Follow by Email

domingo, 1 de febrero de 2015

PATASBLANCAS DE GALACHE: 6.
 LOS "GALACHITOS"

Penúltima entrada sobre los patasblancas en esta serie que les hemos dedicado y que iniciábamos aquí en otoño. Teníamos pendiente los encinas que compraron los hijos de José María Galache. Empezaremos recordando un hecho histórico que tuvo como protagonistas a estos toros.



 Plaza de Las Ventas, 17 de mayo de 1949, 3ª de feria. Se anuncian  Luis Miguel Dominguín, Agustín Parra 'Parrita' y Manolo González. Sale el cuarto toro que correspondía a Luis Miguel. Al tercero, Manolo González le había cortado las dos orejas. Veamos lo que comentaba Giraldillo al día siguiente en el ABC:

"Dios nos libre de los toreros modestos. Dominguín ayer estuvo soberbio en el cuarto. Luis Miguel se proclamó el número uno. Se miró, se midió y se volcó en una autocrítica. Pero el público no le admitió como juez y parte, vibrante de indignación.
"Joselito lo dijo al salir de la plaza; Luis Miguel, en medio de la faena (...) Discusiones, muchas discusiones, pero el nombre de Luis Miguel no se cae de los labios".
Efectivamente, los toros del día en que se le puso tieso el dedo índice a Dominguín eran galaches. La última vez que aparecieron por San Isidro fue en 1990 y los mataron Emilio Oliva, Bote y El Boni. Ahí tienen a Luis Miguel primero banderilleando aquella tarde (observen que los pies están en el suelo como comentábamos aquí, porque una cosa es un torero y otra un saltimbanqui) y, más abajo, dando la vuelta tras el polémico gesto digital:
 
 
 
 
Don José María había empezado con urcolas y a día de hoy siguen compartiendo cercados los urcolas y los patasblancas (por cierto ¿se han fijado en la cantidad y calidad de grandes ganaderos vascos? A vuelapluma, Urcola, Picavea de Lesaca, Ibarra, con su familiar lejana Dolores Aguirre, Urquijo...)

Después de José María vendrán sus tres hijos que son los que comprarán directamente a Encinas sus patasblancas junto al hierro original del que hablábamos en el capítulo anterior. Se pondrá todo a nombre de la viuda, Caridad Cobaleda, cuñada de Atanasio Fernández.  El que llevará la voz cantante será Francisco, uno de los tres más listos del campo charro -los otros dos son su tío Atanasio y Lisardo-. Para muchos, don Paco Galache ha sido el mejor ganadero de esas tierras. Vean el mismo colorado, aldiblanco y lucero anterior en las calles de Onda (preciosa la divisa verde y grana):
El bueno de don Paco comentaba a Navalón lo siguiente sobre el peso: "si no quitan el peso, hay muchos toros que no desarrollan y tardan una barbaridad en tener los kilos reglamentarios, aunque coman igual que los demás... Y estos toros retrasados van a ser un problema. Las figuras no van a matarlos y en las novilladas tampoco podremos sacarlos por exceso de edad..."

Ya sabemos todos que en muchas plazas importantes se valora el trapío en función del peso; si no se publicase hasta el final de la corrida, habría muchas sorpresas.
 
Al hilo de esto, el 19 de mayo de 1963 un Paco Camino de 22 años cortaba cuatro orejas a sus dos galaches en Las Ventas toreando junto a El Viti y Ostos. Ese día los pesos fueron: 512, 496, 501, 500, 510 y 475. Las fotos, como las de Dominguín, son de 'El Ruedo' y el toro es el de 496 kilos:


 
A pesar de la bondad de los toros, ese día resultaron cogidos los tres diestros y también el banderillero 'Pinturas'. Sólo Ostos estuvo grave en la enfermería. El dibujante Martínez de León vio así la cogida cuando perdió la cara al de Galache. Ojo porque Ostos se levantó a pesar de ver que estaba herido, dio unos naturales, dejó media arriba y fue llevado a la enfermería donde no tenía una cornada en el muslo ¡tenía dos! Camino descabelló el toro:
 
 
Para que se hagan una idea de cómo han cambiado los tiempos vean un ejemplar de la corrida de Galache lidiada dos años después en San Isidro (a ver si alguno de nuestros amigos lectores nos aclara la calificación de 'piabo' para este toro; yo no la había leído nunca y no he podido encontrar a qué hace referencia):
 

 
Vean a Su Majestad El Viti, aquel día. Observen dónde remata el muletazo -nuestras figuras actuales lo rematan echando el toro hacia afuera para tener tiempo de girar los pies y ponerse de perfil para perpetrar su destoreo moderno como denunciábamos aquí-. Cortó tres orejas (Cañabate puso a caldo el ganado por su docilidad, la crónica es demoledora):


Julio Aparicio dio la alternativa a Antonio Ordóñez con toros de Galache en 1951. Aquella tarde el que salió a hombros tras cortar 3 orejas fue Litri. Véanlo aquí preparando ese día el 'litrazo' al tercero (haciendo esto casi lo mata un toro en el Puerto de Santa María). Dos orejas, petición de rabo y dos vueltas al ruedo. Ese toro de la foto pesaba 463 kilos -la media de la corrida fueron 460-:


Curro Romero confirmará su alternativa en Las Ventas en 1959 con galaches en este caso de doña Eusebia -la corrida se suspendió por la lluvia en el tercer toro-. Este es el momento con los hermanos Vázquez:
 
 
Luego Curro -que toreaba sustituyendo a 'Miguelín'-, muleteó a 'Lunito' visiblemente molesto bajo la lluvia:
 
 
Y para acabar con nuestro pequeño repaso histórico, este es el galache nevado y careto que mató Pepe Luis aquella tarde ya en medio del diluvio, 'Gaditano' -se les criticó su poca presencia y el estar cebados para la ocasión pero tomaron tres varas cada uno y todos derribaron una vez al picador-:
 
 
Ya saben que don Paco no tenía hijos y que lo suyo se repartió entre los sobrinos, que lo añadieron a lo de sus padres, todo agua del mismo pozo. Lo de José Mari se lo quedó Victorino con intención de mezclar encinas con barciales -lo de Urcola que iba en el lote, ahí lo tiene; decía Victorino hijo que con dedicación y un semental de Victoriano del Río, podrían ser toros de categoría ¡quién sabe!-. Las malas lenguas dicen que quizás antes de la venta los otros sobrinos metieron en lo de José Mari los ejemplares de peor nota que tenían por ahí. De todas formas, nos cuesta creer que a uno como Victorino le 'levanten la camisa' de esa manera, como decimos en Cataluña.
 
 

O sea que el grueso de la ganadería se la reparten hoy los sobrinos, Caridad, Manuel y Paco. Caridad vive en Barcelona pero en cuanto puede se desplaza a tierras helmánticas con sus toros. Supongo que ya habrán visto este reportaje donde presenta su ganadería. Vean uno de sus bonitos urcolas (los urcolas tienen una de las miradas más vivas de todo el vacuno de lidia):


 
Paco conserva a día de hoy unas 30 vacas de Urcola al lado de unas 130 de Encinas. Hablábamos de él aquí, con motivo de la corrida que lidió este año en Sangüesa -por cierto, salvo error, este modesto blog ha sido el único medio de comunicación donde los aficionados han tenido comentarios y amplio reportaje gráfico de las dos únicas corridas a pie de patasblancas celebradas este año, la citada de Galache y la novillada de Barcial en Vic aquí-.


 
Los galaches salieron en Sangüesa pastueños a más no poder, todo nobleza, ni un mal gesto, hipnotizados por los engaños. Hicieron honor al calificativo de 'guirlaches'. El problema fue la falta de fuerza. Por eso, cuando veíamos a Paco apuntando en su libreta, nos preguntábamos cómo podría cuadrar el círculo de conservar esa nobleza dando más gas a sus toros. No es nada fácil en un encaste como éste. Recuerden los seguidores de nuestro blog que recibimos interesantísimos comentarios de algunos aficionados en las anteriores entradas sobre cómo refrescar un encaste tan complicado -pueden consultarlos buscando las citadas entradas en el archivo del blog, a la derecha de estas líneas-.
 
Las tribulaciones del Gamma Interferón también han mareado por Hernandinos (curiosamente, hay ganaderos a los que han dejado de 'molestar' en cuanto pusieron charolés).
 
Este 2015, Paco Galache tiene unos 30 toros para cuatro corridas: dos irán a Francia, una a Villadiego y la otra a Benidorm. Por cierto, vean este retrato:
 
 
Los aficionados madrileños más veteranos lo recordarán. Es Curro Meloja, quien, en sus tertulias taurinas de Radio Madrid, inventó el término 'guirlaches'. En los sesenta los cronistas también hablaban de 'galachitos', tal como encabezábamos cariñosamente nuestra entrada.
 
Si quieren ver excelentes instantáneas de la finca de Hernandinos, les remitimos a los maestros Gorka y Arse aquí. Encontrarán fotos como ésta:

 

¿Y qué más queda por ahí de Vega-Villar? Teófilo Sánchez (Teofilín) tenía encinas en La Encina de San Silvestre, los compró en 1993. Yo estuve hace tantos años que no sé si aún los conservarán. José Cruz Iribarren Ajuriaguerra -otro vasco, que llegó a vestirse de luces- compró patasblancas a los que se había aficionado en Bilbao. Su hijo Rafa acabó convenciéndolo de cambiar sus barciales por jandillas de Daniel Ruiz -y creo que eso fue ya antes de que muriese-. Igual ustedes no sabían que el propio Daniel Ruiz empezó hace mucho tiempo con patasblancas en la Asociación.
 
Este es un barcial de Cruz Iribarren que acabó en las calles de la taurina ciudad de Onda en 2002:

Foto: Comisión de Festejos del Ayuntamiento de Onda

Y hasta aquí hemos llegado con los bonitos patasblancas ¿Qué será de ellos? El optimismo nos viene únicamente de ver la gran afición que tienen sus actuales propietarios. Si no fuese por eso...

Saludos desde Tarragona. Rafa.

Los galaches, en el encierro de Sangüesa. Foto: http://torosennavarra.com
 


13 comentarios:

  1. ya te digo , pedazos de post y currada , chapeua chapeau

    ResponderEliminar
  2. A Fabad: gracias, supongo que le habrá encantado ver la muletilla del faraón. No tiene nada que ver con esas muletas de nuestras figuras, auténticas mantas (y de 'manta' viene 'mantazo').
    A Josemi: gracias, alguna foto y algún dato sobre los kilos de los toros ha costado un poco encontrarlos pero a base de afición, hemos dado con ellos.

    ResponderEliminar
  3. Desde la Rioja mi mas sincera enhorabuena, es una gozada leer y ver estos temas, gracias.

    ResponderEliminar
  4. A Anónimo: gracias. En este enlace puede ver una foto de Logroño cuando Ángel Teruel salió a hombros en una corrida de Galache. Igual localiza a algún conocido... Aunque esos capitalistas deben de haber pasado ya de los setenta...
    http://www.larioja.com/v/20120702/rioja-logrono/puerta-teruel-paquirri-historico-20120702.html

    ResponderEliminar
  5. Piabo hace referencia a las cuatro patas blancas.

    ResponderEliminar
  6. Como señala el último comentario Anónimo, "piabo" hace referencia a las cuatro patas blancas, aunque está mal escrito, le falta una "ele", ya que el término correcto sería "pialbo". Aunque es una concepto que se aplica más a los caballos que a los toros.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias a los dos. Ni en el Cossío ni en el libro de pintas de Rodríguez Montesinos salía el término. Volveré a mirar por si acaso. Y creo que tampoco sale ninguno de los dos en el DRAE. Incluso miré en nombres de pelajes usados en Argentina, donde son grandes expertos en ganado bovino y tampoco salía. En caballos sí conocía la denominación de 'cuatralbo' que, por lo visto, sería un sinónimo.

    ResponderEliminar
  8. He encontrado un vocablo antiguo que se usaba como sinónimo de calcetero: 'patialbo'. Quizás es el origen de lo de 'pialbo'.

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno el reportaje. He descubierto el blog hace poco y me parece fantástico... Gracias por el trabajo tan exhaustivo que haces en cada entrada... Un saludo desde Alcazarén [Valladolid]

    ResponderEliminar
  10. Gracias. Por ahí cerca están los patasblancas de Justo Nieto que compró El Taru. Me temo que habrá que decir de ellos lo mismo que dijo Guerrita de Belmonte: 'darse prisa a verlos porque el que no los vea pronto no los verá nunca más'.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magnífico post Rafa, gracias...un saludo
      Pedro García Macías

      Eliminar
    2. Muchas gracias. Ya he visto que en la portada de la revista de San Albín sale ese Vega-Villar del cual también hablo en una entrada anterior sobre los patasblancas, el último de Sánchez Cobaleda, que acabo en las calles.

      Eliminar