Follow by Email

martes, 10 de junio de 2014

FERIA DE VIC, 2014 (y 3): RUIZ MIGUEL VOLVIÓ A VIC-FEZENSAC
DOLORES AGUIRRE
Señores, las modestas colaboraciones en este blog de quien esto firma van siempre con fotos del toro por delante. Aquí haremos una memorable excepción y pondremos al gran Alberto Lamelas.
www.vueltaalostoros.fr


No pude quedarme a esta corrida por motivos laborales pero tenemos la gran suerte de ver completa la lidia de 'Cantinillo' en la web de nuestros amigos franceses: no se la pierdan, por favor.

www.vueltaalostoros.fr

 Fue un manso con peligro de Dolores Aguirre a quien Lamelas cortó una de las orejas de más peso que he visto en mi vida. Por eso tenemos un recuerdo para el gran Ruiz Miguel en el titular, él cortó muchas como ésta. La faena de Lamelas nos ha reconciliado con lo que es dominar un toro, base de la tauromaquia. Las trampas de las figurillas actuales, sus poses, su acaramelamiento vacío y ridículo y su destoreo ventajista y vergonzoso no valen ni un duro al lado de este espectáculo extraordinario.

Foto: David Cordero (creo)

Véanlo ustedes y me cuentan. Sólo destacaremos que a Lamelas ya lo descubrimos en su día de novillero plantando cara a una novillada terrorífica de Zaballos. A este toro 'Cantinillo', un manso que barbeaba las tablas, huía al sentir el hierro, iba al bulto y tenía peligro también lo vimos aquí mientras pastaba en el campo.

Mucha atención al picador francés Gabin Rehabi, un valiente que hace honor a la chaquetilla de oro que viste. En primer lugar, observen que si marra el puyazo, no rectifica sino que levanta el palo como les gusta a los franceses -con el peligro que conlleva-. En segundo lugar, se va al platillo a buscar al toro para picarlo, lo que le costará una espectacular caída. Al picador que pasa la raya y va a buscar al toro hay que aplaudirle, eso de pitarlo es una absurdidad -la raya la inventaron los picadores para protegerse, saltársela como Rehabi es de valientes-.

Es el de la derecha de la foto, el otro es Pimpi hijo cuando acompañaban a Pérez Mota en su vuelta al ruedo el día anterior como contamos aquí.


Y la faena ¡ya verán! El toro parecía no tener ni un pase. Cualquier torero le da dos mantazos y hace gestos al respetable de que no hay nada que hacer. Pero Lamelas, como Ruiz Miguel, se embragueta y le enseña quién manda hasta que el manso de doña María Isabel acaba embistiendo a la muleta ¡Cuánta verdad hay en este toreo! O, dicho de otro modo: este es el toreo de verdad.

Y observen cómo Lamelas se perfila en cuanto el toro le pide la muerte, como debe ser. Estocada, descabello y una oreja de ley. Y el amiguete Camacho, asesorando en el palco, a quien ya criticamos aquí, no quiere dar la segunda oreja porque a él lo que le van son las pinturerías de Escribano ante una sardina bobalicona. Con asesores así no hace falta antitaurinos para acabar con el espectáculo.


La corrida anterior de Pagès-Mailhan pasó sin pena ni gloria pero esto que verán en el vídeo vale por toda la Feria de Vic -y por toda la de San Isidro-. Si exagero, pongan su comentario y lo discutimos.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa. 

www.vueltaalostoros.fr



1 comentario:

  1. Alberto Lamelas, el año paso en Valdemorillo, con los Victorinos, estuvo también hecho un tio, es un torero que torea poco, pero siempre lo hace bien, sin miedo, sin complejos, con mucha afición, no logro entender como no le dan más contratos, ¿ Sera que estorba al pelotón de los mediocres ?, que son esos que se torean las corridas llamadas duras y que siempre la afición les tiene respeto por eso, pero nunca van para adelante.

    ResponderEliminar