Follow by Email

domingo, 7 de julio de 2019

BALTASAR IBAN EN TERUEL: PEPE MORAL, EN CAIDA LIBRE

El maestro va en barrena. No queremos ni imaginar qué puede ser de él como los de Escolar arreen en Pamplona. Miren que el público turolense es bondadoso, pues llegó a abroncar a la banda cuando se puso a tocar durante su primer trasteo. Incluso escuchamos algunos comentarios en el tendido que no le favorecían en nada (si tienen paciencia para seguir leyendo, los transcribiremos más adelante).

Tendrá que irse a hablar con la bruja que se apareció a Limeño, aquélla que le dijo que se parase en el Palmar de Troya a dejar una limosna de camino a la Maestranza porque si no, la corrida iba a salirle mal. Dudó pero se paró, aflojó la mosca para Clemente... ¡y cortó dos orejas! El bueno de Pepillo tendrá que localizarla para ver si él también tiene que apoquinar en algún sitio. Y si no, que busque a las brujas de Macbeth para que le lean el futuro porque así no puede seguir. No queremos creer que su mujer sea Lady Macbeth pero dijimos a principio de temporada que su matrimonio no le había sentado bien y nos reafirmamos. Le haría bien una temporada en su ático sevillano mirando al horizonte en lugar de mirar al toro.



La corrida estuvo muy interesante gracias al ganado de Ibán. No salió ningún 'Santanero I' pero todos tuvieron interés. Además, mostraron buen trapío porque ya saben ustedes que el trapío no tiene nada que ver con el peso. Observen este 'Pistolero' que hizo segundo, ¿cuánto pesa?



Pues 445 kilos. Todos remataron con saña en los burladeros. Todos empujaron en el peto aunque con más o menos riñones. Si se hubiera lucido la corrida en el caballo, otro gallo cantaría, pero estos maestros son licenciados en el monopuyazo. Bien es verdad que todos se dolieron de las banderillas, también lo hacemos constar. Y por último, los seis estuvieron por encima de los toreros, así lo vimos y así lo dejamos negro sobre blanco.

Éste fue el primero, chorreado en morcillo y que llevaba un varetazo que sangraba en la babilla izquierda:



El tercero era astifino y de gran trapío a pesar de estar un poco escurrido. ¿Cuántos kilos?



483. El cuarto era este colorado, anteado y ojinegro también muy serio:



Aquí se estira. ¿Cuánto pesa?


485. El quinto era listón, ligeramente chorreado y fino de cabos:



El sexto fue el más pesado, 575 kilos. Tenía un morrillo prominente y unos lomos que llamaban la atención:



Todos fueron muy duros para morir. 



Los tres diestros eran nuevos en esta plaza. Hubo media entrada con billetes que oscilaban entre los 50 euros en sombra y los 30 a pleno sol, ¿qué me dicen?

CHACÓN. Se ha quedado en un torero 'campero'. En una próxima entrada les contamos quién le aplicó este calificativo. Se presentó con un capote que llevaba el nombre tapado con esparadrapo (?). Es el recibo a su primero pero no se aprecia:



Este 'Gallito' metió los riñones como pueden ver pero hizo igual que el sexto, se afligió antes los descomunales caballazos con que se picó. Sólo vimos un monosabio, o sea que daban por hecho que no habría ningún batacazo porque, de haberlo habido, no levantan esa mole ni con una grúa del señor Krupp:



Chacón le dijo al cabo de un rato que dejase de dar cera pero levantó el palo y empezó a pegar una buena barrenada. Es de vergüenza lo del primer tercio.

Se dolía en banderillas, como todos, insistimos, y buscaba las tablas. Venía rebrincado de inicio y a Chacón no se le ocurre otra cosa que comenzar la faena con cinco pases, de los cuales ¡cuatro rematados por arriba!



Se puso al hilo y se dedicó a verlo pasar en las dos tandas y media que duró:



Se sorprendió al escuchar unas palmas de tango en Teruel. Se lo aclaramos: venían de una una representación del tendido alto del 7. Puede ir memorizando esas palmitas porque las va a volver a escuchar de los mismos en Cenicientos.

Se tiró tapando la cara como siempre pero el toro hizo por él, observen el pitón:



Lo busco en el suelo y lo pisoteó pero no llegó a herirle:



Salió conmocionado para finiquitar a su enemigo con tres descabellos y cinco cachetazos posteriores de su peón:



Cortó una oreja y Marín lo aplaudió desde el tendido:



Su segundo era el ojinegro, toro bonito pero que en el caballo se repuchó ostentosamente:



Por eso fue el único que acudió dos veces. En el segundo lo puso largo y se arrancó alegre aunque cabeceó y salió suelto. Pero ese galope de largo al caballo podría haberse visto más veces si los maestros estuvieran por la labor. En esta buena media se ve lo que decíamos antes del esparadrapo:



Tenía una embestida de dos orejas, era pronto y noble:



Pero el gaditano anduvo desconfiado como se deduce de nuestra foto:



Volvió a oírse las palmas de tango y los pitos y miró por dos veces al tendido de sol a ver si identificaba a los responsables. Estuvo muy por debajo del toro y nos sabe mal decirlo:



Pinchazo y esta entera hasta la tela un poco desprendida y siempre tapando la cara:



Fue otro toro muy duro para morir. El presidente Gimeno estuvo firme al no conceder la oreja.

LAMELAS. Fue el triunfador al cortar tres orejas pero las tres de pueblo. Por lo menos fue el único que entró en quites aunque ninguno para el recuerdo:



Su primero empujó con el costillar y luego se dolió de las buenas banderillas que le clavó Téllez. El toro también era pronto pero le faltaba el mal carácter que necesita tener Lamelas en su enemigo para dar el do de pecho. Digamos que éste de Ibán era demasiado noble para él. Por eso anduvo picando a base de bien (con el pico):



Agarró esta buena media en las agujas girando la cara como acostumbra:



Pero ya hemos dicho que los toros eran muy duros para morir y éste necesitó del descabello a pesar de la colocación letal de la espada y del surtidor de sangre que le brotaba de la herida:



Cortó una oreja muy aplaudida por el padre de Román:



En el segundo salió a por todas. Lo puso largo pero Prieto estaba acobardado a pesar de ir montado en un T-34. Hizo todo lo posible por que no se arrancase. Lamelas lo acercó y entonces cantó la gallina pero no del toro sino del picador cobarde. Salió a buscarlo a la segunda raya para tirarle el caballo encima. ¿Se dan cuenta de que no quería verlo venirse de lejos? Cuando lo tuvo debajo le dio una carioca barrenando que repugnaba a la vista. Vean la puya en el lomo y la mano izquierda tapando la salida:



La única explicación de su actitud de capador de cerdos en lugar de picador de toros es que quisiera ir detenido a pasar la noche en el cuartelillo de Teruel.

Marco Galán pasó un calvario con las banderillas porque no es su fuerte. Se llevó cien capotazos el toro y un par de topetazos provocados contra el burladero, continuando la vergüenza iniciada en el caballo. Lamelas hizo un comienzo inadecuado a base de mantazos de rodillas en tablas. Cuando se puso de pie, se echó encima del toro ahogándole la embestida:



Creemos que el toro era bueno pero no lo podemos asegurar porque no lo dejó embestir:



Él estaba más cómodo con el arrimón y si encima lo jaleaban, pues la miel en la sopa:



Entera pasada y desprendida girando nuevamente la cara para no mirar y saliendo trompicado:



Entre que la espada estaba enterrada y que salió prendido, las dos orejas estaban claras y no porque sea Teruel, ya que en Madrid suele pasar lo mismo. Campuzano se mostraba eufórico y el diestro aún más:



MORAL. Fue un alma en pena. No le sirvió de nada esa superstición suya de tocar la grupa de cada caballo que va a picar, fíjense en que lo hace siempre. A su primero le ordenó una paliza en el peto. Ahí lo deja para que lo meta Carbonell en la batidora:



Luego estuvo bien Mellinas, como casi siempre:



El toro iba y venía sin novedad pero lo que no se podía hacer era andarle hacia atrás, que es lo que hizo Pepe. Hasta el bondadoso público turolense se dio cuenta. Un aficionado detrás de nosotros, que no era precisamente del 7 porque pedía las orejas enloquecido, decía '¡quédate quieto, hombre!' Está claro, ¿no?



Lo dicho no quita que Moral sea el que tiene más gusto para torear de los tres ¡y con diferencia! Dejó esta pincelada al natural que a nosotros mismos nos sorprendió a través del objetivo:



Al entrar a matar tiene ese miedo cerval que repite cada tarde. Tres pinchazos y media que basta pero siempre saliéndose descaradamente de la suerte y cerrando los ojos:



Su segundo era 'Rabosillo', con cuyos lomos se podría dar de comer a todos los invitados a la boda de la duquesa de Alba:



Como el sevillano veía que se iba de vacío, salió a estirarse a la verónica:



El toro empujó a lo grande como se ve en la foto pero ya dijimos antes que se desmoralizó ante el tanque que tenía delante. Fíjense en cómo se le marca ese dorso monumental:



Fue entonces cuando asistimos a lo mejor de la tarde. A ese toro alto y engallado, Domingo Siro le colocó este par extraordinario:



Pero es que luego se superó a sí mismo con este otro que puso a la plaza en pie. Se llevó la ovación de la tarde:



El toro tenía doce pases para aprovechar pero el diestro salió derrotado, andando tristemente sin querer ni siquiera calentar al público como Lamelas a base de arrimarse o de pegar molinetes, nada. 



El toro fue a menos rápidamente porque oímos que le decía 'Pepillo, para que deambules de esa manera, no me muevo más'. Al entrar a matar, otro espectador cercano dio en la diana cuando dijo para sí '¡qué miedo tiene!' No exageraba ni un ápice porque entró como Curro Romero en sus tardes aciagas. Ahí lo tienen, a paso de banderillas:



Es penoso y más aún en uno que ha matado excelentemente hasta hace poco como hemos alabado en nuestro blog muchas veces (recuerden aquí o aquí, por ejemplo). Dos medias, la segunda escupida, y descabello. Nos acordábamos de la copla:


¿Dónde vas, Alfonso XII,

dónde vas triste de ti?

Salimos contentos de no haber perdido la tarde en Teruel. Los toros dieron su juego a pesar de que nos robaron el primer tercio. Un muy buen aficionado valenciano lector del blog nos decía a la salida 'menos mal que en siete días estamos en Céret...' Sí, menos mal porque, con todos los peros que queramos poner a la feria ceretana, lo del primer tercio en España es para llorar. 

Y lo de Pepe Moral, también.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.



15 comentarios:

Juanjo dijo...

Hola Rafa y demás aficionados.

Disfruté mucho en esta corrida de toros teniendo en cuenta que tambien estuve el dia anterior (sin comentarios).
Disfruté de toros en toda su expresion, por su bravura y su presentación.
Salí decepcionado porque considero que no fueron aprovechados.
Me molesta cuando a la suerte de varas no se le da la importancia que merece, pero me jode más aún cuando los toros apuntan maneras y no se les luce, como pasó en esta corrida.
La culpa es nuestra, por la falta de aficionados serios que no la exigimos con suficiente fuerza, ya que en Francia, esta misma corrida habría sido otra cosa.
Ya he perdido toda la esperanza con Pepe Moral, por todas las alabanzas que la prensa le ha regalado y yo me he creido. Despues de verlo en Valencia y en Teruel ya he tenido bastante. Aunque tengo que decir que con los miuras en Valdemorillo estuvo muy valiente pero no pudo acabar la corrida por ser cogido. La suerte que tuvo esta tarde fué que le tocaron los toros más suavones.
La falta de técnica y el poco gusto de Lamelas fué una evidencia.
Mientras Octavio Chacon toreaba su segundo toro, un espectador estaba silbando, la verdad que un poco molesto para mí, ya que lo hacia mientras toreaba, pero bueno, el hombre esta en su derecho. Comento esto porque quiero denunciar la actitud de un hombre que se le acerco y le dijo "perdone, le puede usted silbar a su puta madre". Queria denunciar esta actitud que nunca habia escuchado en una plaza de toros.
Excelente crónica y una pena no coincidir con usted por allí.

Espero verle por Ceret.
Un saludo

Rafa dijo...

Será un placer para mí saludarlo en Francia.

Tal y como es mi costumbre no he leído nada sobre esta corrida que comento pero sí he visto por casualidad que en un periódico decían que Roca se cayó del cartel por la poca entidad de los toros (?). Es curioso que se haya caído de varios carteles seguidos con excusas vanas cuando está en boca de todos la verdadera razón.

Me alegro de que le haya gustado la crónica, ya ve que coincidimos bastante en lo visto. No me parece del todo bien silbar durante el trasteo aunque sí cuando haya una pausa en él. Tampoco es de recibo que se encare el otro con ese exabrupto. Pero como vemos que en algunas plazas envían a la policía para acallar a los que protestan, ya no nos sorprende nada.

Saludos.

Curro dijo...

Buenas noches, Don Rafael y la compaña:

Siento mucho leer una nueva crónica negativa sobre Moral, a sabiendas de que la escribe usted, con quien suelo coincidir en la corrida que vemos ambos, si acaso a mí se me escapan detalles que a usted no, por lo que le concedo absoluta fiabilidad.

Como esperanza me queda que Moral tiene el duro (bueno, el €uro) en la mano, y el que lo tiene es el único que puede cambiarlo.. si quiere y /o puede, claro. Le ha dado fiesta por naturales a miuras, albaserradas y hasta a uno del Conde la Maza, y si lo hizo puede repetirlo.

En lo negativo, que no sabemos si lo de Moral tendrá remedio, su toreo no es tan de cheque en blanco como el de otros (Aguado p.e.), en un año en este plan puede verse toreando un par de corridas más que yo en toda la temporada, y ya no tiene edad para chuparse otros 5 años de calentar banquillo esperando que le llegue de nuevo su momento.

O se busca un apoderado gurú, tipo al añorado Manolo Cortés, o se lo replantea él, que ya es mayorcito para hacerlo solo, o en año y medio se puede difuminar y hundir en el escalafón, algo que personalmente sentiría, pues me confieso partidario suyo.

Duele verle en sus imágenes con ese toreo que comentábamos en otra ocasión, con su "brazo grúa" y la figura retorcida, pasándose el toro por Huesca.

De Chacón parece que no hay novedades, ¿sigue espeso y con la monofaena campera, más de tentadero que de plaza con público?

Sobre Roca y el rumor de haberse borrado de este cartel: hace ya muchas entradas que le expresé mi deseo de verle coincidir 20 minutos en la arena con un Toro Bravo; después de verle con el primer adolfo de Madrid no sé si seguirá usted sosteniendo con total seguridad que le ganará la partida (sin matarlo en el caballo, eh?). Creo que, como no lo necesita, su administración se cuidará mucho de que se las vea con bastonitos, madroñitos, poleos, carasucias.. y demás fauna encastada y brava que "no te dejan abandonarte y sentir el toreo, olvidándote de tu cuerpo", no sea que veamos en la tele, en internet o en los tendidos que el Rey está como el Emperador de Andersen: en pelota picada y con los pantis negros al aire.

Lo de Ibán no creo que vaya a figurar en el menú de los de arriba: se mueven, salen muchos encastados, algunos bravos, es humano tener presente lo de Fandiño.. ninguno que no lo necesite va a apurar un cáliz que puede resultar tan amargo para el matador y que puede destapar las carencias de la mayoría del escalafón.

Un saludo y enhorabuena por la crónica.

Cadavezmasdesencantado dijo...

Antes de leer su crónica, conociendo su afición y el cartel de la corrida me hice una idea de por dónde iría.
Este año he visto 2 veces a Moral en Madrid, la última con la de Iban el día de la cogida de Román. No me gustó ninguna, anda como buscando otra cosa. Quizás sean encastes cómodos y evitar los duros para que en casa pasen menores nervios.
Otras dos vi a Chacón, esperaba más de este torero pero parece que tiene solo una lidia en su repertorio. Lo del saludo chaconero (lo volvió a realizar) está bien pero, ¿siempre?.
A Lamelas lo vi con la de Dolores, me dió la sensación de estar por debajo de los toros por falta de y tardes con los Ibanes supongo que hay que ir más hecho.
Tuvo que ser desagradable el espectáculo del día anterior si hasta el ABC lo titula "La vergonzante corrida que esperaba a Roca Rey en Teruel".
Mi duda es si mantendría el titular si hubiera estado.
Gracias por sus crónicas, son un inmenso oasis en este desierto taurino.

Ignacio dijo...

Monumental de Pamplona, 7 de Julio 2019. Lleno hasta la bandera ¡de Navarra!
Temperatura agradable (27 grados). Brisa suave.

6 Toros del Puerto de San Lorenzo ( Lisardo-Atanasio ) para los Espadas:
- Emilio de Justo, de sangre de toro y oro.
- Alberto López Simón, de purisima y oro
- Ginés Marín, de grana y plata.

1 .- Blando de manos, le arrearon los del penco hasta hartar, haciendo la carioca y con sañudos puyazos traserisimos. Quedó "pal tinte"... Un marmolillo. 2.- Destartalado de cuerna, grandon, también triturado en varas y con Lidia en banderillas de una capea. Quedo reservon. 3.- Agalgado y escurrido. Manso de libro, en cuanto noto la pirámide salió de naja hacia chiqueros. 4.- El feo del encierro, con 70 kg de romana menos que el resto, le atizaron a modo dejándolo parado. 5.- Colorado, un torazo, con dos guadañas para quitar el hipo, y un alfiler en el pitón izquierdo. Pésimamente lidiado, aún tuvo algún interés en el último tercio. 6.- Un playero, con más de un metro entre pitones, que tras otra astrosa lidia quedo insulso y sin fuerza, como toda la corrida.

La corrida comenzó con división de opiniones. Presidía el nuevo Alcalde, Sr. Maya Miranda, una vez que Navarra Suma arrebató la alcaldía a Bildu, y el sol le dedicó música de viento e insultos y la sombra una cerrada ovación ... Lo tradicional en Iruña cuando la alcaldía sufre relevo drástico. Asesoró Fernando Moreno y la veterinaria María Serrano. Sin complicaciones, ante el tostonazo, del día del Santo moreno.

Y salió Joyito, un precioso ejemplar de 610 kilos, armónico, de trapío impresionante, y con leña en las sienes para pasar un invierno en Candanchú. Precioso, era un dije, "el toro del coña". Blandeó de manos en los lances de recibo, y el del penco le endosó una vara criminal y artera tapándole la salida, dejándolo preagonico. De Justo se limitó a quitarle las moscas, matando al buen mozo de un espadazo perpendicular.

El segundo era más feo y destartalado ...Le arrearon como a toda la corrida, pero algo menos lo que le permitió sacarle dos tandas rodilla en tierra a López Simón para ambientar la caldera. Luego se perdió en la nada ... Mató con un espadazo muy atravesado que hizo guardia, y con rueda de peones jugándose una cornada para sacar la espada ¿ para qué ? Si ya lo habíamos visto. Para eso está el verduguillo, como finalmente pasó.

El tercero fue un manso huido de libro, lo lidiaron trapaceramente, y Ginés hizo una faena plúmbea, pesadísima y pasada de crono ( el toro pidió la muerte dos minutos antes) ... Nos agotó.

La merendola alivió algo el muermazo, y de Justo con el cuarto hizo lo más templado, sacando algún natural potable. Mató de otra perpendicular y dio un mitín con el verduguillo. Como se le fue a morir en Sol, los cafres de esa zona se dedicaron a lanzar objetos, mientras el matador y su cuadrilla pasaban un quinario para despenar al toro ¿Por qué esta gentuza va a la plaza ?¿ No son conscientes de que hay un matador, en momentos desafortunados y su cuadrilla jugándose la vida?

Salió el quinto, un colorado muy bonito de hechuras, lámina y armado hasta las nubes. Simón repitió repertorio, inició rodillas en tierra y tandas aseadas hasta que el torazo dijo ¡basta! Y se inhibió.Mató de pinchazo hondo y descabello y dio la vuelta al ruedo.

El sexto fue un playerito de arboladura amplia, volvieron a realizar otra lidia funesta, y Ginés se puso tan pesado como en el tercero. Que verdad es qué, los sermones y las faenas o emocionan el corazón al poco de empezar...o acaban moviendo el trasero.Tras tan espesa tarde Ginés acabó con el poco resuello que nos quedaba. Mató de una media tendida y ¡por fin ! se acabó el muermazo.

¡Alabado sea el Altísimo por la paciencia que nos otorga!

Saludos desde la vieja Iruña.
Ignacio

Rafa dijo...

Es que López y Marín son dos que suelen ponerse bastante pesados pegando pases. Otorgo un beneficio de duda a De Justo porque está en otra onda. Los de El Puerto aburrieron en Madrid y aquí, taza y media por lo visto.

Es usted muy duro con las peñas...¡pero yo aún lo sería más! Al final dan la razón a El Cordobés, a Esplá y a otros que decidieron no volver.

Saludos y gracias por su crónica.

Rafa dijo...

Gracias a usted por perder su tiempo leyendo este blog.

Bien visto lo del ABC. Por coherencia, el titular si hubiera toreado el peruano sería: 'Roca Rey se apunta a una vergonzante corrida'. Usted y yo sabemos que no hay nadie que se atreva a escribir eso si quiere seguir dando de comer a sus hijos.

Tal como veo a Moral, ni siquiera estoy seguro de que sacase jugo a un torillo de El Parralejo, pongamos por caso.

Saludos.

Rafa dijo...

Gracias. Lo de Ibán lleva el baldón de Fandiño y la terrible cornada de Román. Si aquí el primero le mete el pitón en el abdomen a Chacón como vemos en la foto, imagínese.

Sé que usted es moralista y yo no lo conozco pero parece un buen chaval en la distancia corta. Además, tiene un concepto del toreo que no le lleva al tremendismo y al molinete para cortar orejas pero es que hay momentos en que tienes que tirar de eso si estás en el pozo. De lo contrario, pareces un alma en pena que es lo que pareció.

Sobre Roca, echando la pierna atrás y enviando el toro bien lejos en cada remate, puedes salir airoso...casi siempre. Yo sigo convencido de que si se mentalizara de que lo que tiene delante es como cualquier otro, le aplicaría su monofaena y los críticos sobrecogedores harían el resto al día siguiente echándole el incienso correspondiente.

Saludos.

Úrsula dijo...

Voy a intentar ser lo más educada posible. Pepe Moral empezó la temporada con una cogida muy fuerte en Valdemorillo. Obviamente no le diré que está en su mejor momento porque es una realidad. Creo que cualquier crítica se debe ceñir a lo que acontece en el ruedo, dejando de lado el tema personal, porque esa desfachatez la comete un cualquiera. Por esa regla de tres también debemos agradecer a su mujer sus triunfos. Y no debemos olvidar que es un torero al que no le dan otra opción que no sean corridas duras. Y todos sabemos lo que hay dentro de nuestra cabeza pero no sabemos qué hay dentro de la de los demás, por lo que conocer los motivos de sus lidias se antoja imposible. La lluvia de palos vertida sobre Pepe en esta crónica me recuerda a quien encumbra a algunos cuando la evidencia está presente, solo por el nombre, y precisamente por el mismo motivo se castiga sobremanera a otros, como puede ser Pepe Moral.

joan dijo...

Buenas Rafa.

Interesante lo de Ibán. Con Cebada lo más encastado de Domecq (bueeeeno... para los picajosos, Contreras y Domecq y Díez). Oye, me tienes perplejo ¿qué es eso de fotografiar señoritas en las corridas? Las feministas te van a montar un escrache.

Para acabar dos cosas. ¿Sabéis qué le pasa a Chacón y Pepe Moral? Se llama paternidad, que es muy difícil salir a jugarse la vida cuando un bebé se te enreda entre las piernas.

Oye, ¿ese señor es el padre de Román? ¿de qué Román? Lo veo siempre por la zona de Castellón, Valencia, Teruel y algo por Francia...

Saludos. Nos vemos en Céret.



Rafa dijo...

Eso me preguntaba un amigo, si lo de Ibán era Contreras puro...por supuesto que no.

Que era el padre de Román el torero me lo dijo Adolfo, aficionado díscolo de Valencia a quien tú conoces y con quien nos veremos en Céret.

Sobre Moral, la lectora del comentario anterior me dice que no mezcle la vida privada con el ruedo pero no cabe duda de que en el toro influye todo y lo del bebé podría ser otro motivo.

Las feministas podrían quejarse de la entrada porque hay más fotos de hombres que de mujeres. Que conste que las hago entre toro y toro, nunca cuando hay movimiento en el ruedo. Pero si me montan un escrache estoy seguro de que tú vendrías a defenderme, ¿verdad que sí?

Saludos.

Rafa dijo...

Ha sido usted educadísima y muy correcta en su discrepancia. Por otro lado, es la norma del blog como puede comprobar en cualquier entrada.

Entiendo que se sienta dolida por esa 'desfachatez' que cometo de tomarme la licencia de meter su matrimonio en la crónica. Entiéndalo sólo como eso, una licencia 'literaria'. Fíjese en que el lector del comentario de aquí abajo habla del bebé de Pepe como un condicionante de su actuación en el ruedo. No soy el único...

Siempre se dijo que el vestido de luces es transparente. Salta a la vista que el maestro no está. Hay otros que se casan y tienen niños pero como torean terneras, no les afecta. Le doy a usted la razón en que la cogida de Valdemorillo lo afligiría. No es lo mismo tener firmados victorinos y miuras que borreguitos Norit como otros.

Puede ser que el Moral de otros años, sin tantas corridas firmadas, hubiera hecho de tripas corazón ante la ausencia de oportunidades. Pero éste no, por lo que sea.

Respecto a la lluvia de palos que me achaca, vaya a los dos enlaces que pongo en la crónica para ver las alabanzas que yo mismo he dedicado al maestro en otras ocasiones. Aquí no somos de encumbrar a unos porque sí y hundir a otros sin motivo. Quizás ese exceso de palos viene porque a mí me duele ver metido en el pozo a un torero muy aprovechable como Moral.

No sé si usted conoce personalmente a su esposa o al propio maestro. Si es así, coja mi crónica y se la enseña diciéndole: 'Pepe, mira la sarta de mentiras que dice este payaso sobre tu actuación en Teruel'. Cuando termine de leer, lo mira a los ojos y me dice que ve.

Pero como creo que usted lleva su parte de razón, desde este momento me comprometo a no tomarme más 'licencias literarias' con Moral a cuenta de cosas que no sean las que sucedan en el ruedo. Tengo intención de verle con los escolares en Pamplona. Si pongo la crónica, la invito a que la lea y vuelva a discrepar de mí con la elegancia con que lo ha hecho aquí. O a darme la razón si coincidimos en que estuvo bien.

Saludos.

Anónimo dijo...

Prepárate para la que te viene por haber colgado la foto de esa Policia y soltar el comentario neandertal. Estas tardando en retirar la foto y el comentario. Fdo.Marido.

Rafa dijo...

Oiga, ¿lo dice en serio?

Anónimo dijo...

Tan poco es para ponerse así,todo el mundo se puede equivocar.Estoy seguro que rafa no lo ha hecho con ninguna mala intención. Con decirselo y que la quite es suficiente. No hace falta amenazar a alguien que se toma el esfuerzo de escribir este blog con total honestidad y sin ningun coste, solo por afición. Nose , lo veo desmesurado.
Saludos.