Follow by Email

lunes, 24 de febrero de 2020

XI JORNADAS DE TAUROMAQUIA EN PAMPLONA (3): LA LIDIA DE ZAHAREÑO Y LOS TOROS EN MOVISTAR TV

En la segunda jornada destacó el análisis que se hizo de la lidia del toro Zahareño de Santiago Domecq. Fue el último de la corrida de la Prensa. Nuestra crónica de aquella tarde la pueden recordar aquí.



Como introducción, el periodista Arévalo y el veterinario Fernández habían preparado un vídeo. El segundo comentó aspectos de la ganadería y el primero, la lidia del toro.




Nosotros dijimos en su día que estábamos muy agradecidos a El Fandi porque, tras el interminable serial isidril, por fin podíamos ver un toro lucido en varas. Recuerden que Javier Cortés puso largo uno de La Quinta en la primera de feria teniendo que aguantar las quejas de los comentaristas televisivos ('no estamos en una tienta'). Luego Gómez del Pilar hizo lo propio con Sevillano, de Escolar. Y El Fandi con este Zahareño, por supuesto que soportando también los reproches de los de televisión. Copiamos lo que dijimos en su momento:

Entonces llegó el buen detalle de El Fandi al ponerlo largo. ¿Cuántas veces hemos visto eso en 189 toros lidiados? No hay derecho. Conste que lo puso porque muchos aficionados lo reclamaron desde el tendido. Entre los aficionados no contamos a los comentaristas televisivos, que estaban en contra de esa tercera entrada diciendo cosas como '¿para qué otra vez si ya se ha desgastado bastante?' Así hacen afición. Era la ocasión para haber valorado el ver por fin un toro de largo en el caballo en un tercer puyazo, cosa que ha brillado por su ausencia en más de treinta corridas.

Tres toros bien lucidos en varas en todo un san Isidro es bagaje no sólo desolador sino también indignante. El problema con Zahareño es que la primera vara lo lesionó gravemente como veremos luego. Ésta es:



Pueden comprobar que el maestro Moore ha tenido la británica gentileza de brindarnos el regalo de su reportaje sobre Zahareño, ¡muchas gracias de parte de los lectores!

El diestro ofreció esta caleserina en el quite:



En el vídeo, los comentarios de Arévalo intentaban hacernos comulgar con ruedas de molino hablándonos de que el segundo y el tercer puyazo fueron 'en todo lo alto', cuando cayeron un palmo atrás. Este es el batacazo en la segunda entrada:




También cuando el toro duda y escarba, el periodista taurino se encarga de aclarar que 'escarba de bravo porque lo hace como preparación para acometer' (?). Eso, que se lo cuente a Parladé cuando daba puerta a la vaca tras ver que escarbaba por primera vez. Si van a nuestra crónica, leerán esto que poníamos:

Antes de esa tremenda embestida, había escarbado un poco, no lo taparemos aunque después de 'Cobradiezmos', esa circunstancia a muchos les da igual.

El tal Cobradiezmos escarbó 13 veces. Si ve su indulto Fernando Parladé, se echa las manos a la cabeza tal como hicimos nosotros al ver aquel despropósito (y no sólo por lo de escarbar, recuerden aquí).

Recalca el comentarista que el caballo, totalmente resabiado como son muchos de los que pican en Madrid, no obedece al picador. La circunstancia saltaba a la vista. Quite del maestro, recorte y tercera vara:





Se vuelve a ir trasera, no 'en todo lo alto':



Aquí abajo se aprecia mejor que Manuel Bernal ha vuelto a acertarle en el agujero del primer puyazo, ¡miren que es mala suerte volver a darle en el lomo! Pero es la misma mala suerte que nos persigue porque ahí cae más del 80% de las varas cada tarde. Al final tendrá razón un buen amigo del blog, malpensado por naturaleza, cuando dice que 'se pica atrás deliberadamente porque ahí se afecta la capacidad locomotriz del toro, se le pica ahí para que se pare'



Curiosamente, cuando en el vídeo El Fandi se perfiló, Arévalo no tuvo ningún empacho en decir que 'se perfila fuera de la suerte y se sale de la misma al entrar a matar'. ¡Anda! Eso es lo que hacen muchísimos toreros y nadie dice ni mu. Aquí a El Fandi le cayó una buena reprimenda.

En el citado vídeo no sale lo mejor que hizo el granadino. Recuerden que estaba brindando al presidente y el toro se le vino como un tren. Lo miró y sin desplegar la muleta dio unos pasitos hacia afuera, lo recortó y se lo quitó de encima sin despeinarse, con la montera en la derecha ¡y sin desplegar la muleta en la izquierda! Aquello fue sensacional. Si tuviéramos una película en blanco y negro de Gallito haciendo lo mismo, todos sus corifeos dirían que era lo más grande. Como es El Fandi, el personal bosteza.



Llamó la atención en su momento que el toro se parara y entonces se echó las culpas al maestro diciendo que no hacía falta una tercera entrada ni tampoco tanta carrera en el segundo tercio. 



¿Y si la foto anterior fuese de Gaona? Pero sigamos. Ese parón del animal tenía que obedecer a alguna causa y en la charla se desveló.



Al terminar la proyección, el veterinario Fernández contó que tras el arrastre, se fue al desolladero. Extrajo sangre del animal y examinó los destrozos causados por la puya.

La sangre analizada demostró que no había ningún problema orgánico. En cambio, enseñó unas imágenes por ordenador combinadas con las reales de la musculatura desgarrada del toro donde se veía claramente que el primer puyazo trasero había roto la pleura infiriendo un neumotórax. Esa circunstancia impidió que el animal respirara adecuadamente a partir de entonces sufriendo una disnea.

Por ese motivo levantaba la cabeza para respirar y dilataba llamativamente los ollares. Recordó don Julio que la puya en Madrid tiene 8,68 cms. y llega a penetrar hasta dos y tres veces esa medida, con lo cual nos podemos ir a incisiones de un palmo. Como la masa muscular es menor cuanto más trasero es el puyazo, no es de extrañar estas heridas terroríficas. Lo raro es que el toro siga embistiendo en lugar de echarse en un rincón.



La misma perforación de pulmón sufrieron uno de Prieto de la Cal el año pasado en Orthez y aquél de Benítez Cubero en la concurso de Zaragoza. Por cierto, anotó el veterinario que un neumotórax puede causarlo también una banderilla si cae en mal sitio o en el hoyo de un puyazo (recordemos que son 6 cms. de arpón). Parece ser que eso sucedió con el toro que cogió a Ponce en Fallas el año pasado.

En el coloquio salieron dos temas que les apuntamos:

1. Que la única labor del veterinario de servicio en el desolladero es liberar los canales para consumo humano. Ellos no están para verificar hipotéticas lesiones. Eso deberían hacerlo otros profesionales seguramente a cargo de los ganaderos.

2. Que está en marcha el Instituto Internacional de Investigación de la Tauromaquia. Se trata de una amalgama de veterinarios, biólogos, sociólogos, periodistas, etc. hasta un total de 30 personas. Fue creado en julio de 2019 y su objetivo es que la Tauromaquia pueda llegar a considerarse patrimonio inmaterial por la UNESCO.

Al respecto, Arévalo anunció que el próximo 23 de marzo se hará una corrida de prueba en Jerez de la Frontera con nuevos útiles de lidia experimentales. Se realizará en una plaza cubierta en Fuente Rey propiedad de Fermín Bohórquez y con seis toros de diferentes ganaderías. El dossier con las conclusiones se elevará al Ministerio de Cultura con los argumentos que deberían hacerse llegar a la UNESCO incluido un apartado dedicado a los festejos de calle. Dada la composición del actual gobierno, excusamos decirles lo que pensamos que harán con ese informe.



La segunda parte fue protagonizada por periodistas y dedicada a los medios de comunicación y su tratamiento de la fiesta frente al animalismo y al buenismo imperantes. El problema fue que a los periodistas les das un micrófono y su afán de protagonismo les puede. Excepto Germán, los otros tres nos pegaron sendos discursos despreciando totalmente a los asistentes. No nos referimos a que nos dejaran molidos, que también, sino a que su deseo de figurar hizo que no hubiera posibilidad de coloquio porque se pasaron de rosca con el tiempo que tenían asignado. Esa circunstancia se la afeábamos con cierta acritud al señor Purroy, que nos daba la razón.


Arévalo, Casas, Mancha y Germán

Y es que en el coloquio se podría haber conseguido que estos mismos periodistas dijeran alguna de las cosas que afirman en privado pero que en público silencian ya que, en mayor o menor medida, viven de esto. Pues no hubo manera porque no callaron ni debajo del agua. Se les llena la boca hablando de los aficionados y cuando tienen ocasión de facilitar un coloquio con esos mismos aficionados, no hay tal debido a sus ganas de figurar.

Como castigo, sólo nos haremos eco de lo que dijo José Germán, que fue el más breve y que además nos atendió muy amablemente cuando lo abordamos en privado. En su charla confirmó que ferias como la de Fallas y la de Bilbao sin la televisión 'serían muy difíciles de sostener'. Ahí habría que preguntarle qué tanto por ciento de responsabilidad tienen nuestras queridas figuritas con sus honorarios absolutamente disparatados.



El periodista de Movistar Toros se mostró muy pesimista: '¿qué pasará de aquí a diez años? Se nos viene encima la catástrofe porque los niños ya están viendo los toros como una barbarie'.

Y sobre la publicidad dijo que Dios y ayuda para conseguirla: 'hay marcas que ni te cogen el teléfono pero es que otras te dan dinero y te ruegan que no salga su nombre por ningún sitio, "no me saques, tranquilo, no pasa nada...mejor así", ¡eso es lo que te piden!'.

Como decíamos, tuvimos a bien ir después a comentarle algunas de las cosas de sus retransmisiones de las que nos quejamos amargamente. Nuestro diálogo fue como sigue pero únicamente en las partes que consideramos que se pueden transcribir. Hay una parte de la conversación que entenderán ustedes que fue off the record y que no tenemos derecho a desvelar. Empezamos nosotros:

- Oye, como no ha habido coloquio, si no te molesta te hago una pregunta impertinente que te iba a hacer en público
- Dime, dime
- Es sobre lo que has dicho de la labor didáctica que hacéis en televisión. Yo entiendo que cuando entrevistáis al torero tras la faena vayáis con guante blanco y le rindáis pleitesía...
- Ya sé por dónde vas.
-No, no lo sabes porque voy a ser aún más duro. Si uno de los que escribe en prensa al día siguiente me habla de una corrida totalmente diferente de la que yo he visto, pienso que ha estado en otro festejo. Pero lo que no puede ser es que vosotros digáis por televisión que las cosas son de una manera cuando todo el mundo ve que nos estáis engañando. Me refiero a cuando un puyazo se va un palmo trasero y decís que ha sido en todo lo alto o cuando una estocada se va tendida y trasera y gritáis '¡qué estoconazo!'
- Ya... (asintiendo con la cabeza)
- Es que no puede ser que el maestro Muñoz intente darnos gato por liebre constantemente
- Te diré una cosa: es que el maestro tiene la costumbre de seguir siempre la corrida mirando al ruedo en lugar de mirar al monitor. En cambio Maxi y yo miramos más al monitor y por eso vemos mejor esos defectos de colocación que me comentas. Pero creo que me entenderás en esas situaciones, ¿no?
- Por supuesto. Pero es que el público ve una vara en el lomo y cuando os escucha que es un puyazo en todo lo alto, lo que estáis haciendo es maleducarlo. Si tenéis alguna reunión para planificar la temporada, comenta esto que te digo a tus jefes y a ver si ponéis remedio.


Puyazo de Peña al de Las Ramblas
mientras Muñoz comentaba:
 '¡qué extraordinario puyazo de este gran picador! Aunque un poquitito trasero'

Nos dijo que así lo haría pero suponemos que fue para que dejásemos de darle la paliza. Pues no nos fuimos sin añadir esto:

- Si me permites, te hago una crítica constructiva para que la cosa no quede tan agria.
- A ver, a ver, dime...
- ¿Por qué no ponéis en el equipo de comentaristas a un abogado del diablo? Me refiero a una persona aparte que no hable durante la lidia pero a quien deis paso cuando cada toro haya doblado. Y que en un par de minutos dé su visión sobre lo que ha visto haciéndolo desde el punto de vista del toro.
- Eso lo he pensado yo muchas veces, traer un ganadero, por ejemplo, que vea las cosas quizás desde otro prisma.
- Exacto. Es que no puede ser que alabéis permanentemente al torero y cuando las cosas se tuercen, siempre sea culpa del toro.
- Ya...pero ¿a quién traerías tú?
- Pues no hay que buscar mucho porque la persona adecuada la tienes a tu lado: Maxi. Él sabe perfectamente de qué va esto y haría ese papel de manera brillante. Su problema es que hace muchos años que se pasó al lado oscuro del orejismo, del torerismo y del triunfalismo barato. Es una pena. Pero si lo hiciéseis volver al redil de aficionado serio y cabal que en el fondo es, el televidente saldría ganando al ver diferencias de opinión sobre lo que acontece en el ruedo.



Ahí quedó la cosa. Imagínense ustedes una retransmisión en la cual dan paso a ese hipotético abogado del diablo y dice algo así: 

'El toro ha sido picado de manera penosa, con dos puyazos traseros y haciéndole la carioca sin que el maestro haya mostrado la más mínima preocupación por lucirlo. En el segundo tercio lo han estrellado deliberadamente contra el burladero en un par de ocasiones. Con la muleta hemos visto toreo en línea y fuera de cacho. La estocada ha sido caída y atravesada porque el diestro se ha salido de la suerte y además ha tapado la cara del toro. Ese animal podría haber dado un juego completamente diferente si su lidia hubiera sido la correcta'.

¿Qué les parece? ¿Se podría oír algo así en televisión? Nada, que los sueños, sueños son.

No podemos transcribir más por lo que les decíamos antes. Creemos que Germán no se molestará al ver escrita esta parte del diálogo que sostuvimos.  No obstante, y aunque dudamos de que llegue a leer esto, tiene a su disposición la sección de comentarios si quiere precisar algún extremo. Le reiteramos nuestro agradecimiento por que nos escuchara educadamente.

Nos quedamos a gusto diciéndole lo que muchos de ustedes piensan. ¿Fue un brindis al sol? ¿Creen que conseguiremos algo? 

Efectivamente, nosotros tampoco. Para la próxima entrada dejamos a Fundi y Rafaelillo, seguro que habrá material que será de su interés, ya verán. 

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.










6 comentarios:

  1. Dos cosas:

    Primero, sobre la labor del veterinario que comentas, en un programa de radio que hacen unos chicos muy aficionados y que a veces se ha mencionado aquí (Toropoderoso), que, por cierto, está muy bien, es muy entretenido. Un día trajeron a un veterinario de las Ventas. René Alonso se llama. Me llamó la atención la absoluta falta de rigor de los veterinarios (en Las Ventas, imagínate en Villabotijos...). Por ejemplo: No se hacen análisis de cuernos porque claro, si has dejado lidiar ese toro, es contradictorio luego pedir un análisis. Toma argumento. Es decir, los análisis son inexistentes. Sobre los análisis de vísceras por posibles pinchazos euforizantes o deprimentes, ¿análisis? ¿para qué? Si la carne va a la cadena alimenticia, ahí ya se cuidarán de analizarla. Luego cuenta que una vez excepcional un presidente pidió el análisis de vísceras de un toro, pero aclara que fue por el qué dirán (se ve que el estado de salud del toro era indisimulable). Yo lo escuchaba ojiplático.

    En Francia en todas las plazas de primera (sino estoy equivocado) en todos los festejos se analizan los cuernos de dos toros. Los más sospechosos y sino por sorteo (en Céret, pese a no ser de primera también lo hacen).

    ¡Ah! Y la última respecto a los veterinarios de Las Ventas... la cuadra de picar se pesa a principios de temporada (marzo) y ya no se vuelve a pesar en todo el año, aunque la temporada se alarga hasta octubre (nueve meses más tarde). Bueno... si se ve que un caballo ha engordado, pues si eso (si hay un rato libre) se le pesa... Oye, que no puede pesar más de 650 pero... 670 está ahí-ahí, no pasa nada. Ese es el nivel. Y así todo. Alucinante.

    En segundo lugar, sobre la tele. Si has estado en charlas y coloquios con profesionales oirás como en petit-comité a Emilio Muñoz lo ponen a escurrir. Sobre todo los picadores, que cuando toreaba masacraba al toro en el caballo y ahora... venga a criticar (dicen). Y eso con todo. También habrás oído que Morante quiere que sus corridas se retransmitan sin locución (o con la mínima locución) porque no le gusta lo que dicen... Luego hay ciertos toreros que no quieren que las corridas se las retransmita tal o cual locutor (incluso Molés fue vetado en su día, ahora el vetado es David Casas). Y todos estos problemas con esta corte de pelotas cursis con micrófono que tenemos, imagínate si hay un "abogado del diablo", ya no se retransmite un toro más por la tele.

    PDT: Germán es un buen tipo. Y no es tan "idiota" como parece. Se lo hace, porque sabe que es mejor así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo en lo que dices sobre la televisión. La solución de Morante de corridas sin locución me parece PERFECTA.

      Sobre los veterinarios, es penoso todo lo que cuentas. El problema es que tengo que poner el freno de mano para no contar aquí más cosas que sé off the record.

      Sobre los caballos, hablé con los de Equigarce tras una corrida el año pasado. Me certificaban de palabra el peso legal de los equinos y lo bien domados que están. Les dije que si era así, luz y taquígrafos: que antes de san Isidro, hiciera su jefe una demostración en el ruedo de la doma y que pusieran una báscula para pesar los caballos delante de los aficionados. ¿Para cuándo el microchip? De nuevo tengo que echar aquí el freno de mano porque tengo información off the record del peso auténtico de alguno de esos caballazos.

      Sobre los pitones, no hay duda de que hace treinta años se analizaban más que ahora. Aunque, bien pensado, ¿para qué? El Vellosino lidió seis toros afeitados en Huesca para los grandes maestros Ponce y Juli, ¡los seis! ¿Y qué consecuencias tuvo eso? No hay más preguntas.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Eso es lo que me alarmó más. Que el veterinario lo contaba en la radio con luz y taquígrafos y con toda tranquilidad. Y se desprendía de todo una falta de rigor, una ausencia de control. Por no hablar de la discrecionalidad en los reconocimientos veterinarios. Oye, me transmitió tal sensación de arbitrariedad (algo chuflona, por cierto) que estoy casi por hacerme partidario de la corrida sin reglamento ni presidente que promociona el taurineo chanchullero.

      ¡Ah! Sobre lo de publicar pesos de los caballos. Los de Equigarce también pasaron por el programa y dijeron que eso no se hace porqué no lo prevé el reglamento. ¿Pero es que acaso lo prohíbe? Siempre agarrándose a lo mínimo y nunca más de lo estrictamente exigido por las autoridades (autoridades que por lo menos respecto a la labor de los veterinarios son totalmente laxas o arbitrarias en Las Ventas). No pongan un veterinario, pongan a un burócrata. Total para quitar precintos y mirar la guía.

      Por cierto, misma respuesta del veterinario sobre publicar las actas de los reconocimientos, eso no lo prevé el reglamento. Váyanse a la...

      Saludos.

      Eliminar
    3. Menuda pandilla.

      Te hago una pregunta: ¿es posible que los veterinarios aprueben un toro tuerto?

      Te lo digo yo: SÍ. Ya ha pasado. ¡Y en una plaza de primera! El torero luego miraba al callejón pidiendo árnica y con ganas de coger por el cuello a quien había permitido que saltase ese animal a la arena.

      Echo el freno de mano. Lo dejamos aquí.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo en casi todo lo que comentaís Joan y tú respecto a los reconocimientos veterinarios, posteriores análisis de astas y vísceras, etc...

    Lo que está claro que toda la culpa no es de los veterinarios. Para mí, los responsables de pedir esos análisis son los matadores, que son los que se están jugando la vida contra animales adulterados.

    Es como si estuvieras jugando un partido de futbol y tu rival llevase oculto una barra de hierro y cada vez que hubiera un corner la sacase a pasear. Seguro que los futbolistas del equipo contrario lo denuncian ante el árbitro.

    O como cuando ha habido grandes redadas antidopping en el ciclismo. Han sido los propios equipos ciclistas honestos los que lo han denunciado.

    El problema es que a los toreros les interesa que los toros estén drogados y afeitados para que sean menos peligrosos. eso sí, cuando las drogas los estimulan sí que protestan... Pero que quede claro que no meto aquí a todos los toreros, ya que también los hay honrados y seguro que se han quejado, pero los empresarios les habrán callado.

    Y otros culpables son los ganaderos, que son los que pinchan y afeitan a los toros por petición y extorsión de empresarios y figuras.

    Nunca lo he contado aquí. Pero voy ahorrando a poquitos para el día de mañana tener una pequeña ganadería. Y tengo claro, que llegado el día, grabaré todas las conversaciones y actuaciones que se lleven a cabo en mi finca con veedores, apoderados, empresarios y demás. Y aunque me cueste la ruina, lo destaparé todo.

    Un saludo desde Bilbao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las grabaciones se las puede desestimar cualquier juez y no dude de que la cosa le costará la ruina. Con lo que cuenta Joan más arriba más lo que le cuentan a uno off the record, te das cuenta de que se confirma nuestra teoría: el mundo de los toros es donde más golfos hay por metro cuadrado.

      Cuando los toreros intuyen que se ha pinchado a los toros no para sedarlos, lo que hacen es pegarles una paliza en el caballo absolutamente horripilante, pone los pelos de puntas y además se nota desde fuera. Nada de pedir análisis, simplemente pasar factura en la arena.

      Hay una omertà mafiosa, la misma que en el ciclismo. Ahí discrepo con usted y es un tema que conozco seguramente mejor que los toros. El doping no lo destapan los ciclistas o los equipos honrados porque ahí también rige la omertà mafiosa. Ellos ven perfectamente que algunos van con gasoil, otros con gasolina y otros con keroseno pero todos callan en público. En privado, como los toreros, cambia la cosa.

      Saludos.

      Eliminar

LOS USUARIOS DE IPHONE, APPLE O SAFARI DEBEN ENVIAR SUS COMENTARIOS AL CORREO ADJUNTO YA QUE LA ENTRADA SÓLO PERMITE ANDROID: clea89@outlook.es DISCULPEN LAS MOLESTIAS.