Follow by Email

lunes, 20 de noviembre de 2017

¿QUIÉN FUE EL PRIMERO EN LLEVAR EL ESTOQUE SIMULADO?

No fue Manolete sino este señor de abajo a quien vemos lanceando un pablorromero en Pamplona en 1927:



Bueno, al menos su intención fue torear con él porque lo llevaba preparado. No pudo estrenarlo por lo que les contaremos después. Sucedía esto diez años antes de que Manolete pidiese permiso para usar el suyo.

Ya saben ustedes que nosotros prohibiríamos ir con el estoque simulado igual que prohibiríamos morder la esclavina del capote, torear por manoletinas o dar tres medias seguidas. Los toreros se piensan que darnos el sainete intentando cuadrar el toro mientras miran científicamente sus pezuñas es una de las suertes del toreo.

 No: en la mayoría de casos es un ejemplo de su incompetencia al haberse ido a buscar el estoque de acero cuando el toro pedía la muerte. Al volver a la cara, el toro ya no suele estar por la labor. Vean este vídeo de José Luis Palomar en Madrid con un victorino de 503 kilos que hoy no pasaría ni por novillo. Sale con el estoque de verdad. Vayan al 7'28'' y verán cómo, tras un pase de pecho, se da cuenta de que el toro le pide la muerte en los medios y allí se perfila. Deja una tendida pasada muy bien ejecutada aunque pierde la muleta pero es porque el toro se la pisa. Aguanten un minuto más para comprobar que el tal 'Mosquero' muere en el platillo ¿Cuánto hace que no muere un toro en el platillo de Las Ventas?


FOTO: André Viard

El caso opuesto es Paulita, quien perdió una oreja por irse a pasear para cambiar de estoque en Vic ante este toro de Valdellán, lo contábamos aquí:


Vamos primero con Manolete y luego con nuestro protagonista. El califa viajaba el seis de julio de 1944 por carretera a Pamplona, donde se anunciaba tres tardes. El coche sufrió un reventón y volcó a dos kilómetros de Buitrago. Unos dicen que pegó una vuelta de campana y otros que algunas más. Manolete tuvo tres coches de lujo: un Mercedes, un Buick y un Cadillac. El accidente tuvo que ser con ese Mercedes W-143 que había comprado cinco años atrás:



Camará sufrió una luxación de clavícula y Manolete, una hinchazón en la mano derecha a la que no dio importancia. Pararon a comer en Burgos donde empezó a tener náuseas y vómitos por el dolor. De madrugada, ya en Pamplona, fueron al hospital y se le detectó la fractura de un metacarpo de la mano derecha. La corrida era de Atanasio y se suspendió al día siguiente por la lluvia. Luego le substituiría Domingo Ortega.

Reapareció el diestro el 16 de julio en La Línea, con toros de Carlos Núñez (ovación y dos orejas). Compartía cartel con Barrera y Pepe Dominguín y suponemos que allí solicitaría por primera vez el permiso para usar el estoque simulado:



Unos días después lo vemos en la feria de julio de Valencia con la mano vendada:



Pues antes que el Monstruo, el primero que quiso usar ese tipo de estoque fue éste de abajo que ahora sí identifican claramente matando uno de Veragua en Aranjuez en 1919, su mejor año según reconocía él mismo (110 corridas toreadas):



Efectivamente, es Juan Belmonte quien, diez años antes que Manolete, se había presentado en la plaza de toros de Málaga con un estoque simulado inspirado en el bastoncito de Chaplin:



Debía de ser muy parecido al de bambú que usa Robleño habitualmente:



Ese año de 1934 reapareció Belmonte por última vez. Eduardo Pagés, alias 'Cokito Pelao' y alias 'Don Verdades', lo citó en París para proponerle volver a los ruedos. Decía Belmonte que era porque el pleito con la Unión de Criadores iba a arruinar al catalán y necesitaba dar la vuelta a la tortilla. Recordemos que la cuestión era la libre contratación de ganaderías que propugnaba Pagés mientras la Unión quería usar o abusar del monopolio y hacer lo que les viniera en gana.

Lo cierto es que otros aseguran que a Belmonte, que ya era ganadero, le interesaba ir desde la Asociación contra la Unión y fue a él a quien Pagés hizo el favor (por cierto, el hierro de Belmonte, que une las iniciales de su mujer Julia, su hija Yola y la suya propia, es uno de los más elegantes de la historia; hoy es propiedad de Socorro Sánchez-Dalp, con los núñez de Manolo González):



Sea como fuere, Belmonte debutará en Nimes con unos torillos de Lamamié de Clairac. Ahí lo tienen con el primero de ellos a la verónica:



La media de remate es marca de la casa, parece una bailarina pintada por Degas:



Tienen aquí un reportaje de aquella corrida donde al principio sale el trianero en los corrales viendo los terciados toros que le habían traído de 'La Moral de Castro' (aunque luego sacaron más genio del previsto). Por cierto, en esa finca nos afeó la conducta agriamente su mayoral histórico, don Jesús Maza. Como el invierno es largo, a ver si otro día se lo contamos.

Leerán ustedes por ahí que a causa del boicot de la Unión, Belmonte sólo toreó ganado de cuatro o cinco hierros. No es verdad. De los sesenta y cinco toros que mató esa temporada, la mayoría fueron diecisiete murubes de Carmen de Federico, seis de Coquilla y cinco de Pérez de la Concha. El resto perteneció a Clairac, Pallarés, Trespalacios, Terrones, Juan Cobaleda, Juan Gallardo, Juan Manuel Puente, Concha y Sierra, duque de Tovar, Antonio Pérez, Graciliano y Escudero Calvo. Una gran variedad, como ven (más encastes diferentes en treinta y tres corridas que nuestras queridas figuras en toda su vida). De Concha y Sierra era éste que lo prendió en Pamplona alternando con El Gallo y Victoriano de la Serna:



Ya que estamos con de la Serna, no nos resistimos a incluir esta verónica la tarde de su presentación como novillero en Madrid. Era el veintisiete de agosto de 1931 con un novillo de Pinto Barreiro. Él ha sido uno de los más grandes veroniqueadores de todos los tiempos:



Belmonte toreaba el veintisiete de agosto de ese año de 1934 en Málaga. Era un lunes y venía de actuar el sábado en Almería y el domingo en El Puerto (observen la corrida del día anterior porque fue en la que de la Serna toreó el célebre 'Tormento' de Pablo Romero):



Sucedió que 'El pasmo de Triana' padecía de  hemorroides y la noche anterior había sufrido una abundante hemorragia que lo dejó para el arrastre. No había billetes para la corrida pero el diestro apenas se tenía en pie. En el hotel, Belmonte insistía en torear. Pagès lo veía tan mal que comentó al delegado de la empresa que no podría ni con el estoque. Ahí surgió la idea de substituirlo por un palo. Lo bueno fue que costó lo suyo convencer al maestro de que 'se rebajase' a no torear con el estoque de verdad.

Los toros eran de Villamarta. En el segundo quite al primer toro, el de Triana instrumentó un farol y una verónica para resultar volteado al rematar con la media. El toro hizo por él en el suelo y pasó a la enfermería con una conmoción cerebral y contusiones en ambas piernas que le impidieron continuar la lidia. No pudo torear con el palo que llevaba preparado. Por eso en el título preguntábamos quién llevó y no quién usó el estoque simulado.

Reapareció seis días después en San Sebastián y suponemos que el estoque de broma quedó para siempre en el armario. Uno como él, que tenía las fuerzas justas aun estando en plenitud de facultades, cargaba siempre con el estoque de acero. Nuestros toreros de hogaño, salvo alguna honradísima excepción, no pueden con él (Mario Alcalde es un novillero a quien hemos visto torear sin el estoque de risa).


Belmonte de quinto en Sevilla (1916)

Para otro día dejamos algunos apuntes sobre la muerte de Belmonte 'por culpa de Julio Camba' y los detalles sobre nuestra visita a 'La Moral de Castro' con algunas fotos que les escanearemos de las que guardamos con los últimos toros que había por allí.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.


10 comentarios:

  1. Muy entretenido y le he notado un poco, de cierta critica, por primera vez, a belmonte. Me ha gustado la entrada mucho..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya por Dios...Mi intención era criticar a los que hoy van con el estoque simulado, que son la mayoría. Cualquier otra crítica que se pueda deducir hacia Belmonte es pura coincidencia.

      Saludos y me alegro de que le haya entretenido.

      Eliminar
  2. Buenas noches,
    De la actualidad hay alguno que vaya sin el estoque simulado? Creo conocer sólo a Juan Mora y no se si siempre..
    Por otra parte, el viernes estuve en una tertulia en Cuellar con el ganadero Mauricio Gamazo del Raso de Portillo, te dejo el comentario en prensa:
    http://www.elnortedecastilla.es/segovia/raso-portillo-anos-20171120115536-nt.html
    Un saludo desde Segovia,
    Ricardo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la información de Raso. Respecto al estoque, me temo que salen con él sólo cuando el toro lo ven como imposible y ya van con intención de darle matarile. Creo recordar que Gómez del Pilar salió con él ante el 'Ruiseñor' de Saltillo en Céret, pero no lo aseguraría.

      Como Mario Alcalde me llamó la atención, por eso lo destaco.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Ayer lo comentaba con un señor, que su padre había sido cirujano en Las Ventas. Que en la mayoría de las plazas había que presentar parte médico y que iban al cirujano antes de comenzar la corrida para que se lo firmarán. Pero que en Las Ventas había un cartel que ponía : se permite el uso del estoque simulado.

    ResponderEliminar
  4. "SE AUTORIZA AL ESPADA DE TURNO PARA SERVIRSE DEL ESTOQUE SIMULADO".

    Eso decía el célebre cartel de Las Ventas que debió de ser el mismo durante décadas. Se puede ver aquí:

    http://deltoroalinfinito.blogspot.com.es/2012/12/el-estoque-de-carbono-no-es-cosa-de.html

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. ¨...la vida y la muerte bordada en la boca, quién dirá sí tenia Merceditas la intención de torear con él porque lo llevaba preparado, un estoque falso en el guardarropa...en este tiempo de oropel y cartulina que nos tocó vivir. En el guardarropa del tablao del Lázio, un gitano falso, ex bufón de palacio; Un tercio de varas simulado, según Bergamín en su ¨Arte de Birlibirloque:¨...No era un arte natural y verdadero el de Belmonte, como el de Joselito, sino forzado y mentiroso...¨
    alcahuete noble que al oír los tiros, recogió sus capas y se pegó el piro, y todo para venir a parar en esta suerte de corrida castrada, con orejas y rabos de todo a cien que llenan de colesterol malo las estadísticas del escalafón.
    Así pues, se acabó el jaleo y el racionamiento. Le llenó el bolsillo y montó este invento, en donde ¨El Palmo¨ lloró cantando:
    Alamares y sedas de los chinos, estoques simulados, La Fiesta es una mentira piadosa ay , mi amor, sin tí no entiendo el despertar...en qué estaría pensando D.Ángel Peralta cuando dijo aquello de que: ¨...Torear es mentir, sin engañar¨. En qué estaría pensando El Pasmo de Triana aquella tarde después de repasar el ganao, buscando el olvido
    se dio a la bebida,
    al mus, las quinielas...
    Y en horas perdidas
    se leyó enterito
    a Don Marcial Lafuente,
    por no ir tras su paso
    como un penitente.
    Aquel al que se atribuye la fundación del toreo moderno, mis alteraciones de animo no tienen nada que ver con el toro de lidia, sino con otro que llevo dentro.
    Quizás fue la pena, o la falta de hierro. El caso es que un día nos tocó ir de entierro...

    Joan Manuel Serrat
    Romance de Curro El Palmo.

    Saludos desde Almería
    Ángel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que no fue la pena ni la falta de hierro sino el haber visto a su amigo Julio Camba hacía poco. A ver si un día volvemos sobre ello. Gracias por su aportación y un saludo cordial.

      Eliminar
  6. Como les comenté en la entrada anterior, logré hablar con el maestro Ponce. Voy a intentar dividir lo que me dijo:

    -Respecto a los encastes: le pregunté por el dominio absoluto del encaste Domecq en el ganado bravo y me dijo que era normal porque es el toro que mejor se adapta a la lidia actual, el que tiene más trapío y el más bravo (¿?) y que, por ejemplo, lo de santacoloma se ha quedado pequeño para las exigencias de tamaño del público actual (le hablé de lo que echó Rehuelga el San Isidro pasado, que eran toros santacoloma de 600 kilos y que embistieron bien y me dijo que no, que esa corrida salió mala, no sé, parece que en ese momento se convirtió en el más torista de España pero no, fue un espejismo) Decía también que él suele matar todos los años también otros encastes (me mencionó la de Samuel que mató en Úbeda) y seguía contándome como de bueno es el toro de Domecq y que eso de que es un toro fácil es un tópico, quue salen muchos toros de Domecq complicados. También hablaba que dentro del propio encaste Domecq ya hay grandes diferencias entre ganaderías, que no es lo mismo el toro de Garcigrande que el de Daniel Ruiz, no sé, como no sea que uno da más pena antes que el otro no veo más diferencias. Me insistía en que el toro de Domecq es el más bravo, el que más "se entrega", el que "pone el alma". Y que los otros encastes salían los toros siempre dando "oleás"... En definitiva, que el más bravo, el que más se entregaba y el que le permite mejor expresarse (palabras textuales) es el de Domecq

    -Respecto a la muleta, me habló de que hay toros que hay que torearlos de perfil y con la muleta retrasada y que no pueden enganchar delante. Le dije que eso eran medio pases y me lo admitió (algo es algo) pero que es la manera mejor de torear ahora.

    -En cuanto al tercio de varas dijo que los puyazos de ahora cuentan como 7 de los de antes (pero lo dijo en plan positivo, no como si fuera algo malo) y que eso de que el de Domecq no embiste en el caballo es otra leyenda urbana.

    Así piensa una de las figuras más importantes del siglo XXI.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que dice Ponce del toro entra dentro de lo habitual pero permítame que le felicite por haber sido tan certero de haberle hecho reconocer que torear de perfil y con la muleta retrasada es DAR MEDIOS PASES. Eso lo hemos denunciado por aquí muchas veces en la línea de lo que siempre afirmaron Rafael Ortega, Marcial Lalanda y tutti quanti...excepto Manolete.

      Algunos buenos aficionados nos quieren hacer comulgar con ruedas de molino diciendo que los tiempos han cambiado y que esa forma de torear es tan válida como cualquier otra. Para nosotros no lo es y, por lo que le dijo Ponce, para él, tampoco.

      Saludos y muchas gracias por su colaboración.

      Eliminar