Follow by Email

jueves, 9 de mayo de 2019

FERIA DE SEVILLA, 2019 (5): UN TORERO BRAVO Y UN TORO ¿BRAVO?

El torero bravo fue Cayetano y el toro que no sabemos si lo fue, 'Cuarenta', de Domingo Hernández. Si el tercio de varas que protagonizó lo hace uno de cualquier ganadería con otro hierro menos denostado, hoy todo serían parabienes y elogios en la parroquia torista.



Era colorado anteado y pesó 545 kilos. El Juli le dio unas verónicas entre las que hubo un par de categoría, mejores que las de Morante porque las remató atrás, pero como no es Morante, el público no reaccionó:


FOTO: Arjona

El toro estaba loco por irse al caballo y desobedeció capotes para acudir raudo al peto provocando un sensacional derribo de toro bravo.


FOTO: Arjona

En la segunda entrada no tardeó y volvió a empujar aunque le levantaron el palo. Y ahí queda la duda: ¿por qué no lo pusieron largo en una tercera entrada aunque fuese para señalar de nuevo? No hay manera, es desesperante. Nunca sabremos si era bravo de verdad, lo cual es una pena para el espectáculo y una muestra de egoísmo del diestro.

Recuerden siempre lo que decía Joselito Arroyo: 'a mí me sabía mal por el ganadero pero a quien tenían que aplaudir era a mí, al toro, no. Aplaudirme a mí, no al toro'. Insistía dos veces. Ya ven que con gente así no hay forma de dignificar la suerte de varas.

A El Juli le gustó desde el primer pase porque era un bombón en la muleta pero lo toreó en línea molestado por el aire. Pinchazo y espadazo espantoso en el lomo más siete descabellos barrenando en varios. Además, huyendo de la suerte como se ve en la imagen. Sólo Cristina Sánchez rompió el silencio para decir 'la estocada ha caído un poco trasera'. Los demás, callados como... cuando se veía desde Nervión que el estoque estaba en el lomo. Es lo que tiene vivir de esto.



Su segundo no merece ni mentarlo porque vino picado y lidiado de Salamanca. Por lo menos El Juli tuvo la suerte de asistir acto seguido a un cursillo de cómo hay que torear. Se lo dio gratis Cayetano con el último.

En el primero ya se había visto rápidamente la buena disposición de Rivera, olvidándose del aire tras olvidarse de cuidar al toro en varas. A éste el caballo no le importa lo más mínimo, lo desprecia. Joselito Rus puso el mejor par de la tarde y de muchas tardes.

El toro era colorado, chorreado en verdugo, blandito y colaborador.
Pero como estamos hartos de ver destorear con terneras, no dábamos crédito cuando Cayetano llegó a gustarnos en una tanda al natural en los medios sin preocuparse por el vendaval. Ahí ven cómo enlaza primero y segundo sin destorear:




Estocada pasada echándose encima del toro dando al paso ese feo salto habitual en él y con el que tendrá un susto cualquier día.



Y en el último llegó la lección que dio a El Juli, a Roca, a Perera y a Manzanares, que son los capitanes del ejército de tramposos destoreadores y soporíferos pegapases. Como el primer tercio le da igual, permitió un monopuyazo terrorífico después de que el toro se fuese al pecho del caballo. Lo suelen hacer los de esta casa, que son odiados por los picadores como explicábamos aquí.



Cayetano iba a por todas y comenzó con unos sorprendentes ayudados de rodillas:


FOTO: mundotoro

Y los remató con un trincherazo sin levantarse que hubiera hecho las delicias de Lalanda. Se descalzó desagradablemente, eso se lo censuramos porque es feo de ver y atenta contra toda la liturgia taurina.



Pero en los medios se colocó bien y ligó los pases sin echar la pierna atrás ni aprovechar el viaje del toro. El tal 'Talador' era un bonito castaño que dio con los pitones en el albero hasta en cuatro ocasiones, ya pueden deducir el viaje que llevaba. 

Hubo cuatro tandas de derechazos donde no hizo en ningún momento el patético tiovivo de Roca el otro día. Si te colocas bien ES IMPOSIBLE girar con el torito dando vueltas a tu alrededor y yendo el pobre cegado porque sólo ve un trapo rojo delante. La última tanda fueron tres pases donde el toro le fue ganando terreno porque estaba toreando de verdad y se vio obligado al remate por alto.


FOTO: andalucíainformación

Lo entienden, ¿verdad? Si toreas puro, el toro te come el terreno y te obliga a rematar tras el tercer pase. Si toreas en línea apartándote del toro puedes estar pegando pases hasta Navidad y rematas por aburrimiento, no por necesidad. No estamos seguros de que El Juli lo entendiera desde la barrera. Miraba pero no veía.

Con la izquierda no hizo nada porque en el único intento se embarulló y tuvo un susto que solventó con un buen desplante tras embadurnarse el vestido de sangre. Ahí sacó la casta de la familia.

Después de ese desplante, el toro le pedía la muerte pero tuvo que irse de excursión a buscar el estoque. Al volver, el toro estaba claramente enfadado por no haberlo matado cuando lo solicitó y se puso bronco. Por ese error, pinchó antes de dejar esta estocada pasada y desprendida sin puntilla y sin tapar la cara del toro para aliviarse.



Ya les avisábamos el año pasado de que Cayetano no había destoreado en Huesca (recuerden aquí). Nos ha confirmado aquella impresión. El toreo de Cayetano ha sido el mejor de la feria (ha sido y será, al tiempo). Así de claro: ni Juli, ni Roca ni el lucero del alba. Los paniaguados que loaban al peruano el otro día diciendo que aquello era toreo clásico esperemos que se hayan caído del caballo viendo a Cayetano. Si a todo esto añadimos que estuvo valiente, decidido y encastado, queda claro que le hubiéramos aplaudido con gusto en la plaza. Lástima que prefiere torear monas por plazas de tercera. Si quisiera, ponía a los demás a llevarle las maletas.


FOTO: Arjona

No sabemos si todos esos jóvenes aficionados/as que le siguen habrán sabido distinguir ese toreo suyo de ayer que intentó ser puro con nuestro destoreo impuro de cada día. ¿Lo habrá distinguido El Juli?

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.


FOTO: medium.com

7 comentarios:

  1. "El toreo de Cayetano ha sido el mejor de la feria (ha sido y será, al tiempo). Así de claro."
    Así de claro... Enhorabuena, Rafa, por su magnífica crónica que suscribo desde la primera frase a la ultima, ni un pero, asquerosa Fiesta esta donde el tópico campa, en la que determinados aficionados son incapaces de sacudirse la manida opinión, tan maniquea, de no distinguir el buen toreo de la trampa cuando el buen toreo lo hace un hombre al que le tienen tirria por el simple y arbitrario hecho, pareciera, de ser un hombre guapo (y un buen tío, añado yo).
    Saludos cordiales de una lectora fija.

    La condesa de Estraza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa: sin pedirle permiso he enlazado en mi blog esta crónica, espero que le se moleste.
      Saludos, nuevamente, y perdón porque en mi intervención anterior me he comido algún acento.

      La condesa de Estraza

      Eliminar
    2. Por supuesto que a mí me da igual que sea guapo o feo. Toreó comme il faut y eso, hoy en día, es la excepción. Pero ya ha visto que intento ser ecuánime y le critico agriamente por su desidia en el primer tercio, su heterodoxa forma de entrar a matar, su comodidad toreando por plazas de pueblo y su manía de descalzarse.

      Es lástima que muchos aficionados no vieron la corrida porque les echó para atrás la presencia de Ventura y de El Juli. Además, en el resumen de Movistar no sale esa faena al último, tan sólo el inicio de rodillas, que fue lo menos interesante. Pasará desapercibido al final de la feria pero lo que hizo NO TIENE NADA QUE VER con el destoreo de Roca, Juli o Manzanares tan alabado por los que viven de esto.

      Me alegro de que lo hayamos visto igual. Saludos.

      Eliminar
    3. Puede enlazar lo que lea por aquí sin ningún problema cuando lo desee, no hace falta que pida mi anuencia. Igual así ganamos algún lector amigo (o enemigo) para aumentar los pocos que siguen nuestro modesto blog. Aunque seguiremos cobrando lo mismo tanto si lo leen muchos o pocos, o sea, NADA.

      Saludos de nuevo.

      Eliminar
    4. Muchas gracias, Rafa.
      Pues claro que tiene carencias Cayetano, cientos, para mi gusto y sin definir la opinión todavía por mi parte, le aprecio falta de valor, o de motor, o de ambición, ¡y lo de las zapatillas! Pero que el toreo es lo que hace Cayetano eso lo sabemos usted y yo y unos pocos más, cada vez menos, lo sabemos los que lo hemos visto en tiempos pasados y ahora lo comparamos con estos acróbatas retorcidos que no valen un duro y nos apuntamos al Caye como posesos.
      Lo dicho, gracias y hasta otro rato.

      La condesa de Estraza

      Eliminar
  2. Efectivamente, que las series sean necesariamente cortas es un indicio o síntoma de que se está toreando “bien colocao” y cargando la suerte ...lógicamente el toro te va comiendo el terreno y te obliga a rematar la serie y a empezar otra ...
    Es la prueba del algodón, en contra, como señalas del carrusel o tiovivo que se monta cuando el eje está tras el costillar y el toro pasa haciendo lemniscatas (curvas infinitas) cegado por el muletón y sin que el diestro se juegue un alamar ...
    Es una mera cuestión de recorridos y terrenos que a la postre no es sino un problema de trayectorias (de toro y torero) que enseña la Dinámica (Física).
    El tiovivo es incompatible con el riesgo y consiguientemente ayuno de emoción de alguna clase.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es el ABC del toreo y es exactamente todo lo contrario de lo que han hecho Juli y Roca para salir a hombros. Además, Cayetano se vio incomodado por el vendaval, con lo que la cosa tuvo más mérito si cabe, a pesar de que lo que tuviera delante no fueran jaquetones. Pero ya digo en la entrada que estoy cansado de ver toreros que acompañan el viaje de terneras moribundas.

      Saludos.

      Eliminar

LOS USUARIOS DE IPHONE, APPLE O SAFARI DEBEN ENVIAR SUS COMENTARIOS AL CORREO ADJUNTO YA QUE LA ENTRADA SÓLO PERMITE ANDROID: clea89@outlook.es DISCULPEN LAS MOLESTIAS.