Follow by Email

viernes, 24 de mayo de 2019

FERIA DE SAN ISIDRO, 2019 (9). JANDILLA: NO FUERON JANDILLITAS

Como los de Sevilla en la tarde triunfal de Aguado. En Madrid salieron toros desaboríos, con cierto genio y sin ganas de colaborar. Se diluyeron al final como un azucarillo excepto el quinto. A pesar de lo dicho no fueron terneras, lo cual siempre es de agradecer.


FOTO: Paloma Aguilar

CASTELLASu primero era negro, bragado, meano y un poco llorón. Por fin vimos a un picador que no clavó trasero. Fue Juan Melgar, aunque Castella lo dejó sin picar ante las protestas de algunos. Observen dónde lleva la sangre, nada que ver con las carnicerías traseras o casi lumbares de cada tarde:



José Chacón estuvo excelente, cosa que ya no es noticia. ¿Por qué no anuncian una corrida donde ponga banderillas él solo a todos los toros?



El jandilla gustó a Castella. Perdió las manos un total de cinco veces pero en el primer tercio le echó el capote al cielo para que no fuese al corral. De inicio se vio que el francés iba a torear de salón pero en el pecado llevó la penitencia dado que no podía bajar la mano si no quería que el toro claudicase.

Cuando se colocaba fuera de cacho le pitaban ¡y rectificaba! ¿Se dan cuenta de que ellos saben perfectamente si dan gato por liebre? Los de televisión deberían hacer hincapié en estos detalles porque ellos no son tontos y lo ven igual que nosotros  pero se callan como....

El toro duró tres tandas, luego vino un arrimón en el ángulo ciego y una casi entera trasera apuñalando al toro con el brazo elástico, ahí lo tienen. Está clavando antes de llegar a jurisdicción:



En su segundo Viotti estuvo muy mal con los palos, banderilleando a toro pasado pero siendo aplaudido igualmente (?). Castella empezó con aquellos cambiados en el platillo que le dieron aquella fama que le ha quitado Roca. Además, siempre los hizo sin arquear el cuerpo:



Así sufrió en tiempos una grave cogida pero es valiente y nunca renunció a seguir haciéndolos.



El toro quería coger la muleta y el diestro lo aguantó bien dejándosela en la cara. De nuevo rectificaba su colocación en cuanto oía pitos. Toda la tarde toreó con la derecha. En televisión decían que era cosa de los toros, 'que han tenido mucha más opción por el derecho que por el izquierdo'. Oigan, ¿no será que los toreros se sienten más protegidos con la ayuda y por la izquierda no terminan de verlo claro? Fíjense en la cantidad de toros que parecen marrajos por el pitón izquierdo y seguramente es a cuenta de los mantazos que les pegan.

Espadazo en el lomo, feo y tendido.

DE JUSTO. Su primero era bizco del izquierdo. Carioca trasera y picotazo en el lomo, picar peor es casi imposible. Menos mal que toda su cuadrilla estuvo perfecta en el segundo tercio. El toro tenía su complicación seguramente derivada del primer tercio nefasto que había sufrido. 

Se veía su poca casta porque estaba loco por rajarse. De Justo estuvo con ganas y bien colocado pero el toro cambió a topón y llegó a darle un susto al confiarse:



Dos pinchazos y estocada trasera y contraria pegando su feo saltito y perfilándose siempre en la pala del pitón:



Su segundo era de Vegahermosa, largo y badanudo. En el primer puyazo empujó de bravo y es la primera vez que vemos a Majada no picar trasero. 



Pero en el segundo no cayó la breva y le hizo dos agujeros, el primero en el lomo.

Era un toro díscolo que pegaba un tornillazo al final, nada que ver con el torillo al que Aguado llevó con guante de seda en La Maestranza. No era para la faena posmoderna que De Justo intentó. La prueba es que el toro estaba igual al principio de la misma que después de los treinta y cinco pases que pegó. Estocada un pelín desprendida pero bien ejecutada:



Bella muerte del toro en el tercio, ahí le vemos con el cortejo fúnebre:



TÉLLEZ. No pudo sacar nada en el toro de su confirmación, que manseaba con la cara alta e iba rebrincado. Se paró a las primeras de cambio y lo único que pudo hacer Téllez fue tragar con mérito.



Pinchazo sin soltar perdiendo la muleta y estocada arriba sin puntilla pero tapando la cara como pueden comprobar:



Su segundo era un ojo de perdiz acaramelado de pitones. Nos agradó ver que Téllez coge el capote cortito, mejor que Morante a nuestro modesto entender, vean:



Penoso tercio de varas de Ochoa y el diestro que calentó al público con unas saltilleras cambiadas:



Luego quiso hacer un recibo de rodillas en el platillo que casi le cuesta un viaje en ambulancia:



A partir de ahí anduvo un tanto embarullado porque el toro se le pegaba. Terminó poniéndose pesado antes de una rinconera tapando la cara de nuevo y con rueda de peones.

Poca cosa destacable, como ven: una estocada de De Justo, un pase cambiado de Castella, Téllez cogiendo el capote cortito y, por encima de todo, los pares de banderillas de don José Chacón. Pero consolémonos porque podría haber sido mucho peor si los jandillas llegan a sacar 'clase y profundidad' en lugar de geniecillo. O sea, si llegan a salir jandillitas ovejunos. Eso sí que habría sido verdaderamente insoportable.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

2 comentarios:

  1. Buenas tardes Rafa, parece que se va a tragar el serial Isidril entero, lo cual tiene mucho mérito y todo mi respeto. Depende como se desarrolle también tendrá mis condolencias. Ayer solo pude ver desde el segundo tercio del cuarto toro en adelante. Castella y de Justo me pareció que venían con la misma tabarra de siempre. Del confirmante me gustó su valor, se le veían muchas ganas de torear. Con el sexto se puso pesado, fue a por la espada y aún quería dar unas bernadinas (se ve que le han dicho que en Madrid gustan) aunque la gente le pitó y recapacitó y las dejó para otra tarde. Si dices que en el primero no pudo hacer nada entiendo que quisiese quitarse la espinita en el sexto. Le sonó un aviso cuando cuadraba al toro pero estuvo hábil con la espada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento mi intención era comentar todas las corridas a pie, ya veremos si la moral sigue intacta conforme avance el ciclo. Hasta ahora ha habido bastantes cosas que comentar pero hoy llegan los juampedros y el recuerdo de lo que salió en Sevilla le tira a uno para atrás.

      Vaya, tuvo usted mala suerte al incorporarse en el segundo de Castella y ver lo mal que clavó Viotti, vergonzoso para uno como él. En el primero José Chacón dio una lección. He visto por ahí que ni lo destacan y en cambio sí hablan de Morenito de Arles, que por contra se alivió bastante.

      Saludos.

      Eliminar

LOS USUARIOS DE IPHONE, APPLE O SAFARI DEBEN ENVIAR SUS COMENTARIOS AL CORREO ADJUNTO YA QUE LA ENTRADA SÓLO PERMITE ANDROID: clea89@outlook.es DISCULPEN LAS MOLESTIAS.