Follow by Email

miércoles, 29 de julio de 2015

Callejón sin salida


(Foto blog Salmonetesyanonosquedan, leer el artículo pulsando aqui)


Como decia Salva "¿A quién defiende la Autoridad?".

Nunca me ha parecido ético ni estético que un aficionado o un simple espectador se cuele en el callejón, lugar reservado a los profesionales y a otros encargados de tareas preceptivas en el desarrollo del festejo. 

La mala costumbre de abarrotar los burladeros de la autoridad, y lugares aledaños, con amiguetes y familiares enchufados no es exclusiva de las plazas españolas - el callejón de Les Arenes de Nimes en Feria parece un vagon del Metro en hora punta - y forma parte de cierta rancia tradición, como los reventas, el desmoche de los pitones, el orejismo barato etc. etc.  Y yá es el colmo que desde el callejón se vengan pidiendo descaradamente orejas, o se fomenten indultos totalmente improcedentes.

El público, otrora llamado El Respetable, se ubica desde la barrera para arriba, en el callejón estan "los taurinos".

Por eso no salgo de mi asombro al ver que en Madrid un señor que tiene fama de ser la voz cantante del sector "exigente" de la afición, aparece, una tarde de un domingo de julio, nada menos que en el burladero de callejón de la Autoridad.

No te digo ná y te lo digo tó. 

Otras cosas oscuras pasan en los callejones sin salida en que algunos se han empeñado en conducir lo que queda de esta bendita Fiesta de los Toros.
 
Callejón peligroso hasta para los galenos  (foto: tendido7.com)

La Sociedad Española de Cirugía Taurina denuncia el acoso y los malos tratos verbales perpetrados por la cuadrilla y el entorno de Morante al Cirujano Jefe de la enfermería de la plaza de toros El Plantío (Burgos).

Pueden leer mas detalles del suceso pulsando aqui.

Además de chulos y maleducados, son tontos, al meterse con los médicos. O deben de estar muy seguros de no tener que necesitarlos, como para tratarles así  (desde luego, vista la fiereza de las reses que suelen torear, creo que muchos peligros no corren).

En fín, es que los modales del entorno de Morante ya se conocen en todo el mundo (pulsar para leer).


Por eso, los callejones de las plazas de toros no son lugares recomendables, pueden pasar cosas desagradables, y lo menos es que te pille un toro que se salta la barrera.




Por ejemplo, te puede tocar el dudoso honor de compartir post con Morante y Barrera.



Tauro





domingo, 26 de julio de 2015

DOS ATANASIOS MATAN A DOS BANDERILLEROS

¡Qué pocos atanasios puros deben de quedar! Ignoramos si la familia Urbina conservará algo puro. La familia Charro igual mantiene algunas vacas por nostalgia tras comprar ganado a Daniel Ruiz. Este bonito toro carbonero, ojalado, botinero, rebarbo y llorón es suyo:

FOTO: Auteur/Camposyruedos.com.

El título de la entrada es porque sendos toros de Atanasio Fernández  mataron a dos banderilleros: 'Curioso', a Joaquín Camino en Barcelona y 'Cabatisto', a Manolo Montoliú en Sevilla.

La familia Camino eran cinco hermanos. Los tres varones fueron juntos durante años en la cuadrilla: Paco, Joaquín, de banderillero, y Rafael, de mozo de espadas. En esta foto inmediatamente posterior a la cogida que nos ocupa, los vemos a los tres (Rafael es el de la camisa blanca):


Ocurrió el tres de junio de 1973 en Barcelona. El toro era ese 'Curioso' de atanasio, cornicorto -los más certeros, recuerden-. Prendió a Joaquín en el embroque y luego hizo por él en el suelo. Vean el momento, con Paco Camino acudiendo a cuerpo limpio:


Murió dos días después en la clínica del doctor Millet de Barcelona. Joaquín había toreado 54 novilladas antes de ponerse a las órdenes de su hermano, a quien acompañó durante siete años. En la prensa se dijo que era la primera víctima del '9', el guarismo que demostraba que el toro tenía cuatro años cumplidos.

Paco Camino dijo que se retiraba de los toros pero la cosa quedó en un amago porque no lo llevó a cabo.

Manolo Montoliú encontró la muerte en Sevilla, el 1 de mayo de 1992. El toro, también de Atanasio, se llamaba 'Cabatisto' y pesaba 568 kilos. Ese es el nombre que sale en la prensa de la época, lo decimos porque en el Cossío pone 'Cubatinto'. La tremeda cogida fue portada del ABC:


Nosotros no hemos visto a nadie poner banderillas con la naturalidad, la seriedad y, sobre todo, la insultante facilidad con que lo hacía Montoliú. Observen en este vídeo el extraordinario tercio que brindó en su Valencia natal dos meses antes de morir. Fíjense con qué pasmosa tranquilidad hace una primera pasada en falso cuando el toro se le queda demasiado lejos. Si resucitasen Carlos Arruza y Pepe Bienvenida y viesen estas imágenes dirían 'pero, ¿quién es ese?'

Las imágenes de la mortal cogida las pueden ver aquí. Cuando se corrió la voz, se suspendió la corrida. Hubo su mezquina polémica por si la cogida estaba relacionada con el peso de los caballos de picar. Resulta que el nuevo reglamento de Corcuera, que substituía el de 1962, imponía un caballo más liviano, un peto más ligero y una puya menos dañina. Los picadores utilizaron la muerte de Montoliú para hacer un plante obligando a suspender las corridas de Madrid y de Sevilla del día siguiente. Decían que  la tragedia había sido porque, con las nuevas normas, los toros pasaban sin picar (hay que tener poca vergüenza...)

¿Quién iba a decir al bueno de El Soro que en cuestión de poco tiempo iba a pasar de esta situación...


... a esta otra llevando en hombros a su amigo Manolo?


Para mitigar un poco lo luctuoso de esta entrada cambiamos de tercio sin salir de los atanasios recordando a uno de los toros más bravos que ha visto quien esto firma. Es el único toro al que se ha estado a punto de indultar en la plaza de Vic-Fezensac. Fue 'Velonero', de Charro de Llen. Nosotros lo habíamos conocido en el campo:
En Vic le tocó a Encabo. Con el primer tercio cambiado, el diestro solicitó al presidente una entrada más, cosa que se le concedió. Ovación para el diestro, para el presidente y para 'Velonero', que se volvió a arrancar desde la otra punta de la plaza. En el primer encuentro había derribado a Rafael da Silva y en el segundo empujó al caballo hasta los medios mientras el malogrado picador portugués le pasaba factura del batacazo dándole a duro por peseta:
FOTO: Christophe Moratello

Tiempo después comentábamos la corrida con el hijo de José Ignacio Charro y nos dijo: 'mi padre y yo vimos que cuando Encabo solicitó picar de nuevo al toro ya no habría nada que hacer en la muleta ¡pero nos equivocamos!'.
Efectivamente, 'Velonero' embistió incansable por los dos pitones  y Encabo se hartó de torear visiblemente a gusto. Vuelta al ruedo al toro en ambiente de euforia y oreja para el torero. Pueden recordar la faena aquí a partir del 2'34'' (aunque sólo se ven las dos primeras entradas al caballo). Fíjense con qué alegría va al peto y cómo empuja. En nuestra opinión, cuando a un toro de encaste Atanasio le da por estar bravo en el caballo, puede haber algún otro encaste que lo iguale pero superarlo, ninguno.
Se llevó todos los premios del año en Francia y, como decíamos, ha sido la única vez que hemos visto planear la sombra del indulto en la plaza de Vic-Fezensac.
La entrada nos ha quedado agridulce. Tragedia y gloria pero con el denominador común de los atanasios de por medio. Este 'Velonero' abrió las puertas de Charro de Llen para lidiar al año siguiente en Francia pero no consiguieron estar a la altura de este gran toro, de los más completos que hemos visto nunca (recuerden también que eran aquellos años de la lengua azul).
El que abría nuestra entrada fue uno de los que volvió a Vic. Se llamaba 'Malaganto'. Nos despedimos viendo cómo romaneó en el caballo.
Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.







jueves, 23 de julio de 2015

¿VACAS DE SALTILLO PARA GRACILIANO?
 
Esa y alguna que otra duda más tenemos tras la corrida de Juan Luis Fraile en Céret. Al ver los toros ya les dijimos por aquí que nos recordaban a los saltillos antiguos, los negros, los que tiene Zaballos hoy en día. Vean este saltillo de Zaballos con el hierro del abuelo Miguel:

 
Y aquí uno de los gracilianos de Fraile que saltó al ruedo de Céret (curiosamente también el 16):


Después, en los comentarios a nuestra crónica, nuestro amigo Joan nos decía que Graciliano había cruzado sus animales mayoritariamente ibarras con vacas de Saltillo, cosa que no hemos podido confirmar en ningún sitio, a ver si alguno de ustedes nos ilustra al respecto.

No obstante, y sin mayores pretensiones, estas dudas nos van a servir para recordar al gran aficionado que fue Graciliano y, de paso, compartir con ustedes algunas fotos de toros. Por ejemplo, la de su 'Fandanguero', que corneó por tres veces a Francisco Vega de los Reyes. Ocurría poco después de proclamarse la 2ª República:
 

Fue al inicio de faena, con un toro que apretaba mucho hacia adentro. Aquí abajo se lo llevan a la enfermería. Vestía de gris plomo y oro. Mientras lo atendían, Marcial Lalanda salía a hombros. Murió dos meses después tras una penosísima agonía:


Se ha venido repitiendo desde entonces que ha sido el mejor veroniqueador de la historia del toreo. Nos quedan las fotos y no muchas. Vean aquí una por cada lado y juzguen ustedes:

 
 
Volviendo a Graciliano, todo empezó cuando compró al conde de Santa Coloma 135 vacas y dos sementales. Eso fue doce años antes que Buendía y Bartolomé. Parece ser que había un 80% de ibarras y el resto, saltillos. La ganadería estuvo en sus manos durante casi veinte años porque el año que acabó la guerra vendió una gran parte a José Escobar, que se la llevó a Isla Mínima -junto con los mayorales-. En unos sitios pone que compró 300 cabezas, en otros 400 y el propio Escobar, en una entrevista posterior en El Ruedo, dice 700 (?).  Ahí no habría mucho cárdeno, suponemos. Casi todo sería negro y también algo tostado, castaño e incluso colorado. A los herederos de Escobar les sigue saliendo algún santacoloma como este, colorado, ojo de perdiz y anteado:

 
Con el tiempo, la familia Escobar echó animales de Buendía y de Chafik, alejándose de lo puro de Graciliano. Hoy, según Mauricio Soler, les quedan unas veinte vacas puras de Graciliano. Como curiosidad, comparen este toro de Escobar  bizco del izquierdo, ojalado, meleno y ligeramente astracanado...
 
 
...con este de Fraile carifosco y corniabierto:

 
Graciliano se reservó no más de treinta cabezas para él y reconstruyó la ganadería. Vean a Manolete en julio en Valencia hace 71 años con un graciliano, por los que sentía predilección (mató 73 entre Graciliano, Escobar y Alipio que, por aquel entonces, eran todos agua del mismo pozo) ¿Qué les vamos a decir de la naturalidad del muletazo? Nada que ver con nuestras grotescas figuritas actuales, siempre retorcidas, encorvadas, artificiosas y cargantes :


De esa tarde es esta cabeza que regaló a Churchill porque el toro era facado con el signo favorito del premier inglés (no el de la victoria sino el de los arqueros ingleses medievales). Salvo error, la cabeza debe de seguir en la embajada española en Londres (el que está más cerca de 'Perdigón' es Domingo Ortega):


Por eso, cuando murió Manolete, doña Angustias recibió el pésame del propio sir Winston donde le recordaba el regalo que le había hecho su hijo ('the noble trophy of your son'):


El toro era ya de José Escobar pero seguía siendo puro graciliano. Se ve que unos amigos suyos de la alta sociedad inglesa lo visitaron y vieron a 'Perdigón' de eral, con esa marca en el testuz. De ellos fue la idea de regalarlo a Churchill pero Escobar les prometió la cabeza sólo después de que se lidiase. Como aquella tarde Manolete no anduvo fino con la espada, conserva las dos orejas. Y, por supuesto, el encargado de disecar la cabeza para tan célebre destinatario fue el mejor taxidermista del mundo, don Luis Benedito, de quien hablábamos en esta entrada teniendo el honor de saludar a su  biznieto en los comentarios:


Aquí es donde tenemos esa duda que les comentábamos ¿Refrescó Graciliano con vacas de Saltillo? Si realmente lo hizo, ¿cuándo fue eso y de quién eran? Podrían ser de su hermano Argimiro que los había comprado a Dionisio Peláez. Y seguro que en aquella época serían saltillos de los antiguos, mayoritariamente negros, parecidos a los actuales de Zaballos (recordemos que lo que compró el marqués de Saltillo a Picavea de Lesaca era negro en un 70%). Se parecen esas encornaduras playeras que vimos en alguno de los frailes de Céret como esta que se recorta en la muleta de Pérez Mota...


... a las de los saltillos de Zaballos:


Y es que precisamente aquellos saltillos de Argimiro acabaron unos en manos de Victorino a través de Escudero y otros en el abuelo Miguel a cuyo nieto pertenece el de la foto anterior. Y respecto a la pinta, igual que la mayoría de propietarios de saltillos fue tirando a lo cárdeno, lo mismo parece que haya hecho Victorino Martín. Los aficionados más veteranos recordarán que en los años setenta salían muchísimos victorinos  entrepelados o negros. Hoy, a lo sumo salen cárdenos oscuros.

La ganadería de Graciliano, que llevaban sus hijos desde 1950 se vendió en dos partes. Lo que estaba a su nombre, junto al hierro histórico y la divisa, debe de estar, a través de Palomo Linares, en manos de los Lozano. Aquí tenemos otra duda 'graciliana', ¿quedará algo de aquello?

Lo de su mujer, doña Trinidad Nogales, llegó a  Juan Luis Fraile tras pasar por diferentes manos. El hierro de la N invertida suponemos que proviene del apellido de la señora. Eran unas cien cabezas. Hoy, puras de Graciliano, conservan unas 65. Vean una foto de estas vacas que hizo nuestro amigo Tauro el año pasado (recordar su visita aquí):


Y aquí vean una madre Saltillo de Zaballos con su retoño:


Otra duda: la propia hija de Juan Luis Fraile, Carolina, ha dicho que su padre intentó dar más cara y volumen a los gracilianos. Salta a la vista que lo consiguió. La pregunta es si lo hizo sólo seleccionando lo que tenía o refrescó con algo que provocó esas caras y esa caja bastante más voluminosa que la de otros vacunos santacolomeños. Lo comenta ella misma sin desvelarnos la incógnita en este reportaje. Este pavo que cerró la corrida de Céret estaba en 600 kilos:


En el reportaje verán que Carolina se lamenta de la poca consideración que tienen las autoridades sanitarias de la Junta de Castilla y León. Deben de ser los veterinarios más escrupulosos del planeta pero, si quiere que no la incomoden más con el gamma interferón, no tiene más que llevar todo lo bravo al matadero y, cuando ponga manso, ya no volverá ni un sólo veterinario más (recuerden que lo comentábamos aquí). Qué curioso ¿verdad? Y esta escrupulosidad digna de mejor causa se da precisamente en la zona de España donde hay más encastes en peligro de extinción (encinas, cobaledas, gracilianos, saltillos negros y atanasios).

Pues ya han visto que unas pequeñas dudas y los comentarios de algunos amigos en el blog nos han dado pie a montar esta entrada donde, la verdad, no hemos aclarado nada pero nos hemos entretenido no poco. Esperemos que ustedes también.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

Antonio Ordóñez, de novillero, con un graciliano (1950)



 




domingo, 19 de julio de 2015

EL 'MAESTRO PONCE' TAMBIÉN ¡QUÉ PENA!

Decíamos en un comentario a la entrada anterior que Perera abogaba por el triunfalismo tras no serle concedido un rabo que pedía el respetable. Su frase era esta:

‘Aquí hace falta triunfalismo y sobra el purista, porque para purista y para recortes ya están los de Podemos. La gente quiere divertirse y qué mejor imagen que los toreros en hombros‘

Aconteció en la plaza de Roquetas, donde compartía cartel con Talavante y Ponce. A cuenta de Perera ya hemos tenido nuestra educada polémica por aquí pero nos ha causado una inmensa pena ver al 'maestro Ponce' inmerso hasta el cuello en el destoreo moderno. Lo pueden comprobar en el primer minuto del vídeo de la corrida aquí.


Vean aquí encima su desangelado cite al toro de Alcurrucén. Cuando se espera que adelante un poco la pierna de salida para dar un mínimo de hondura a su toreo aunque el toro no lo merezca, resulta que Ponce se mantiene fuera de cacho como se aprecia en la foto de abajo, que es la continuación de la anterior:


Ya sabemos que a la mayoría de los toros de nuestras figuras no se les puede obligar mucho porque se rompen en el primer pase pero de ahí a ponerse al hilo del pitón de inicio e ir corriendo la mano de manera tan insulsa como hace aquí Ponce va un abismo. Aunque ¿para qué va a echar la pata p'alante arriesgando el muslo si las actuales figuras lo esconden y se les pide el rabo? Por eso, sigue toda la faena igual, vean:


El propio Ponce decía esto sobre el cite:


'Para citar colocado hay que estar enfrontilado entre los dos pitones, y cruzarte un poquito, porque en ese terreno vas a provocar mucho más y mejor la embestida del toro. Esto en el primer muletazo, pero no en los siguientes, por­que por geometría te quedas al hilo del pitón'.


Es triste ver a uno como Ponce, de quien pensábamos que tenía la vida solucionada, imitando en su toreo falso a nuestras queridas figuras actuales. Bueno, lo de la vida solucionada igual habría que ponerlo en cuarentena según algunos rumores que corren por la provincia de Jaén y de los que no nos vamos a hacer eco aquí precisamente por su condición de rumores.


Es curioso que en el vídeo se ve cómo pasea la oreja pero no sale la estocada (?). Se fue a hombros porque cortó una oreja a cada toro.

Perera lo acompañó con sus cuatro orejas y la polémica del rabo. Aquí está toreando de su peculiar manera a este torete brocho de Alcurrucén. Observen cómo cita absolutamente fuera de cacho (para que no digan que congelamos como Findus, pueden ver la faena completa a partir del minuto 2' en el citado vídeo ):


El toro es brocho pero siendo la plaza de Roquetas ¿qué vamos a exigir? ¿el toro de Pamplona?  Y ¿cuál es el de Pamplona? ¿el de Garcigrande? Por lo menos el bicho está en puntas. En la web del propio Perera pueden ver lo que mató de Vellosino en Ledesma.

Al toro de la foto lo mató de estocada trasera y caída pero ahí tampoco tenemos nada que decir porque en el pasado San Isidro se concedió una oreja con una estocada que asomaba (y no es la primera vez en Madrid).

Perera pide más triunfalismo pero es que al final nos vamos a morir de triunfalismo visto lo acontecido este año en Valencia, Sevilla, Madrid y Pamplona. Y, como decíamos en el comentario a la entrada anterior, nosotros seremos los primeros triunfalistas cuando veamos toreo de verdad y ante toros de verdad.

Y que conste que no es que nosotros seamos poncistas ahora desengañados pero no tenemos inconveniente en reconocer que Ponce ha matado murteiras, atanasios, cuadris, victorinos, santacolomas, etc. en las principales ferias de España. Eso no lo pueden decir ni El Juli, ni Perera, ni Talavante, ni Morante ni Manzanares ¡Ni siquiera los cinco juntos!

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.






sábado, 18 de julio de 2015

UN TORO DESMOCHADO EN LA FERIA DEL TORO
 
O sea, en Pamplona. Aunque no somos muy dados en nuestro blog a poner fotos de toros que salen desmochados o afeitados porque las pueden encontrar fácilmente por la red, queremos compartir con ustedes esta tan penosa de la corrida de Garcigrande en Pamplona. Supongo que ya la habrán visto, es de Jesús Diges, de la agencia EFE:
 

Si eres el torero y ese toro se ha lesionado de esa manera en el ruedo, es para matarlo aseadamente y a otra cosa. Si la 'lesión' ya la traía de casa... Por lo que hemos leído, los pitones quedaron en esas condiciones tras chocar con el peto; lo dejamos aquí, pero ¿qué pensará el ganadero cuando ve que los pitones de su toro se deshacen como un azucarillo en el peto del caballo?

La pena es que esto sucede donde siempre se rindió culto al toro, donde dicen que se empezó a correr toros o bovinos medio salvajes. Donde los más valientes de las montañas del norte de Navarra eran los que los recortaban a cuerpo limpio hace siglos. Donde siempre se dijo que estábamos en la 'Feria del toro'.


Por curiosidad, fíjense que en Tafalla siempre se anuncia su feria no como la 'del toro' sino como la del 'toro-toro':


Salvo error, en Navarra hay trece plazas en funcionamiento, algunas tan antiguas como la de Peralta, de 1883 (igual que la de Tarragona, a treinta metros de donde estamos escribiendo). Poco antes de morir, Felipe II estuvo en Pamplona y en su honor se lidiaron 24 toros seguidos. Si aquel día llega a salir alguno como el de la foto de arriba, ruedan cabezas con mayor motivo que las de Juan de Lanuza o el conde de Egmont.

Aquí no pasará nada. Precisamente el otro día en Céret lo comentábamos con unos serios aficionados zaragozanos. Si algún día se decidiese dulcificar las corridas eliminando el caballo, poniendo velcro en las banderillas, afeitando los toros y no matándolos ¿ustedes no creen que habría empresarios sin vergüenza y toreros sin honor que lo aceptarían y seguirían ordeñando la vaca hasta dejarla seca? No les quepa duda. Lo justificarían diciendo que había que adaptarse a los tiempos.

Mientras en Pamplona salía ese pobre animal, en Céret salía este de Adolfo Martín:


Y qué pena nos da ver a Padilla haciendo de palmero en estos carteles. Recuerden que en 2001 casi lo mata un miura de 670 kilos cuando le pegó esta cornada en el cuello. Se llamaba 'Sureño'. Aquel día alternaba con Zotoluco y El Renco (igual que el otro día):


Ver un toro como el de Garcigrande en esas condiciones y en Pamplona es, parafraseando a Kirk Douglas en 'Senderos de Gloria', "una mancha y una afrenta en la bandera de Navarra". Bueno, quizás no sea para tanto, pero ya está escrito y no lo rectificamos.

Para que vean ustedes el respeto que se tiene a este animal en las plazas del Reino de Navarra, les mostramos algunos de los toros que recientemente hemos podido ver por allí.

Por ejemplo, este pablorromero en Corella (la plaza más antigua de la Comunidad Foral, si no vamos equivocados):

 
En Sangüesa se lidió este galachito con esos dos puñales:

 
Al día siguiente se corrió este castaño, ojinegro y bocidorado de Peñajara:

 
En Tafalla salió este 'Carafea' de Dolores Aguirre, digno de cualquier plaza de primera:

 
Y Pérez Mota triunfó con este de Bañuelos al día siguiente:


 
Como ven, en tierras navarras el respeto por el toro es máximo, entre otras cosas, porque en muchos lugares los aficionados corren delante por la mañana. Por eso nos ha llamado tanto la atención lo que pasó ese día de las figuras en Pamplona. Hasta los críticos más dóciles los pusieron a caldo.
 
Pero la cosa no pasará de ahí, pronto estará olvidada en un país como el nuestro que no tiene memoria. Y si no, al tiempo.
 
Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

NOTA: este cartel que ven aquí debajo adorna desde hace años una de las paredes de la casa de quien esto escribe. De momento lo mantendremos pero a la próxima irá a la basura.







miércoles, 15 de julio de 2015

CÉRET DE TOROS, 2015 (4): ADOLFO MARTÍN

'GOLOSINAS ADOLFO'

Parece el nombre de una pastelería ¿no? Es que donde antes tenían toros ahora tienen chocolatinas, merengues y hojaldres. Los aficionados que peregrinaban por toda España siguiendo a estos toros se van a ahorrar mucho dinero. Y es que me temo que los adolfistas han roto el carnet.

 
No todos, porque los seguidores de esta ganadería son feligreses parecidos a los que idolatran a Morante (lo comentábamos aquí). Pero una cosa está clara, estos toros ya no son lo que eran y si eso es así es porque el ganadero lo ha querido así.
 


En Céret el año pasado se produjo el milagro de que saliese 'Monerías' (recuerden aquí). Pero los milagros son eso, milagros, y dado el rumbo que han tomado estos albaserradas, la aparición de futuros 'Monerías' será un salto atrás cada vez más esporádico.





Como se aprecia en estas fotos, los de Céret estuvieron muy bien presentados, nada que ver con la impresentable corrida de Vic del año pasado. Todos tenían culata lo cual nos hace preguntarnos si comen lo mismo que esos otros tan escurridos que se prodigan habitualmente en esta ganadería. Observen este porque eran todos iguales de grupa:


En el caballo, nada de nada. Acudieron como el que va a mirarse la próstata.


Y en la muleta, pastueños hasta resultar aburridos y eso, en esta ganadería, es un delito de cárcel taurina. Porque, don Adolfo, le observábamos en el tendido con los brazos cruzados y se le veía a usted aburrido ¿verdad que sí? Pues igual que nosotros... Pero si esto es lo que usted ha escogido, con su pan se lo coma, como decía Sancho Panza.

ENCABO. Vino muy dispuesto a esta plaza donde siempre se le trató bien. Lo único que se vio con la capa en toda la feria lo puso él -sin ser nada del otro mundo-. Fue el único que entró a un quite:


Luego puso banderillas muy aseadamente:


Su primero se revolvía pero sin mala idea y sin codicia. Encabo estuvo al hilo del pitón y pegó esta estocada que se le fue baja y trasera:


Su segundo era un adolfo de mazapán, nada reseñable por la mínima entidad del enemigo (no se engañen por la foto del primer pase porque no fue nada de lo que parece). Tendida desprendida perdiendo la muleta y descabello.


URDIALES. A su primero Burgos le perpetró tres puyazos en el lomo (uno es el de la foto de más arriba) ¡Qué desastre! En banderillas arreó un poco e iba rebañando por el izquierdo. Fue el único adolfo que pidió no el carnet sino la fotocopia del carnet. Le dio un primer susto a Urdiales cuando se le coló y, a la segunda que hizo un gesto raro, el diestro se fue por la espada. Dibujó algún pase aislado como este:


Cinco descabellos después de una delantera atravesada tirando -que no perdiendo- la muleta. Ya vieron ustedes en San Isidro que la moda es tirar la muleta para aliviarse. Al torero que tira la muleta en la estocada no habría que concederle ni siquiera la vuelta al ruedo porque la cosa está pasando de castaño oscuro.

En el segundo vimos el mejor toreo de la feria con unos naturales preciosos. A día de hoy no hay nadie que toree al natural como Urdiales ni de lejos. Tiene que salirle su toro, por supuesto. Pero si eso ocurre, el empaque y el gusto con que el riojano se estira es extraordinario:


El toro era de paja y al final Urdiales se puso pesado. Pinchazo hondo que escupe, media desprendida y descabello. Al final de la corrida le dieron el premio de la crítica francesa al triunfador de la temporada pasada.

ROBLEÑO. Volvía a torear en su casa. Su primero se rompió un cuerno por la cepa y salió un sobrero carifosco, 'Aviador', uno de los toros más serios que hemos visto en esta ganadería:


Era otro adolfo que se podía torear a sesenta pulsaciones, no había que pensar mucho y Robleño estuvo relajado toreando sólo con la derecha. Para nosotros, sin ningún interés nada de lo que hizo ante la entidad mínima del oponente a pesar de su presencia. Lo mató de esta rinconera:


El último, 'Malagueño', quizás debería haber quedado como sobrero porque era demasiado bizco como han visto en la foto de arriba -aunque estaba en 580 kilos-. Su comportamiento fue como el de un domecq de los peores. Una sosería infame que nos llevó al 'aburrimierdo' (recuerden lo que significa la palabra aquí). Fíjense en la foto de abajo porque este tipo de toreo y un insulso y absurdo arrimón sin ningún valor le valió a Robleño la oreja baratísima de sus paisanos de Céret (los  serios, no, claro):


El torso doblado imitando lamentablemente a nuestras queridas figuras, de perfil, la muleta mal presentada, muy separado del toro... En fin, dejémoslo aquí. Trasera desprendida, dos descabellos y la citada oreja de los chinos (observen que el toro no tiene nada de escurrido):


Mal que nos pese, Adolfo Martín se ha ganado a pulso no volver por aquí. No tendría que haber vuelto pero gracias a 'Monerías' le dieron esta oportunidad los de la ADAC. Pero estos toros ya no tienen sangre de Albaserrada por sus venas, lo que corre es miel.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.