Follow by Email

lunes, 11 de septiembre de 2017

HOYO DE LA GITANA EN ANDORRA, 2017

UNA OREJA EN EL ÚLTIMO MINUTO

Y de penalti. Si no llega a ser porque Solera la corta en el sexto, que era el sobrero y que la cortó tras pinchar y después de una faena con sólo media tanda con la izquierda, la feria de Andorra se salda con cero orejas ¿De quién sería la culpa?

Para nosotros, de los novilleros sin ninguna duda. Excepto la voluntad de Pereira y esa oreja de Solera, los demás, perfectamente olvidables y sin ganas de volverlos a ver nunca más. Parece ser que el empresario, Carlos Sánchez, los había contratado a partir de lo que había visto en tentaderos. Pues mejor que cambie de táctica.

La novillada de Hoyo de la Gitana tenía 'caras bonitas', como gusta a los taurinos, pero grupas tremendas, cosa que no quieren ni ver porque ya saben ustedes que las cornadas se dan con los riñones. Los taurinos quieren poca cara y poca grupa, o sea, raspas. Aquí tienen el ejemplo del segundo, cara bonita pero grupa fea para ellos:



Por cierto, Joaquín Pérez-Tabernero no debe de conocer nuestro modesto blog porque dice que 'la gente apenas lee y nadie habla del toro en las reseñas'. En nuestras crónicas, siempre se empieza hablando de los toros excepto cuando hay un fiasco como el que pueden recordar aquí y nos apetece castigar a los ganaderos.

Antes de la corrida hablamos con él para aclarar de dónde procede el hierro histórico de la familia, éste de abajo que muchos de ustedes tendrán en casa por haberlo comprado en la tienda de cerámicas del barrio de Triana:



Pues lo compró su padre a una ganadería de Ciudad Real, Hermanos Ayala. Era la época en que no te lo podías dibujar tú. Hoy lo tienen 'dormido' porque no se hierra nada con él. Lo que no podemos confirmar en estos momentos es si aquella era la misma ganadería cuyo toro 'Granadino' mató a Sánchez Mejías.

Volviendo a la novillada, Ignacio, el hermano de Joaquín, decía con gran indignación al final que había sido 'una masacre indecente en varas'. La verdad es que Prieto de la Cal tuvo más suerte que los hermanos salmantinos. Se colocó mejor a sus toros, y se les pegó menos y arriba. 

Sólo uno fue puesto de largo, el primero:



Pero resulta que apretó y derribó, vean:




Ésa fue nuestra desgracia. Se corrió la voz en las cuadrillas de que había que pegarles a base de bien. Así, se les tapó la salida y se les dio cera. Observen a 'El Bala', picador de Solera, en este puyazo asesino en el lomo haciendo la carioca:



Excepto el cuarto, los demás pelearon más que aceptablemente, incuso un par se encelaron en el peto sin que les levantasen la puya ¿Por qué los picadores no la levantan? ¿Tienen miedo de que el toro los voltee? Luego hablas con ellos y te dicen: 'es que yo me tengo que defender...' Por el amor de Dios, ¿es que no tienes bastante defensa con esos caballazos y ese peto antibalas?

A la muleta llegaron todos prácticamente aplomados. Nuestro diálogo con Joaquín al final de la corrida fue éste (empezamos nosotros):

- ¿Qué le ha parecido?
- ¿Has visto? Han matado la novillada en el caballo, es que así no puede ser
- Hombre, la verdad es que le han pegado bastante
- Y luego ¿qué quieren en la muleta? Era imposible porque los toros estaban muertos. Espero que en Madrid no pase lo mismo.
- ¿Sabe qué ocurre? Que con buena voluntad se está intentando en algunos sitios que vayan los toros más de una vez al caballo para evitar el monopuyazo y entonces tenemos dos o tres monopuyazos.
- ¡Exacto! Es así, hay que dosificar un poco si quieres que vaya más de una vez. Lo de hoy ha sido vergonzoso.
- Y luego los novillos no se comían a nadie
- ¡Pues claro! Pero oyen lo de Santa Coloma...
- ¿Sabe usted que en una Escuela Taurina importante de España se les dice a los novilleros que 'los grises, ni verlos'?
- No me extraña ¡pero los míos no son grises del todo! (Riendo)
- Sí, pero alguno como el cuarto saca la pinta de Buendía y tira hacia el gris...

Nos referimos a éste:



El resto fueron este primero que derribó:



El segundo lo vieron antes. El tercero era este estrellado y calzado de atrás que salió derrengado misteriosamente (cumplía cuatro años en unos días):



No quería irse y entre El Javi y el padre de Solera intentaron sin éxito apuntillarlo desde la barrera:



Al final fue el propio Solera quien se ofreció a estoquearlo, gesto que valoramos mucho porque no tenía ninguna obligación y se podía haber llevado una cornada. Corrió el turno y salió el que tenía para sexto:



El quinto recibió un monopuyazo terrible en el lomo. Ahí lo tienen en pose aleonada, mostrando lo típico del encaste de Santa Coloma de Queralt:



Y el sexto fue el sobrero, al que 'El Bala' mató en el caballo:



JORGE CORDONES. Muy mal a pesar de venir de tierra tan taurina como Albacete. Su primero era suave pero con un mínimo toque revoltoso que recordaba su origen santacolomeño. Pues fue suficiente para descentrarlo y que anduviera con excesivas precauciones, se nota en la foto:



Pinchazo arriba y esta estocada contraria:



En su segundo cantó la gallina de novillero sin confianza y, ojo, sin valor. Al menos, en este novillo. Resulta que el tal 'Huronero' se vino arriba en banderillas y en el primer pase lo desarmó con violencia. Ahí se acabó todo:



No lo quiso ni ver y encima le pegó un bajonazo cuarteando al lado del cual Curro Romero es Nicanor Villalta:



Otro que, de seguir así, debería replantearse su profesión.

IGOR PEREIRA. Brasileño afincado en Cantalejo (Segovia). No tiene ningún antecedente taurino y aprendió en la fundación de El Juli. Fue el que mostró más disposición de toda la feria. Ahí lo tienen:



Entró a un quite e intentó hacerlo bien con la capa:



Su primero era noble pero no tonto del todo. Fue el que más gustó a los ganaderos. El problema es que acusó las varas y terminó aplomándose. Pereira puso voluntad, lo mínimo exigible a un novillero ¿no creen? Pero es que, excepto Solera y un poco Lavado, los demás, ni eso:



Cuatro pinchazos y esta media atravesada y trasera:



Estuvo muy digno al no querer dar la vuelta al ruedo con la que insistían los de la cuadrilla. Con su segundo quiso lucirse en banderillas, cosa que nosotros le agradecemos pero otros aficionados más exigentes nos dicutían porque se le cayó algún palo y estuvo premioso ya que el toro no colaboraba. Señores, la exigencia, con las figuritas y no con el chaval que, encima, puso este par por dentro con mucho mérito y tomando el olivo rápidamente porque el toro lo apretó bastante:



El novillo no tenía fuerza por el castigo en varas y se quedaba debajo. Fíjense en que la sangre le llega casi a la penca del rabo:



Luego vemos toros indultados por nuestras queridas figuras a los que la sangre apenas pasa del brazuelo. Arrimón, pinchazo arriba y estocada tendida, ambas entradas clavando a capón:



MAXIME SOLERA. Vino con su peña barcelonesa a los que brindó su primero. Cera en varas a ése y buena brega de Juan Roja, de lo mejor de la tarde. El toro era perfecto para el toreo honrado de Solera, a quien no vamos a pedir el arte de Paula:



Pero su problema sigue siendo quedarse en la cara al matar. El torero que se queda en la cara siempre es por miedo y Solera es uno que tiene valor. No lo comprendemos pero ahí lo tienen. Observen los pies y se darán cuenta de que no avanza, no tiene intención de cruzar, un desastre:



Por cierto, los tres novilleros se descalzaron, en una funesta moda achacable, entre otros, a Ureña. Si perdemos la liturgia en la corrida, lo perdemos todo.

El sobrero fue picado de manera infame por 'El Bala', ya lo hemos dicho pero lo repetimos. No obstante, el toro tuvo gas al principio y una nobleza extrema, vean:



Nuestro diálogo con el ganadero fue éste (empieza él):

- ¿Y al último? Lo han machacado en el caballo y, a pesar de eso, aún ha embestido. El torero y el público han quedado encantados cuando era un toro tonto.
- Un amigo nos decía que tenía la embestida de Santa Coloma pero para mi gusto faltaba mucho picante.
- ¡Claro! Pero si era un toro tonto... Yo no quiero toros así.

Faena toda con la derecha excepto media tanda con la izquierda. Los de su peña estaban detrás y, cuando tras múltiples derechazos les preguntamos que siendo zurdo para qué tiene la mano izquierda, nos respondieron: 'para peinarse'. Pinchazo y estocada perpendicular. 

Comprueben en la foto que sigue sin cruzar pero, en una muestra de temeridad, metió la espada casi en dos tiempos tocando los pitones del toro. Por eso decimos que tiene valor pero no hay manera de que mate bien:



Solera tiene de bueno su honradez, sus pocos alivios comparado con muchos compañeros, su valentía y que no hace ascos a ningún encaste. Arte y finura no le vamos a pedir ¿Tiene futuro? Pues mientras siga quedándose en la cara al matar, nos tememos que no.

Nos dijo el ganadero que los tres toros de Madrid del desafío con Palha son hermanos de padre de estos novillos. Para el año que viene tendrá dos corridas de toros y tres novilladas. No nos lo dijo él pero de nuestra cosecha les avisamos de que una de las corridas podría ir a Vic en 2018.

En el debe de la feria andorrana, los novilleros con tan poca afición y tan acomodados. Salvamos de la quema a Solera y a Pereira. Sobre el desolador panorama novilleril, recuerden los consejos que dábamos aquí. También poco público, un tercio en la de los veraguas y un cuarto en ésta ¿Dónde están los aficionados de Zaragoza y Castellón que antes no faltaban nunca?

En el haber, el interés por haber traído dos ganaderías del gusto del aficionado serio pero cuyo resultado, entre unas cosas y otras, no fue el esperado. Destacar el interés de la comisión taurina por lucir los animales en el primer tercio pero lo de los picadores tiene difícil solución. 

Ya veremos si el año que viene no se vuelve al festival trayendo a Jesulín de Ubrique...

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.




14 comentarios:

  1. Buenas Rafa, pues disiento en bastantes cosas.

    1. Sobre los picadores: Yo no vi que a la novillada se le picara en exceso en general. A los primeros novillos se les picó incluso poco. Recuerdo que el primer picador apenas metió las cuerdas, el tercero lo picó delante y sin excesos... Cierto que en algunos las varas fueron atrás y se picó fuerte. Pero no tuve la sensación que fuese en toda la novillada. No le recomiendo a los ganaderos de Hoyo de la Gitana que lidien en Céret porque se van a tener que tomar una tila.

    2. De Cordones, poco que decir y no voy a hacer leña del árbol caído. Estuvo medroso y superado en una tarde en la que desde el tendido no se vió una dificultad especial o inafrontable.

    3. Igor Pereira, muy dispuesto es cierto. Y se agradece. Pero ojo, en mi opinión alarmantemente ventajista en el cite con la muleta. Muleta pequeña (bien por él) pero con la que conseguía, en un arte meritorio de ingeniería, un montaje cruzando la tela casi en diagonal con la ayuda, quedando la muleta casi más horizontal que vertical. Todo ello además añadiendo que citaba con el pico para arriba y desde el pico y hacia fuera. Conclusión: Toreo periférico y de imposible ligazón al quedar ya no fuera, sino lejos. ¿Es falta de valor? No lo parece, será incapacidad para hacerlo bien (ortodoxamente). Qui sap.

    Sobre las banderillas, te gustará mucho, pero ¿recuerdas el resultado? doce pasadas (no recuerdo exactamente) para poner cuatro pares en un solo par con lucimiento (olvidado a los cinco segundos por el público) ciento veinte capotazos, veinte minutos de tercio de banderillas y el novillo echándose en la tercera tanda de muleta.

    4. Maxime Solera para mi fue el único que supo lidiar sus novillos en la muleta. Es decir, que los entendió. Fue el que toreó con más quietud, templanza y ajuste. Se dice fácil, pero los novillos pedían citar con los vuelos, quedarse quieto, torearlos despacio y más en línea que en curva. Darles tiempos y descansos. Acertó en los terrenos, distancias y alturas. Y además lo hizo Solera en ocasiones incluso con lucimiento y gusto. Con la espada, parece claro que hay un problema y no una situación puntual. Y es cierto que la izquierda la uso poco.

    5. And last but not least. La novillada en general empujó en el peto (¿brava?) y fue noble, como se dice ahora "sirvió", la prueba es que si Igor y Solera hubieran manejado bien la espada estaríamos hablando de más orejas (no sé cuantas no soy futurólogo). Pero...(ahí viene el pero) blandita de patas, escasa de casta y de picante y no desarrollaron sentido alguno (¿tonta?). Si el ganadero se cree que eso es por los picadores (que recuerde que alguno salió picado del chiquero -y no me refiero al descoordinado-).

    Y sí, la embestida de Santa Coloma se caracteriza por tener (en general) una embestida lenta, humillada y pesada (en el buen sentido, profunda).. Es decir, que hay que tirar de el toro llevándolo muy tapado y moviendo poco los pies. No pasan por inercia. Es una embestida que penaliza que haya "ventanas" y que desarrolla sentido facilmente. Y eso ha sido siempre así (y muy especialmente los Buendías). Venga, ya me podéis ejecutar al alba.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te aseguro que los dos hermanos, especialmente Ignacio, estaban que se subían por las paredes con el primer tercio. Yo ya digo que creo que se le pegó más y peor que a la de Prieto de la Cal. En otras fotos que no he puesto para no marear, la verdad es que se ve sangre muy abundante. Precisamente los dos picadores de Solera estuvieron especialmente 'asesinos'.

      Sobre Pereira y su forma de citar, es verdad lo que dices pero tampoco me parece muy diferente a lo que hacen otros con muchos años de alternativa. En las banderillas puso de su parte pero el toro no estaba por la labor. La cosa se alargó pero ¿qué haces? No vas a dejarlo correr. Luego resulta que se le caen algunos palos al suelo... De acuerdo contigo pero yo primo su voluntad antes que su acierto. Y su voluntad llama la atención cuando los novilleros modernos están en el ruedo como quien va a la oficina.

      Sí, Solera entendió a sus dos novillos que, por otro lado, fueron los dos mejores. Pero es que creo que tampoco había mucho que entender, con que no te tocasen la muleta era suficiente. No sé, yo lo veo así. Esas cosas que le atribuyes como aciertos se podrían atribuir a nuestros grandes maestros cuando torean sus terneras bobaliconas. Y es que en la muleta sus dos toros fueron excesivamente pastueños -y soy generoso porque el propio ganadero con el sexto lo es menos que yo-.

      Tu último punto sí que da que pensar, ¿fue brava? Pues no lo sé. Creo que cumplió bien en el caballo en general pero después ¿qué? Si la casta es el temperamento, los que metieron los riñones en el caballo lo demostraron pero después... Eso sí, picante o malas ideas, ninguna. Se lo dije a Joaquín: 'oiga, que sus novillos no han tenido ni una mala idea ¿eh?' Lo podemos interpretar como una alabanza o como una crítica.

      Saludos y gracias por discrepar. De momento, posponemos la ejecución sine die.

      Eliminar
  2. Gracias por lo de aficionado exigente, pero Vd sabe que nunca nos desplazamos para ver el circo oficial de los taurinos, no poniendo reparos para ver el circuito alternativo. Después de lo visto, el planteamiento con su pregunta ¿ vale la pena ?. Con los jóvenes hay que perdonar los fallos pero al mismo tiempo ser exigentes para evitar que se pasen al circo, tan mala es la indolencia como el aceleramiento y el excesivo entusiasmo, cuando uno sale al público debe tener un mínimo conocimiento de suertes, terrenos, distancias ... y las probaturas en el duro trabajo diario del entrenamiento,clases prácticas etc , tenemos muy difícil la recuperación con estos mimbres tanto toros como toreros. Como Vd sabe le abrí crédito en Céret a Solera y por lo que veo puede ser la bocanada fresca que necesitamos. ADOLFO CAMPOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo perdono menos la indolencia y el acomodo que el desconocimiento. En esa misma plaza de Andorra vimos hace dos años siete quites con los novilleros picados entre ellos. Estos dos días, con las salvedades que apunto, parecían funcionarios sacados de un cuento de Chéjov.

      Y si Solera quiere salir adelante debe cortar orejas. Me temo que con su forma de matar va a ser muy difícil que lo haga.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Sin dos volteretas no hay oreja en una novillada q no sea de "guerra".
    Decia lagartijo:Mirad nenes, el que no se come a los toros al empezar, como es vuestro caso, los toros se lo comen a él después".

    Sobre el santacoloma lento etc. Creo q es mas bien de chispa, vivo, rapido, agil y no para. El problema es q lo han parado y a la vez lo han descastado.

    Los ganaderos no deben parar los toros, son los toreros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí siempre me ha desagradado en un torero esa actitud 'novilleril' en plan tremendista y exagerada. Es una forma facilona de ganarse el aplauso cuando lo que tendría que hacer es torear bien.

      Pero en un novillero casi se la exijo. Yo, de novillero, no perdonaría ni un quite y, si pusiera banderillas bien, lo mismo. Y si hay que hacer circulares, se hacen, aunque sea de rodillas. Un novillero debe comerse el mundo por definición.

      Respecto a lo de Santa Coloma, copio lo que decía Vidal en una de lo desaparecido de Felipe Bartolomé (año 1987):

      "La divisa de Felipe Bartolomé alcanzó un gran éxito con estos toros, de los que fueron extraordinarios los dos primeros. El que abrió plaza era la representación más pura de la casta Santa Coloma: cárdeno de capa, terciado de lámina, engatillado de pitones, muy serio y tremendamente codicioso y noble".

      Y también de Vidal, sobre Joaquín Buendía en 1981:

      "Toros son los Santa Coloma, casta extraordinaria, de cuya simiente tienen regado gran parte del mapa ganadero de bravo. Lo que ocurre es que las distintas explotaciones mantienen más o menos mezclado este Origen, por aquellos pruritos de dar picante a las reses, o quitárselo, o meter cuerpo al ganado, o desecararlo de pitones, etcétera, que en cada casa hace el dueño lo que quiere o lo que cree que le conviene, y de las cruzas sale lo que sale. Algunos, por suavizar la casta, acaban inventando el manso.

      "En la casa Buendía, en cambio, la casta se mantiene pura, y así ofician esas yemas de fina arropia, que son manjar exquisito para que lo gusmee la afición sana y para que se atiborre de ellas el torero que tenga paladar. También ocurre, sin embargo, que, por mantener la pureza de origen, el envase es el que es, tirando a chico; no hay otro, y resulta que ese envase no acaba de gustar a la afición de Madrid, según dicen.

      "Como por cambiar el envase a lo mejor se estropea lo de dentro, tan rico, mejor será que cambie el gusto la afición y admita la fachadita cárdena de estos Buendía-Santa Coloma, que llegados a la adultez del cuatreño no son mucho más grandes que cuando novillos y todo el desarrollo se les va en redondear formas, acerar osamenta, apretar carnes, condensar musculatura, y el resultado es un ejemplar terciado, armonioso en proporciones, bien puesto aquí -es decir, por la parte arbolada- y guapo.

      "Los novillos salieron de tal forma, en su medida, y maravillosamente encastados. Por supuesto que no suscitaron ni una sola protesta, sino más bien grandes murmullos de admiración. Hombre, si a los aficionados les hubiera dado por afinar la puntería para descubrir el punto máximo de bravura, concluirían que bravo a carta cabal no llegó a serlo ninguno. Pero la casta, que es pilar básico para el correcto desarrollo de la lidia, discurría a raudales; los novillos se iban arriba en banderillas y tomaban la muleta con un temperamento de crecida agresividad, acompañado de absoluta nobleza".

      Saludos.

      Eliminar
  4. http://www.toroslidia.com/2002/09/01/el-toro-segun-paco-camino/

    Hay varias entrevistas q merecen la pena. Una de ellas al propio conde.

    Bueno, tema para el invierno, solo con los coquillas pasariamos el invierno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues faltó usted ayer en el tendido porque se formó un grupo de aficionados donde se discutió sobre si los coquillas eran guindillas o rosquillas, sobre la verdadera forma de embestir de lo de Santa Coloma, sobre el rumor de que Daniel Ruiz conserva en lo suyo sangre de Coquilla... Incluso un amigo nos informó de los miles de euros que le pagó Moreno por las 190 hectáreas de Los Chospes.

      Imagínese mi estrés: pendiente de discutir sobre Santa Coloma, de memorizar los euros que cobró Ruiz, de hacer las fotos, de apuntar la pelea de los toros en varas, si la estocada caía desprendida o contraria... ¡Acabé agotado! Pero fue muy entretenido.

      Saludos.

      Eliminar
  5. De los coquillas, depende con quien estuvieras en andorra, alguno puede q recordara aquella novillada en 97 o 96 en zgz en donde los novillos perdieron las pezuñas, uno creo recordar todas, y galopaba sin parar, parecia un correcaminos sin parar.
    Esos toros q se vienen arriba y vienen desde 15 metros y salen otros tantos del torero. En fin bravuras de las q ya no se ven.
    Al santacoloma se le hizo mucho daño cuando lo pararon, los ganaderos, en general a cualquier bravura boyante o con chispa.
    Antes se hablaba de muchas bravuras, habia muchos matices en los coloquios y en general se llevaba en la cabeza mas el boyante q no paraba de embestir con rapidez y podia en el caballo y tenia 6 pases por tanda o 7 q el pastueño q dejaba ponerse y embestia con mayor suavidad y claridad y cumplia bien rn el caballo.
    La gente ahora esta muy obsesionada con la bravura y poco con el espectaculo y la arrogancia y trapio q tiene q trasmitir el toro hasta el ultimo tercio. El toro, sea como sea, tiene q impresionar hasta muriendo creo yo. Eso es lo importante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una precisión: sí puede haber esa obsesión que usted dice con la bravura pero el problema es que se trata de la bravura posmoderna, la de la muleta, la del ritmo, la cadencia, la profundidad y todas esas zarandajas.

      Si hubiese preocupación por disfrutar de la bravura en toda su dimensión empezando por el caballo, otro gallo cantaría. Esa bravura, al menos a mí, sí que me impresiona.

      Saludos.

      Eliminar
  6. Sobre lo de Coquilla. Escribe Alfonso Navalón en el "Viaje a los toros del sol" (pág. 29):

    "(...) existen en Salamanca dos casas representativas de dos posturas ganaderas opuestas: la comercial y la de calidad.

    En la primera marcó el hito don Paco Coquilla, creador del típico toro "de orejas", preferido por los toreros por su extraordinaria nobleza y agradable presencia. Don Paco Coquilla logró poner en el mismo son de dulzura toda la ganadería y vendía mucho al máximo precio.

    Pero el toro de "escándalo" llevó siempre el sello personal de don Graciliano Pérez Tabernero. El toro de bravura completa en los tres tercios, el que se llevaba el premio en todas las ferias, el que consagraba definitivamente a un torero, al que recordaban al cabo e mucho años los aficionados, el que buscaban celosamente los demás ganaderos como semental...ese toro sensacionalmente bravo, noble y poderoso, acertó a criarlo mejor que nadie don Graciliano Pérez Tabernero."

    He decidido transcribir también lo referido a Graciliano para contextualizar el párrafo de coquilla. En invierno vuelvo con el tema. Antes de matarme ser conscientes que lo escribió Don Alfonso Navalón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, tienes una gran preocupación con que te ejecutemos o te matemos ¿eh? Aquí no sólo no se mata a nadie sino que se agradece la participación y más si es discrepante.

      Navalón era fan de Graciliano, él tenia arranes en Fuentes de Oñoro. Cuando salía algún toro con algún detalle bueno durante la lidia, casi siempre sacaba a relucir a Graciliano en sus crónicas.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Muchas veces en los tendidos se habla de tantas cosas para suplir el aburrimiento e indiferencia ante lo que pasa en el ruedo. Seguramente durante la lidia de Pastelero o Ruiseñor tuvimos la boca calladita, el corazón en un puño y la adrenalina en la punta de los pelos. Dos toros con muchas coincidencias pero totalmente distintos y no me atrevo a catalogar cual fue mejor. Ayúdeme con su sapiencia. ADOLFO CAMPOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor, no sé. Yo creo que para tener el corazón en un puño y no perder detalle de lo que pasaba en el ruedo, fue más adecuado 'Ruiseñor'. Fíjese en que digo más adecuado o más apropiado pero no mejor.

      Saludos.

      Eliminar