Follow by Email

lunes, 25 de mayo de 2015


FERIA DE VIC, 2015 (1): CEBADA GAGO
GAZAPONES LOS TOROS Y EL PRESIDENTE
Los cebadas estuvieron bien presentados pero salieron blandos, mansurrones y gazapones. Fueron alegres al caballo pero con peleas desiguales. En total, 13 entradas. Y tuvieron una alarmante tendencia a irse a tablas. Ojo con una ganadería donde los toros empiecen a buscar la madera en lugar de la pelea en los medios, esperemos que sólo haya sido un accidente. Fueron estos:




El presidente Pétriat también estuvo mansurrón y gazapón. No tuvo criterio a la hora de cambiar el tercio y otorgó una vuelta al ruedo al tercero por su cuenta. Nadie la pidió y encima el toro había ido sólo dos veces al caballo. Quizás Pétriat no sabe que esto es la que fuera antaño prestigiosa plaza de Vic-Fezénsac. El toro de la vuelta fue el tercero, este pavo:
'Ancianito', núm. 12, nacido en enero de 2010, premiado con la vuelta al ruedo

ESCRIBANO. Su primero ya blandeaba de salida, como pasó con todos. Ante un torete de mantequilla sólo tuvo valor un par al quiebro y al violín por dentro. Traserísima caída. Este fue otro par a su segundo:


En este castaño salpicado salió predispuesto con dos largas en tablas y empezando también la faena de rodillas. Pero enseguida lo vimos como ofuscado, sin claridad de ideas. No pudo, o no supo, corregir el incómodo gazapeo del toro. Entera desprendida sin puntilla. Estuvo gris. Un pase en redondo a su primero:

Pero desde aquí siempre elogiaremos lo que hizo matando victorinos y miuras en una semana. A ver quién lo iguala. Y yéndose a portagayola. Su valor es quizá el más notable del escalafón hoy en día. Dejó esta bonita media verónica:


PÉREZ MOTA. Mal en su primero por despreciar el primer tercio. Al día siguiente lo abordamos para preguntarle al respecto y nos dijo que era imposible poner al toro en suerte. Es verdad que hacía hilo pero en Vic y en Céret el público tiene toda la paciencia del mundo porque desean ver las varas en condiciones. Tienen su versión y la nuestra, juzguen ustedes.

Tras el segundo puyazo, el presidente, que es muy malo, no sé si lo habíamos dicho, cambió el tercio ante gritos unánimes de '¡NO, NO!' del respetable. El toro era gazapón y revoltoso y Mota lo brindó entre pitos aislados. Le preguntamos también la razón y nos dijo que era por agradecimiento a lo del año pasado en esta plaza -aceptamos esta explicación-. El toro le obligó a hacer varios kilómetros andando para atrás y al final, esta pescuecera contraria y cinco descabellos (tras el tercero, el toro le golpeó con el pitón en la taleguilla pero nos confirmó que no tenía herida). Muy bien el diestro sin hacer el saltimbanqui a la hora de clavar:


Su segundo fue el que mejor peleó en el caballo, recargando con poder. Creo que era Vallejo quien lo picó bien. Mota le fue arrancando pases sin emoción de perfil pero la emoción la puso el toro porque, ante la falta de ilación, se fue enterando y acabó golpeándole en la mejilla con un pitón.


Pero hubo una tanda en que Mota se embraguetó, echó la pierna adelante y el toro se acobardó. Le comenté que por qué no siguió por ese camino y me dijo que el toro era desrazado y que hubiese seguido defendiéndose. Vuelven a tener ustedes las dos versiones para juzgar. Saludó tras rinconera sin puntilla.

DUFAU. Su primero fue tan alegre al caballo en dos puyazos que todos queríamos verlo arrancarse desde la otra punta del ruedo pero Dufau quería su triunfo y pidió el cambio. El problema fue que el nefasto presidente lo concedió ante la ira del público.

Hizo este inicio valiente por pases cambiados:


Dio distancia al toro y lo toreo muy relajado:



Pero sólo hubo una tanda por el izquierdo y muy embarullada. Trasera desprendida con derrame y oreja:


El caprichoso presidente otorgó a 'Ancianito' los honores de la vuelta al ruedo porque le dio por ahí:


En su segundo, como el presidente no tenía prisa por cenar obligó a una tercera vara cuando Dufau volvía a pedir el cambio ¿Ustedes lo entienden? El toro iba rebrincado y era difícil de dominar. Ahí quisiéramos ver las muñecas poderosas de Perera o El Juli. Dufau no pudo con él y el toro se hizo el amo. No se lo reprocharemos porque el año pasado toreó nueve corridas.

Muerte de 'Ancianito'

Si la plaza de Vic-Fezénsac quiere hundirse definitivamente en la vulgaridad, nada mejor que presidentes como Nicolás Pétriat. Es ideal para colaborar en el deterioro del primer tercio e imponer el torerismo de pacotilla. Ojalá no vuelva más por aquí.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

'Vocero', el primer cebada, en el peto









No hay comentarios:

Publicar un comentario