Follow by Email

viernes, 11 de octubre de 2013

Otoño‎, a toro pasado.

El cielo de Las Ventas en otoño


Con lamentable retraso, vamos a gastar un poco de tinta digital sobre las ultimas corridas de la pasada Feria de Otoño. No para hacer otras cronicas o reseñas, que a estas alturas no vienen al caso, mas para dejar unos comentarios de balance sobre lo acontecido. 


La Tizona simulada de El Cid

Lo mejor de todo, ha sido sin duda la resurrección de El Cid y de su añorada mano izquierda, la que en otros tiempos nos hacia vibrar con los Victorinos (los de otros tiempos) y ahora se ha tenido que conformar con un noble Victoriano, toro moderno, apto para el tercer tercio, que si sale en Sevilla lo indulta, y de paso se ahorra el trago de tener que matar, pinchando y perdiendo el triunfo. 

Natural de El Cid


Como en Madrid - de momento -  eso de indultar el toro para premiar la faena del torero aun no se admite (tiempo al tiempo, esta por caer), Manuel Jesús, ha tenido que ir a por la espada de verdad.  En esos pocos larguísimos segundos, se le ha aparecido la pesadilla de cuando lo vimos perder un sinfin de puertas grandes por marrar con la tizona. Tambien se le pasò el momento en que el toro le pedia la muerte, y el resultado todos lo conocemos. Que podia haber fallado igualmente si hubiese llevado todo el trasteo con la espada de verdad desde el principio, es posible. Pero esa interrucion de la lidia, debida a la nefasta costumbre de torear con una protesis de juguete, no le ha beneficiado en nada. En una faena perfecta, toda llevada con la izquierda, como debe ser, la espada de verdad en la mano derecha tampoco es un estorbo. Y si no, se lo pregunte a Juan Mora.

En el pecado està la penitencia. La espada simulada, que obliga a una artificial division del tercio de muerte en "faena de muleta" y "estocada", es perjudicial para esta última, que ya no se valora como antes, se convierte en un engorroso tramite, y todo este tinglado es el caldo de cultivo perfecto de la indultitis que se expande como una plaga, antesala de la corrida sin muerte, que algunos insensatos ven como una opcion para el futuro de la Fiesta.


Fandiño, estancado.

El torero de Orduña ha desaprovechado una gran oportunidad. La Feria estaba hecha a su medida: dos tardes, una con toros más "cómodos" y otra con los Adolfos, ningun competidor previsible (nadie iba a pensar que El Cid podia volver a ser lo que era antes del 2007), la aficion de Madrid a su favor tras su última comparecencia en que cortò una oreja dejando su sangre en el albero, todo conjuraba para propiciar un triunfal colofòn de una buena temporada. Sobraba la propaganda comercial, con video de anuncio, que tampoco le trajo mucha suerte en Mayo a Talavante.

 
El hombre propone, Dios dispone, y el toro todo lo descompone: los toros no le ayudaron, en ninguna de las dos corridas anunciadas. 

Pero tampoco el torero estuvo muy fino.  Es cierto, sigue siendo el diestro que de momento tiene el mejor concepto del toreo, pero ya no se cruza tanto como antes, ya no entra a matar tan por derecho. Su toreo no siempre trasmite, se le ve con menos hambre. Torea mas corridas, y mas de encaste domecq. Se nota.  No es que estuvo mal, pero la que cortò en la primera de sus tardes fue "un fistro de oreja de regalo" (diria Chiquito de la Calzada), y lo mejor que hizo fue lanzarse en una competencia de quites con El Cid,  al que despertò cual "bella durmiente".

De momento, la Puerta Grande de Madrid se le resiste, y tendrà que esperar un año mas. Bueno, para salir con esperpento como otro ha salido en mayo, mejor esperar, y salir con dignidad. Valga como consuelo:  tampoco Morante, con tantas sonadas tardes en que ha hecho el paseillo en Las Ventas, hasta ahora no ha podido salir a hombros camino a la Calle de Alcalà.  Como mucho, se ha hartado de esquivar almohadillas...


Los Adolfos

Los esperados càrdenos, hermanos de los que tan buenos fueron en el pasado San Isidro, han decepcionado, y mucho, desluciendo un festejo que había llenado la plaza de aficionados (que no de claveleros) y esto duele más.


Toro de Adolfo Martin en el apartado

Correctos de presentación, sin ser atacados de kilos, y con unas respetables cornamentas, podían valer para Madrid, si su comportamiento hubiese sido acorde a lo que se espera de unos albaserradas.  En cambio, no hubo ni alimañas asesinas, ni pelea en el caballo, ni largas embestidas humiliadas revolviendose, en fin, nada del repertorio de la casa. Todos descastados y mansurrones, en diferentes grados. El toro que pareciò menos malo fue el tambien manso cuarto que se liò a dar carreras en el ruedo a la salida, y que Ferrera consiguiò finalmente meter en la muleta sacandole unas tandas de naturales con la derecha (sin ayuda de la espada, o lo que se le parezca). Una vez más, la ganadería de Adolfo ha dado muestra de irregularidad, y ahora que lo pienso, no me extraña la cara de preocupacion y casi de angustia que por la mañana tenia el ganadero en el apartado.

Lo que no es de recibo es que, por una mala corrida, se levanten los de siempre pidiendo enviar la entera vacada al matadero, cuando se callan constantemente tras los repetidos e infumables petardos que proporcionan las torifactorías del monoencaste bodeguero, tan queridas por las figuritas.


Castaño y su cuadrilla

No han sido una sopresa, ni el atoramiento del jefe, que en los últimos tiempos con muleta y espada anda como puta por rastrojos, ni la ya habitual buena actuacion de los banderilleros (Adalid y Sánchez) y del peon de brega (Marco Galan).  No es justo recriminarle a David Adalid por haber fallado un par a un toro incierto, teniendo en cuenta que reaparecia tras las tremendas cornadas de Nimes.  Muchos de la profesion les tienen inquina, a estos grandes subalternos, porque dejan en evidencia a la mayoria de los de plata que andan por ahì, y los aficionados tenemos que estar al lado de los que hacen las cosas bien.

Esto, sobre los de a pie.   El picador "estrella", a parte de la buena doma, no ha tenido toros para lucirse, pero hay que reconocer que debe afinar la punteria, porquè la mayoria de las veces la vara cae trasera. Es cierto que no es facil dar siempre en el morrillo a la primera cuando el toro se arranca de largo, pero, Tito, hay que intentarlo.

Marco Galan y Tito Sandoval


Antonio Ferrera, division de opiniones.

Sin llegar al nivel de la anterior adolfada en Madrid, en la que estuvo más que digno, dejò constancia de haber alcanzado cierta madurez, sobre todo como director de lidia. Notables sus quites a piè del caballo, y actuò muy bien al recibir y sujetar el huidizo correton cuarto de Adolfo. A su manera, en la muleta, se inventò ese toro, que de entrada parecia dar pocas opciones. Lástima que en banderillas haya querido repetir, sin acierto, el numerito circense del capote plantado en el ruedo, se haya pasado de carreras y recortes, haya citado de espaldas para dejar clavado los palos en dos tiempos, y un largo etcétera de despropósitos, que han conseguido deslucir hasta los pares más meritorios. Se agradece el intento de dar variedad y originalidad al espectáculo, pero es muy difícil mantenerse en los límites de lo que es una aceptable "puesta en escena" (como solia hacer Esplà) y no pasar la raya de la mojiganga. No es suficiente tener valor y facultades, hace falta cultura, sentido artístico y buen gusto, lo que Esplà tenia, y que lamentablemente no todos tienen.  La oreja fue protestada, a mi manera de ver con razón, y dejando a parte otras cuestiones, porque pinchò antes de clavar la estocada final. De haber matado a la primera, el despojo sería menos cuestionable. Tampoco fueron de buen gusto los muletazos propinados al toro con la espada clavada. No había una clara mayoria de pañuelos, y el palco perdiò una oportunidad de mantener la seriedad de la plaza de Madrid. Con una vuelta al ruedo, el torero se podía dar por satisfecho.


Lo que queda de la cubierta de Taurodelta


Antonio Carrera (que no Ferrera)



Alberto Aguilar

No se le ha visto aseado frente a toros aparentemente mas cómodos, y tambien menos bravos, de los monstruos prehistóricos que suele lidiar. Debe cuidar mas el primer tercio, y darse cuenta cuando hay que cortar la faena: a veces se pasa, y el toro se le descompone.


Joselito Adame

Con mas valor que recursos, frente a toros deslucidos, se llevò un feo percance que lamentamos mucho.


Saul "Perfilez" Fortes.

Pues, eso.


Sebastian Ritter

Tomò la alternativa. Que le vaya bien. No le he visto nada notable, esta en la línea del producto industrial del toreo moderno,





Gracias a Fiore Galetti por algunas de las fotos, como esta que cierra el post:




Tauro

No hay comentarios:

Publicar un comentario