Follow by Email

jueves, 23 de julio de 2015

¿VACAS DE SALTILLO PARA GRACILIANO?
 
Esa y alguna que otra duda más tenemos tras la corrida de Juan Luis Fraile en Céret. Al ver los toros ya les dijimos por aquí que nos recordaban a los saltillos antiguos, los negros, los que tiene Zaballos hoy en día. Vean este saltillo de Zaballos con el hierro del abuelo Miguel:

 
Y aquí uno de los gracilianos de Fraile que saltó al ruedo de Céret (curiosamente también el 16):


Después, en los comentarios a nuestra crónica, nuestro amigo Joan nos decía que Graciliano había cruzado sus animales mayoritariamente ibarras con vacas de Saltillo, cosa que no hemos podido confirmar en ningún sitio, a ver si alguno de ustedes nos ilustra al respecto.

No obstante, y sin mayores pretensiones, estas dudas nos van a servir para recordar al gran aficionado que fue Graciliano y, de paso, compartir con ustedes algunas fotos de toros. Por ejemplo, la de su 'Fandanguero', que corneó por tres veces a Francisco Vega de los Reyes. Ocurría poco después de proclamarse la 2ª República:
 

Fue al inicio de faena, con un toro que apretaba mucho hacia adentro. Aquí abajo se lo llevan a la enfermería. Vestía de gris plomo y oro. Mientras lo atendían, Marcial Lalanda salía a hombros. Murió dos meses después tras una penosísima agonía:


Se ha venido repitiendo desde entonces que ha sido el mejor veroniqueador de la historia del toreo. Nos quedan las fotos y no muchas. Vean aquí una por cada lado y juzguen ustedes:

 
 
Volviendo a Graciliano, todo empezó cuando compró al conde de Santa Coloma 135 vacas y dos sementales. Eso fue doce años antes que Buendía y Bartolomé. Parece ser que había un 80% de ibarras y el resto, saltillos. La ganadería estuvo en sus manos durante casi veinte años porque el año que acabó la guerra vendió una gran parte a José Escobar, que se la llevó a Isla Mínima -junto con los mayorales-. En unos sitios pone que compró 300 cabezas, en otros 400 y el propio Escobar, en una entrevista posterior en El Ruedo, dice 700 (?).  Ahí no habría mucho cárdeno, suponemos. Casi todo sería negro y también algo tostado, castaño e incluso colorado. A los herederos de Escobar les sigue saliendo algún santacoloma como este, colorado, ojo de perdiz y anteado:

 
Con el tiempo, la familia Escobar echó animales de Buendía y de Chafik, alejándose de lo puro de Graciliano. Hoy, según Mauricio Soler, les quedan unas veinte vacas puras de Graciliano. Como curiosidad, comparen este toro de Escobar  bizco del izquierdo, ojalado, meleno y ligeramente astracanado...
 
 
...con este de Fraile carifosco y corniabierto:

 
Graciliano se reservó no más de treinta cabezas para él y reconstruyó la ganadería. Vean a Manolete en julio en Valencia hace 71 años con un graciliano, por los que sentía predilección (mató 73 entre Graciliano, Escobar y Alipio que, por aquel entonces, eran todos agua del mismo pozo) ¿Qué les vamos a decir de la naturalidad del muletazo? Nada que ver con nuestras grotescas figuritas actuales, siempre retorcidas, encorvadas, artificiosas y cargantes :


De esa tarde es esta cabeza que regaló a Churchill porque el toro era facado con el signo favorito del premier inglés (no el de la victoria sino el de los arqueros ingleses medievales). Salvo error, la cabeza debe de seguir en la embajada española en Londres (el que está más cerca de 'Perdigón' es Domingo Ortega):


Por eso, cuando murió Manolete, doña Angustias recibió el pésame del propio sir Winston donde le recordaba el regalo que le había hecho su hijo ('the noble trophy of your son'):


El toro era ya de José Escobar pero seguía siendo puro graciliano. Se ve que unos amigos suyos de la alta sociedad inglesa lo visitaron y vieron a 'Perdigón' de eral, con esa marca en el testuz. De ellos fue la idea de regalarlo a Churchill pero Escobar les prometió la cabeza sólo después de que se lidiase. Como aquella tarde Manolete no anduvo fino con la espada, conserva las dos orejas. Y, por supuesto, el encargado de disecar la cabeza para tan célebre destinatario fue el mejor taxidermista del mundo, don Luis Benedito, de quien hablábamos en esta entrada teniendo el honor de saludar a su  biznieto en los comentarios:


Aquí es donde tenemos esa duda que les comentábamos ¿Refrescó Graciliano con vacas de Saltillo? Si realmente lo hizo, ¿cuándo fue eso y de quién eran? Podrían ser de su hermano Argimiro que los había comprado a Dionisio Peláez. Y seguro que en aquella época serían saltillos de los antiguos, mayoritariamente negros, parecidos a los actuales de Zaballos (recordemos que lo que compró el marqués de Saltillo a Picavea de Lesaca era negro en un 70%). Se parecen esas encornaduras playeras que vimos en alguno de los frailes de Céret como esta que se recorta en la muleta de Pérez Mota...


... a las de los saltillos de Zaballos:


Y es que precisamente aquellos saltillos de Argimiro acabaron unos en manos de Victorino a través de Escudero y otros en el abuelo Miguel a cuyo nieto pertenece el de la foto anterior. Y respecto a la pinta, igual que la mayoría de propietarios de saltillos fue tirando a lo cárdeno, lo mismo parece que haya hecho Victorino Martín. Los aficionados más veteranos recordarán que en los años setenta salían muchísimos victorinos  entrepelados o negros. Hoy, a lo sumo salen cárdenos oscuros.

La ganadería de Graciliano, que llevaban sus hijos desde 1950 se vendió en dos partes. Lo que estaba a su nombre, junto al hierro histórico y la divisa, debe de estar, a través de Palomo Linares, en manos de los Lozano. Aquí tenemos otra duda 'graciliana', ¿quedará algo de aquello?

Lo de su mujer, doña Trinidad Nogales, llegó a  Juan Luis Fraile tras pasar por diferentes manos. El hierro de la N invertida suponemos que proviene del apellido de la señora. Eran unas cien cabezas. Hoy, puras de Graciliano, conservan unas 65. Vean una foto de estas vacas que hizo nuestro amigo Tauro el año pasado (recordar su visita aquí):


Y aquí vean una madre Saltillo de Zaballos con su retoño:


Otra duda: la propia hija de Juan Luis Fraile, Carolina, ha dicho que su padre intentó dar más cara y volumen a los gracilianos. Salta a la vista que lo consiguió. La pregunta es si lo hizo sólo seleccionando lo que tenía o refrescó con algo que provocó esas caras y esa caja bastante más voluminosa que la de otros vacunos santacolomeños. Lo comenta ella misma sin desvelarnos la incógnita en este reportaje. Este pavo que cerró la corrida de Céret estaba en 600 kilos:


En el reportaje verán que Carolina se lamenta de la poca consideración que tienen las autoridades sanitarias de la Junta de Castilla y León. Deben de ser los veterinarios más escrupulosos del planeta pero, si quiere que no la incomoden más con el gamma interferón, no tiene más que llevar todo lo bravo al matadero y, cuando ponga manso, ya no volverá ni un sólo veterinario más (recuerden que lo comentábamos aquí). Qué curioso ¿verdad? Y esta escrupulosidad digna de mejor causa se da precisamente en la zona de España donde hay más encastes en peligro de extinción (encinas, cobaledas, gracilianos, saltillos negros y atanasios).

Pues ya han visto que unas pequeñas dudas y los comentarios de algunos amigos en el blog nos han dado pie a montar esta entrada donde, la verdad, no hemos aclarado nada pero nos hemos entretenido no poco. Esperemos que ustedes también.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

Antonio Ordóñez, de novillero, con un graciliano (1950)



 




14 comentarios:

  1. Espectacular la foto de Manolete. No decían que toreaba de perfil y con los pies juntos,.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya buscaremos fotos de Manolete con más tiempo a ver si se les pega a nuestras figuras esa naturalidad de su toreo. Es que al final los más jóvenes se pensarán que para torear hay que retorcerse como los Julis, Pereras y tutti quanti y es todo lo contrario.

      Eliminar
  2. Excelente entrada.....y muy entretenida para los amantes de los encastes de la cabaña brava.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias pero, como ve, no hemos aclarado ninguna de las tres grandes dudas que planteábamos.

      Eliminar
  3. Solo los propietarios pueden aclarar estas dudas que a los aficionados nos inquietan...pero que a la vez generan estas tertulias tan interesantes... Saludos....

    ResponderEliminar
  4. Buenas tardes Rafa. Yo, no voy a a portar nada clarificante, pero quisiera comentar, que el quinto toro de Escolar de este año en San fermin, me recordo al momento a los toros de casta Navarra, que negros, cardenos y berrendos, tambien los hay.
    Un saludo.
    Kaparra

    ResponderEliminar
  5. Pues eso sería bonito discutirlo con Victorino hijo por dos motivos:

    Primero porque la única vez que su padre ha vendido toros fueron 21 ejemplares al señor Picazo 'para atender un compromiso ineludible', según pone en su propia web. Y esos animales, que estuvieron a punto de terminar en el matadero de Getafe, son el origen de la ganadería de Pichorrongo.

    Y segundo por la buena amistad que une al citado Victorino hijo con Jesús Miguel Reta Azcona, propietario de Reta de Casta Navarra y de quien se comenta ya hace tiempo que Céret tendría interés de lidiar una novillada suya.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  6. Creo que os estáis liando.
    La Ganaderia actual de Juan Luis Fraile Martín, creada en 1973, cuando Juan Luis compra, compra el lote de la ganaderia de Graciliano que tenia su señora esposa.
    A partir de esa compra Juan Luis padre mantiene este encaste y él no cruza con nada y sus herederos, su esposa Maria Cascon y sus hijos tampoco.
    Eso no quiere decir que antaño el encaste Graciliano tendría lo que sus propietarios quisieran.
    Otro matiz la ganaderia de Soler Escobar es producto de otro lote, igual que lo que en su momento tuvo Palomo Linares.
    Un Placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, me parece que no hay tal lío porque usted dice lo mismo que nosotros en la entrada:

      - Que lo de Juan Luis Fraile es lo de la esposa de Graciliano
      - Que no lo cruzó con nada ni él ni su mujer ni sus hijos (es una de las dudas que planteamos cuando Carolina dice que le dio más cara y más volumen)
      - Que antaño Graciliano podría tener lo que quisiera (es la otra duda, si cruzó con vacas de Saltillo en algún momento)
      - Que lo de Soler es de otro lote (efectivamente, lo que decimos que compró en 1939 directamente a Graciliano)
      - Que lo de Linares también (efectivamente, lo que compraron entre él y los Lozano a los herederos a partir de una buena prestación de esos toros en Madrid en 1968, pero ahí estaba la tercera duda sobre si quedará algo de eso hoy)

      O sea, que dice usted lo mismo que hemos dicho nosotros.
      Saludos cordiales, el placer es nuestro.

      Eliminar
  7. Buenas noches Rafa, como anecdota, te dire que en un tentadero de casta navarra, padre e hijo comentaban las similitudes de comportamiento entre lo navarro y lo suyo. Si no me equivoco, creo que es Orthez los que los quieren, pero el mismo Victorino, recomienda esperar. Yo vi un tentadero, y hay futuro, si les dejan un hueco, que tal como va la cosa....
    Un saludo Rafa.
    Kaparra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me temo que Victorino ve las orejas al lobo y se da cuenta de que lo de casta navarra, lidiado a pie, podría resultar un fiasco. Pero, si se diese el caso, haríamos todo lo posible por estar presentes en el acontecimiento (aunque algún amigo navarro dice que igual no estaríamos seguros del todo ni en el tendido...)

      Eliminar
  8. Rafa, muy interesante la entrada. Geniales detalles. Churchill, Manolete, Gitanillo, Fandanguero...como he disfrutado... Añadir a la lista de nombres relacionados con Graciliano el de la familia Bienvenida, relación que arranca ya en la predilección del Papa Negro (y viceversa) por la familia Pérez-Tabernero. Decía Antonio Bienvenida, quién debutó en el 34 en Zamora frente a novillos de Graciliano, que éstos eran los únicos que no parpadeaban antes de embestir.

    A ver si aclaro algo sobre el lío que he montado...jajaja...Sobre el cruce de marras, me explico, la presencia de Saltillo en lo de Graciliano (y por ende en lo de Fraile) yo lo explico a partir de dos cruces.

    1. El cruce originario de Ibarra/Saltillo realizado por el Conde de Santa Coloma. Graciliano le compra al Conde Santa Coloma 135 vacas y dos sementales (Mesonero de -Santa Coloma- y Cristalino -albaserrada-) Mesonero marcará la ganadería dejando 1150 descendientes en 16 años (eso dice la chapa debajo de la cabeza disecada). De las vacas adquiridas las hay que provienen del cruce Ibarra/Saltillo, cruzadas al revés (madre Saltillo y padre Ibarra), cruce realizado por el Conde y no por Graciliano (como dije equivocadamente anteriormente).

    2. Parece ser que Graciliano conservaba en su ganadería animales de encaste saltillo (vía Albaserrada) para refrescar su ganadería internamente (tal y como hacía el Conde). Algo bastante coherente por otra parte. Recordemos que a partir de Albaserrada vienen las dos líneas saltillo. a) La cárdena (con la mezcla Buendía) y b) la negra referida por Rafa en su magnífica entrada (Moreno Silva vía Felix Moreno, Zaballos vía el hermano de Graciliano y Alipio, Argimiro). Es decir, se trataría de saltillo previa a la "contaminación" de Buendía (que es de done supongo yo viene lo saltillo cárdeno).

    Vaya rollo... no sé si he aclarado algo, pero bueno...como decía Rafa, que bien nos lo hemos pasado comentándolo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que con lo que dijiste en la otra entrada me he vuelto medio loco buscando a ver si encontraba algún rastro de lo que habría hecho Graciliano dentro de su ganadería pero no encontré nada, por eso se me ocurrió hacer esta entrada. Esta duda histórica se refiere a los años de Primo de Rivera, con lo cual es difícil de aclarar.
    Pero la duda de cómo consiguió dar Juan Luis Fraile padre más cara y más caja a sus toros, podría ser más fácil de solucionar. Y sólo hay dos alternativas: o seleccionó dentro de lo que ya tenía o añadió algo (y digo añadió, no cruzó).

    Saludos cordiales (antes de acabar, no sé si te quedaste a la corrida de Adolfo en Céret porque he echado de menos tu comentario; a ver si resulta que no viste lo mismo que yo...)

    ResponderEliminar
  10. Puede que sea más fácil de rastrear la huella de Saltillo en Graciliano (pese a ser tiempos de Primo de Rivera) que en Fraile, ya que Graciliano se ve que era muy meticuloso con los libros y éstos los conserva su nieto (también llamado Graciliano) donde se puede comprobar los comentado. En Fraile, hasta que la ganadería llega a la familia hay alguna "laguna", que ahora explicaré y por eso puede ser más complicado.

    Discrepo contigo Rafa en que Juan Luis le dio más caja y cara a la ganadería, no soy un experto, pero lo de Fraile de siempre ha sido grande. De hecho, según le leí en una entrevista a Juan Luis hijo, la intención de su padre al hacerse con la ganadería fue reducirles el tamaño, pero le resultó muy difícil porque tan sólo contaba con 80 vacas.

    La oscuridad referida, y que puede explicar el tamaño de Fraile, viene en el paso entre Nogales y Fraile. Creo que pasaron unos ocho años hasta que la ganadería llegó a la familia Fraile, y antes estuvo en manos de dos propietarios. Ningún libro se conserva sobre lo que pasó entonces. Quien sabe en el entonces riquísimo campo charro todo es posible, con tanto Atanasio en la familia o tantas ganaderías de Santa Coloma refrescando con Buendía (para eso tal vez debería haber más cárdeno).

    No hemos aclarado nada, pero que divertido es especular.Sobre Adolfo en Céret, muy de acuerdo. Luego si eso te discuto sólo una cosa. Saludos.

    ResponderEliminar