneas generales una tarde para haber destacado al entrevistador en el patio de arrastre y que le hubiera arrimado el micro a los seis toros, a ver qué opinaban ellos de los toreros (dejo a Paulita aparte y le deseo mucha salud). Yo me lo pasé bastante mejor con los toros que con los toreros.

    Un cordial saludo a usted y a sus selectos lectores.

    P.S. Estamos en la época con los peores y más antitaurinos realizadores televisivos de toda la Historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que en lo básico estamos de acuerdo: Robleño discreto, Paulita sin calificar y Angulo superado por el de Rehuelga.

      Y en los toros también: los de Cuadri con poca casta y es curioso eso que dice usted de que el sexto fue bravo mientras no se demuestre lo contrario en un tercer puyazo. Seguramente lleva razón.

      Y me alegro de que usted también se haya dado cuenta de la indignante retransmisión televisiva. Eran mejores las imágenes del no-do de hace 70 años que la realización de las corridas por Telemadrid, dan pena.

      Saludos

      Eliminar
  3. Un inciso: nada de sólo Telemadrid, eh? Es una pandemia (esta de verdad) que se extiende por todas las cadenas televisivas, ahora todos quieren dárselas de Sergio Leone, con esos larguísimos primeros planos, pero no del Toro protagonista, como hacía el italiano, sino hasta del que vende los yintonis, mientras en el ruedo podríamos estar viendo 100 detalles interesantes e imprescindibles para la lidia.
    Cuando veo una corrida enlatada por el Plus, de los lejanos 90's, constato con tristeza cuánta calidad hemos perdido en las retransmisiones televisivas, casi tanta como derechos y libertades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, está clarísima la pérdida de calidad.

      Es especialmente indignante cuando estamos esperando a ver si el toro se arranca al caballo y nos enfocan la cara del picador. O las órdenes que debe de haber desde arriba de enfocar el descabello y la puntilla a tres kms de distancia. En la Televisión de Castilla La Mancha se dedican a enfocar al público en esos momentos, supongo que también serán órdenes del buenísmo imperante. O recrearse absurdamente en la cara del banderillero mientras el compañero que está bregando no sale en pantalla.

      Pero lo de perderse la salida del toro es algo inconcebible y los de Telemadrid se llevan la palma.

      Saludos

      Eliminar
  4. En promedio, ¿será ya menos del 10% los toros que responden, luchan y actúan como Suareño en una corrida? ¿Menos de un 10% los toros que presentan una percha como la de Informal, de Cuadri? [Por cierto, hay que darle justa oportunidad a este último.] En el tercio de varas, ¿se alcanza un 10% de los (pocos) puyazos que cumplan como BIEN colocados y honestamente ejecutados?

    Pena y enfado. ¡LÁSTIMA! // Atte., Torotino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizá sea por el riesgo de morir que hay en este espectáculo o rito o lo que sea pero en ningún otro evento se da esta situación que usted comenta de hacer las cosas tan mal. Puedo entender el alivio al entrar a matar pero ¿por qué no hacer una suerte de varas medio en condiciones si no cuesta tanto y además el picador está archiprotegido en su montura acorazada?

      Que salgan toros bravos ya es otro cantar porque ver un toro realmente bravo es algo muy difícil.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Perdón, olvidé preguntar... ¿cuál será el porcentaje de las estocadas B-I-E-N realizadas (aunque sea relativamente) en una corrida de toros? Claro, no para destacar las que causan que el burel 'se desplome sin puntilla'. Gracias Dn. Rafa // Atte., Torotino

    ResponderEliminar
  6. Cuando vemos alguna siempre lo destacamos por aquí, especialmente por la diferencia que hay entre quien arriesga mucho por hacer las cosas bien y los que se alivian de forma escandalosa sin que los críticos paniaguados ni los comentaristas televisivos los pongan en evidencia.

    La pena es ver a la mayoría de novilleros viciados con todos esos alivios seguramente por culpa del mundillo de taurinos que los rodea.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Acostumbrese señor Rafael porque al final todos los ganaderos van a pasar por ese mueco. Habrá gente como los asiduos a este blog que quieran una tauromaquia completamente contraria a la que se estila hoy en día, pero la realidad es que son los menos. El público, la masa, que es la que realmente da de comer, tiene otros gustos y no exigen nada, simplemente no van. Y el que quiera sostenerse y sacar esto hacia delante no le queda mas remedio que adaptarse, es bonito ver gente que defiende sus ideales, pero... de todas formas, no se canse usted porque su manera de ver la tauromaquia es muy importante y se aprende muchísimo con sus entradas. Muchas veces no estaremos de acuerdo, pero es bonito hablar de toros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que acostumbrarse a toda la golfería que hay en el mundillo de los taurinos provocaría que rápidamente tirasemos la toalla como han hecho algunos buenos aficionados que ya no quieren saber nada de los toros excepto con una serie de festejos que se cuentan con los dedos de una mano y sobran varios.

      Le agradezco que tenga en tan buena consideración las letras que por aquí juntamos, como decía otro lector en este caso descontento y un tanto ofensivo.

      Saludos.

      Eliminar
  8. A todo el mundo le preocupa el toro, a unos de una manera y a otros de otra. Ningún torero es aficionado a los toros, son aficionados al toreo que es diferente, y buscan un toro con el que puedan hacer el toreo que quieren expresar. Al toro somos aficionados nosotros, pero como no tenemos ni el corazón para ponernos delante ni el bolsillo para criarlos pues esperamos a que venga alguien a satisfacer nuestras necesidades. Nosotros no podemos hacer nada, solo hablar y pagar o no la entrada. Por eso le digo que por lo menos hablar es bonito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual que a los toreros, a los jugadores de fútbol no les gusta el fútbol sino jugarlo. Estamos totalmente de acuerdo, lo único que pediríamos es que ya que pasamos por taquilla los taurinos nos ofrezcan un espectáculo íntegro y nos permitan quejarnos cuando lo que vemos no nos ha convencido. Si no es demasiado...

      Saludos

      Eliminar
  9. Si a nadie le impiden nada señor Rafael, simplemente habrá gente que piense diferente y quieran expresarse al igual que ustedes. Pero al final eso son guirigays de mal gusto y poca clase, yo cuando veo a alguien gritando en una plaza me da la sensación de que se quiere hacer el protagonista, pero eso es una opinión personal. Yo creo que el respetable tiene su momento que es cuando el torero mata al toro y recoge la respuesta del público ya sean pitos, palmas, silencio u ovación. Y ahí es donde cada uno con respeto muestra su opinión u estado de ánimo.

    ResponderEliminar

LOS USUARIOS DE IPHONE, APPLE O SAFARI DEBEN ENVIAR SUS COMENTARIOS AL CORREO ADJUNTO YA QUE LA ENTRADA SÓLO PERMITE ANDROID: clea89@outlook.es DISCULPEN LAS MOLESTIAS.