Follow by Email

lunes, 14 de marzo de 2016

FERIA DE VALENCIA, 2016 (3): RAFAELILLO, AS DE ESPADAS

Ya sé que nos arriesgamos bastante al utilizar el calificativo con que nos referimos habitualmente nada menos que a Rafael Ortega. Pero es que últimamente estamos viendo a Rafaelillo impartir lecciones a la hora de matar (y, cuando lo comparas con sus compañeros de terna, aún parece mejor).

Fenomenal estocada a su primero aquí, sin echar el brazo por delante, yendo por derecho, dejándose ver, sin celeridades ridículas y saliendo por el costillar. A nuestro gusto, perfecto (veanlo en este vídeo en el 0'18'').



Y excelente también a su segundo en el 4'12'':


Con los pies en el suelo:


En esa faena a su segundo abusa del zapatillazo pero estamos seguros de que en la plaza tuvo que seguirse con emoción.

De los toros no les podemos hablar porque con cinco minutos de vídeo no se puede valorar la gran exigencia que pedimos a ganaderías como esta.

Hemos leído alabanzas a las verónicas de Escribano que no compartimos. Se va saliendo para afuera pero no echa la pierna adelante sino que compone la figura y echa atrás la pierna de entrada manteniendo fija la de salida. Se ve claro a partir del 0'23'' y, sobre todo, en su segundo en el 4'27''. La imagen congelada engaña. Por cierto, con ese capote salen dos de Curro.


Es actualmente el torero con más valor y sus idas a porta gayola lo demuestran (en alguna ha tragado litros de saliva y eso se lo reconoceremos siempre porque es el momento de mayor peligro para un torero en la plaza). Pero con la muleta, vulgaridades al uso echándose el toro afuera en cada remate (ni más ni menos que nuestras queridas figuras, por supuesto):


A su primero le perpetra una estocada ventajista traserísima y caída y, a su segundo, otra aún peor (en el 5'02'').


Ureña sigue sin saber coger el capote, alguien debería orientarlo y obligarlo a que lo cogiese de los límites de la esclavina para acostumbrarse a cerrar los brazos.


Y también sigue con su ventaja de tirar la muleta al entrar a matar. Ojo que no es un error: decimos 'tirar' la muleta y no 'perder' la muleta. Se ha puesto de moda como vimos en el pasado san Isidro y Ureña en eso es catedrático. Ahí lo tienen, con el brazo por encima de la cabeza:


Y la muleta la suelta alevosamente para aliviarse ¡en los dos toros! Nosotros jamás concederíamos trofeo a un torero que utilizase este ardid:


Por lo demás, se ubica al hilo del pitón y acaba arrollado por confiarse con el pastueño tercero.


El toro es tan de dulce que Ureña no da importancia a que sea revoltoso. Se confía y el toro primero lo voltea con fea caída golpeándose el cuello y después le perdona la vida porque le podría haber pegado una cornada en el pecho mortal de necesidad. Ha tenido mucha suerte.


¿Por qué insiste en torear descalzo? Queda fatal. Es una costumbre que sólo debería emplearse en casos extremos de piso embarrado. Ureña, a la mínima, deja las zapatillas. No nos gusta nada.

En fin, no nos hagan mucho caso, estamos cargados de manías, ya lo ven.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

16 comentarios:

  1. No hay fotos de los toros como las que toma Rafa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No porque no estuve presente. Como no vivimos de esto tenemos que trabajar...

      Eliminar
  2. A pesar de que los toros andaban un poco justos de fuerza y la suerte de caras brilló por su ausencia. Los toreros pusieron toda la carne en el asador y fue una corrida entretenida.Escribano es un torero , que por lo menos empieza a coger temple y gusto con el Capote, espero que también más pronto que tarde lo haga también con la muleta.Ureña, por lo menos torea con mucha verdad con la mano izquierda. Y Rafaelillo es un gladiador que pone todo el corazón delante del toro, que da una emoción a la lidia, que te tiene siempre pendiente y en un suspiro. La manifestación un éxito considerable. Hubo más de 20000 personas, sólo hay que sumar la gente que lleno la plaza por la mañana en los recortes con los que fuimos por la tarde a la corrida. Por mi parte dar las gracias a la Asociación de banderilleros y picadores por poner autobuses desde Madrid a coste cero.Y particularmente a Carlos Hombrados. Fue un día precioso y muy emocionante, Que me hizo sentirme de nuevo aficionado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confirmas lo que dice Joan más abajo de los toros. Y si comentas que la suerte de varas fue inexistente concluiremos que lo de Adolfo sigue en caída libre. Pero como es lo que ha escogido su propietario, no hay más que hablar.
      Es verdad lo de Rafaelillo, yo he pasado con él momentos de gran emoción. Y dado que actualmente el toreo de verdad es prácticamente inexistente, esos instantes emocionantes ante toros difíciles son una de las razones para seguir confiando en este espectáculo.

      Eliminar
  3. Rafa, algunas cosas las comparto y otras no.

    Sobre tu tocayo Rafaelillo. Todo mi respeto para él, y sólo con ánimo de crítica constructiva, creo que su toreo es excesivamente efectista (tribunero) abusa del pisotón, entra y sale de la serie en cada muletazo, ausencia de quietud (siempre de puntillas y en movimiento) y mucha coba. A su segundo lo martirizó echándole la muleta a las pezuñas (eso no es someter). Bien en el volapié, aunque para mi (no soy un experto y te agradezco Rafa el ser tan didáctico en la explicación de las estocadas) tal vez "cuartee" demasiado.

    Sobre Ureña. Todo lo contrario, no descarga la suerte (la pierna nunca atrás), da el pecho y trata de colocarse cruzado, echar los vuelos con la planta asentada y torear en semicírculo (para adentro). Sin movimientos violentos hacia fuera. Y no vendiendo nada más que su toreo.

    A Escribano no hay por donde cogerlo.

    Lo de Adolfo, muy bajito de casta y de fuerzas, además de hechuras extrañas. A Adolfo parece que se le ha descafeinado el cruce que hace tres o cuatro años milagrosamente le funcionó. Es muy pronto (marzo) y él achaca el mal juego de sus toros a que no ha movido la corrida para no perjudicarla en la báscula. Pero, el petardo del otro día no es algo puntual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre Adolfo: no puedo hablar porque no vi la corrida y a través del resumen no se puede juzgar. He visto algunas loas y ahora leo lo que pones del petardo. Me decanto por creerte a ti.

      Sobre Rafaelillo: de acuerdo en el pisotón y la falta de quietud. Quizás venga debido a que los toros que ha tenido que matar en su carrera no le dejaban estar muy quieto. Discrepo en lo del cuarteo. Si él cuartea, lo de Ureña y tantos otros incluido Manzanares es matar a paso de banderillas.

      Puedo compartir que Ureña no practica un destoreo exagerado y desde aquí alabamos aquella tanda a pies juntos en otoño. Pero no puedo soportar su forma de matar, es un completo desastre.

      Y Escribano tiene valor a prueba de bombas. Cuando va a porta gayola o pone algun par por dentro se la juega de verdad. Y eso, para mí, tiene mucho mérito y pasa por delante de otras cosas.

      Eliminar
  4. Buenas tardes Rafa. Yo algo estoy aprendiendo aqui, por que si que me fije en como mataba Rafaelillo a sus toros. A mi me parece Ureña mas fino que Rafaelillo, y los toros de Adolfo ,,,,,!!!buffff!!! Pero voy aprendiendo Rafa ostia, que ya es algo.
    Un saludo
    Kaparra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, a Rafaelillo se le puede poner cualquier calificativo menos fino. Veo que Joan y tú sois un poco 'ureñistas'. Yo lo he visto muchas veces como ido, como desganado. A mí no me ha demostrado gran cosa hasta ahora e, insisto, a la hora de matar me parece que es de los que peor realiza la suerte ¡que ya es decir!

      A Rafaelillo lo alabamos como se merecía este verano porque en Bilbao dio una estocada de antología. Ver en el archivo el mes de agosto.

      Lo de los adolfos es como lo de los victorinos en manos del hijo: a los aficionados a toros nos produce cierta pena ver esos toros comportarse tan pastueñamente. Pero sus criadores son listos, es su negocio y ven que los tiros para ganar dinero van por ahí.Obsérvese cómo las figuras se van apuntando poco a poco a los adolfos.

      Saludos (y lo de aprender, en nuestro modesto blog aprendemos entre todos).

      Eliminar
    2. Sobre lo bien que mata Rafaelillo, mejor ir a etiquetas y clicar en su nombre, allá encontrarán varias referencias al respecto. Y también verán un recuerdo de lo mal que mata Ureña con imágenes de la pasada Feria de Otoño.

      Eliminar
  5. Para los "ureñistas" recomiendo que vean torear a Pérez Mota. Eso es cargar la suerte, lo de Ureña un espejismo.
    "Carriquiri"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo aunque, lógicamente, tampoco Pérez Mota es un prodigio de finura. De momento, está anunciado con los miuras en Madrid.

      Eliminar
    2. Y se suele dejar la pierna atrás...

      Eliminar
  6. Yo las cinco tardes que le he visto no he apreciado que dejase la pierna atrás en ningún momento pero bueno, habré tenido suerte...
    "Carriquiri"

    ResponderEliminar
  7. Rafa Uñerista, buenas tardes. Haber si heres tan amable, y me puedes esplicar: ¿ Que es eso del cuarteo?? Lo he oido en banderillas, y Yoan para matar. No lo pillo jambo. Haber si puedes.
    Un saludo.
    Kaparra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuartear es aproximarse al toro describiendo un semicírculo. En banderillas es lógico pero en la estocada es vergonzoso (como El Soro el otro día)

      Eliminar
  8. Gracias Rafa.
    Kaparra

    ResponderEliminar