Follow by Email

viernes, 12 de febrero de 2021

LA BRAVURA (3): SEIS PREGUNTAS MÁS

En el segundo capítulo dedicado a la bravura que pueden recordar aquí nos quedaron en el tintero algunas preguntas que planteamos a continuación. Seguiremos la numeración que dejábamos interrumpida.


10 ¿ES LO MISMO BRAVURA QUE PODER?



Por supuesto que no. Un toro menos bravo o directamente un manso de carreta podría llegar a demostrar un gran poder combinándolo con sus huídas. En una entrada anterior hablábamos del Cucharero de Lagartijo. Recibió diez varas y mató cinco caballos pero salía huyendo tras pegar la cornada, que siempre era certera. En la crónica advertían de que no se confundiese el poder con la bravura, vean:



Ligado con esto preguntaríamos si es posible un toro bravo sin poder. Pues creemos que no. A pesar de que el poder sea un componente de la bravura, en nuestra opinión es un componente imprescindible, igual que la casta.


11. ¿AGUANTAR MUCHOS MULETAZOS ES UN SÍNTOMA DE TORO BRAVO?



'Mientras más bravo sea un toro, más muletazos tiene'. Ese era el axioma de don Juan Pedro Domecq y Díez. Pero como a los Domecq se les cita a veces para lo que interesa, recordaremos que él afirmaba que la bravura del toro se debía mirar también en la suerte de varas. Insistía en que había que buscar el conjunto, no como muchos ganaderos comerciales de la actualidad, que sólo se fijan en la primera parte de su afirmación. Justo Hernández sostiene que con el gran nivel alcanzado en la selección del toro 'es innecesario medir la bravura con el caballo'

Nosotros discrepamos abiertamente con lo de que la bravura está en la muleta. Aceptaremos que el toro sufre también quebranto al humillar y que al seguir el engaño debe demostrar mucha motivación, si aceptamos esta palabra.

Pero decir que ésa es la clave de la bravura es hacer el caldo gordo a los ganaderos del toro manejable porque en la muleta, por mucho que se esfuerce y mucha dopamina que tenga, no siente el castigo de la puya ni el desgaste de empujar...con la desesperación añadida de enfrentarse a monstruos acorazados que superan con creces los 700 kilos. ¿Puede perder bravura el toro al sentirse claramente vencido por ese muro infranqueable? Es muy difícil de confirmar pero no nos extrañaría. 


12. ¿INFLUYE LA ALIMENTACIÓN EN LA BRAVURA? 



A ustedes les parecerá absurda la pregunta porque la respuesta lógica sería que no. No entraremos en aspectos de la alimentación moderna del toro que llevan veterinarios expertos en nutrición como pueden leer en los comentarios al primer capítulo. Pero si resucitasen aficionados de la época de Bombita sostendrían sin duda que la alimentación con pienso daba más fuerza al toro pero le reducía la bravura y lo convertía progresivamente en un cebón de matadero

Ese era un pensamiento muy extendido por aquel entonces. Fernando Villalón decía que los toros se hacían bravos comiendo la hierba reseca de la marisma, que sabía a mojama por las crecidas del Guadalquivir. En la época de Bombita y Machaquito, el menú era la hierba, las habas, el garbanzo negro y las algarrobas.


13. ¿EXISTE ACTUALMENTE EL TORO MANSO COMO TAL? 



No, por eso algún amigo lector nos afea esa denominación diciendo que habría que usar la del Cossío, esto es, 'menos bravo'

Esperen, ahora que recordamos, nos quedábamos con la duda de este Opaco de Las Ramblas:


En San Isidro de 2018 el presidente Gómez Martín lo devolvió al corral y todo el mundo lo criticó porque hubo unanimidad en considerar que había devuelto al corral un manso. Él se justificó diciendo que enseñó el verde al toro 'por mostrar una conducta anómala no apta para la lidia'. Añadió unas excusas un tanto peregrinas que no repetimos aquí porque las transcribíamos en esta entrada donde se las discutíamos sin ambages.


14. ¿INFLUYE LA PINTA DEL TORO EN SU BRAVURA?

 


No, a pesar de que Gallito dijera aquello de que 'lo negro es lo más bravo' por su interés en potenciar la sangre de Murube. No era el único. Recuerden que Lagartijo ya hablaba muy bien de los murubes porque eran 'unos toros muy dóciles con los que se puede hacer cosas buenas'. 

De hecho, hubo una época en que lo colorado se reputaba como lo que daba más problemas a los toreros por su acometividad. ¿Sería una reminiscencia de los quebraderos de cabeza que daba la sangre navarra? Es cierto que cuando vino Arruza a España trajo su manía de no querer lidiar toros colorados y cundió el ejemplo. Por eso a partir de esos años, muy brava tenía que ser la vaca colorada para que se la dejase como madre en muchas ganaderías. 


15. UN TORO REALMENTE BRAVO ¿TIENE QUE IR INEVITABLEMENTE A MÁS A PESAR DEL CASTIGO O LA ADVERSIDAD? 



En nuestra opinión, con que no vaya a menos o haga amago de dudar o de mostrarse vencido, es suficiente. Lo de que se crezca y vaya siempre a más es un desiderátum difícil de ver, la verdad. 

¿Recuerdan ustedes las veces que Cobradiezmos dudó, o sea, escarbó? Nosotros, sí: ¡trece! No fue un toro auténticamente bravo ni de broma. Lo analizábamos aquí y defenderemos nuestra opinión a pie o a caballo, no rectificamos ni una coma.


16. ¿SON IMPRESCINDIBLES TRES ENTRADAS AL CABALLO PARA CALIBRAR LA BRAVURA?


'Monerías', de Adolfo Martín, un toro bravo, ¿el último que le ha salido? Fue en 2014.

Sí. Lo hemos repetido en nuestro modesto blog hasta la saciedad pero es como ladrar a la luna. Victorino Andrés decía que al primer puyazo iba una vaca mansa, en el segundo el toro ya veía que no daban caramelos y a partir del tercero es cuando su pelea debía demostrar su bravura. Recuerden lo que contábamos aquí.

Nosotros siempre lo hemos entendido así y a estas alturas no vamos a cambiar. Por eso negamos la calificación de bravos a toros que sólo acudieron dos veces, como Bastonito o Cobradiezmos, por citar dos famosos. El primero quizá fue fiero y el segundo, boyante pero nos negamos en redondo a afirmar que fueron bravos.

Otro de la misma cuerda era don Celestino Cuadri. Lo contábamos aquí:

"Las tres varas son imprescindibles para ver el toro bravo porque es la tercera la que de verdad mide la bravura. Hace falta tres varas caiga quien caiga, aunque el que se caiga sea el toro. Que los espadas, sabiendo esto, acomoden su acción y la de su picador a la fuerza del toro que han de matar después"

Por eso habrá que adecuar el tercio de varas con el fin de que se pueda observar cómo se porta el toro en tres entradas. Nuestra solución la planteábamos aquí intentando dejar contentos a todos: convertir los puyazos en muletazos para asegurar tres entradas que castiguen al toro como quiere el diestro y que también contenten al aficionado al primer tercio.

El problema es que el picador tendría que trabajar más y el maestro o sus peones también, estando pendientes de preocuparse por sacar al toro del peto. Ahora se hacen los autistas, fíjense en que muchísimas veces ni miran cómo está metiendo la cabeza el toro en el peto. Tienen una falta de afición insoportable. Y mientras tanto, el carnicero a caballo hace picadillo al pobre animal con el monopuyazo asesino español.



Seguiremos hablando de la bravura en otras entradas. De momento tienen estas dieciséis preguntas para entretenerse pensando en si llevamos algo de razón con nuestras respuestas.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

8 comentarios:

  1. Amigo Rafa me va a matar, pero me encanta leerte. Ya sabe q para mi no existe la bravura como tal, no es una característica sino la suma de varias cualidades q tienen los toros durante la lidia. Y me repito: seco+revoltoso+ duro+ volitivo = toro bravo. En la medida q lo tenga tendrá mayor o menor bravura.
    La base del toro de lidia no es la bravura, si no el poder. El poder es más importante q la bravura q en cierto modo si el animal es de casta tendrá siempre algo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de seguir contando con usted entre los pocos pero selectos lectores.

      Oiga, ¿qué preferiría? ¿Corrida con poder pero justa de casta o corrida encastada pero justita de poder?

      Creo que coincidiremos...

      Saludos.

      Eliminar
  2. El término casta o encastrado no lo utilizo nunca para definir el comportamiento de los toros. Para mi el poder es la base del toro de lidia. Prefiero ver poder a qué el toro demuestre una bravura pastueña suave y de pocos pies. Disfruto mucho con el toro complicado y por supuesto q no espero con el ni q le hagan faena de balet de pases y pases sin sentido ni arrimo es valerosos, sino una lidia adecuada y lo maten bien podido. Realmente la muleta me interesa poco y me suele gustar q dure lo justo, excepto algún torero q si da gusto verle con la muleta, el resto me parecen insoportables. Pero es un gusto personal y se q poco comprendido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo que usted planteaba una vez por aquí reducir drásticamente el tiempo de la faena de muleta para evitar que nos siguiesen castigando sin piedad con el pegapasismo imperante.

      Estamos de acuerdo en que la base del entretenimiento en la plaza es el poder del toro.

      Por cierto, ya que me preguntaba usted sobre las elecciones catalanas de hoy, le diré que mi colegio electoral está situado en la plaza de toros de Tarragona. Hace tiempo fui presidente de una mesa electoral situada en el desolladero. Hoy haré el paseíllo con el voto tal como lo hizo Lagartijo en 1883 para inaugurarla. Ni el califa podía ir a menos ni nuestros politicastros a más.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Buenas tardes Rafa, asi , por comentar algo. El toro jabonero de arriba, y te voy a decir de memoria todo, quiero recodar.... El toro jabonero de arriba, fue un Toro Bravo. Un Toro Bravo de....!!!!flipemos !!!! Juan Pedro Domek, y se llamaba Ombú. Corrigeme si me equivoco. Fue 3 veces al caballo, con alegria y muy buen humor. No me acuerdo de su pelea, pero si me acuerdo de mi reaccion al ver aquello. !!!incredulidad !!!! ademas, aprendi una mariconada mas del vocablo gay moderno taurino, rectitud. El toro iba al caballo de la ostia de recto, asi lo recuerdo, y desbordo al mejicano aquel, que ante un Toro de esta categoria, solo queda, torear o morir. Lo recuerdo como un gran Toro, uno como para el Morante del video del otro dia. Si quieres, para mi gusto, le falto ,picante, temperamentoy fiereza, aun asi, fue un gran Toro. y ahora te pregunto. Tu que no das puntada sin hilo, y creo que lo habras puesto arriba por algo... ¿¿¿ Como lo viste tu Rafa ???Ya diras.
    Un saludo.
    Kaparra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podemos estar de acuerdo pero siempre dentro de la bravura comercial. Sería un toro que hubiera gustado a Corrochano pero al que él habría calificado como 'bravito'.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Buenas tardes Rafa. Me descolocas. "Bravura comercial", le has oido demasiado a Muñoz. De Memoria...el Toro tomo 3 varas bien tomadas ( no he conseguido ver la pelea en la tele de nuevo ), luego en la muleta embiste sin parar, no pierde las manos como los Vitorinos contemporaneos, la boca cerrada todo el rato, tiene codicia y no le deja muchos respiros a Luis David... A mi me gustan mas asalvajados, mas indomitos, mas fieros, pero fue un buen Toro. Me has matao con eso de la bravura comercial, me quiere sonar haberlo leido alguna vez aqui. Bueno Rafa, hera por comentar algo.
      Un saludo.
      Kaparra

      Eliminar
    3. Sí encuentras la lidia completa me avisas y lo volvemos a discutir. Respecto a Muñoz, seguramente soy de todo el blog quien menos lo ha escuchado. Pero de las pocas veces, no recuerdo haberle oído nunca la palabra comercial.

      Saludos.

      Eliminar

LOS USUARIOS DE IPHONE, APPLE O SAFARI DEBEN ENVIAR SUS COMENTARIOS AL CORREO ADJUNTO YA QUE LA ENTRADA SÓLO PERMITE ANDROID: clea89@outlook.es DISCULPEN LAS MOLESTIAS.