Follow by Email

sábado, 4 de mayo de 2019

FERIA DE SEVILLA, 2019 (2): POR LO MENOS ROCA MATÓ BIEN

Hizo exactamente lo mismo que El Juli: descargar la suerte, esconder la pierna, montarse en el tíovivo, ligar los pases falsamente aprovechando el viaje del toro y retorcerse. Usted me dirá que dibujó bien algún pase de pecho o por alto. De acuerdo, igual que El Juli. La única diferencia a nuestro modesto entender fue que Roca mató de una buena estocada a ese sexto toro, mientras que El Juli asesinó al suyo.



La corrida del cartelazo, de los torerazos y del llenazo se quedó sin torazos. Penosa la prestación de los cuvillos. Sólo el primero de Roca tuvo interés porque se mostró un tanto bronco pero sin excesiva maldad, quizás gracias al tesón y la insistencia del maestro. Otro torero le duda o le pega cuatro mantazos que soliviantan al toro y los críticos vendidos nos dirían hoy que había sido una alimaña.

¿Qué se vio antes de ese sexto toro? Poca cosa. A un Castella que lesionó a su primero dándole una segunda media verónica tan innecesaria como letal que le lesionó el cuello.



Y a un Manzanares que se presentó con ese capote que le fabrica Hyundai en sus astilleros coreanos. Curro se hacía dos y medio con uno como ése. 



No obstante, mató recibiendo a su primero muy bien porque además el toro no estaba para recibir:



Observen que mantiene el pie derecho en el sitio hasta el último instante, excelente:



El toro no doblaba ya que la estocada había caído pasada y contraria. Muñoz decía que no entendía por qué no doblaba ya que la espada estaba en todo lo alto porque ¡hay que ver qué facilidad tiene Manzanares para dejar esas estocadas recibiendo en todo lo alto, 'tan arriba y tan centrada'! Ninguno de los comentaristas le rectificaba a pesar de que saltaba a la vista la contrariedad. Luego entrevistan al diestro y dice que el toro no terminaba de doblar porque la estocada había caído contraria. Muñoz y el resto de comentaristas, callados como... ¿Por qué nos intentan engañar cuando lo estamos viendo todos?

La corrida languidecía entre el sopor y la desilusión del público orejero porque el aficionado serio nunca puede tener ilusión en una corrida de Núñez del Cuvillo. Roca decidió no picar al sexto para ver si ganaba la partida a Manzanares y lo enviaba a pensar junto a El Juli (recuerden aquí).

Antes lo recibió por delantales con el fin de no quebrantarlo. Para ver una verónica de Roca hay que ser de su cuadrilla aunque, cuando las da, tampoco es que sea para tirar cohetes.



Ya que sólo torea lo comercial, por lo menos es de agradecer que elimine el primer tercio, total, no es necesario. Así lo entendió el público maestrante, que ovacionó a su picador por ganarse el sueldo sin hacer nada. Hombre, ya que señalas y abres, por lo menos que el maestro te ponga el toro largo en tres entradas, ¡qué menos! Es lo que proponíamos aquí, no este simulacro sonrojante.

Se permitió ligar una tanda de rodillas y luego nos dio un recital de destoreo exactamente igual que Julián el día anterior. Nosotros no vemos la diferencia ¿y ustedes? 



A estos torillos tan colaboradores hay que enseñarles en el campo que no desprecien al torero como se ve en la imagen siguiente. Suelen hacerlo por su falta de casta y debieran cuidar un poco más la imagen que dan de su amo con esa actitud:



Por supuesto que no aceptaremos que alguien critique a El Juli ayer y alabe hoy a Roca. Eso lo combatiremos a pie o a caballo, con espada o sin ella. Ausencia de naturalidad y toreo fuera de cacho en Roca para dar y tomar: 



Si lo del español vale dos orejas, lo del peruano también por coherencia dentro de lo que es el destoreo en estado puro. Arrastrando la muleta, violentando el torso, descomponiendo la figura...



Decíamos antes que dibujó bien varios pases de pecho y por alto:



Pero fíjense en que remataba los pases enviando el toro a Sanlúcar:



Lo mejor, la estocada. Descubre la muerte ejemplarmente, para lo cual hace falta mucho más valor que para avanzar tapándote con la muleta a guisa de delantal como Juli, Perera, Manzanares al volapié, Curro Díaz, Chacón, Campos y un tramposo etcétera. Vean esa mano izquierda abajo señalando con el palillo al morro sin ninguna intención de aliviarse con el vergonzoso telonazo:



Y entrando derecho y con lentitud para dejar una estocada desprendida. Ha cruzado y sale por el costillar y no por la puerta de servicio como El Juli:



No cortó el rabo porque Dios no quiso. ¿Qué pasará el lunes? Manzanares es el otro niño mimado de la Maestranza y ayer se fue muy triste al ver que le hacían morder el polvo. Seguro que la niña maestrante quiere compensarlo de la hiel que le hizo probar Roca. O también es posible que la niña caprichosa corte con José Mari y con Julián y se vaya con Andresito, su nuevo noviete. Total, destorea igual que los otros dos pero tiene la gracia de la novedad. 

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.


16 comentarios:

  1. Acabo de publicar la entrada y veo que ha llegado este comentario a la entrada anterior que lógicamente incorporo aquí:

    ResponderEliminar
  2. Espero su artículo sobre el Curso de toreo julianesco que impartió Roca Rey ayer en Sevilla, por el que toda la crítica babea (a Antonio Lorca parece que le han dado un toque en su periódico, está excesivamente suavón), y por el que la "afición" sevillana pidió el rabo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que me crea si le digo que su comentario llegó mientras estaba escribiendo la entrada y no lo leo hasta ahora, que ya la he publicado. Ya ve que coincidimos totalmente porque sólo hay que tener ojos en la cara para ver que fue agua del mismo pozo. Por eso digo que no toleraré que alguien critique a El Juli y alabe a Roca por hacer lo mismo excepto la estocada.

      En el fondo El Juli tiene que estar orgulloso. Hemos dicho aquí muchas veces que su sombra es muy alargada y va a condicionar el toreo durante años. El público se ha viciado con esa forma de torear y el aficionado se queda más solo que la una viendo que todos alaban cosas en los antípodas de lo que tendría que ser la ortodoxia del toreo.

      Ah, y por supuesto que no he leído nada de lo que se ha escrito sobre esa faena de Roca como es mi costumbre cuando comento una corrida.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Si nos pusieran delante imágenes cortadas de cintura para arriba, del Juli, Roca o el Fandi toreando, dudo que los aficionados acierten a quién correspondería cada una. Pongo al Fandi por citar a un torero cuyas formas son criticadas por el taurineo que aúpa a Juli y Roca, a pesar de que su toreo es el mismo.

      Hoy hago mi único paseillo en la feria (veré si también voy a la miurada) con la victorinada, y temo ver lo que puede encontrarse uno en la Maestranza, ayuna de aficionados, con la gente con ganas de feria, y madrileños de los del clavel venidos de puente, con ganas de contar en la capital lo bien que lo han pasado en Sevilla. Si el jueves se abrió la Puerta del Príncipe y ayer se pidió el rabo, hoy apostaría los cuartos a que podemos encontrarnos con otro Cobradiezmos y su consiguiente indulto.

      Espero equivocarme. Saludos

      Eliminar
    3. Esperemos que se equivoque...

      He visto que el sexto se llama 'Minuto'. No sé si será familia del 'Mirandino' de De Justo en Vistalegre o del 'Minorista' de Robleño en Madrid -su primero-. Ésos fueron victorinos de los de antes sin ser alimañas. A ver si ese 'Minuto' es un salto atrás de los que pide el carnet en lugar de un vulgar 'Cobradiezmos'.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Coincido totalmente desde ayer que vi una tanda, no vi mas porque era lo de siempre, igual que Juli, Perera, Castella,... Dando la cadera al toro perfilero total y aprovechando el viaje del toro y al tio vivo. No entiendo los comentarios de la gente como loca si ayer criticaban al Juli por lo mismo. Eso si el tio se les pasa muy cerca y tiene un valor tremendo ademas de matar muy bien, lo demas un copia y pega, y la gente como loca sinceramente no lo entiendo.
    Menos mal que queda gente cabal por este blog al que acudo asiduamente para seguir aprendiendo y que no me engañen con la actual tauromaquia. Muchas gracias un placer leerte.

    P.D. Una pena lo de Juan Ortega en Madrid pero dejo pinceladas tremendas, deseando verle en San Isidro que como tenga suerte y le salga uno medianamente bueno de toriles va ha montar un lio liodp

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que coincida su visión con la de nuestro modesto blog pero somos una gota en el mar. Sobre el valor, es lo único que reconozco a los destoreadores: el valor para quedarse ahí quieto aunque sea con la pierna atrás y aprovechando el viaje del toro. Lo único. Pero cuando hacen el jaleado tiovivo, entonces ni eso porque el toro no ve nada, va completamente tapado con el diestro girando como una ridícula peonza.

      Ya comenté cuando lo de Ortega en Madrid que el día que le salga un torillo como este sexto de Roca en Sevilla, el personal se volverá loco. Aunque, bien mirado, tampoco tendrá mucho mérito porque en Sevilla se vuelven locos con la plata y con la hojalata. Da lo mismo.

      Y sobre la incoherencia de algunos, me remito al siguiente comentario.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Es normal que los críticos vendidos alaben a las figuras un día sí y otro también o que las tapen cuando no hay suerte. Los que ayer ensalzaban a El Juli hoy dicen lo mismo de Roca. Pero lo que no puede ser es que algunos que van de duros e insobornables adapten su discurso dependiendo del diestro.

    Lo digo por Lorca en El País, a quien un amigo lector cita más arriba diciendo que igual le han dado un toque. No sé si será así pero ayer decía esto de El Juli:

    "El Juli es un maestro consumado, poseedor de una inteligencia privilegiada y una técnica prodigiosa. El único problema es que se cuida en exceso y solo torea corderitos con piel de toro, como los dos de ayer. El primero parecía un perrito faldero, con el que el torero jugó a placer en una labor de más a menos".

    Y hoy esto de Roca con un toro igual de faldero:

    "Y en el sexto, el delirio, el faenón de ésta y de muchas ferias, una faena rayana en la perfección, con un torero en estado de gracia, con obediencia plena al toreo clásico, un público entregado y entusiasmado y un toro nobilísimo y obediente, de esos que tanto gustan a las figuras de hoy".

    Lo que ayer era un perrito faldero hoy es un toro 'nobilísimo y obediente'. Y ¿qué es eso de que Roca hizo una faena 'rayana en la perfección' y 'plena de toreo clásico'?

    Eso, señor Lorca, tendrá que explicármelo muy bien para que lo entienda y para que algún amigo como el de más arriba, deje de creer que le han pegado un toque para que colabore con el sistema. El último que no colaboró fue Joaquín Vidal. Los que han cobrado por escribir de toros después...¡que no nos vengan con milongas!

    Supongo que estará muy ocupado y que no llegará a leer estas líneas pero, si es así, tiene a su disposición esta sección de comentarios para explicarnos qué es para usted 'el toreo clásico'. Me temo que no tiene nada que ver con el de Vidal o con el de su compañero de periódico Martínez, quien hablaba de Ortega en Madrid y escribía esto que está a años luz de lo que hizo Roca ayer:

    "Ortega se colocó en el sitio, cruzado, enfrontilado, y dejó siempre la muleta muerta en el hocico del toro. Y esperó. Y tiró de él, llevándolo toreado hasta el final".

    A ver si entre los dos se aclaran y nos aclaran qué es eso del 'toreo clásico' que lo ven tan diferente.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cadavezmasdesencantado6 de mayo de 2019, 9:49

      Ideas para solucionar este esperpento de fiesta:

      Recuerdo aquellas retransmisiones del Plus con la cámara superlenta. Ahora que está tan de moda el VAR deportivo, yo lo impondría en las plazas para "ayuda" presidencial a la hora de regalar las orejas.

      Muchos presentes descubrirían que una espada introducida hasta la bola no es de dos orejas si no cumple con la colocación.

      Los puyazos serían revisados igualmente para amonestar al picador y sancionar con varios días en la nevera.

      Lo de la colocación del torero en la lidia lo solucionaría con un brazalete con pequeñas descargas eléctricas que le avisara de que no está en el sitio por mucho que lo jaleen sus acólitos en los carruseles.

      Los toros deberían tener el trapío necesario (que no quilos) y seriedad en las cornamentas. Nada de fundas para manipular y toquetear al toro.

      Por cierto, ¿será capaz de hacer esa faena tipo suya Roca a los Adolfos?.

      Eliminar
    2. Un amigo del blog planteaba la posibilidad de que el presidente hiciera sonar un silbato cada vez que advirtiera una irregularidad y apuntara la multa correspondiente. Es un método más humano que la descarga eléctrica... Pero pasaría como con los árbitros, que el personal se volvería contra él y los de la tv lo pondrían a caldo.

      Sobre Roca, no dudo de que sí que podrá hacer esa faena a los adolfos. Al ganadero le interesa y se esmerará en escoger unos toros que traguen con ese toreo. Me apuesto con usted lo que quiera.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Solo he podido ver el tiovivo en un Twitter. Si eso es parte de una faena clásica yo no sé nada de toros. Pero me sigo quedando con frascuelo, chenel, y demas.

    Me has ahorrado perder dos horas de mi vida que gaste en cosas mejoras.
    Gracias.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, para eso estamos. Si se lo han enviado también a Lorca igual se arrepiente de su crónica de la corrida.

      Saludos.

      Eliminar
  6. Seamos claros, titulemos como es debido: La maestranza es una casquería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo de culpa tendrá la presidencia porque el reglamento taurino andaluz dice que una cosa clave para conceder la segunda oreja será tener en cuenta 'las condiciones de la res'. Y esa segunda oreja es únicamente a criterio de los presidentes.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Parece que como se dice en otro comentario la Real Maestranza de Caballería ha devenido en un mero baratillo de casquería. Lamentable.

    Pero no es sino un episodio más de lo que con tristeza contemplamos día a día. Expaña y nuestra Fiesta Nacional se van por el desagüe.Estamos a media asta. Ciñéndonos a esto último, podemos señalar con claridad los culpables de esta debacle.

    El tifus taurino ha conseguido poner a la tauromaquia en estado terminal y preagonico. Presuntas figurillas como el "Maestro Julián" y su circo ( Garciperros, Bovillos y demás fauna amaestrada) y el resto de figurillas, con periodistas trincones y críticos venales y todo consentido por una Administacion y una "Autoridá" que permite que se estafe a los aficionados y al "respetable" en general.

    Ya han hundido Sevilla, Pamplona ( lo de Feria del Toro es un chiste malo) y Bilbao; y Madrid aguantará lo que aguante. El tifus taurino, en colaboración con los del gin tónic, con querindonga rubia de bote y clavel reventón añadido, ya han carcomido muchas tardes isidriles.

    Ahora el nuevo fenómeno es Roca Rey. Confío que como Activo sea muy rentable para el Fondo de inversiones que lo lleva en su portfolio. Pero más allá de cuestiones financieras, que no vienen al caso, a mi me aburre soberamente, ya que no creo que la lidia tenga nada que ver con la doma de caracoles.

    No seré yo el que le niegue valor al muchacho. Pero de ahí a ser un gran torero va un trecho. Torea fuera de cacho, a base de arrimones, a unas babosas preagonicas, situándose las más de las veces en la pala del asta cuando no en el costillar. A diferencia de el Maestro Juliàn, que mata con el horripilante julipie, y esos muelles en las manoletinas, por lo menos Roca hace "la suerte suprema" a Ley. También le concedo mérito al matar recibiendo de Manzanares, almibarado guaperas, afectado ventajista y otro de los ídolos del tifus taurino. A mí me gustaba mucho más su padre ( q.e.p.d.)

    Y sí, Lorca empieza a "mansear" y ya sus calificativos cada vez son más complacientes con la mafia taurina y cada vez más se alejan de lo que fue el llorado maestro Joaquín Vidal y a la antaño seria seccion taurina de El País.

    En fin, que no decaiga, sigamos esperando ese milagro cada tarde de ver un toro integro, bravo ( en todos los tercios) que nos produzca esa emoción indescriptible que eriza el vello y que hace levantarnos del asiento.Siempre debe quedar ese rescoldo.

    ¡Ya falta menos para el Glorioso San Fermín!
    Aunque el Maestro Julián nos traiga aquí, como hace cuatro años a sus Garciperros pasados por la barbería.

    Saludos cordiales desde la vieja Iruña.
    Ignacio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos en general muy de acuerdo aunque usted habla mucho más alto y claro que yo.

      Saludos.

      Eliminar

LOS USUARIOS DE IPHONE, APPLE O SAFARI DEBEN ENVIAR SUS COMENTARIOS AL CORREO ADJUNTO YA QUE LA ENTRADA SÓLO PERMITE ANDROID: clea89@outlook.es DISCULPEN LAS MOLESTIAS.