Follow by Email

martes, 25 de febrero de 2020

XI JORNADAS DE TAUROMAQUIA EN PAMPLONA (y 4): RAFAELILLO Y EL FUNDI

La sesión final de las Jornadas de Pamplona estuvo dedicada a los dos maestros bajo el epígrafe de los toreros entendidos como héroes. La cosa quedaba de esta manera un tanto romántica. A nosotros nos hubiera interesado más hablar de cosas que suceden en el ruedo explicadas de primera mano por los dos protagonistas. De lo que comentaron destacaremos algo que nos pareció de más interés que las heroicidades a que nos remitía el título.

Rafaelillo tuvo el detalle de recordar su durísima cogida en san Fermín y pedir un aplauso para el doctor Hidalgo, presente en el auditorio. Sonó una ovación de gala.



Por orden de alternativa, intervino en primer lugar El Fundi, que recordó la primera vez que se puso delante:

'Estábamos en las fiestas de Fuenlabrada. Hubo una novillada y después anunciaron una becerra "para las mujeres y los niños". Con el mantel de la mesa camilla había improvisado un capote pero mi hermano me prestó uno más decente. Había tantas mujeres y niños que no se veía la becerra por ningún sitio. De pronto, se abrieron y vi que se me venía encima, la esquivé con un capotazo y ya me creí que era torero'



Rafaelillo rememoró una miurada en Arles donde coincidieron los dos:

'En el cartel estábamos El Fundi, Padilla y yo. Cuando salió el sexto, El Fundi llevaba dos orejas, Padilla una y yo ninguna. Los saqué al tercio para brindarles aquel toro y les dije, porque lo recuerdo perfectamente: "vaya p... me habéis hecho ustedes hoy cortando orejas, ahora ¿qué hago yo aquí?" Y El Fundi me dijo "nada, no te preocupes, que estamos todos contigo, vamos a ir todos a una, ¡como en Fuenteovejuna!"

Luego Rafaelillo detalló lo que sucedió durante la faena:

'Empecé de rodillas un tanto embarullado. Me levanté y entonces desde el callejón oí cómo el maestro Fundi intentaba tranquilizarme. Me fue radiando lo que tenía que hacer, era como si tuviera un walkie-talkie: "pon la muleta ahí, tira ahora del toro, suéltalo, quieto ahora, deja respirar..." Corté la oreja y al llegar a la barrera le dije "maestro, esta oreja es suya". Nunca he olvidado cómo me ayudó aquel día'



Cuando se abrió el coloquio, quisimos preguntar algo que ya hemos tratado en nuestro modesto blog (recuerden aquí):

'Me permitirán una pregunta impertinente relacionada con algo de dentro del ruedo y sobre lo que tienen derecho a guardar silencio: ¿se está pinchando a los toros no para sedarlos sino para que saquen más fiereza o más pimienta? Si quieren, lo oriento de otra manera, ¿han visto ustedes durante la lidia reacciones extrañas o anormales de los toros?'

Como nos habíamos identificado por nuestro nombre, tras escuchar la pregunta Rafaelillo dijo 'tiene peligro el tocayo, ¿eh?' Respondió él en primer lugar diciendo que 'a los toros que yo mato preferiría que los pinchasen para tranquilizarlos (carcajada general), pero sobre lo que preguntas, yo no he visto nada que pueda indicar esos comportamientos raros. De todas formas, no soy veterinario...'.


FOTO: Alberto de Jesús

Tal como terminó, el moderador Sagüés saltó como un resorte para decir si había alguna otra pregunta. 



Como estábamos en las primeras filas le avisamos sonoramente de que faltaba la respuesta de Fundi quien, por cierto, le estaba tocando en el antebrazo indicando que quería intervenir. Dijo esto:

'Sí que pudo haber hace tiempo algo de lo que comentas. Me refiero a que hemos tenido algún problema con ganaderos que digamos que no se comportaban normalmente. Hablo de hace unos diez o doce años. Era en ganaderías que flojeaban o que no pasaban por buen momento. Hoy creo que ya no pasa pero entonces sí se veía algo que parecía que les afectaba al cerebro y causaba reacciones raras. Algo pudo haber como te digo pero hoy, con la selección que se hace del toro, dándole más aguante y más fuerza, creo que ya no hay nada.'


FOTO: EFE

Como pueden suponer, Sagüés intervino rápidamente para decir que 'por favor, pido que las preguntas se circunscriban al torero como héroe, que es de lo que se trata'.

Rafaelillo contó lo que le sucedió cuando se recuperaba de la cornada de Pamplona. Tiene su interés, por eso lo transcribimos:

'A mediados de noviembre empecé a coger los avíos pero notaba dentro de mí que no tenía ilusión, estaba vacío. Justo entonces me llamó Juan Bautista para lo de Arles: miuras y dar la alternativa a Solera. Estaba en un momento de bajón total, incluso Juan me pidió disculpas por ofrecerme la reaparición con miuras. Me temblaba el pulso cuando hablaba por teléfono con él. Me dio dos semanas para pensármelo y en esos días salió Rafaelillo en lugar de Rafael Rubio Luján. Se despertó en mí el torero y mi corazón me dijo que tenía que enfrentarme a mi miedo y hasta a mí mismo. Acepté y será la forma de volver a empezar desde donde lo había dejado.'

Ya pueden suponer que la ovación sólo fue superada por la citada al doctor Hidalgo.


FOTO: Miguel Osés

Al terminar el acto estuvimos conversando con los dos por separado. Éste fue nuestro diálogo con El Fundi, empezábamos nosotros:

- Gracias por aclarar lo de los pinchazos porque el moderador me miraba como si yo estuviese loco.
- No, no, ya te he dicho que algo de eso pudo haber hace tiempo pero estoy convencido de que ahora ya no pasa.
- Otra cosa: yo te considero uno de los mejores estoqueadores que he visto. Recuerdo una estocada sensacional a un toro de La Quinta que ganó el concurso de Vic-Fezensac (fue en 2004, se llamaba 'Negrero').
- (Sonriendo). Sí, me acuerdo, sí que fue buena, es verdad.
- ¿Y no te da rabia ver que mientras otros se alivian, nadie valora a los que os tiráis con verdad?
- Pues claro, pero ¡qué le vamos a hacer!
- Vosotros no podéis hacer nada pero los críticos tendrían que enseñar al aficionado a distinguir, ¿no crees?
- Sí, claro, pero es todo muy difícil.
- Cuando has comentado tu labor en la Escuela de Tauromaquia, estoy seguro de que si fueses tan duro con tus alumnos como lo fue en su época Martín Arranz, los padres te denunciaban y acababas en la cárcel.
- (Se ríe). Hombre, no sé si se llegaría a eso pero de todas formas a mí me falta ese carácter, no me sale ser tan duro pero sí quiero que los chavales se den cuenta de que esto del toro no son actividades extraescolares sino algo muy serio.
- Pues el carácter no lo has sacado a tu madre... ¿Te acuerdas de que en Madrid se levantaba para insultar a los del 7 cuando se metían contigo? Les gritaba "¡alacranes!"
- (Vuelve a reírse con ganas). Sí, claro, pero es que una madre es una madre y ella veía que se metían con su hijo y saltaba.



Luego estuvimos con el maestro murciano. Comenzábamos el diálogo nosotros:

- Rafael, espero que no te haya molestado la pregunta de antes.
- No, no pasa nada. Después de oír lo que ha dicho el maestro Fundi sí he caído en que alguna vez se han visto cosas raras... sobre todo la mirada perdida del toro, que parece que mire más allá de donde estás tú...
- ¿Y la sangre?
- Sí, también, tardan en sangrar y les sale espesa... pero eso hoy ya no se da tanto por lo que ha contado el maestro
- Ya, pero puede haber una corrida concurso o una de especial compromiso para el ganadero y entonces... Bueno, dejémoslo. Otra pregunta: ¿no te da rabia ver que no se valore cuando tú matas los toros sin salirte de la suerte y sin pegarles un telonazo como otros para cegarlos?
- Sí, ya he dicho algo de eso antes. Me he quejado de cuando a algunos les regalan portadas por ser quien son o por ser hijo de alguien. Y yo pienso muchas veces que a ver qué tengo que hacer para que me saquen en portada.



- ¿Te queda alguna secuela de la cornada?
- Sí, aquí tengo un dolor en las costillas (se toca con la mano derecha en la parte trasera de su costado izquierdo, justo en el sitio donde se ve el pitón derecho del toro en la foto de más arriba) pero no tiene solución más que esperar a que se pase.
- ¿Has querido ver en televisión cómo fue la cornada o prefieres no recordarlo?
- Sí, sí, la he visto siete u ocho veces, no pasa nada
- Y ¿crees que fue culpa tuya?
- A ver, es que yo me puse de rodillas y cuando pasaba al toro así (gesticula como si tuviera la muleta), cambió de trayectoria y se me vino encima.
- Pero quizás ese mismo pase deberías haberlo hecho en...
- Sí, ya, en la raya, o más abierto. Sí, seguramente, pero en ese momento...


FOTO: Miguel Osés

FOTO: Miguel Osés

- Oye, una última cosa sobre algo de lo que te has quejado en la charla.
- A ver.
- Es cuando has dicho que tú no puedes torear como te gustaría por el ganado que lidias y que a veces vuelves vacío y desmoralizado al hotel por no haber podido torear como quisieras.
- Sí, claro.
- Pues no deberías pensar eso sino lo contrario: estar orgulloso de dominar y matar los toros que lidias en lugar de que una ternera te permita expresarte y sentirte.
- (Nos interrumpe visiblemente molesto). Sí, ya... pero eso ¿cuántos aficionados lo valoran?
- Pocos, la verdad, pero la culpa es de ésos (y señalamos a los periodistas, que estaban un poco más allá).



Queríamos compartir con ustedes estos momentos para que tengan la sensación de haber estado presentes. Esperemos que hayan llegado hasta aquí y lo que han leído haya sido de su interés.

Para clausurar las jornadas hizo acto de presencia el alcalde Maya. Tuvo una cosa negativa y otra positiva. La negativa fue el feo detalle de presentarse sin corbata mientras Purroy, Fundi y Rafaelillo iban impecablemente trajeados a su lado. La positiva fue que se mojó bastante a favor de los toros, eso hay que agradecérselo.

Se matricularon en las Jornadas unas ochenta personas procedentes de toda España y Francia. Aparte de ellas, fueron veintidós las que subieron a la tribuna. De aquí a dos años se celebrarán las próximas si Dios quiere. Bueno, ya veremos si quiere tal como está el patio político y social. Recuerden que los musulmanes utilizan una frase como consuelo cuando las cosas no les van bien: 'Alá no está obligado a ser justo con las cosas de aquí abajo'

Por lo menos, el bueno de Antonio Purroy sigue inasequible al desaliento y continua encontrando patrocinadores. Ojalá dentro de dos años no pinche en hueso. Con ellos nos despedimos porque merecen que se les vea.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.





8 comentarios:

  1. Me han gustado tus preguntas a los 2 maestros. Y sus respuestas también, Excepto cuando les han preguntado sobre los pinchazos, que te han respondido como cuando a los futbolistas les preguntan por los maletines y los amaños de los partidos: - algo hay, pero porque me lo han contado, yo no he visto nada.

    Si a Rafaelillo le disgusta que nadie valore sus actuaciones y sobre todo su forma de matar, le tenías que haber insistido en que entrase en este blog y se daría cuenta que todavía sobrevivimos 4 locos románticos que sí nos damos cuenta de ello.

    Un saludo desde Bilbao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si queda claro que la pregunta sobre los pinchazos se la hice yo. Por supuesto que no esperaba gran cosa pero por lo menos quedó claro que sabían de qué iba la historia. El único que no lo sabía parece ser que era el moderador -o se hacía el loco-.

      He omitido que cuando les pregunté y les dije que tenían derecho a guardar silencio añadí: 'pero igual suena la flauta y nos confirman en público lo que muchos profesionales te dicen en privado'.

      Esos 4 locos románticos de que habla somos los últimos mohicanos, estamos condenados a la extinción. Y sobre lo del blog, no se preocupe porque seguro que ni Fundi ni Rafaelillo saben que existe.

      Saludos.

      Eliminar
  2. De acuerdo con todo lo que has comentado sobre las jornadas. Son las V que voy o sea 10 años y para mí las más completas aunque también por tiempo podían haber puesto algo sobre el indulto y también sobre reglamentos pero bueno, todo no puede ser.

    El picador Iturralde dejó caer que para ser varilarguero se necesita un máster cuando hace un par de años oí a un compañero suyo en Valencia que se hizo picador porque banderillero era peligroso y aunque nunca había montado a un caballo ni en la feria de niño se puso un año de mozo en la cuadra Navarro y al año ya picaba asiduamente casi siempre con Juan Bautista, no digo el nombre pero se puede saber enseguida. Del toro de Román de Madrid tampoco se dijo nada. Bueno, de aquí dos años más si Dios quiere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sé de otro picador que era (o sigue siendo) guardia civil. Quise preguntar a Iturralde qué hacían los picadores en teoría serios para luchar contra tanto intrusismo como sufren pero no hubo tiempo.

      Eso del coloquio se lo reproché al señor Purroy. Él debiera subir al estrado controlando férreamente los minutos de cada ponencia y dando paso a las preguntas exigiendo brevedad y concisión (cosa imposible de conseguir cuando alguno de los periodistas presentes cogía el micrófono y nos castigaba con uno de sus insufribles monólogos).

      Saludos y estuve encantado de conocerle.

      Eliminar
  3. Después de leer el artículo, no me queda otra que darte mil gracias por representar la figura del aficionado como lo haces. Hay que tenerlos cuadrados para hacer las preguntas que haces ante tanto estómago agradecido, eso sí, de aquí cuatro días vas a tener que disfrazarte para que te dejen entrar a los coloquios, aprovecha las rebajas para comprar bigotes, pelucas y demás.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya es el segundo que me recomienda que vaya con cuidado, a ver si al final conseguirán preocuparme... Yo entiendo que la pregunta que hice a los maestros era precisamente ponerles el toro en suerte para que entrasen a matar y dijesen en público lo que afirman muchos profesionales en privado.

      Si se pregunta con educación, no debería de haber ningún problema y la prueba es que cuando los abordé en privado, coincidieron por separado en que no les había molestado la pregunta. Rafaelillo dijo aquello del peligro que tenía 'el tocayo' porque seguramente están acostumbrados a entrevistas de esos estómagos que usted comenta y que resultan nauseabundas de tanta adulación (pero se entiende porque viven de esto, no pueden correr el riesgo de molestar).

      Saludos.

      Eliminar
  4. Rafa, tienes más peligro en un coloquio que el coronavirus en una residencia de ancianos (por decir algo). Cualquier día apareces flotando en el Ebro.

    Los dos matadores te han dicho lo mismo que dijeron todos cuando Finito dijo (creo que en el 2002), en el callejón de la plaza de toros de Bilbao (que creía) que el toro (creo que era de Torrestrella) estaba "pinchado". Buscad en las estadísticas cuántas figuras han matado la ganadería de Torrestrella desde entonces (y cuantas antes) ¿Será por eso?

    Y lo de "pinchar" tienen la fama las ganaderías toristas, pero... algunos ganaderos de hierros toristas los dicen (a mi me lo dijo personalmente uno) "eeeehh que sólo se habla de una parte". Negó los pinchazos de esa manera tan curiosa, con poco énfasis y quejándose de que la fama sólo la tengan algunos (las ganaderías toristas).

    Y como hipótesis, lanzo una teoría: Y si los toreros eligen las ganaderías en función de la certeza de que las elegidas no sobreexcitan médicamente los toros? Por eso tal vez las figuras matan sólo tres hierros. Y tal vez por eso el Juli mata toda la camada de Garcigrande.

    En fin... Rafa, deposita todos tus conocimientos en el notario por lo que pueda pasar.

    PDT: Sabemos sin saber que inyección le dio Joaquín Moreno Silva a sus toros el día de Cazarratas, ¿no? ¿Se ha aclarado eso? No, silenzio stampa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el capote, amigo. Al final no estoy solo. E insisto en que quise poner el toro en suerte a los maestros para ver si soltaban prenda. Tras formular la pregunta, Rafaelillo dijo 'primero el maestro'. Y yo le dije, 'no, el Fundi mejor después porque al estar retirado igual habla con más libertad' (como así fue).

      Sobre Torrestrella, las figuras la condenaron al ostracismo pero le dieron un voto de confianza en 2015. Hice la crónica en nuestro blog. Manzanares fue cogido dos veces sin consecuencias. En la conclusión, escribí esto, que se ha cumplido:

      "Y cuidado con Torrestrella porque la corrida, sin ser nada del otro mundo ni demostrar ningún poder en el caballo, sacó un picante que no habrá gustado nada a nuestras figuritas. Si Álvaro Domecq pensaba volver a las grandes ferias anunciado en los carteles de relumbrón, me temo que con lo que se vio ayer en Illumbe, seguirá en el ostracismo.

      'Estos toros han pedido el carnet' dijo Ponce al acabar. Y todos sabemos que nuestras queridas figuras no están por la labor de enseñar carnets de ningún tipo".

      La crónica entera aquí:

      http://toreoenredhondo.blogspot.com/2015/08/manzanares-cogido-dos-veces-en-un.html

      Saludos.

      Eliminar

LOS USUARIOS DE IPHONE, APPLE O SAFARI DEBEN ENVIAR SUS COMENTARIOS AL CORREO ADJUNTO YA QUE LA ENTRADA SÓLO PERMITE ANDROID: clea89@outlook.es DISCULPEN LAS MOLESTIAS.