lunes, 22 de noviembre de 2021

JOSÉ GÓMEZ CONTRA JOSÉ PALHA

Decíamos aquí que Gallito sólo mató tres corridas de Palha. Tras la última dijo que una y no más, santo Tomás. ¿Qué debió de pasar para que tomara esa decisión tan drástica? Nos hemos ido a la Biblioteca Nacional para rastrear en la prensa de hace cien años lo que aconteció en esos tres festejos. Les contamos a continuación lo que dice, a ver si sacan ustedes la misma conclusión que nosotros.

Esos seis toros de Palha los mató recién cumplidos los dieciocho años. Fueron las tres corridas en 1913: la primera en Córdoba, la segunda en Madrid y la tercera en San Sebastián. Aquí ven una corrida de esta ganadería desencajonada en Madrid diez años antes:


Estamos en Córdoba el 27 de mayo de ese año. Se anuncian ocho toros de Palha que son 'catedrales de cuarenta arrobas cada uno y con postes de telégrafos en lugar de cuernos'. Eso decía la prensa para abrir boca. Luego resultó que las arrobas no superaron las treinta, aunque estamos hablando en canal y eso rondaría los 580 kilos en animales huesudos como debían de ser aquéllos. Esta imagen es de una corrida de Palha de 1911 en Valencia:


Al final fueron siete más uno de Antonio Guerra para los diestros Machaquito, Manolete, Paco Madrid y Gallito, que iba de perla y oro. Los toros mataron siete caballos y fueron todos mansos excepto el primero de José, de nombre 'Torquillo', negro bragado. Tomó cuatro varas y el maestro le cortó una oreja. 

Manolete matando aquella tarde. Se aprecia el volumen del toro.


Su segundo, 'Toledano', un jabonero sucio muy manso, tomó las mismas varas y mató un caballo. Le cortó otra oreja con lo que igualó a Machaco aquella tarde. No parece que haya habido nada extraordinario en aquel primer encuentro entre los dos Josés, ¿no les parece?

El segundo fue menos de una semana después, el 1 de junio de 1913 en Madrid. Se rumoreó que se había borrado Bombita, cosa que nos extraña en él pero cuando el río suena... El cartel quedó con José y los dos Rafaeles: Machaquito y El Gallo. Su hermano fue quien se llevó el gato al agua por unas verónicas y unos naturales al quinto que le reportaron una gran ovación, que seguía a la salida del sexto. Pasó algún momento de apuro en su primero, como éste de la foto donde se le ve desarmado con intención de saltar la barrera:


El cuarto se echó el picador al lomo:


Gallito iba de verde y oro. Compensaron su lote ya que leemos que su primero era 'un monstruo, gordo y ancho de cuerna' mientras que su segundo salió 'chico, negro, sin cuernos, un torillo'. El primero se llamaba 'Estornino', berrendo en negro y botinero. Pasó casi sin picar, con tres picotazos. Los dos hermanos se pusieron a la derecha del caballo sin que nadie les gritara lo de '¡a tu sitio!' Allí marearon la perdiz para que el animal acudiese al caballo porque no tenía demasiadas ganas. Lo hicieron con objeto de que el manso de Palha no terminase tostado, cosa que descomponía a los animales y ponía en apuros después a los diestros.


Parearon los de la cuadrilla y el bueno de Pinturas se vio en apuros cuando el tal 'Estornino' hizo hilo al sentirse herido. Pinturas tomó el olivo pero el de Palha no frenó su carrera, intentó saltar y se llevó por delante la madera con los cuartos traseros aterrizando dentro del callejón encima del banderillero. Los espectadores temieron lo peor pero el susto se saldó sin consecuencias. Ahí está el toro buscando la salida:


La prensa destaca en más de una crónica que el Nene de Gelves salió a torear con la derecha, señal de que no se fiaba ni un pelo. No iba desencaminado porque el toro lo desarmó de inicio. Su hermano lo acompañaba en el ruedo junto a los de la cuadrilla. Aún no estamos en la época en que Joselito les ordenaba que se tapasen.

Fue Rafael quien lo ayudó a poner en suerte el toro para matarlo. Antes habían lanceado al alimón ambos:


Le dejó una tendida trasera y atravesada que asomaba y pasó un pequeño calvario al descabellar: seis o siete golpes según los revisteros. Pitos con algunas palmitas de los incondicionales. La imagen es de los tres diestros en el quinto, el del triunfo de El Gallo:


El sexto era 'Confitero', un negro listón huído y aquerenciado. Tras tres picotazos, otro portugués que se salvó de la barbacoa de milagro. Todavía consiguió Gallito pegarle más pases de los que prometía el comportamiento descastado del palha. Tras una estocada sin puntilla escuchó muchas palmas 'por haber convertido un buey en un toro manejable'.

Hombre, en esta segunda corrida lo pasó regular con el primero pero el segundo le dejaría buen sabor de boca, no por el comportamiento del bicho sino porque pudo con él y el público lo apreció.

La tercera y última corrida contra estos aparentemente temibles toros portugueses fue en San Sebastián, el 31 de agosto del mismo año. Ahora sí se anunció Bombita junto a los dos hermanos. Cartel de no hay billetes y reventa por las nubes. Ahí tienen a Bomba aquella tarde. Ha dejado una media delantera. Ya saben que la relación entre la familia de los Gallos y el de Tomares nunca fue muy fluida: 


El tercero, primero de Jose, se llamaba 'Cerrajero'. En la única crónica donde consignan su pinta ponen 'berrendo ensabanado' (?). Dicen que cobró dos refilonazos y tres picotazos, a pesar de los cuales dejó dos caballos para el arrastre (?). Uno fue éste de la imagen con Gallito al quite porque el picador ha quedado atrapado:


Se libró de ser tostado como sus hermanos de Madrid. A ver si el señor Palha era de los que se rascaba el bolsillo para evitar el fuego... Estocada caída atravesada y palmas.

Y el último que mató en su vida fue 'Caballero' en un periódico y 'Jefruyo' en otro, escojan ustedes lo que quieran. Era castaño bragado, tomó cuatro varas y mató tres caballos. Atención porque el diestro fue desarmado tres veces, lo cual denota cierta violencia en el animal. Le pegó primero un pinchazo, 'alargando el brazo y echándose fuera', alivios ambos que solía concederse el gran maestro (recuerden lo que contábamos aquí). Después, una atravesada, aunque en otro sitio ponen abiertamente 'bajonazo', lo cual no nos sorprende si el palha se mostró tan travieso como se deduce. Pusieron banderillas en el quinto los dos hermanos junto a Bombita y fueron muy aplaudidos:


Y aquí finalizó la historia de Maravilla con Palha. Nunca más los pidió. Dijimos en la otra entrada que Belmonte no se enfrentó a ellos jamás. Hombre, el trianero ya saben que, cuando le preguntaban por el ganado, siempre repetía  aquello de 'yo, lo que diga José'.

Pues a José no le gustaron un pelo esos toros tan mansos y con tantos pies que además desarmaban con cierta facilidad. Su preferencia irá por otro tipo de toro, el que preparará el camino para el toreo moderno. Esa preferencia fue el tiro que se pegó en el pie Joselito ya que será Belmonte quien se aprovechará del nuevo toro. 

Recuerden que lo comentábamos aquí a cuenta de la última corrida de Gallito en Madrid antes de viajar a Talavera. El maestro culminó la selección que había empezado Guerrita. A partir de entonces,  ya no habría águilas sino canarios. De esas tres corridas contra los palha no sacamos la conclusión de que fueran marrajos que lo llevaran por la calle de la amargura pero la cuestión es que Joselito puso a Palha en la lista negra. Se acabó lo que se daba y si te he visto, no me acuerdo.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

5 comentarios:

  1. No me cansaria de leer cronucas de estas corridas, imaginese verlas. Que maravilla. Gracias por la entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabe cuánto me alegro de que ya seamos dos porque acabo de mirar las estadísticas de visitas y no es que esta entrada haya sido muy popular a pesar de la presencia del gran maestro. Si lo cuantificàsemos en relación al tiempo invertido en la investigación para mí sería una ruina.

      Pero no dude de que cuando las escribo pienso en usted.

      Saludos

      Eliminar
  2. Hombre se agradece q me recuerde. Sdos

    ResponderEliminar
  3. Por cierto yo terminaria lavhistoria con don fernando, solo sea porque folque no le dejara entrar en la ganaderia. Jaja. Bzo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué grande su tocayo! De momento está en el horno una entrada sobre su compatriota Murteira Grave cuya filosofía no tiene nada que ver con la del viejo Hidalgo portugués.

      Recordemos su frase histórica: "el toro noble es un poco burro porque no comprende dónde está el enemigo".

      Y sobre Folque vaya usted a saber porque como es bastante lunático si por una remota casualidad le caes bien, igual hasta te aloja en su finca.

      Saludos

      Eliminar

LOS USUARIOS DE IPHONE, APPLE O SAFARI DEBEN ENVIAR SUS COMENTARIOS AL CORREO ADJUNTO YA QUE LA ENTRADA SÓLO PERMITE ANDROID: clea89@outlook.es DISCULPEN LAS MOLESTIAS.