Follow by Email

viernes, 6 de marzo de 2015

LA ENCERRONA DE GREGORIO SÁNCHEZ EN MADRID:
"OPERADORA, PÓNGAME CON EL 765"
En tiempos de Franco los números de teléfono eran de tres cifras y había que solicitarlo a la operadora. Seguramente que al pedir comunicación con el 765 en junio de 1960 nos contestaría Gregorio Sánchez. El día 19 había matado en solitario seis toros de Barcial a beneficio del Montepío de Toreros.
Y es que El Ruedo tituló su crónica 7-6-5, refiriéndose a que había cortado 7 orejas a 6 toros en 5 cuartos de hora. Las malas lenguas dicen que fue tan rápido porque, como era madridista acérrimo, quería ver si el Madrid remontaba en Chamartín su eliminatoria de Copa contra el Athletic justo después de la corrida. Estos fueron los toros de Barcial que murieron aquella tarde:




En el Montepío no quedaba ni un duro y la corrida la habían de torear el ex presidente Antonio Bienvenida y Sánchez, que era el presidente vigente. Fermín Murillo quedó descartado por convalecer de una cogida.

Sánchez siempre se prestaba a los actos benéficos. El año anterior había toreado también la corrida del Montepío. En aquella ocasión cortó una oreja a 'Bolicho'.  En el cartel se anunció un toro de rejones para Pérez de Mendoza y seis que se repartieron Bienvenida, Sánchez y Antonio González, que confirmaba. Aquí tienen un momento de la faena.:


Aquel día asistió la plantilla del Real Madrid para ver a uno de sus máximos seguidores vestido de luces (y se tiró un espontáneo de Sádaba que resultó herido de bastante gravedad). El toro al que cortó la oreja también era de Barcial, como los de la corrida récord. Pesó 450 kilos. Véanlo en el campo:


El caso es que aquel 19 de junio que nos ocupa Bienvenida no pudo actuar por lesión y Sánchez se quedó solo en la encerrona contra los barciales, entonces propiedad de don Jesús Sánchez Cobaleda. Aquí vemos a las cuadrillas recibiendo el brindis del tercer toro al que cortó una de las siete orejas:
A la muerte de este tercero dio la vuelta al ruedo a hombros de los subalternos. Y a la muerte del cuarto le acompañó en la vuelta el mayoral. La corrida fue el mismo día que en Sevilla moría don Félix Moreno Ardanuy, propietario de lo de Saltillo. Dos días antes había muerto el escritor y crítico taurino 'Pepe Alegrías' -de los autores de quien uno ha aprendido más cosas de toros-. Vean a Gregorio Sánchez con la muleta esa tarde:
La crónica del ABC dijo el lunes: 'fue el tiempo justo, las faenas justas y los pases precisos para cada toro'. El titular era 'El triunfo de la honradez'. A eso añadamos que mató con eficacia, de ahí que la corrida no fuese más allá de una hora y veinte minutos. Decía en una entrevista que en toda su vida sólo escuchó un aviso en tres ocasiones (igual que Ponce...). Aquí lo tienen de novillero seis años antes en Madrid:
El balance final continúa siendo un récord en las encerronas con seis toros en Madrid: dos orejas al primero y al cuarto y una oreja al segundo, tercero y sexto. En el quinto, saludos desde el tercio. Como ven, se cansó de dar vueltas al ruedo. La última la dio ya a hombros de los aficionados, que lo sacaron en dirección a Manuel Becerra. Aquí lo tienen:
Pero el bueno de Gregorio, de quien era muy conocida como decíamos su labor caritativa, ordenó que se variase su marcha triunfal por Alcalá para dirigirse a hombros al Sanatorio de Toreros. No se llenó del todo las Ventas pero dicen que la recaudación alcanzó el millón de pesetas.
Días después cortaba en el mismo coso tres orejas a los alipios en la corrida de la Prensa saliendo a hombros esta vez ante Franco y, sobre todo, ante Marlene Dietrich, que ocupaba una barrera. La foto es de aquella tarde, ignoramos si el corderito se lo regaló la protagonista de 'El ángel azul':
Sánchez finalmente no fue al fútbol y él siempre negó que la celeridad en su actuación hubiese sido porque quería ir al Bernabéu. Y reconoció que era un trago muy duro matar seis toros en Madrid y que no tenía intención de repetir.
Los aficionados al fútbol se habrán quedado con la duda de si el Madrid remontó. No les dejaremos con ella: venía con un 3-1 en contra de San Mamés y ganó 8-1 aquella tarde. A las órdenes de Miguel Muñoz formaron: Domínguez, Marquitos, Santamaría, Miche, Vidal, Zárraga, Herrera, Del Sol, Di Stefano, Puskas y Gento.
Suponemos que Sánchez sí acudiría días después a la final y se llevaría un disgusto grande porque el Madrid perdió con el Atleti 3-1 (goles de Collar, Jones y Peiró). Pero a ver quién le quita lo bailado en Las Ventas. Esperemos que se lo quite Fandiño el próximo Domingo de Ramos en su encerrona madrileña que comentábamos aquí.
Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.


Hace referencia a la oreja cortada al de Barcial un año antes del récord

No hay comentarios:

Publicar un comentario