Follow by Email

martes, 10 de junio de 2014

FERIA DE VIC, 2014 (2): MORANTE ¡APÚNTATE A LOS CEBADITAS!
CEBADA GAGO

Ya no salen aquellos marrajos de Cebada que traían por la calle de la amargura a los diestros (como aquella pesadilla de Zaragoza del que se acordará López Chaves). Ahora son cebaditas. Por eso desde aquí ya aconsejamos a Morante que se apuntase a una (recordar aquí).

La corrida de Vic fue muy toreable, ni un mal gesto de los toros en toda la corrida. Blandita, todos doblaron las manos en alguna ocasión. Y cumplidora en el caballo a pesar de ser mal picada. Impecable de trapío y variada de pinta. Al último, ‘Castañuelo’ se le dio la vuelta al ruedo. Vean:



'Castañuelo', nº 92, 3/09. Vuelta al ruedo

Otra vez tres cuartos de entrada en una plaza que siempre se llenaba. Los diestros pusieron los toros largos en el caballo aunque no siempre correctamente. Vean cómo acudió el de la vuelta al ruedo (con un solo caballo en la plaza, como debe ser)




VILCHES. Muy bien, oiga. Nada del destoreo moderno de la pierna escondida, el cite perfilero, el tiovivo ridículo, el echarse el toro afuera y el no rematar atrás en la cadera. O sea, nada de lo que hacen los Julis, Talavantes, Manzanares, Pereras... y el nuevo Fandiño de este año. ¿Qué les parece esta foto?

Su primero iba y venía sin más pero su segundo, con trapío y romana, embistió con clase y con rectitud. Vilches toreó como toreaban todos hace 25 años y que ahora nos parece una bocanada de aire fresco. Muy buena lidia de Contreras.
Morante, mira la fijeza del toro y apúntate a los cebaditas ¡hombre!
Mató de rinconera con degüello y recibió una oreja justa y honrada. Bravo por el de Utrera.
AGUILAR. Estuvo mal. Claro, venía todavía con el sofocón de los victorinos en Madrid. Su primero se defendió por su poca fuerza y lo mal picado, además iba rebrincado (los dos Sánchez que lleva de picadores fueron nefastos). Pero su segundo era esta maravilla de toro carbonero (que no cárdeno mosqueado como decían los franceses –lean aquí, que no es tan difícil-).
El cebadita ‘Mujidor’ venía con las orejas en la mano. Era un escándalo de toro que, como todos los cebaditas modernos, en banderillas ya mostraba las orejas en bandeja con un tranco espectacular pero esas orejas tan bonitas se fueron al desolladero.
Aguilar empezó a pegar mantazos a media altura sin dar distancia a un toro que la pedía a gritos. Un desastre con algún instante de lucidez como éste (ponemos la foto para Morante, fíjate qué toro)
Mató de traserísima tendida perdiendo la muleta. Qué pena. Menos mal que los toros no hablan…




PÉREZ MOTA. Se presentaba en Vic. Su primero fue blando y mansurrón y murió en toriles. Pero su segundo se llamaba ‘CASTAÑUELO’. Fue tres veces con alegría al caballo dejándose pegar. Pimpi hijo fue el mejor picador de toda la corrida.


Pérez Mota dio una buena verónica y acto seguido tres demenciales medias para destroncar al toro (¿no hay nadie que les diga que eso no se hace?)

Con la muleta estuvo un tanto embarullado pero el toro era de dulce. Obedecía al famoso ‘toque’ de los taurinos como un corderito. Una maravilla. Y vean que Pérez Mota tampoco destoreó como las figuras.
Mató de entera desprendida. Dos orejas y vuelta al ruedo al toro.




Corrida que puso de acuerdo a toristas y toreristas. Cebada mantiene su gran cartel en Vic. No sé qué hacen las figuras que no se apuntan a estos toros. Morante ¡vente arriba, hombre! Los otros nos da igual, para que citen de perfil y echen la pierna atrás...con su pan se lo coman. Pero tú no, ¡pide cebaditas, maestro!
Gabin Réhabi, Pimpi hijo, el mayoral y Pérez Mota dando la vuelta.
Saludos desde Tarragona. Rafa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario