Follow by Email

martes, 18 de junio de 2019

CORRIDA DE LA PRENSA, 2019. SANTIAGO DOMECQ: ¡POR FIN, EL TERCIO DE VARAS!

Después de 189 toros lidiados, en el que hacía el 190 llegó un tercio de varas para disfrutar. Y algo habrá que agradecer a El Fandi ya que otro cualquiera no se esfuerza lo más mínimo en lucir un toro que luego iba a banderillear y a perder fuelle en la muleta comprometiendo un posible triunfo.



¿Ustedes creen que hay derecho a que cada tarde se nos hurte un tercio del espectáculo? Bueno, más que robar lo que hacen es sustituirlo por una carnicería sangrienta repleta de puyazos traseros o en el lomo, cariocas sin venir a cuento y todo con caballos tan monstruosos como resabiados. Este monumental desastre se lleva a cabo bajo la supervisión de los diestros a quienes sólo les preocupa quebrantar al pobre animal. Total, 'todo es toro', como dicen los del mundillo. Ignoran esos mismos maestros que en este serial hemos visto muchísimos toros que han embestido descompuestos en las muletas por culpa de las lanzadas en el lomo que han sufrido.

Nuestro agradable protagonista fue este 'Zahareño', de Santiago Domecq. Colorado, ojo de perdiz, chorreado en verdugo, bajo y hondo. 



El primer puyazo lo tomó de bravo y Bernal le pegó trasero y le levantó el palo. En el segundo el toro sorprendió al piquero con un choque tremendo que lo hizo volar de la montura:



Antes de esa tremenda embestida, había escarbado un poco, no lo taparemos aunque después de 'Cobradiezmos', esa circunstancia a muchos les da igual. Entonces llegó el buen detalle de El Fandi al ponerlo largo. ¿Cuántas veces hemos visto esto de aquí abajo en 189 toros lidiados? No hay derecho. Conste que lo puso porque muchos aficionados lo reclamaron desde el tendido:



Entre los aficionados no contamos a los comentaristas televisivos, que estaban en contra de esa tercera entrada diciendo cosas como '¿para qué otra vez si ya se ha desgastado bastante?' Así hacen afición. Era la ocasión para haber valorado el ver por fin un toro de largo en el caballo en un tercer puyazo, cosa que ha brillado por su ausencia en más de treinta corridas.

Tardeó el toro pero el tendido esperó con paciencia y por fin se arrancó al galope. Ya ven que Bernal no dio el pecho sino que esperó con el monstruo de lateral para clavar:


FOTO: Julián López

Hubo un sabio que dijo 'prefiero un Catón a trescientos Sócrates'. Nosotros les diremos que, con sus defectos, preferimos este tercio de varas que el 95% de las faenas de muleta de esta feria. Así de claro.

La corrida de Santiago Domecq tuvo cuatro toros de triunfo incluyendo este 'Zahareño' que llegó exhausto a la muleta pero que apuntaba muy buenas maneras. En el caballo, discretos pero con el honor salvado por ese tercio que acabamos de explicar. El mejor, este segundo, que aunó un gran trapío a una prestación excelente aunque sin exceso de poder:


FOTO: Andrew Moore

EL FANDI. Mató tres por la cogida de Aguado. Nos llamó muchísimo la atención las alabanzas continuas que tributaban los comentaristas televisivos al diestro:

"Es un maestro con el capote...tiene un gran sentido de la lidia...conoce como nadie los terrenos...qué gran oficio con la muleta...es letal con la espada...qué grandes pares ha puesto..."

Parece que estén hablando de la reencarnación de Lagartijo, ¿no les parece? No cabe duda de que tienen pagadas las gambas en Granada cuando vayan a 'Los Diamantes'.

En su primero replicó a un quite de López por saltilleras cambiadas con unas chicuelinas feas por mantener el compás abierto. El toro lo zancadilleó y al levantarse se hizo un autoquite extraordinario:



Puso tres pares aliviándose y si El Fandi se alivia en banderillas, se queda en un torero peor que vulgar. Lo mejor fue el recorte que pegó al toro cuando iba con la montera a cumplimentar al presidente y el animal se le arrancó. Ahí lo tienen. Seguro que Gallito hizo eso mismo alguna vez pero no tenemos imágenes. Como lo hace Fandila, el público bosteza:



Repitió el inicio de Sevilla de rodillas. Hizo el tiovivo, que de pie no tiene ningún mérito pero así y en los medios, sí:



Luego se dedicó al toreo a destajo fuera de cacho mientras el toro pasaba por allí:



Trasera, tendida y desprendida sin puntilla alargando el brazo y tapando la cara.

Su segundo era este bonito sardo:



La noticia es que José Manuel González lo pico bien en el primer puyazo. Tres pares más de Fandi sin mérito por sus alivios. Hasta Rincón lo vio, que ya es decir: 'ahí se pasó un poquitito de pitón...'

El toro era un amigo y por allí anduvo el diestro pegando pases hasta ponerse pesado. Tendida trasera sin puntilla alargando el brazo de nuevo y perdiendo la muleta.



Por fin salió 'Zahareño', el de Aguado,  torito de buenas hechuras y bravo en el caballo, cosa que no se puede decir de los que sólo han ido dos veces al peto y que son prácticamente todos los de la feria. 



Ya hemos descrito su memorable tercio de varas con el lunar de escarbar y tardear un poco.



Entre dos de los puyazos, El Fandi hizo un quite combinando una chicuelina, una reynera, una caleserina y media verónica de remate, ¿qué me dicen? 



Le dejó respirar en el segundo tercio y le puso cuatro pares, siendo el único realmente bueno el que colocó por los adentros yéndose luego marcha atrás con la mano en el testuz del toro. Por cierto, le pitaron absurdamente por solicitar el cuarto par. Si es mejor torero con las banderillas (cuando quiere) que con la muleta, ¿a qué vienen las protestas? Éste fue ese único par genuino:



Nuevamente se puso de rodillas en el tercio pero la verdad es que el toro estaba agotado. Nosotros dimos por bueno quedarnos sin faena de muleta tras lo visto en el caballo e insistimos en agradecer al maestro que pensase más en el toro que en su egoísmo personal. Dos pinchazos y estocada honda, trasera y atravesada perdiendo otra vez la muleta. Bella muerte del toro con el maestro acariciándole la grupa:



LÓPEZ SIMÓN. Su primero se llamaba 'Tormentoso' y era negro, salpicado, mosqueado, ojalado, gargantillo, caribello, enmorrillado y bajo de agujas. Excelente trapío en conjunto:



Fue alegre al caballo, se empleó sólo en el primero y le levantaron la puya en los dos. Hizo Aguado un quite por verónicas que le salieron sucias pero sin esa moda nefasta de poner las manos hacia abajo. Atención porque los subalternos habían visto que el gran maestro Fandi se había aliviado con avaricia en banderillas, razón por la cual se dedicaron todos a clavar a toro pasado. Lo de Osuna aquí fue un escándalo.

Inició mal la faena López porque tenía que encelar al toro y no pegarle los cuentos chinos que trae del hotel y de los que se iba distraído. Cuando por fin se centró tras haber perdido un tiempo precioso, el toro embestía derrapando como Márquez, vean:


FOTO: Arjona

Si llega a embestir así uno de Cuadri, la parroquia torista se deshace de gusto. López le presentaba su enorme muleta limitándose a aprovechar el gran viaje del toro. Nunca cargó la suerte, fue un toreo vulgar sin ninguna hondura, ¡qué lástima de torito bueno!



La única virtud de López fue hacerlo parecer peor de lo bueno que era, cosa difícil. Menos mal que los toros no hablan... Metisaca en la paletilla (sí, han leído bien) y trasera echándose encima tras el fiasco anterior. Era además desprendida, perdiendo la muleta y saliendo prendido sin consecuencias. Fíjense en el telonazo que pega con su muleta XXL:



Su segundo era un castaño escurrido y astifino. Dos puyazos dejándose pegar en el lomo y Yelco Álvarez que vuelve a banderillear a toro pasadísimo. La tarde llamó la atención por eso cuando durante toda la feria se había clavado muy decentemente pero El Fandi marcó el camino del alivio y todos lo siguieron de forma borreguil:



Lo único bueno fue un quite espléndido que hizo Carretero, bien colocado. El toro se venía como un tren y Cristina salió con una expresión de los taurinos para la cual necesitamos traducción: 'el toro viene más de lo que se va' (?). De nuevo nos castigó López con su tauromaquia perfilera que hace años muchos alababan pero que a nosotros no nos ha convencido nunca. No olvidamos que este hombre ha salido cinco veces por la puerta grande de Madrid, o sea que está claro que el problema lo tenemos nosotros.



Aún con todo, permítannos volver a lamentarnos: ¡lástima de toro! Estocada honda y trasera a la carrera que escupe y otra atravesada con el brazo elástico. Menuda pareja de toros se le juntaron a López en una misma tarde, ¡y en Madrid! No vamos a hacer más sangre, lo dejamos aquí.

AGUADO. Se notaba en el ambiente que se le esperaba. Ya se habían engrasado las bisagras de la puerta grande dejándola entreabierta. Su primero era negro, mulato y listón. Tal como Aguado salió del burladero, Gómez no paró de marearlo desde el callejón poniéndose insoportable: '¡abre!, ¡abajo!, ¡para!' Lo recibió con sus segundas verónicas, también decepcionantes, pero por fin le vimos una buenísima media en el quite posterior tras la tabarra de las chicuelinas:



Gómez clavó tan pasado que en el segundo par se quedó sin toro, ya ven que copiaron lo peor de El Fandi:



El torete era ideal para el trasteo de Aguado que, de inicio, le pegó un natural a pies juntos pleno de temple y de buen gusto:



Luego le pitaron por abusar del pico. En provincias tragan pero aquí no. Ahí lo tienen:



Otro más. Aunque no se retuerza como la mayoría, esa presentación de muleta no es de recibo:



Casi todo fue con la derecha y siempre con la figura erguida, la naturalidad y el empaque que son su carta de presentación y que agradecemos mucho, que conste:



Algunos se apuntan ahora a decir que ya habían descubierto a Aguado de novillero. Nosotros lo único que nos apuntamos es que desde la primera vez que le vimos, dijimos lo que venimos repitiendo: no sabe matar. Aquí dio una nueva muestra de ello. Se tiró fatal, más preocupado de tapar la cara del toro que de hacer bien la suerte. Luego se paró delante sin cruzar y el animal lo vio y lo cogió:



Llevaba sendas cornadas de 10 y 15 cms. pero volvió a la cara del toro para dejar una entera sorprendentemente arriba tapando la cara como siempre. Después, cinco descabellos y el toro que se echa al segundo aviso. Se retiró por su propio pie a la enfermería y dejó a la plaza compuesta y sin novio porque ya no saldría a matar el sexto. 

Decimos lo de novio con permiso de Ureña, recuerden la entrada anterior. Ya veríamos qué hubiera pasado con ese 'Zahareño' si llega meloso a la muleta de Aguado en lugar de agotado por el trajín de El Fandi. ¿Sería capaz la niña venteña de salir con dos toreros a la vez? ¿Se le habría partido el corazón? Con el tiempo lo veremos. Ustedes nos dirán que son dos toreros muy diferentes. Hombre, tienen algo en que son iguales como dos gotas de agua: estamos ante dos matadores que no saben matar.

Y hasta aquí hemos llegado en nuestra serie de crónicas sobre la feria isidril. Nos impusimos la obligación de comentar todas las corridas para ustedes y hemos sobrevivido (sólo nos quedó en el tintero la de El Ventorrillo porque estábamos en Vic). Esperemos que los seguidores habituales se hayan entretenido con lo que han leído. Los que nos han visitado por primera vez ya han visto de qué pie calzamos. Nuestra visión está totalmente alejada del taurinismo oficial pero también del torismo militante, que, con sus fobias y sus filias, a veces justifica lo injustificable o ve sólo lo negativo. 

Que conste que nosotros también tenemos nuestras manías como han comprobado. No soportamos los caballazos de Madrid, los puyazos en el lomo, las medias verónicas consecutivas, la ausencia de tercera entrada al peto, los pares a toro pasado aplaudidos igual que los auténticos, los brindis de toros que no valen nada, la pierna atrás, las estocadas tapando la cara y pegando la puñalada para aliviarse y la falta de respeto al toro. Dicho sea así, a vuelapluma. Ah, y no tragamos con muchos comentarios televisivos que nos hacen hervir la sangre.



Gracias por haber tenido la paciencia de llegar hasta el final. Únicamente nos queda emplazarles para la próxima entrada donde otorgaremos nuestros personales premios de la Feria 2019. A ver qué les parecen.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.




25 comentarios:

  1. Infinitas gracias por comentar la feria entera. Ha sido un verdadero placer y personalmente he aprendido mucho.

    Salud pa la próxima!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a usted. Pero vaya con cuidado porque los taurinos le dirán que lo que aprenda por aquí sólo le servirá para hacerse mala sangre. A los toros hay que ir a divertirse, como dicen ellos.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Muchas gracias por las crónicas, aunque en ocasiones no estemos de acuerdo. Pero ya se sabe que los aficionados a los toros estamos para disentir y discutir, como sucede en los buenos matrimonios.

    Saludos afectuosos desde Madrid.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada. Sobre esos buenos matrimonios de que habla, siempre he pensado que saltarían chispas en uno en que un cónyuge fuese torista y el otro torerista. Creo que tendrían que llegar al acuerdo de no tocar nunca el tema taurino ni ir a corridas juntos.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Cadavezmasdesencantado18 de junio de 2019, 13:56

    Muchas gracias por sus detalladas crónicas. Me hago cargo del esfuerzo que hay detrás.
    Los taurinos que viven de esto no dicen lo que aquí se ve, es un oasis para el aficionado.
    Mi propósito para la próxima sería que los toros fueran en peso y no pasados como muchos han salido, los pistones de diseño dejarán paso a los vintage, los picadores practicarán en el invierno, la suerte de varas fuera importante y no un trámite, las faenas durasen lo justo, se matasen a los toros en su sitio...
    Con eso me conformo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias ,amigo, por el esfuerzo.Sus crónicas ,junto a las de un par de sitios mas , me han hecho "asistir" a la Feria sin tener que aguantar a la televisión y sus mariachis.
    Reitero las gracias y le envío un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a usted. Ese par de sitios puedo deducir cuáles son. Pero habrá visto que hemos discrepado con lo que en ellos se decía más de una vez.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Discrepar,como Dios manda, es enriquecedor y juntando detalles y observaciones de unos y otros sale una fotografía más completa.
    No le voy a mentir si le digo que lo más que he visto en televisión es un toro,como máximo dos, por corrida y en alguna ninguno.
    Para eso estan los buenos aficionados que con una paciencia infinita ponen esos conocimientos y detalles a disposición del que quiera.
    Gracias de nuevo y un saludo muy cordial.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias!!! Por reseñar la feria completa, fue un verdadero banquete de aprendizaje y conocimientos.
    Es bueno sentirse identificado cuando se ven las cosas diferentes..
    Espero Dios le preste vida y pueda reseñar ferias de proximos años.
    De mientras por aqui lo seguiremos con lo que venga.
    Muchas gracias.
    Saludos Rafa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, a ver si usted disfruta de la misma salud para seguir leyendo lo que por aquí emborronemos.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Rafa, estaba esperando con ansias su comentario sobre el gesto del Fandi al sexto de la tarde, el granadino escuchó al público, colocó al toro en suerte y nos regaló ese tercer puyazo.

    Al final el toro no duró, lo que me ha llevado seriamente a pensar que los tres puyazos no son la solución al espectáculo, así como que el Fandi, uno de los más odiados del escalafón por el purismo, trató de hacer las cosas al gusto de sus detractores y al final ha sido el maestro el que ha llevado la razón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ha visto que resalto lo de El Fandi en el primer párrafo aunque cabe la posibilidad que apunta el amigo Curro aquí abajo, no sé.

      Ojo porque no es que los tres puyazos no sean la solución al espectáculo, ¡es que son el espectáculo! Pero para que sea así hay que hacer lo que comentábamos aquí, convertir el puyazo en un muletazo y no en una sangría con caballazos y recargando en el lomo tapando la salida:

      http://toreoenredhondo.blogspot.com/2019/04/corrida-concurso-de-zaragoza-2019.html

      Le recuerdo nuestra propuesta:

      "Consiste en que vaya el toro tres veces al caballo colocándolo a distancia progresiva. El picador echará la vara por delante para señalar simplemente, sin apretar, y dejar que el toro se desgaste empujando el peto. Mientras, le irá abriendo la salida para que lo saquen rápidamente de allí.

      "¿No creen ustedes que podría ser ese justo medio donde poner de acuerdo a todos? Quedaríamos contentos los que queremos ver el toro tres veces viniendo de largo y también los que quieren ver faena de muleta sin que el toro esté agotado.

      No creemos que el ganadero torista esté en contra de esta propuesta y el torerista, tampoco. Pero el problema es doble: el picador tiene que ser valiente para aguantar la embestida simplemente señalando y el maestro, diligente a la hora de sacarlo. Además, lo cómodo es el monopuyazo, costumbre difícil de erradicar porque la propuesta de señalar y abrir implica más trabajo en el ruedo para dignificar el primer tercio y satisfacer a los aficionados, tanto al que mira el toro como al que está esperando la muleta".

      ¿Qué le parece? Además ese toro de Fandi se paró porque le exigió mucho en el segundo tercio. Si no, el toro no tenía 60 pero sí 14 pases que, si son naturales hondos y verdaderos, sirven para cortar dos orejas si matas bien.

      Saludos.

      Eliminar

  8. Yo pienso que Fandila vio que el toro era bravo, que se le podía venir arriba y dejarle aún más en precario ante sus críticos y se dijo "vais a tener tercio de varas a vuestro gusto y palitroques al mío". Un toro "normal" no puede soportar esos puyazos topando contra esos caballos Panzer, que les echan el peso encima como campeones de grecorromana, con esas puyas que abren grifos de sangre y además lesionando sus vértebras dorsales (y/o lumbares).. y si encima le coge el Fandi y le hace correr en banderillas más que el mayoral en el "tauródromo".. pues el toro llevaba casi cinco varas; se quedó para la muleta como interesaba a Fandi: "¿veis como no puedo hacerle faena?".
    De López Simón no digo nada, ya lo ha dicho todo usted.
    De mi paisano Aguado, pues le dije a mi padre en su tercera o cuarta serie "Hombre papá, ya se ha puesto a torear", antes sólo aprovechaba el viaje del toro, girándolo al hilo y con pico, como usted bien dice. El otro día le vi más vulgar y ventajista que en Sevilla. Su segundo toro, sin machacar en varas y sin carreritas en banderillas creo que le podría haber puesto en apuros ante la parroquia venteña, al menos la del sector más purista.
    Tras lo de Sevilla y la corrida de Madrid me apunto a todas las corridas que pueda ver de Santiago Domecq, hasta los mansurrones sacaron su puntito de casta y se movieron, la pena es que no hubo toreros.
    Por cierto, otra ganadería que pasará a tener puestas dos velas negras y los 10 de arriba no van a querer verla ni en los tentaderos. A poco que a Aguado le vaya bien, el que le corneó será su último toro de este hierro, espero equivocarme, pero esto no lo quieren los figurines ni en broma.
    Un saludo y enhorabuena por la treintena larga de excelentes, didácticas y amenas crónicas que nos ha regalado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegro de que le hayan gustado.

      Vaya, es usted un tanto malpensado con El Fandi. Estoy de acuerdo en la masacre que relata usted en varas y por eso copio en mi comentario anterior la posible solución. Pero piense que el tal 'Zahareño' sufrió quebranto en la primera y tercera. La segunda, con el topetazo, no cuenta tanto. El problema fueron las galopadas en banderillas. Si Fandi lo hizo porque veía las orejas al lobo de que se le subiera a las barbas, no lo sé, podría ser. O es que realmente él tiene que poner las banderillas y no hay más que hablar.

      Es interesante lo que plantea de Aguado. No había pensado que ese torito bravo lo hubiera podido dejar en evidencia. Pero usted siempre es mucho menos ingenuo que yo y seguramente llevará razón. Sí que estuvo bastante ventajista pero fíjese que ya nos conformamos sólo con que no se retuerza y con su naturalidad cuando son dos cosas que en el toreo deberían ser el abc a partir del cual hay que torear bien.

      Respecto a la ganadería, en San Sebastián echó un cinqueño muy interesante. Estuvimos presentes y lo comentamos aquí con una referencia al marqués viejo, el propietario del hierro auténtico, que ya no hemos repetido en esta crónica. Ferrera estuvo ausente y Castella con la galvana, es posible que usted acierte cuando dice que las figuritas no van a querer ver esto. Pues ¿qué van a querer al final?:

      http://toreoenredhondo.blogspot.com/2018/08/feria-de-san-sebastian-2018-2-santiago.html

      Saludos.

      Eliminar
    2. Sobre Zahareño el mismo ganadero en twitter dice "En el desolladero comprobamos que desafortunadamente el último puyazo, algo trasero, perforó la pleura del pulmón, provocando un gran destrozo y que el toro no recibiera el oxígeno que demandaba el esfuerzo que estaba realizando. Una pena. Hasta donde pudo nos hizo disfrutar".
      Diego

      Eliminar
    3. Justo ahora mismo respondía a otro amigo lector que en la entrada siguiente de los premios me avisa de lo mismo. Copio lo que le acabo de decir:

      "No lo sabía ya que vivo al margen de las redes sociales. Gracias por su apunte. Si es como dice el ganadero, que no lo dudo, probablemente sería acreedor al premio al mejor toro en caso de no haber sufrido esa lesión. Pero eso me lleva a pensar en cuántos toros de este largo serial habrán resultado gravemente lesionados por culpa de esas lanzadas traseras y en el lomo que les pegaban. Las embestidas descompuestas han menudeado y eso salta a la vista pero las lesiones internas han tenido que ser como para meter en la cárcel a más de uno (tanto piqueros como maestros, que son los que dan las órdenes)".

      Saludos y gracias de nuevo por su información.

      Eliminar
  9. Con respecto a El Fandi en el sexto: lo primero es que mucha gente se fue de la plaza cuando vió que Auguado no salía de la enfermería. Con esto quiero decir
    que no había demasiado interés en ver a Fandi, ni con las banderillas ni, mucho menos, con la muleta. Los que nos quedamos tuvimos la agradable sorpresa de asistir a ese tercio de varas.
    Durante el transcurso del mismo alguno desde el siete (lo sé porque estaba detrás de mí) le gritó "anda David, déjanos ver al toro, que para lo que vas a hacer en la muleta...."
    Estoy seguro que Fandi lo escuchó perfectamente porque en ese momento la plaza estaba callada. Y aparte de ése hubo muchos comentarios similares. Así que mi impresión fue que dijo,
    muy bien, os lo voy a lucir en varas, y luego me voy a lucir (más o menos) yo con las banderillas. Y vamos a pasar de la muleta. Y por eso le hizo darse las carreras que se dió e incluso
    pidió un cuarto par (mi sensación es que el toró se agotó ahí, porque la segunda vara fue un picotazo. Y yo creo que en la tercera tampoco se ensañaron)
    Y hay que decir que casi casi puso la plaza en pie. De hecho yo creo que si el toro llega a tener un pelo más de tranco y lo mata bien le corta la oreja, hubiera hecho lo que hubiera hecho con la muleta.
    En cualquier caso, no creo que fuera porque pensó que el toro se le podía subir a las barbas y sí porque fue lo que, con desprecio de lo que pudiera hacer, le pidieron desde el tendido.

    Por otro lado, y ya que estamos con Fandi, una duda tengo. A ver, estoy seguro de que si un banderillero quiere clavar a toro pasado, lo consigue. Pero si quiere clavar en la cara,
    haciendo las cosas bien, ¿siempre se consigue? Mi impresión es que no. Que uno puede andarle bien al toro, medir la distancia, etc y, aún así, al final el par puede caer pasado, ¿no?.
    Lo digo porque estando de acuerdo en que ha habido muchos pares pasados (y aplaudidos) no tengo claro que esa haya sido la intención del banderillero. Creo que muchas veces se han intentado
    poner buenos pares que luego no han salido tan bien. Y al final, como muchas cosas en la vida, la intención es lo que cuenta. Es como el que se tira a matar aliviándose de todas las maneras
    posibles y deja una entera arriba o el que hace las cosas bien y pincha o pega un bajonazo. ¿No se debe aplaudir una mala estocada si se ha hecho la suerte como Dios manda?
    Me imagino que esto pasa también con el picador (y no estoy hablando de la carioca, o el barrenar y demás maldades). Si no solo me refiero al sitio dónde cae la pica. Yo intuyo que no debe ser fácil
    picar en todo lo alto. Otra cosa es que si siempre caen traseras, será porque, en general, tratan de apuntar al lomo.

    Y nada más, Rafa. Muchas gracias por tus crónicas, por el esfuerzo y dedicación. Al final mis amigos de tertulia me dejaron leerte y alguno, además, se unió a la lectura...:-)

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a usted y a sus amigos por leer lo que hemos ido poniendo. Sobre lo que comenta le doy mi opinión:

      - Estamos de acuerdo en lo de Fandi porque no creo que tuviese miedo de que el toro se le subiera a las barbas. Él hizo lo que traía pensado y al toro se le acabó la gasolina porque se le tenía que acabar, no por un grandísimo quebranto en varas. Lo que me extrañó es que sólo fue el Fandi auténtico en las banderillas de ese toro. En los dos anteriores anduvo un poco de trámite, por eso digo que si es vulgar en banderillas, se queda en nada.

      - Respecto a clavar a toro pasado, lo indico cuando es algo alevoso, como fue el caso de Osuna, Gómez y Álvarez. Ha habido pares en que el toro se ha arrancado más fuerte de lo que preveía el peón y entonces se justifica el alivio de pegar el recorte para zafarte de su empuje y clavar un tanto pasado. Pero eso no tiene nada que ver con pasarse de listos.

      - Que los picadores van a clavar deliberadamente trasero no tiene duda, supongo que lo harán para asegurar ya que 'todo es toro'. Y el escándalo máximo llega cuando marran y, con el toro ahí debajo en el peto sin emplearse, clavan trasero o en el lomo. Eso no tiene perdón de Dios.

      - El que ejecuta la suerte suprema con pureza y pincha es digno de aplauso, lo hemos dicho muchas veces en nuestro modesto blog. Incluso alguna vez hemos alabado alguna estocada excelente que se ha ido desprendida o pasada.

      Saludos.

      Eliminar
  10. Rafa: Me unos a los compañeros de charla a la hora de darle la enhorabuena, con mis gracias, por las crónicas de feria, un gran esfuerzo por su parte y un placer leerle, por la nuestra
    Ahora alarmo, se está matando a los animales en varas y el asunto conviene de urgencia que sea revisado. Jamás, desde que acudo a las plazas, se ha picado de manera tan alevosa, los desangran, sólo hay que reparar en la mancha de sangre que cubre a los pobres toros, recargan sin compasión, que a veces va desde el rabo hasta la testuz y de una pezuña a otra de ambas manos, cuando hasta no hace tanto la mancha era prácticamente invisible.
    Tres varas, sí, pero medidas y en su sitio.

    Saludos cordiales, señores, y hasta la próxima.


    La condesa de Estraza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me alegro de que le haya gustado leer lo que hemos ido comentando por aquí.

      Lo del primer tercio es una batalla perdida. Que haya mejorado el segundo tercio entra dentro de lo posible porque es cosa de la voluntad del banderillero. Pero en el primer tercio la consigna es darle al toro sea como sea, quebrantarlo para que el maestro haga luego sus posturitas. Si se queda sin toro, mala suerte, ya saldrá otro. Pero, por encima de todo, no lucirlo no vaya a ser que el público se ponga de su parte.

      El de las entrevistas del callejón, que eran más una rendición de pleitesía que otra cosa, siempre se encargaba de apuntárselo al diestro: 'a ti te han silenciado y han tocado palmas al toro, se han puesto de su parte...

      Saludos.

      Eliminar
  11. Muchas gracias por haber comentado la feria al completo, seguro que no ha sido fácil aguantar durante más de un mes sin descanso. La última semana isidril, a priori la más interesante, me la he perdido entera porque he estado por su tierra (en la Costa Daurada más concretamente), donde me informaron que no había ningún bar cercano donde televisasen los toros. Mal. Bromas aparte, se puede tomar un merecido descanso.

    Un saludo desde Zaragoza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues le escribo desde la capital de esa Costa Daurada tan bonita aunque el personal sólo suele conocer Salou y Cambrils. El interior es precioso y las playas que hay entre Cambrils y el delta están tan solitarias en verano como en invierno.

      Un lector de Tafalla que vino de veraneo me dijo que había encontrado un bar en La Pineda, al lado de Port Aventura, donde pudo ver la feria de Bilbao.

      Saludos.

      Eliminar
  12. «En el desolladero comprobamos que desafortunadamente el último puyazo, algo trasero, perforó la pleura del pulmón, provocando un gran destrozo y que el toro no recibiera el oxígeno que demandaba el esfuerzo que estaba realizando. Una pena. Hasta donde pudo nos hizo disfrutar» Hola Rafa, estas son palabras de Santiago Domecq. Creo que los puyazos traseros hacen más daño a los toros de lo que se piensa. Creí que era una información importante para terminar la reseña de ésta corrida. Y la cuestión es ¿A cuantos toros vergonzosamente picados los hemos visto hundirse durante la Lidia? ¿Tendrá ésto algo que ver? Saludos cordiales Rafa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más de uno. Las embestidas descompuesta son en buena parte debidas a esos puyazos en el lomo.

      Me remito a lo que digo en un comentario más arriba sobre esa lesión del de Santiago Domecq.

      Saludos.

      Eliminar

LOS USUARIOS DE IPHONE, APPLE O SAFARI DEBEN ENVIAR SUS COMENTARIOS AL CORREO ADJUNTO YA QUE LA ENTRADA SÓLO PERMITE ANDROID: clea89@outlook.es DISCULPEN LAS MOLESTIAS.