Follow by Email

martes, 17 de marzo de 2015

EL SORO EN FALLAS: TIC-TAC PARA LAS FIGURAS (Y PARA LA FIESTA DE TOROS)

Avisábamos en nuestro blog de que era una auténtica temeridad anunciar al Soro en Valencia. Lo habíamos visto el año pasado en unas condiciones físicas lamentables para ponerse ante un toro.

La vida del Soro tras su retirada ha sido un camino más de espinas que de rosas -muchas de las espinas se las buscó él, que conste-. Seguramente el hombre estaba necesitado de dinero y de ovaciones así que al final hizo el paseíllo junto a dos figuras en una plaza de primera y ante ganado en teoría de primera.

Foto: ABC

Lo que parecía una gracia que aseguraba el 'no hay billetes' bien pudo transformarse en desgracia. La situación nos recordaba a la muerte de aquel espontáneo en Albacete ante la presencia de El Cordobés (recuerden aquí). En Valencia, el despropósito se saldó con la fractura de tres vértebras dorsales del pobre Soro cuando fue arrollado al entrar a matar.

Que la empresa quisiera llenarse el bolsillo a costa de una posible tragedia lo entendemos porque es su condición. Que dos figuras se prestasen a compartir cartel con un hombre en clara inferioridad física en una situación que, sobre el papel,  rozaba el desastre, no lo entenderemos nunca.

Foto: ABC

Al final, no hubo tragedia sino la demostración de que ese hombre sin facultades, pasado de kilos y desesperado era capaz de torear los mismos toros que nuestras queridas figuras ¡y no se nota la diferencia! Incluso exhibía más afición que ellas...

¿Qué pensarían Ponce y Manzanares en la barrera? Una humillación. ¿Qué pensaría el ganadero al ver que El Soro 'dominaba' sus fieros animales? Otra humillación. Pero a estos les da igual ocho que ochenta.

Todos han quedado con el culo al aire, con perdón. Menos la empresa y los taurinos 'sobrecogedores', que nos venderán la mula ciega de una tarde heroica de un gran torero.
 
Con la bandera en el platillo. Foto: El Mundo

Un crítico contemporizador como Zabala ha escrito en El Mundo una crónica demoledora de la que entresacamos estas frases sorprendentes para lo que suele ser la adocenada crítica taurina oficial:

Escribo desde la tristeza. La grotesca gloria de El Soro (re)aparecido es la más degradante derrota para el toreo y para el toro bravo que se haya presenciado jamás. ¡Y en una plaza de primera categoría! Un hombre tullido, hinchado como un globo, el rostro como Rocky en el último asalto, sostenido en un alza y en lucha permanente con su destrozada vida y su reconstruida rodilla, le pegó ayer pases a sus 52 años y tras dos décadas fuera de los ruedos al estereotipo de toro que los superdotados de la torería andante del siglo XXI exigen para sus hazañas. Nada más esperpéntico ni más macabro ni más grotesco.  

Y sigue (no parece un crítico de los actuales, tan domesticados):

¿Mérito del Soro? Todo y más. ¿Inconsciencia? Toda y no sólo suya. Aquí existe un tribunal veterinario para examinar los toros pero no uno médico para los toreros como existe en el boxeo. A Soro por suerte le salió un amigo de Juan Pedro Domecq y demostró que se pasa la sabiduría del maestro de Chiva y los abdominales de Manzanares por el forro de la taleguilla de su raza. 

El Soro ha puesto en marcha el reloj de la cuenta atrás para este espectáculo. Bueno, en marcha ya estaba desde hace tiempo. El Soro lo ha adelantado varias horas. O varios años.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

Foto: ABC

 

3 comentarios:

  1. La pena no es que el soro mate estos toros y la gente le ría la gracia. Es que llevamos muchos años viendo a gente mermada de facultades y de ganas toreando autenticos borregos y la gente no es que les ría la gracia sino que dicen que son las grandes figuras del toreo, los atesoradores del arte y la esencia de la tauromaquia.
    Ahí están el gran Curro Romero que dificilmente podía andar y al que le valen un toro de cada 100 que además de ser una moña tenian que matarlo en el caballo para que les abanicara la cara con su abanico de ganchillo. Rafael de paula del cual podemos decir más de lo mismo,El Pana al que lo único que lo libra de este esperpento son sus fantasticos brindis que le hacen mercedor de un asiento en la Real academia de la lengua Española, Morante de la Puebla hipnotizador de Minusvalidos y pícaro sinverguenza y sin facultades que sabe lo que va a hacer cada día antes de salir del hotel, etc
    Estos se llevan todas las alabanzas de los críticos y desvirtúan el arte del toreo además de acabar con media cabaña brava. Por lo menos el Soro le ha hechado dos cojones y además lo necesitaría para poder vivir, que no creo que le llevan el dinero al banco como a los otros sinverguenzas.
    Un saludo de Iñaki

    ResponderEliminar
  2. Gente mermada de ganas y de afición entre los diestros hay para dar y tomar sobre todo en la parte alta del escalafón, El Soro se lo demostró a la cara.
    Por otro lado, cuando oyes hablar al Soro ves que es una persona inteligente a pesar de los errores que haya podido cometer en su vida. Lo que hizo la otra tarde merece la crítica no de su inconsciencia sino de su temeridad. Y la temeridad es la perversión de la valentía, en su caso conducida por la desesperación.
    (Aparte de lo dicho, observo que los toreros 'artistas' no gozan demasiado de su predilección...)
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  3. :Pero la foto del derechazo, con mando y cargando la suerte, que has puesto en la crónica, no la tiene cualquier torero.

    ResponderEliminar