Follow by Email

miércoles, 21 de agosto de 2013

FERIA DE TAFALLA, 2013 (I)
VICTORINOS DE LA CAJA "C"
 
Victorino se enfadó mucho hace unos veinte años cuando el llorado Joaquín Vidal tituló una crónica 'Victorinos de la caja B". Se refería Vidal a que ya aparecían en la vacada las alimañas (caja A) junto a toros muy pastueños que dulcificaban la entonces pavorosa fama de la ganadería y que el propietario administraba a su albedrío con gran precisión.
 
Hoy ya no existe la caja A. Algo adelantábamos al principio de la temporada. Los victorinos de la caja C serían los que además de pastueños tienen una lamentable presentación, como dos de los de Tafalla, a los que claramente se les habían arreglado los pitones (por tener hormiguillo, por astillas o por lo que sea). Uno puede entender que se le quite una astilla a un toro en el mueco pero convertir los cuernos en plátanos es una vergüenza.
Impresentable
 
Sin comentarios
 
Correcto para Tafalla
 
Todos pasaron por el caballo de trámite, hace años que no vemos pelear en varas a los albaserradas ¿por qué?
 
Otro que tal
Pues porque la ganadería se va destiñendo encarando todo a la faena de muleta. Quizás sea lo acertado vistos los tiempos que corren pero no deja de dar bastante pena.
 
Uno se rompió una pata en el encierrillo y fue sustituído por otro anovillado del Marqués de Albaserrada que, mientras duró, tuvo más gas que los de Las Tiesas.
Robleño estuvo nefasto, es el Robleño español, no el francés: apático, medio dormido, desconfiado, un desastre.  Adame le echó ganas, cortó tres orejas y salió a hombros. En su segundo la estocada fue trasera y atravesada.
 


 
Agustín de Espartinas tuvo este último toro despigmentado por una rara afección. Podría ser carbonero, careto y botinero aunque antiguamente se hablaba también de 'cenizo' para esta pinta.
 
 
Embistió haciendo el avión, suave, boyante, sin plantear ni un solo problema, una delicia para cualquier torero y quizás la ilusión de Victorino hijo para el futuro de sus toros.
 
 
 
Dio una buena estocada y cortó una oreja, con lo cual el empresario Macua tenía una excusa perfecta para hacerle repetir al día siguiente sustituyendo a Castaño (y ahorrándose unos buenos euros).
 
Al final, lo mejor de la tarde estuvo en el tendido. Aquí no van a leer ninguna queja. Ustedes mismos.
Saludos desde Tarragona. Rafa.
 

El vecino, desesperado con los victorinos
 
Canela en rama
 

El embrujo de Tafalla

 
 

3 comentarios:

  1. El segundo toro de la foto, no vale ni para una novillada
    de rejones. ¡ Que vergüenza !, para poner una denuncia en
    comisaria, la autoridad y el veterinario en el palco supongo.
    Hasta en un pueblo como el mio, el veterinario solicita ver a
    los novillos antes de ser soltados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que Victorino hizo un 'esfuerzo económico' para que Tafalla pudiera disfrutar de sus astados. Pues para este viaje no hacía falta alforjas...

      Eliminar
    2. Éstos de la COPE vieron otra corrida diferente. Además de tener problemas de vista por lo que dicen de la presentación de los toros, también les falla el oído porque las ovaciones a Robleño las han soñado:

      TAFALLA (NAVARRA).- Corrida goyesca. Tres cuartos. Toros de Victorino Martín, bien presentados, encastados y de interesante comportamiento. Destacó el quinto. Fernando Robleño, ovación en ambos. Joselito Adame, oreja y dos orejas. Agustín de Espartinas, silencio y oreja.

      Eliminar