Follow by Email

domingo, 20 de septiembre de 2015

TOREROS QUE INTENTAN HACER LAS COSAS BIEN

           LO INTENTAN, QUE YA ES ALGO

No quiere decir que siempre lo consigan. Tampoco quiere decir que toreen bien. Simplemente se trata de lo que decimos en el titular, que intentan hacer las cosas bien. O sea, como hace veinticinco años intentaban torear todos con más o menos fortuna.

Esas trampas ventajistas que denunciamos habitualmente en nuestro modesto blog no se conocían. A día de hoy, nuestras queridas figuras las emplean cada tarde. Y los más jóvenes los copian sin ningún pudor. Bueno, una ventaja sí se conocía, la inventó Tomás Campuzano: echar el brazo por delante a la hora de perfilarse para entrar a matar.

Viene esto a cuento del desafío que nuestro amigo Joan nos lanzaba en su comentario a nuestra entrada anterior. Nos decía esto:

"De todas maneras, sin que sirva de excusa, dígame Rafa un torero que en la actualidad no descargue, que no ligue desde la pala...etc. No lo hay, y menos en sus faenas en provincias (en Madrid, procuran colocarse mejor). Y no vale los que salen y entran en cada muletazo (Urdiales)".

Pues recogemos el guante y les diremos no uno sino varios a los que hemos visto en los últimos años intentar hacer las cosas bien independientemente de que toreen con más o menos gusto, en eso no entramos. Y por hacer las cosas bien entendemos fundamentalmente no esconder la pierna de salida, no mantenerse fuera de cacho e intentar rematar el pase en la cadera sin vaciar hacia afuera la embestida.

Ojo que no entramos en mayores honduras como ligar, llevar al toro dominado, templar su embestida... No, nos conformamos sólo con esas tres leyes básicas que, en tiempos no tan lejanos, eran la columna del toreo que todos los toreros procuraban respetar. Insistimos: enseñar el muslo, no limitarse a aprovechar el viaje del toro componiendo posturitas y rematar bien los pases.

Pues eso se lo vimos hacer a Vilches en Vic ante un cebadita que embestía de ensueño:


En la misma corrida se lo vimos hacer a Pérez Mota con 'Castañuelo', otro cebada al que se dio la vuelta al ruedo. Y también a su primero, este colorado ojo de perdiz:


Se lo hemos visto este año a Rafaelillo con los miuras que mató en Madrid y Valencia. Eso sí, en alguna tanda aislada, no por sistema:

FOTO: www.abc.es

Se lo vimos hace dos años a un torero que consideramos honrado a carta cabal, Joselillo. En esta ocasión fue en Céret a un cuadri que estaba aplomado pero con el que no te podías fiar ni un pelo como demuestra el estado en que quedó su vestido al final de la faena:


A Joselillo le hemos visto torear con gran verdad en Zaragoza.  Y entra a matar dejándose ver y por derecho.

Otro es Robleño, a pesar de su gigantesca muleta y de su pico cada vez más evidente. Con escolares ha intentado torear muchas veces como Dios manda.

Este año vimos al ya citado Pérez Mota jugársela en una faena seria a un toro muy peligroso de Carriquiri en Tafalla. Le dedicamos una entrada en nuestro blog por la gran impresión que nos causó que se pusiese a intentar hacer las cosas bien en lugar de aliviarse y abreviar -además era el sexto toro-:


Ahí va otro: César Valencia. Lo descubrimos toreando como mandan los cánones en esta novillada de Barcial en Vic:


Y confirmó su buen concepto también en Vic pero ya con toros de Valdellán ¡Presentando la muleta plana! Fíjense en las dos fotos:


Otro más: Paulita, echando la pata p'alante con escolares en Céret, aunque precisamente el remate del pase en redondo de la foto no sea ortodoxo:


Nos perdonará el bueno de Paulita que pongamos aquí una foto de El Viti rematando un natural como debe ser (es a un galache en Madrid hace justo cincuenta años) No la ponemos para fastidiar a Paulita sino para que la vean los aficionados más jóvenes:


Cómo no recordar la heroica faena de Lamelas a 'Cantinillo' en Vic jugándose abiertamente la vida el año pasado (no así este año, donde ya se apuntó al destoreo, siempre mucho menos arriesgado):

FOTO: André Viard

Y también intentaba hacer las cosas bien el Fandiño de los inicios. Por supuesto que nada tiene que ver con el de hogaño, que ha aprendido rápido las ventajas y las trampas.

Como ven, haberlos, haylos. Curiosamente siempre es ante toros con cierto picante, no ante chotos. Y es que el insulso ballet de la suerte descargada, el fuera de cacho, el movimiento tramposo de pies y la posturita de pitiminí se puede hacer ante un animal que vaya y venga sin dar problemas (el único problema en ese caso puede ser el exceso de confianza que acabe en cornada grave).

Eso sí: ¿qué haríamos nosotros si viéramos que arriesgamos intentando hacer las cosas bien y al público le da lo mismo porque aplaude igual o incluso más al tramposo? Y encima, los críticos, que son quienes deberían destacar que nos la jugamos intentando hacer el toreo verdadero ni lo valorarían ¡Cómo! Es que a nosotros nos ignorarían mientras no pararían de ensalzar e idolatrar a los tramposos besando por donde pisaran.

Pues ustedes mismos. Nos tememos que es una batalla perdida. Pero como a veces puede dar la impresión en este blog de que siempre estamos sacando faltas, vaya desde aquí nuestro reconocimiento a estos toreros que, como decíamos en el titular, 'intentan hacer las cosas bien'.

Y una última cosa: si alguna vez tienen ocasión de departir con alguno de los que hemos citado, háblenles de las trampas, ventajas y ratimagos de las figuras que denunciamos por aquí. Ya verán como ellos son los primeros que las criticarán porque son los primeros que las ven.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.



7 comentarios:

  1. Sabía que mi comentario era altamente imprudente y nada más darle a "enviar" supe que la cosa no iba a quedar así. Aunque estoy bastante de acuerdo con lo que comentas (más en lo general que en el detalle) algunas salvedades, creo, que hacen posible mi escapatoria, por lo menos ni que sea sofísticamente. Esto da para una tesis doctoral, pero voy a tratar de explicarme.

    En primer lugar, totalmente de acuerdo, un toro encastado no se deja torear desde la pala y descargando porque te ve y no lo admite. Es por ello que los toreros que matan ganaderías encastadas tratan de estar cruzados. Algunos creen que es una virtud que el toro embista a la muleta sin estar el torero en "el sitio", pero para mi es un defecto de falta de casta o exceso de docilidad. Falta de pelea y de resistencia, y por ende falta de sometimiento. Sin sometimiento no hay toreo.

    En segundo lugar, no vale hablar de pierna adelantada cuando se pierden pasos y uno se vuelve a colocar, entrando y saliendo de la tanda. Estamos hablando de adelantar la pierna en el segundo y tercer muletazo cuando uno se queda para ligar dejando la muleta muerta delante hasta dar el "forzado" o "obligado" de pecho, hoy en extinción.

    Es difícil comentar cada una de las faenas que citas porque muchas, por desgracia, no las he presenciado. Pero César Valencia, por ejemplo, en Céret adelantó la pierna y toreó incluso de frente (muchas veces desde fuera) perdiendo pasos y en ocasiones buscándole la cara al Fraile (con buen criterio no había otra manera). Robleño (todo mi respeto y admiración para él) es un torero honrado, valiente y en ocasiones hasta templado, pero no lo puedo admitir como ejemplo. Si le miras los pies tómate una biodramina. Pico, perder pasos y al hilo es la norma general. Tengo un amigo que le llama el Ponce de las "duras". Pérez Mota, otro al que admiro, le he visto torear con mucho gusto de novillero en Barcelona y con mucho mérito ya en su etapa de matador, pero retrasa la pierna "por sistema". Paulita, vi esa faena que citas en Céret, salía y entraba en cada muletazo, en la foto que pones (como en la mayoría) se intuye que no está "ligando". Lamelas con Cantinillo, sino recuerdo mal, también se colocaba entre pase y pase, ganando pasos para estar cruzado entrando y saliendo en la serie.

    En el primer muletazo, amigo Rafa, todos adelantan la pierna, López Simón, Perera y hasta el Juli. La diferencia viene cuando se liga en el sitio (como hace López Simón) sin perder pasos, dejando la muleta delante para volver a torear, de dentro a dentro, eso ya viene a ser la cuadratura del círculo. Y si me permites ahora sólo recuerdo dos ejemplos (para que veas la excepcionalidad de la cuestión) José Tomás, sobre todo en el final de la década de los 90, y en ocasiones (bastantes) en su vuelta. Ejemplo su primera tarde en Madrid de 2008 (www.youtube.com/watch?v=4lKIqzeWX3k a partir del minuto 0:53) y el Cid, sí el desterrado Cid, en su tarde en solitario en Bilbao con Victorinos (www.youtube.com/watch?v=f8Ue-U-GOd4 a partir del minuto más o menos).

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Respecto al primer vídeo de Tomás, mientras el toro tiene gas lo torea con bastante verdad, o sea, en las dos primeras tandas. Cuando el toro empieza a flaquear y va y viene insulsamente ya se limita a aprovechar el viaje, a mi modesto entender. Y, ojo, estocada buena pero incomprensible: se perfila perfecto pero se tira encima del toro (!) en lugar de intentar la salida por el costillar...

    Respecto al vídeo de El Cid me temo que abusa del pico para aliviarse. En ningún momento presenta la muleta plana si te fijas. Cuando torea al natural no se fía porque el toro se revuelve y, de forma comprensible, se lo echa afuera en cada pase, no lo criticaremos porque si no el toro le come el terreno. No me parece el mejor Cid. Es que el mejor Cid pondría a todas nuestras figuras de hoy a llevarle las maletas pero lamentablemente, es un alma en pena desde hace años.

    Y cuando se decía 'qué mala suerte tiene El Cid a la hora de matar' yo siempre creí que había que substituir lo de 'mala suerte' por 'miedo'.

    Te respondo a lo demas con más tiempo.
    Saludos cordiales y no es ninguna imprudencia tu comentario, al contrario, da gusto discutir de estas cosas de manera educada como se estila en este blog.

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes a ambos. Muy interesante el debate, y los argumentos de Joan. No consigo encontrar la direccion del video, pero si mal no recuerdo. alberto Aguilar con uno de Jose Escolar en Dax (creo) en el 2012. Creo recordar unas tandas cargando la suerte tal como menciona Joan, sin entrar ni salir. No obstante, yo en vivo y en directo, solo he visto en mi vida hacerlo asi a Fernando Cruz a un Cebada en Pamplona en el 2005, y a David Mora a otro Cebada en el 2011. Ambos toros colorados. Esto es la ostia, por que cuando ves Torear asi se te queda en la memoria bien grabado. Yo, rompo una lanza por Cesar Valencia , aunque creo, que con estos toreros que menciona el post, y una ganaderia atractiva, se podria hacer un muy buen cartel como para hacer kilometros con ganas.
    Buen debate.
    Un saludo.
    Kaparra

    ResponderEliminar
  4. A Joan:

    Totalmente de acuerdo en lo del toro encastado.
    Respecto a perder pasos, a veces es obligado porque el toro se te come si está encastado, es lo que le pasa a Lamelas con Cantinillo pero es que si no pierde algún paso es imposible dominar un toro tan fiero.
    Ojo que yo no analizaba faenas sino intentos de torear bien. Ya sé que la faena de Paulita en Céret no fue nada del otro mundo pero siempre tiene la actitud de intentar ganar terreno al toro y no 'esconderse'. Que toree mejor o peor, aquí no entro, ya lo decíamos en la entrada.
    Respecto a que todos echan la pierna adelante en el primer muletazo, cuidado porque aquí hicimos una entrada sobre el cite de Perera y se ha pasado años citando enseñando la cadera y con la pierna atrás. Y El Juli, ídem. Últimamente parece que han cambiado.

    A Kaparra:
    Creo que lo de Cruz no fue en 2005 sino en 2006, cuando debutó en San Fermín. Ese año Cebada se llevó además el premio Carriquiri en esa corrida de Cruz.

    A los dos: mi idea se resume en que el toreo como debería ser intenta ganar terreno al toro sometiéndolo. En cambio, el destoreo consiste en ceder el terreno al toro echándose atrás (escondiéndose) para aprovechar su viaje componiendo la posturita.

    Ya sé que si ganas terreno al toro 'moderno' y lo sometes se te rompe o se te acaba en la segunda tanda pero eso no quita que sea lo que se debe hacer. Es posible que eso le pase al Tomás del vídeo.

    Pero Joselito Arroyo decía que él sabía que muchos toros se le iban a romper en la segunda tanda si les ganaba el terreno y remataba los pases en la cadera y, a pesar de todo, lo hacía.

    De eso se trata. Si no dura, mala suerte, pero disfrutaremos de dos tandas de verdad. Lo otro es un tiovivo absolutamente insufrible.

    Saludos cordiales a los dos.

    ResponderEliminar
  5. A ver, insistir que a lo que me refería en mi comentario es que la relevancia de adelantar la pierna de salida tiene lugar cuando se "liga" en el sitio y sin perder pasos. Sino, su importancia es mínima, siendo una rarísima excepción el que la esconde ya en el primer cite. Hasta Matías Tejela la adelanta en el primer muletazo.

    Si hablamos en abstracto (luego cada toro tiene su lidia) obviamente yo soy partidario de ligar sin perder pasos, adelantar la pierna, y dejar la muleta puesta delante y en la cara... eso obviamente conlleva, además de exposición y dificultad, que cada vez haya menos espacio entre toro y torero y con cada pase el torero le quita un paso a ese espacio. Por eso la tanda no puede ser de más de tres muletazos y el obligado de pecho, que no es otra cosa que una forma de sacarse el toro de debajo.

    Otra cuestión en adelantar la pierna, es que además, obviamente, es más sencillo torear largo y templado de perfil que de frente o semifrente. Es una cuestión ergonómica. Hagan la prueba con una becerra o más fácil todavía... jueguen al tenis poniendo los hombros de frente al golpear la pelota o pónganse de perfil (ya en el golf la diferencia es insalvable). De perfil el recorrido del movimiento del brazo (o brazos) es mucho más largo y es mucho más fácil controlar y mandar en su velocidad. Ese es uno de los motivos, a mi modesto entender, por el que los toreros que torean de frente, o de semifrente, sufren más enganchones, el caso paradigmático es José Tomás.

    Y de Joselito... en fin... mucha personalidad, verticalidad... pero pureza....(a mi entender)...muy poca.

    Un placer charlar con uds. saludos a ambos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, si se torea con pureza el de pecho es obligado porque el toro te ha comido el terreno. Si se destorea simplemente aprovechando el viaje del toro, se pueden dar tandas de siete u ocho muletazos y cuando rematan es por aburrimiento, no por obligación.

      De todas formas, tampoco seremos más papistas que el papa y reconoceremos que históricamente siempre se ha toreado situándose el diestro bastante perfilado. Tenemos imágenes de vídeo de Rafael Ortega, de Antoñete, de Camino... Pero una cosa es eso y otra la exageración de hoy en día que intentamos denunciar desde este blog.

      Donde sí discrepamos es en Joselito Arroyo, yo creo que sí toreó bien o, por lo menos, indudablemente mejor que todas nuestras figuras actuales.

      Y entiendo perfectamente el ejemplo del tenis porque también he jugado.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Perera ha empezado a hechar la pierna adelante y sólo el primer muletazo este año. Joselito Arroyo, precisamente era el más ortodoxo y más puro de su generación, a la par que el más completo en todos los tercios. Otra cosa es que no tornaba corridas duras y no le gustaban las plazas del norte. Porque claramente el trapio le superaba.

    ResponderEliminar