Follow by Email

domingo, 5 de mayo de 2019

FERIA DE SEVILLA, 2019 (3): VICTORINOS SÓLO PARA AFICIONADOS; EL RESTO, ABSTENERSE

El resto son el público orejero, los críticos vendidos al triunfalismo barato y los presidentes turistas. Fue una corrida seria, para mantener la atención de principio a fin, y eso que duró dos horas y cuarenta minutos. Los toros nos reconciliaron un tanto con lo que debería ser esta vacada, desde el muy listo segundo al tonto quinto pasando por este excelente 'Petrolero':



Fue el único cinqueño pero nada que ver con los cinqueños de Cuvillo. Se ve que bajo las encinas de Las Tiesas los cinco años dan para pensar más y mejor que en El Grullo. Pesó 545 kilos, número 115, de febrero de 2014. Va a ser difícil que no sea el toro de la feria.

La presentación nos pareció correcta aunque en Madrid sólo hubieran aprobado al cinqueño. El de menos trapío fue el segundo, 'Corretón', que precisamente fue el que sabía latín.

De Justo estaría en boca de todos en estos momentos si no llega a cometer dos errores graves, uno en cada toro. Esos errores lo privaron de un triunfo que habría sido oro de ley y no bisutería como los de López o Roca.

FERRERA. Vimos al Ferrera sudoroso, el que realmente nos interesa. Cuando Ferrera no suda es porque delante tiene una ternera y entonces se dedica al amaneramiento de flexionar la cadera con cursilería como Ponce. Ese Ferrera es insufrible pero el de ayer no. Otra cosa es que sudes y ganes la partida porque puedes sudar y perderla.

Su primero salió buscando petróleo con el morro, se postulaba como un victorino de triunfo grande, vean:



Tardeó en el primer puyazo pero empujó con fiereza, ahí lo tienen:



Celebramos que los victorinos vuelvan a trabajar en el peto y desmientan a los que dicen que este encaste no funciona en el caballo. El problema fue que, tras esa entrada, el maestro lo sacó con dos violentas chicuelinas que restallaron como un látigo seguidas de un recorte tremendo que dejó al tal 'Paquetillo' seco. ¿Por qué tanta brusquedad fuera de lugar?

Suponemos que se fijarían en lo bien que coge el capote Montoliú ¿no? Cortito, como los toreros valientes, haciendo un ángulo de 45º con los brazos y no de 160º como su jefe:



Ferrera salió con idea de no quitar la muleta de la cara del toro pero los pases le salían toscos, especialmente con la izquierda, con la que no se confió en ningún momento. Toreó 'al natural con la derecha':



No nos convenció porque no pareció el Ferrera de otras veces, el que va a por todas. Tuvo una cosa buena: al volver de pasear para recoger la espada, se encontró el toro cuadrado pidiendo la muerte y no mareó la perdiz sino que se perfiló y dejó un pinchazo y una estocada caída en el lomo con bella muerte del toro:



Su segundo fue el gran 'Petrolero', impecable de trapío, serio y hondo:



Recibió un primer puyazo en que cobró más que toda la corrida de Cuvillo y Garcigrande juntas. Encima, González le dio trasero y con carioca, un completo desastre con la anuencia total del diestro. En el segundo lo colocó fatal y el pobre recibió más cera contraria en el lomo. No exageramos, vean:



Por si fuera esto poco, entre Ferrera y Valdeoro le dieron cien capotazos. Menos mal que Fernando Sánchez puso un buen par, bastante mejor que Montoliú, a quien quizás le pesó el recuerdo de su padre en este mismo coso (pulsen aquí).



Lo mejor que hizo Ferrera en toda la tarde fue el inicio por bajo demostrando al toro que quería mandar él. Pero para mandar en este toro había que insistir porque era codicioso y con poder a pesar de la infame lidia que sufrió:



Cuando esperábamos ver al Ferrera de la pata adelante nos encontramos con el vulgar espectador de las embestidas del toro. Seguro que vamos contracorriente pero a nosotros nos dio la impresión de que el toro no fue toreado. No se merecía esto:



El diestro lo negará pero creemos que en su fuero interno nos dará la razón. Al natural anduvo despegado y con el pico, sólo un pase nos pareció medio bueno, éste:



Una lástima porque no fue el Ferrera de 'Platino' (recuerden aquí) sino otro que se guardó la moneda en el bolsillo en lugar de echarla al aire y ganar la batalla a este buen toro. Cobró esta estocada baja y pasada que, para Muñoz, fue 'un estoconazo' (?). A pesar de esta deficiencia y de todo lo dicho, el bondadoso público sevillano le concedió una oreja.



ESCRIBANO. Nos habrán leído en más de una ocasión que estamos ante el torero más valiente del escalafón. El simple hecho de irse a porta gayola en sus dos toros y tragar dos litros de saliva ante la actitud dubitativa de ambos animales es un buen argumento. Ahí lo tienen con el primero:



Tuvo que tomar el olivo al levantarse porque ese toro era muy listo y se le quedó detrás tras la larga. Y aquí abajo con el segundo, dos minutos de rodillas esperando que se decidiera a acometer. Eso, para nosotros, tiene muchísimo mérito (recuerden aquí):



En el caballo, marronazo que no cuenta y señal trasera de la que sale suelto. En el primero, el picador salvó la caída apoyándose en el palo:



Es noticia que Escribano cuadre en la cara porque suele banderillear a toro pasado. Ayer se esforzó y estuvo muy gallardo, especialmente en este arriesgado quiebro en el platillo:




Estaba el faraón, a quien hizo pasar un mal rato brindándole el toro porque él odia este tipo de protagonismo:



Si nos acercamos veremos que lleva su ramito de romero en la americana. El brindis de Escribano fue hermoso:



"Maestro, es un placer tenerlo aquí. Es un gran compromiso torear delante de usted pero es un honor jugarse la vida en su presencia. ¡Va por usted!"

Ya dijimos que este toro de justa presencia tenía demasiada sapiencia. Hacía hilo y probaba sin admitir el toreo posmoderno, que no es el único posible. Señores, hay otras formas de torear pero hoy no se ven porque para los críticos vendidos, los toreros inoperantes y el público orejero sólo cuenta la de componer la figura y echar la pierna atrás. Como Escribano intentó el toreo posmoderno, el toro le buscó la femoral pero no se la encontró:



Pinchazo y estocada honda trasera equivocándose al entrar en la suerte natural.

Su segundo tenía el cuello largo como un miura y era blando de salida. Su picador le dio trasero en el primero y en el lomo en el segundo y cuando se iba ¡lo aplaudían! Lo mejor que hizo el maestro fue este excelente par al sesgo:



El toro blandeaba y era de gran nobleza. Si le borran el gris y lo pintan de castaño pasa por uno de los cuvillos del día anterior. Un victorino auténtico no permite el destoreo y éste sí lo permitió, vean:



Se oyeron pitos seguramente de los que habían venido desde Madrid a ver la corrida. Trasera desprendida con el brazo elástico y tapando la cara como acostumbra, ahí lo pueden comprobar:



Aplausos al toro en el arrastre absolutamente inconcebibles como no fuera para molestar al diestro.

DE JUSTO. Estaríamos ante el triunfador de la feria si no comete los dos errores que comentábamos al principio y que ahora les desvelaremos. Su primero salió abanto y era cariavacado. Huye al hierro del reserva y Majada le pega como si le debiera dinero. ¿Cómo picará este hombre a toros que no haya tenido en brazos cuando nacieron como los suyos? Da miedo pensarlo.

El animal iba al paso y distraído pero podía tragar si te ponías en el sitio y lo obligabas. El problema fue el aire, aquí lo ven con el toro pendiente de las musarañas. El maestro coge el palillo por el centro sin aliviarse lo más mínimo a pesar del vendaval:



Había que estar con los cinco sentidos y De Justo le echó valor y voluntad, no hay queja. Sus naturales fueron muy jaleados pero los pegó en la pala del pitón. Tuvieron lentitud pero no hondura. Lo mejor que hizo fue este último natural a pies juntos en homenaje a Manolo Vázquez:




Y el error llegó cuando se empeñó en matar en la suerte natural a un toro que pedía la contraria. Ahí perdió la oreja: dos pinchazos traseros y tendida trasera desprendida.

Teníamos mucho interés en ver qué juego deparaba el último al ver su nombre, 'Minueto'. Lo decimos porque los victorinos más interesantes este año han sido 'Mirandino' en Vistalegre y 'Minorista' en Las Ventas. Pues el tal 'Minueto' fue abandonado a su suerte en el caballo por un De Justo que se equivocó totalmente al no cuidarlo y lidiarlo bien para que le permitiese un triunfo de gran valor con la muleta en una tarde donde tenía al tendido de su parte.

Gran pelea en la primera entrada sufriendo este puyazo asesino en el lomo de Germán González: 



En el segundo, tardea pero vuelve a empujar sacando el caballo a los medios. González cambió su chaquetilla de oro por el mandil de capador y le pegó muy duro de nuevo en el lomo, vean por dónde le caía la sangre al pobre bicho:



Muñoz salió a tapar al picador: 'picar bien es muy difícil porque esto no es como echar un huevo a una sartén'. Sí, claro, pero es que estos picadores que padecemos echarían el huevo al suelo en lugar de a la sartén de malos que son. Pero que quede claro que todo fue culpa del matador, que es quien manda. Le dio igual ocho que ochenta, despreció el tercio de varas y despreció al toro sin darse cuenta de que era de dos orejas si lo cuida y lo mata bien.

Que sepamos, Victorino no se ha quejado de cómo se maltrató a la corrida en el caballo, mucho más que la de Madrid y entonces sí que levantó la voz.

Por cierto, en la segunda entrada De Justo lo dejó en suerte de cualquier manera ya que no estamos en su querida Francia. Le pitaron y lo obligaron a rectificar. De nuevo Muñoz saltó destemplado al oír los pitos: '¡tranquilos, hombre! Es que se oyen unos pitos que no forman parte de la idiosincrasia de esta plaza...' Seguro que pensó que los pitos eran de los madrileños desplazados a Sevilla.



De Justo llevó en el pecado la penitencia porque el bueno de 'Minueto' estaba muerto en la muleta. Otro torero que se guardó la moneda en el bolso en lugar de jugársela. ¿No había nadie para decirle que estaba ante la oportunidad de su vida y que en el primer tercio la estaba tirando por la borda?

Estocada trasera desprendida con la desagradable manía de pegar ese saltito suyo, un minijulipié aunque sin tapar la cara:



Salta a la vista que quedamos muy satisfechos con la variedad del juego de los de Victorino. Sólo salió uno bobo, los otros tuvieron todos bastante interés, especialmente 'Petrolero'. La corrida nos reconcilió con este espectáculo, rito, fiesta o como quieran denominarlo. No fue perfecto, ya han leído las cosas que nos disgustaron, pero estamos contentos de ver que en Albaserrada sigue habiendo sangre y no leche.

No obstante, una duda nos asalta: a Victorino hijo ¿le gustaron estos victorinos con ideas que son precisamente los que nos gustan a nosotros? Mejor no preguntar, tengamos la fiesta en paz.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.








16 comentarios:

  1. Mi más sincera enhorabuena. Yo vi la misma corrida que usted y la ha detallado tal y como sucedió.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es un placer que me diga eso porque a veces uno llega a creer que vive en otro planeta taurino.

      Saludos.

      Eliminar
  2. A mi la corrida también me gustó mucho. Variedad y dentro de lo que uno espera que sea Victorino. Por otro lado, te diste cuenta la ovación de salida que se llevó "petrolero"????. Ese es el trapio que gusta en Sevilla. Belleza y seriedad. Las dos cosas. Lo demás son artículos periodísticos de los "nuevos trincones"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que me fijé. La verdad es que sobresalía respecto a sus hermanos. Pero esos nuevos trincones repiten lo que decían los viejos trincones porque lo del 'toro bonito' de Sevilla hace años que va, no es de ahora.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Ya se que no es de ahora Rafa. Pero solo hay que ver el toro que se lidia a en Sevilla la primera mitad de siglo XX. En aquella época sí comparamos con las otras plazas el toro que iba a Sevilla es como el de Pamplona hoy día. En la segunda mitad de siglo fue cuando empezó a bajar por imposición de figuras y consentimiento periodístico. Y fue donde aparecieron los viejos trincones, cuyo relevo ha cogido Manolo Moles e incomprensiblemente el "profundo" Emilio Muñoz... Quien lo ha visto y quien lo ve. También hay que decir que más del 75% de los que había ayer no los veremos en las corridas del Juli, Roca Rey y el resto. Hasta el Domingo de Miura no habrá aficionados de nuevo en la plaza

      Eliminar
    3. Los mismos comentaristas dijeron durante la retransmisión que 'hoy hay más silencio, el público es diferente porque hay más aficionados que estos días anteriores'.

      Lo de Muñoz no lo veo incomprensible: ex torero que ve la corrida desde el punto de vista del torero, que justifica siempre todo lo que ayude al mundillo y que quiere vivir de esto. No hay más. Haría falta por lo menos el contrapeso de alguien que viera la corrida desde el punto de vista del pobre toro.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Por lo que dices variada e interesante
    Lo que preguntabas ¿qué Victorino queremos ? Pues ése, el que produce con su comportamiento imprevisible EMOCIÓN
    Esa es la palabra, lo que no ocurre con chotas y babosas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo menos es el que queremos usted, yo y la mayoría de lectores de nuestro modesto blog. Sólo falta que lo quiera Martín García. Está claro que Martín Andrés estaría de acuerdo pero recuerde la célebre frase del hijo tras lo de 'Platino' con Ferrera:

      "Si siempre hubiera seis 'Platinos', acabaríamos con el escalafón"

      Saludos.

      Eliminar
  4. Amigo Rafa, apelando al sistema usado por Fernández Salcedo, con que puntuacion valoraría la bravura de "Petrolero" en el último tercio?
    Saludos, desde Perú y esperamos poder conocerlo personalmente este año en Vic.
    Pocho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según los ítems de Fernández Salcedo sólo para el último tercio como usted solicita, en mi opinión daría un total de 24 sobre el máximo de 30:

      - Dureza de patas: 4 sobre 4
      - Codicia: 5 sobre 6
      - Suavidad: 2 sobre 4
      - Nobleza: 4 sobre 5
      - Arrancada larga: 5 sobre 6
      - Ausencia de defectos: 4 sobre 5

      Téngase en cuenta que yo sustituiría la 'suavidad' por el 'temperamento' y ahí le daría 3 sobre 4, con lo que quedaría en 25 sobre 30.

      Será un placer para mí coincidir con usted en Vic. Saludos.

      Eliminar
  5. Para mí, corrida paradigmática para Victorinin. Esto es lo que quiere y lo que busca. Casta nada tonta, pero toreable. Y si sale algún garbanzo negro de vez en cuando, no pasa nada. Siempre y que salgan "Cobradiezmos" (o toros en ese concepto). La casta atávica del padre frente a la casta moderna y sofisticada del hijo. Por el caballo la corrida pasó sin pena ni gloria (con moderna sosería vulgar tan frecuente),y a Victorinin no creo que le importe si en la muleta cumplen con lo que busca.

    La terna. Ferrera sin darse coba (afortunadamente) muy bien como director de lidia y bien (profesional, mandón y templado) pero sin cruzar la línea con el cuarto.

    Escribano, muy bien con su primero (que era una prenda) muleta delante y pierna alante con la zurda en una serie que tuvo más verdad que todos los mantazos Rocareyistas y julimpédicos. Pecó de pardillo (y de honesto), dando tantas ventajas a un toro que sabía latín. En su segundo tan vulgar como su oponente y ventagista.

    De Justo, un torero que es una gozada ver. Uno que al fin tiene gusto. Plantas asentadas, postura, templanza, clasicismo. Aunque ayer lo volví a ver muy en la pala y sigue sin saber lidiar (mil capotazos). Su recibo al sexto ha sido lo mejor y más torero de la feria.

    Y de Sevilla...que decir...que mejor que hagan un pipican. Qué pena de plaza y de su inexistente afición.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que se diera cuenta igual que yo de que Ferrera no cruzó la línea con el cuarto a pesar de las alabanzas de tirios y troyanos.

      Lo de director de lidia lo pongo un poco en duda por los latigazos que pegó a su primero en el primer tercio y por el asesinato de su segundo en el caballo además poniéndolo muy mal en suerte. Ese toro bien puesto y bien cuidado en el primer tercio se lleva el premio en la concurso de Vic clarísimamente. Aquí, todo da igual.

      Coincido plenamente en que Escribano pecó de voluntarioso con su primero (usted pone 'pardillo'). Exacto, quiso torearlo posmodernamente cuando a ese toro había que castigarlo.

      Y sobre Victorino, no estoy tan seguro de que esto sea lo que busca. Dijo al final que había sido 'una buena corrida, encastada, pero sin ser una grandiosa corrida'. Bueno, lo de encastada lo dice siempre pero fíjese en que habría que preguntarle en qué consistiría para él una corrida grandiosa: ¿la que saca más casta toreable o la que saca más nobleza y colaboración para que la desorejen?. Respóndame usted porque yo tengo clara mi respuesta.

      No me despido sin romper una lanza por los aficionados sevillanos que quedan. Los hay y son los primeros que pasan una inmensa vergüenza por cómo ha decaído esa plaza. Algunos leen nuestro modesto blog.

      Saludos.

      Eliminar
  6. Coincido plenamente con usted! Lo que me extraña es que no hayas criticado el monumental capote de Ferrera! Debió encargarlo en el mismo "astillero de Korea" que la muleta de Manzanares. Respecto a Escribano lo vi vulgar en la tarde y en el 5° pese a su falta de humillación podría haber dado más de sí. Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, Ferrera es otro de los 'coreanos', pensé en comentarlo cuando lanceaba a su primero pero no lo apunté y quedó olvidado. Encima, coge el capote tan por los extremos que aún lo hace más grande. Y de la muleta de Escribano ¿qué me dice? Casi como la de Manzanares. ¿Qué pensaría Curro viendo a todos éstos con esos avíos tan descomunales?

      Me alegro de que coincidamos pero creo que Escribano estuvo voluntarioso y valiente. En banderillas, nunca le había visto clavar seis pares tan correctamente como en esta corrida.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Hola,porque crees que se equivocó De Justo con la suerte natural de su primero al entrar a matar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque era un toro que había manseado claramente (recuerde que salió huyendo del reserva al sentir el hierro) y porque tenía tendencia a apretar para adentro. Le habría ayudado mucho más en la suerte contraria. Eso no quiere decir que no puedas pinchar pero... Cuando vi que se perfilaba en la suerte natural, pensé 'va a a pinchar'. Y acerté.

      Saludos.

      Eliminar