Follow by Email

martes, 5 de abril de 2016

TRAGEDIA A PORTA GAYOLA

LA MÁXIMA DEMOSTRACIÓN DE VALOR DE UN TORERO

Hemos asistido a la tremenda cogida de Antonio Huerta en México al recibir un toro a porta gayola. La pueden ver aquí (ojo, cornada de 40 cms.).

Ese lance es, para nosotros, la más grande demostración de valor de un torero. Y no sólo para nosotros sino también para algún maestro antiguo, como veremos al final.

Gómez Escorial ante un toro de Escolar en Madrid. FOTO: Juan Pelegrín
Recordemos la gravísima cornada de Pepe Luis Vargas a porta gayola en Sevilla. Los aficionados más jóvenes igual no la han visto, la pueden recordar aquí.

El riesgo se ve acrecentado por lo lejos que se encuentran los subalternos para hacer el quite, como pasó con la cogida terrorífica de David Mora en Madrid hace dos años (pulsar aquí):

FOTO: www.abc.es
El año pasado veíamos en una novillada cómo Jesús Chover se iba a porta gayola en el cuarto. Se oyeron sólo unas palmas en toda la plaza. Era quien esto firma, el único que aplaudió desde el momento en que el diestro empezó a caminar hacia chiqueros hasta que se puso de rodillas. No es la primera vez que nos quedamos solos porque muchos aficionados consideran este lance como un mantazo sin mucho mérito. Nada de eso, es la expresión máxima del valor y siempre que veamos a un torero caminar hacia toriles para recibir al toro, dejaremos todo lo que estemos haciendo y le aplaudiremos. Ahí lo tienen:


Y aún más meritorio es hacer un farol en lugar de una larga. Lo hizo César Valencia a un morucho de Vaz Monteiro como resaltábamos aquí. Este es el momento aunque en el tercio y no a porta gayola:


Por cierto, Valencia ha sido feamente ninguneado tanto por Vic como por Céret, especialmente por estos últimos. Suponemos que la televisión lo ha pervertido todo pero recordemos que si no llega a ser porque pincha, corta un mínimo de tres orejas y sale de Céret con un triunfo legendario. Fatal la ADAC en opinión que compartimos con los aficionados más toristas de Francia.

Morante se puso a porta gayola hace nueve años en Sevilla. Aquí tienen el momento. Observen los instantes de tensión con el toro escarbando en la manga. Luego, el diestro se tira a la izquierda por si acaso y tiene que levantarse con celeridad del suelo poque el toro hace por él. Con los kilos de más que presenta hoy, ni de broma saldría ileso de ese apuro. Pero observen el vídeo hasta el final porque el toro hace hilo con él tras el remate y de nuevo salva la situación gracias a su buena forma física.

Esos instantes de formidable tensión porque el toro no está por la labor tuvieron hace poco su culminación con Escribano ante un miura. Vean aquí la situación porque es para que se te pare el corazón si estás de rodillas ahí delante.

Aquí en Valdemorillo observen que está justificado echar cuerpo a tierra porque el toro le pasa por encima.


Escribano en Valdemorillo hace dos años
Y el pobre Escribano no gana para sustos. Recuerden en el San Isidro pasado cómo 'Mulillero I' de Adolfo lo despreció a porta gayola. Es el 1'37'' de este vídeo. Primero sale con intención de embestir...


...pero se distrae y hace que Manolo tenga que tragar un litro de saliva sin levantarse del suelo:




Menos mal que sale airoso del trance. Nuestros amigos lectores saben que consideramos a Escribano como el torero de más valor en la actualidad. Y el valor, para nosotros, no tiene nada que ver con la temeridad indignante de un Fandiño hace quince días o de Gonzalo Caballero como comentábamos aquí. El valor de Escribano, siempre con la sonrisa en la boca, recuerda al del bueno de Manili quien nos ponía el corazón en un puño mientras él se reía en el ruedo.

Otros a los que recordamos un valor a prueba de bombas recibiendo a porta gayola fueron Gómez Escorial y el Padilla de antes -ya nos entendemos-. Y nuestros amigos lectores recordarán al gaditano Tóbalo Vargas  realizando ese lance ¡con el capote de paseo! Era a un novillo en Madrid:


Acabaremos nuestra reflexión recordando lo que decía al respecto un torero largo y de gran valor, el número uno (recuerden aquí):

"Lo que más miedo me ha dado en el toreo ha sido irme a la puerta de chiqueros porque allí no hay control. El toro sale y nadie sabe lo que va a hacer. Si se para y uno se encuentra con el capote en el aire, usted me dirá. Eso es lo que a mí me ha dado más miedo de torear.

"Las tardes en que iba a por todas lo hacía porque así, después de eso, lo demás me daba menos miedo. Había veces en que, cuando  iba andando a la puerta de chiqueros, quería volverme...Me hubiera cambiado por un perro callejero".

La frase es de Luis Miguel Dominguín. Pueden ver que confirma lo que uno pensó desde pequeño, que ponerse a porta gayola es la máxima demostración de valor que puede ofrecer un torero.

Siempre lo aplaudiremos.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.


'Cuando en el burladero decides dar el primer paso, ya no hay vuelta atrás' (Gómez Escorial). FOTO: Álvaro Marcos




2 comentarios:

  1. https://www.youtube.com/watch?v=ATHTc27Y3R4

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya conocía esas imágenes pero no las puse en la entrada porque no me acabó de parecer serio.

      Pasó lo mismo con la foto que localicé hace días en una web mexicana de Huerta con la herida en el costado. Es una foto hecha en la enfermería y pensé que si la ponía podrían usarla los antitaurinos para hacer chistes baratos al respecto. Hoy ya la han localizado algunos portales y la ponen. Ellos sabrán. Ya verán ustedes qué poco tardan algunos en reírse del pobre Huerta a cuenta de su cornada. Cada uno sabrá lo que hace, yo creo que es una foto que no hay necesidad de publicar.

      (La pueden ver aquí: http://www.aplausos.es/noticia/33890/noticias/alberto-huerta:-aunque-estoy-muy-maltrecho-mi-animo-esta-intacto.html)
      Saludos cordiales.

      Eliminar