Follow by Email

martes, 7 de enero de 2014

PINTAS DEL TORO DE LIDIA (1):
 
ALUNARADO, NEVADO, SALPICADO, MOSQUEADO
 
En los comentarios a la imagen del toro de Veragua tuvimos una interesante discusión acerca de la pinta de ese toro (pulsar aquí).
Intentaremos ampliar lo que allí decíamos con algunas imágenes.

El toro alunarado es el que presenta manchas redondeadas de tamaño variable aunque siempre más bien grandes. Es cosa propia de los berrendos o ensabanados. 'Atrevido' era alunarado a pesar de que popularmente siempre fue 'el toro blanco de Osborne', definición nada taurina, por cierto.
 
 
El toro mosqueado sería una variante del alunarado pero las manchas serían mucho más pequeñas. Siempre manchas oscuras sobre fondo claro. Sería el caso del toro de Veragua que veíamos allí o el de este otro que vemos aquí, en este caso en colorado:


La duda surge con el salpicado. El salpicado tiene que ser fondo claramente oscuro con manchitas blancas preferentemente en la parte posterior e inferior del animal (en la foto anterior se extienden demasiado para calificarlo de salpicado a mi modesto entender). Aquí tenemos dos ejemplos preciosos:

 

Cuando el salpicado lo es sobre fondo negro se suele denominar 'burraco', en recuerdo lejano de las urracas. Insistimos  en que debe ser sobre fondo negro, no tiene sentido decir 'cárdeno burraco':


Ojo con confundir el burraco con el carbonero. El carbonero tiene sobre pinta clara manchas oscuras pero desteñidas, como si estuviese sucio de carbón. Este toro de Parladé que se lidió en Las Ventas no es burraco sino carbonero:

 

Por último, el nevado sería una especie de salpicado pero en lugar de por la parte inferior, por la parte superior del animal, como si le hubieran caído copos de nieve. En el reportaje de Miura del pasado 5 de noviembre veíamos un bonito salinero nevado:
 

Y aquí otro que tal baila pero de Cebada Gago:



Es apasionante hablar sobre las diferentes pintas del animal más bello del mundo. A ver si con tiempo vamos haciendo una serie sobre el particular. Esperemos que haya quedado clara la diferencia entre estos accidentes aunque si alguno de los amables lectores de este blog ve las cosas de manera diferente, será un placer compartir nuestras impresiones al respecto.
 
Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.



 



No hay comentarios:

Publicar un comentario