Follow by Email

miércoles, 29 de mayo de 2019

FERIA DE SAN ISIDRO, 2019 (13). ESCOLAR: ¿QUÉ PIENSAN ESOS TOROS?

Que los toros de otras ganaderías más colaboradoras piensen, no supone mayor problema ya que las ideas de su cerebro han sido eliminadas por su amo en la tienta. Pero los toros de Escolar llevan dentro las ideas de su criador y no hay que dejarlos pensar porque te la lían. Recuerden que Pichorrongo tiene fama de ser la única persona que ha engañado a Daniel Ruiz cuando lo habitual es que suceda al revés.

La ventolera que se abatió sobre Las Ventas de principio a fin hizo que los matadores tuvieran que hacer pausas en la lidia para que los avíos no saliesen volando. En cada pausa, los toros pensaban más de la cuenta y se iban resabiando.



Ya, y ¿qué se podía hacer?, nos preguntarán ustedes. Algo muy fácil de decir desde aquí: pegar el zapatillazo, echar la pierna adelante yendo al pitón contrario y obligar al toro a repetir una y otra vez sin que pudiese pensar. Hubo algún instante en que eso ocurrió y los toros respondieron bien pero fue esporádicamente. Decimos que desde fuera pontificamos a placer pero hay que estar ahí delante para pegar el zapatillazo y que en ese momento una ráfaga de aire te deje la femoral a la vista del toro. En esa tesitura, una ternerica al uso es posible que te perdone la vida pero un toro de Escolar te manda a la enfermería por la vía rápida.

La corrida fue desigual de presencia, cosa que casi agradecemos cuando vemos otras ganaderías que traen toros fotocopiados. El cuarto se nos antojó fuera de tipo por grandón y este quinto de abajo parecía un miura:



Era cornialto, veleto y cornalón y nos recordaba a esos toros que salen en las láminas de Bombita. 



En el otro extremo estuvo el tercero, que era escurrido y zancudo.

En el caballo la corrida quedó marcada por el tal 'Patoso'. Fue el primer toro de la tarde, de comportamiento díscolo e incierto con sus arreones y probaturas. Se corrió la voz entre las cuadrillas de que a la corrida habría que pegarle sin piedad porque con seis toros como ése más de uno acaba de baja. Y así fue, cobraron a duro por peseta, cosa que curiosamente recalcaron los comentaristas televisivos. Hay otras corridas que reciben más y no dicen nada, ¿por qué?

El juego en el primer tercio fue discreto, se dejaron pegar sin alharacas. Sólo el quinto fue lucido por Gómez del Pilar y lo vimos arrancarse de largo:



Insistimos en que estamos convencidos de que en la muleta, excepto el primero, los demás hubieran tragado y propiciado el éxito de los tres diestros, a quienes vimos con muy buena actitud. Pero el viento hizo que les dejasen demasiado tiempo para pensar y los toros de Escolar sólo piensan en cómo fastidiarte y no en cómo colaborar.

ROBLEÑO. Su primero era un playero que simplemente se dejó en el caballo manseando. Nos llama la atención que en la primera plaza del mundo los diestros pidan el cambio de tercio al presidente sin desmonterarse, ¿dónde se ha visto? En plazas de segunda vemos a presidentes serios que indican al diestro que se quite la montera y aquí, nada. Muy mal.

Parecía que el toro por el ojo derecho no veía bien porque se vencía. Pues Robleño se echó la muleta a la derecha con la faena hotelera. Menos mal que el de Escolar era flojo de remos (se fue al suelo tres veces) porque eso minimizó sus malas intenciones agravadas por los minutos que dedicó a pensar maldades a cuenta del aire.



Pinchazo arriba perdiendo la muleta, otro trasero aguantando y el toro que ha comprendido y ya no lo deja pasar. Estocada corta que escupe y cuatro descabellos.

El cuarto fue el segundo 'Pocapena' de la feria. Le habrían echado de comer aparte porque era más grande que Shaquille O'Neal. Se mostró bronco en el capote pero Robleño no se amilanó porque si te acobardas, estás perdido. 'El Legionario' le pegó sin misericordia. El toro romaneó levemente pero fue de ésos que se desesperan cuando ven que no hay manera de mover el caballazo.

Muy bien César del Puerto con los palos porque el toro esperaba. El vendaval obligaba a Robleño a pararse y bajar la muleta. Mientras tanto, el toro lo miraba y pensaba. Cuando venía de pensar, embestía violento pero, cuando no pensaba, repetía con nobleza. Sin el aire y sin haberle pegado tanto en el caballo, era un toro de oreja. Que conste que lo segundo fue culpa de Robleño, no de la meteorología.



Rinconera con rueda de peones y descabello.



GÓMEZ DEL PILAR. Muy buena disposición toda la tarde. Se fue a porta gayola en los dos toros, igual que hizo con los resinas el 12 de octubre pasado:



Se trata de un torero que siempre intenta poner bien los toros en el caballo, cosa que es muy de agradecer. Los de televisión ya se ocuparon de decir que 'lo ha dejado demasiado lejos', ¡qué aguafiestas son y qué imagen del primer tercio dan a los espectadores! Es indignante.

Se vio que el toro era listo en banderillas pero Gómez del Pilar estaba tranquilo y relajado. Decía luego que 'cuando no tienes nada, te lo juegas todo'. Por eso tendría que haber pegado el zapatillazo y haber obligado al toro a repetir. Lo hizo una vez y el toro colaboró pero el viento lo afligió y, cada vez que hacía un alto en la faena -e hizo muchos-, el toro se dedicaba a pensar en la metafísica de Aristóteles.



Pinchazo arriba y media desprendida que basta.

El quinto era ese toro cornalón de estampa antigua al que nos referíamos antes: 



Nuevamente se fue a porta gayola, qué mérito tiene eso aunque muchos piensen que es un trámite:


FOTO: Julián López

Sangüesa lo pinchó en el lomo y el toro se enfadó y lo hizo correr:



Gómez del Pilar quiso lucirlo como dijimos al principio y el picador le dio una paliza trasera en el segundo y le levantó el palo por orden del maestro en el tercero. Cebadera y Aguilera estuvieron muy bravos asomándose al balcón.

Era otro toro al que había que poderle y no dejarle pensar lo más mínimo porque además, se revolvía como un gato. Pero otra vez el vendaval provocó que el toro se hiciera el amo porque el maestro le dio tiempo a pensar. Lo comprendemos perfectamente y nos supo mal por Gómez del Pilar. Estamos convencidos de que hubiera podido con el tal 'Sevillano' pero no fue así. Se oyeron pitos totalmente injustos, a nuestro entender. Pinchazo arriba, media atravesada y un gran descabello muy valiente, solos él y el toro en la raya, con el riesgo de que, si fallaba, el de Escolar se le iba a ir al pecho:



SÁNCHEZ. Su primero fue protestado por feo y por tener cara de niño. Tremenda paliza trasera en el caballo siempre por culpa de ese primer toro que marcó toda la tarde. 



A Sánchez lo vimos confuso con el capote, tan es así que Iván García cogió la manija y fue él quien lo lidió desde el primer puyazo. 

Muy bien los dos palitroqueros, Sánchez y Ruiz, con mención especial para el primero. ¿Habría leído nuestra agria censura de ayer por clavar a toro pasado? Es que aquí estuvo señorial, con lo que nos demuestra que sabe hacer las cosas bien y mal. Preferimos que las haga bien aunque la mayoría del público aplaude igual una cosa que otra:



El diestro salió con ganas de correr la mano con gusto pero el viento no lo permitió. Quedó dos veces al descubierto y sufrió un desarme. Era otro toro que se hubiera entregado pero fue al revés, se resabió porque pensaba más que Kant por las noches. No obstante, Sánchez le robó dos naturales espléndidos:



Casi entera, pasada y desprendida.



El último lo desarmó de salida, ya hemos dicho que lo vimos atribulado con el capote, no sabemos por qué. Carioca infame al toro que ni de broma merecía tamaño castigo. Fenomenal toda la cuadrilla otra vez en el segundo tercio.

El toro se fue al suelo en cuatro ocasiones y esta flojera de remos, más la paliza en el peto, hicieron que se quedara a media embestida pero sin malicia. Sánchez anduvo con pocas ideas, la verdad. Estocada caída sin liar la muleta, perdiéndola al salir y descabello.


FOTO: Julián López

Si este toro con su flojera sale el primero y el tal 'Patoso' el sexto, a la corrida no le pegan en el caballo ni la mitad de lo que le dieron. El vendaval hubiera sido el mismo, eso sí, y ahí entraba la decisión de los maestros de irse al pitón contrario y obligar a repetir o hacer lo que hicieron: pararse a controlar los avíos y permitir que los de Escolar pensasen y pensasen y pensasen...



No lo decimos con acritud, que quede claro dado que entendemos perfectamente sus prevenciones. En otras condiciones, a esta corrida se le cortan tres orejas y salen contentos el ganadero, los maestros y el aficionado pero no pudo ser. No obstante, se siguió la cosa con mucho interés y el público estuvo comprensivo con los diestros. Como van a hacer obras en Las Ventas, más de uno saldría de la plaza pensando que podrían instalar un techo retráctil.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.


13 comentarios:

  1. A mí la verdad es que me pareció un corridón de toros, unos escolares duros y enfrente una terna de toreros machos que aguantaron firmemente sin amilanarse en ningún momento. Mejor espectáculo que cualquier otro de toreo de arte, orejas y salidas a hombros. Comentaba ayer por redes que gracias al pack Albaserrada (comprar los tres festejos para asegurarse ver a Roca Rey) quizá haya habido gente que haya disfrutado de otro tipo de corrida que sino no hubiese visto ni de coña y se haya dado cuenta de que hay algo más allá del pegar pases a terneras moribundas. No sé que le parece.

    Un saludo desde Zaragoza.

    PD, ya sabe que aquí estamos muy contentos con nuestra cubierta retráctil pero cada vez que se lo comento a aficionados madrileños, erre que erre con que no, que si los toros se ven al sol, que si la plaza descubierta, que no quieren un pabellón polideportivo, que si el granito histórico venteño etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como los de Bilbao, que tampoco quieren saber nada del techo. En Zaragoza tendrían que prohibir fumar, eso sería ideal.

      Por supuesto que fue mucho más interesante que un festejo orejista. Lástima que sin aire esos advenedizos que compraron el pack por Roca habrían podido ver cortar orejas de verdad. Pero seguramente ayer salieron diciendo que 'con estos toros no hay forma de torear'. Les han metido en la cabeza que el único toro posible es la ternera que va y viene y lo demás lo consideran intoreable. Gran responsabilidad en ello tienen los críticos comprados y los comentaristas televisivos.

      Eliminar
    2. Lo de los comentaristas del Canal Toros es para darles de comer aparte, menudo despropósito y qué manera de desinformar a la gente. Ya sabemos que los toros es el único espectáculo del mundo en el que los productores del mismo y los que viven de él se dedican a menospreciar, engañar e insultar al aficionado (que les da de comer). Y aún así cada día vamos más contentos a la plaza.

      Eliminar
  2. Mil gracias. Si ayer te decía q se marchaban los Isidros, hoy podríamos decir q los de escolar leyeron a Marcuse esperemos q los garcías (aunq en Sevilla victorinos) y adolfo morfinas (en otro tiempo la ganaderia más encastada y brava) no hayan leído a Corín Tellado? .
    No me sorprende lo de Gómez del pilar, creo q el año pasado con los de Doña Lola ya demostró ser un torero con ganas.
    Salu2 y a por el siguiente objetivo se simombo el toledano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leyeron a Marcuse ¡y lo entendieron! Gracias a usted por seguir con tanta fidelidad lo que por aquí emborronamos.

      Eliminar
  3. Muy de acuerdo con todo. Para mi corridón de toros. Casta, exigencia, dureza... pedían los papeles. También de acuerdo con lo del viento, una lástima la corrida hubiese sido otra. El lucimiento de los matadores y las "posibilidades" de la corrida, que las tenía dentro de la exigencia.

    Sobre la corrida dos cuestiones a ver que piensas:

    -¿El quinto fue bravo? Yo creo que sí, aunque el tercer puyazo me deja dudas...

    -¿El cuarto embistió al final gracias a la labor de Robleño? ¿O Robleño no se enteró hasta al final que el toro tragaba?

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí quedó pendiente un mejjor juego en el caballo para calificarla de gran corrida de toros. Estos mismo toros en Céret por lo menos hubieran ido tres veces y se podría calibrar mejor sus prestaciones.

      Precisamente ese quinto creo que no puede calificarse de auténticamente bravo porque puyazos sólo fueron dos y el último, efectivamente, siembra la duda. En lo de Robleño, quizás lo del final viene dado porque se da cuenta de que el toro repite con cierta nobleza si no le dejas pensar. No es que no se diese cuenta sino que en su cerebro entraba más el viento que el toro.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Lo del canal toros cada vez va a peor. yo creo que es hasta denunciable. Que razón tenía usted, al final, estamos echando de menos a Molés. Que falta de criterio tiene esta gente y que afición mas mala tienen. El otro día con el toro de Parladé se tiraron toda la lidia diciendo que era un manso y 1min despues era un toro bravísimo... yo imagino que las nuevas generaciones y los que no tienen mucha idea se volverán locos escuchando a esta gente. Son mas culpables que los toreros de la situación de la tauromaquia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Molés se marchó diciendo lo de 'otros vendrán que bueno me harán'. Sabe muchísimo de toros, por eso no hay que perdonarle que fuera tan sibilino callando en algunos lo que censuraba en otros y lanzando campanas con los que antes habían pasado por taquilla.

      Las nuevas generaciones no es que se vuelvan locas, es que creen lo que éstos dicen y terminan con la idea de que sólo hay una tauromaquia posible, la de la posturita y el borreguito.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Los escolares siempre sacan algo diferente. Y sobre todo dan miedo, que es lo que tiene que dar un toro bravo, sino no habría uno abajo y 15000 arriba. De los toreros me quedo con el saludo capotero de Gómez del Pilar a su segundo. No sólo por irse a porta gayola, que ya de por sí es de admirar, sino por recogerlo perfectamente tras la larga e irle concediendo hacia los adentros para después ganarle terreno y sacárselo a los medios muy toreramente. Y sin tocarle el capote. Para ponérselo a todo el que diga que quiere ser torero.

    Sobre los comentaristas de TV, solo decir que hace tiempo que veo las corridas sin sonido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, señor. Yo tenía apuntado en mis notas que se levantó bien del suelo y enceló perfectamente al toro. Apuntas muchas cosas y luego no todas salen en la crónica. Y tiene usted razón en que el toro le apretó en aquella zona desprotegida y salió muy airoso del trago.

      Sobre la televisión, yo entiendo que sean toreristas y nos expliquen toda la corrida desde el punto de vista del torero pero sólo pido que haya un abogado del diablo que dé su visión desde el toro o desde el ganadero. Que haya un poco de equilibrio.

      Saludos.

      Eliminar
  6. Rafa, no conozco yo esa anécdota de que José Escolar consiguió engañar a Daniel Ruiz... ¿Nos la puedes contar aquí, o te pondriamos en un compromiso??
    Un saludo, y gracias por tus crónicas..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, mejor que no porque uno de los implicados ya no está vivo. La he buscado por la red a ver si estaba pero no la he encontrado. Si aparece, copio y pego.

      Saludos.

      Eliminar

LOS USUARIOS DE IPHONE, APPLE O SAFARI DEBEN ENVIAR SUS COMENTARIOS AL CORREO ADJUNTO YA QUE LA ENTRADA SÓLO PERMITE ANDROID: clea89@outlook.es DISCULPEN LAS MOLESTIAS.