Follow by Email

sábado, 31 de marzo de 2018

A VUELTAS CON VICTORINO MARTÍN...GARCÍA

Ya habrán visto la polémica que tuvimos en los comentarios a la entrada anterior sobre los victorinos del Domingo de Ramos en Madrid. No hay duda de que las dos ganaderías que más juego dan por internet son siempre la de Victorino y la de Miura.

¿Por qué nos lamentamos los que vimos antaño los victorinos del padre cuando vemos hogaño los victorinos del hijo? No se crean que vamos a descubrir la sopa de ajo en este comentario. Todo lo que leerán lo saben de sobra. En nuestra opinión, las razones de que el hijo de Victorino haya optado por una línea diferente de la del padre son dos y una está relacionada con esta foto:



Antes de ir con ellas, dejemos sentado que Victorino hijo no sólo es una de las personas que más sabe de toros en el mundo sino también un verdadero enamorado de este animal y del mundo que le rodea. No en vano, ha sido de todo: becerrista, novillero, veterinario, empresario, apoderado, comentarista televisivo, directivo de la UCTL y ganadero. Sólo le falta haber sido rejoneador, aunque vaya usted a saber. En el trato siempre es impecable, mostrando muy buena educación y disponibilidad con todo el mundo, cosa que en otros brilla por su ausencia.



Sin embargo, no tiene duda que está cada vez más en la onda de la tauromaquia posmoderna. Vaya por delante que nosotros no hemos visto la libreta de los tentaderos de Victorino. Él utiliza la hoja que propone la Unión, ahí la tiene en un tentadero:



Como en la foto no se ve bien, lo que se valora es esto de abajo:



Es curioso que en el segundo ítem pone 'toreabilidad' para definir  el 'ansia del animal de coger aquello que se mueve', lo que toda la vida ha sido la 'codicia'. Y, ya que estamos, fíjense en cómo define la 'fiereza' en el tercer ítem, porque es exactamente lo que no vimos en los victorinos del Domingo de Ramos en Madrid: 'carácter que da emoción al espectador, embestir con empuje y fuerza (...) conservar la potencia física a lo largo de la lidia con la simple disminución que causa la suerte de varas, la pérdida de sangre y el esfuerzo continuado'

Cuando lo entrevistan o cuando publica su valoración de los festejos que lidia, Victorino cada vez usa con más frecuencia palabras como 'clase', 'calidad' o 'ritmo' al referirse a sus toros. Estamos absolutamente seguros de que su padre hubiera abominado de esos términos en los años setenta. Los tiempos han cambiado, sí, pero nosotros creemos que lo que decía el paleto en aquella época sigue yendo a misa si se quiere mantener la seriedad de la corrida.



Decía el abuelo que 'el toro se cae por falta de casta'. Estamos totalmente de acuerdo. Por eso, no nos entra en la cabeza que el hijo diga que en la corrida de Madrid salieron 'toros muy encastados' cuando se fueron al suelo en veinticinco ocasiones. Eso no puede ser, es lo que diría su padre y lo que mantenemos nosotros. 

Por supuesto que su padre, gran experto en publicidad, arrimaba el ascua a su sardina ya que cuando le salían alimañas jamás se caían, eso iba con su condición. Los ganaderos comerciales le discutían que sólo se caía el toro que se entregaba. Pero él, dale que te pego: 'Si se cae el toro, se cae la fiesta', otra de sus divisas irrenunciables (hasta que han renunciado a ella los herederos en la portada de su web, donde campeó desde su fundación). De su insistencia en este aspecto estaban hasta el gorro los ganaderos a quienes se les caían los toros en los setenta y los ochenta (y que ahora ya no se les caen como entonces, todo sea dicho).



El padre tuvo tres grandes valedores que lo encumbraron: Navalón fuera del ruedo y Andrés Vázquez y Ruiz Miguel, por este orden, sobre el albero. El hijo hace ya años que vio que los tiempos han cambiado porque, como él mismo afirmó hace un año en Sevilla:

"Si siempre salieran seis 'Platinos' acabaríamos con el escalafón"

¿Cuáles son las dos razones por las cuales Victorino hijo se ha apartado de la senda que marcó su padre? La línea de su padre, empezando por que no se cayera el toro, era ésta, recordemos:

"Busco toros bravos, no fieros, que tengan la raza suficiente para aguantar los puyazos reglamentarios de largo; que el toro tome las tres varas de largo y con absoluta nobleza,  que se duerma en el peto y que después obedezca la muleta por derecho". 

Esta foto corresponde a una conferencia suya en Cuenca en 1986:



Allí dijo esto:

 “Al toro le falta hoy fiereza y emoción; no transmite, y ello es culpa de los ganaderos; el toro de hoy es más bonito, es como una carrocería preciosa pero sin motor. Los toreros y ganaderos damos poco a cambio de lo que ustedes pagan”.

La primera razón por la que los victorinos han cambiado es que el hijo ha sido torero. Ya saben lo que dijo el duque de Veragua a 'Cúchares' cuando quiso meterse a ganadero: '¿desde cuándo hacen las guitarras los que las tocan?' Así, a vuelapluma, ¿cuántos toreros metidos a ganaderos han optado por el toro con temperamento? Estos dos de abajo. El primero, un león, el segundo, el del 'cartuchito de pescado'.



El león es Diego Puerta, a quien vemos tentando una de sus vacas en 1966, tres años después de haber comprado a Juan Pedro Domecq padre lo que venía más puro del Conde de la Corte. 

El del cartuchito es Pepe Luis Vázquez. Compró guardiolasotos y los mezcló con santacolomas. 



Los toreros huían de esa mezcla, que era goma-2. Decía Pepe Luis que ser ganadero era una ruina 'pero es la ruina más bonita del mundo'.

Normalmente los toreros metidos a ganaderos no gustan del toro que moleste. Otra excepción podría ser Fuentes Bejarano cuando aconsejaba en la casa de Guardiola. Lo habitual es todo lo contrario. Vean, si no, el documental de Paisaje Herrado en la ganadería de Osborne donde se ve cómo Galloso pone por las nubes en el tentadero una vaca totalmente 'posmoderna' que aprueban sin dudar.

Victorino hijo informa en su web de que toreó por primera vez con público en Galapagar, cuando tenía trece años. Dejó la afición para estudiar y luego estuvo tres años 'haciendo la mili' en novilladas sin picadores por la sierra de Madrid, el sur de Francia y el norte de España. Imagínense cómo las debió de pasar más de un día durante ese via crucis. Luego estaría un año de novillero con picadores, desde su debut en Nimes hasta su despedida en Calahorra en 1984.



Quizás por eso a la hija le va más el picante que al padre, esto es lo que suele decir:

"A mi padre le gustan los animales más redondos y más completos en líneas generales. A mí me gustan con más picante, que pidan toreros que les puedan". 





Victorino sigue poniéndose delante de sus vacas en los tentaderos y téngase en cuenta que es de las ya pocas ganaderías que continúan tentando de utreras y en puntas:



Lógicamente, él nos lleva la contraria, como no podía ser menos:

''Al que tiene mentalidad de torero le gusta un toro para ponerse delante de él pero yo soy ganadero antes que nada; yo busco el toro que cuando seas capaz de cruzar la línea, la gente se emocione y te lo reconozca''

Si esta primera razón no les vale porque ustedes hacen más caso a lo que dice el propio Victorino, vamos con la otra. La segunda es que él es tan listo como su padre...o más. Su padre vio lo que hacía falta en un momento en que la fiesta languidecía con unos toros que se caían y un toreo encimista. El hijo ha optado por otro tipo de animal porque ve que el futuro de este espectáculo va de la mano del toro colaborador que permita cien pases para amortizar la entrada.

El caballo no interesa, es un trámite. La prueba la vemos en los llenos que hay en las ferias cuando se anuncian las figuras con estos planteamientos posmodernos y lo que ocurre cuando se intenta algo medianamente serio. Recuerden las pobres entradas en Las Ventas que comentábamos aquí el año pasado ¿Ustedes creen que se pasaría de media entrada en Madrid anunciando los carteles de la próxima feria de Céret? Ya conocen nuestra teoría de que en Madrid no hay afición a toros, al menos en cantidad.



Las corridas las mantiene el público de aluvión, no cuatro aficionados chapados a la antigua como los que pululan por blogs como éste. Y eso de que el público se aburre viendo la misma faena al mismo toro todos los días no es verdad. Ese público de aluvión sale encantado con el triunfalismo imperante. Luego lee los comentarios de los críticos que viven del mundillo alabando lo que acaba de ver y queda convencido de que ha sido lo más grande.

Victorino hijo ha hecho su elección y ha elegido bien, mal que nos pese a algunos. Él se juega su dinero y ve que los tiros van irremisiblemente por ahí. No obstante, Luis Francisco Esplá, que mató ciento veintidós toros de esta ganadería, alerta al respecto:

"El toro es más previsible que nunca, aunque es más bravo y está mejor seleccionado. Cuestiona menos la creación del artista y el toro debe cuestionar la creación del torero constantemente. Debe resistirse con menos docilidad de lo que lo hace ahora o, por lo menos, debe disimularlo más"


Cañabate iba en la misma línea que Esplá y que nosotros en esta crónica del 10 de septiembre de 1968 que tituló 'Los toros no comerciales':



Y decía esto porque aquella tarde de hace cincuenta años había sido diferente. Los tres diestros, Juan Antonio Romero, José Luis Barrero y Flórez Blázquez se las vieron con toros nada comerciales de Victorino Martín, antes Albaserrada, como se anunciaron. Flórez Blázquez resultó herido por este tercero, de nombre 'Limpiador', de 545 kilos: 



Se llevó una cornada de veinte centímetros:


Aquella corrida de toros no comerciales que alababa Cañabate fue contra corriente en su día. A nosotros nos gustaría que Victorino hijo remase también contra corriente. Nos gustaría ir a una corrida suya y que fuese totalmente diferente a lo que hemos visto en Vistalegre y en Las Ventas. Nos referimos a que no se caiga, que tenga poder, que empuje en el caballo arrancándose de largo y que luego embista con casta y no al paso en la muleta. No pedimos nada que no hayamos visto antes en esta ganadería.

Ojalá pudiéramos repetir lo que decía Cañabate ese día al final de aquella corrida:



Esto decía también 'El Ruedo':



Volvemos con Esplá, de quien recordarán que hablábamos aquí. Él siempre comenta que el toro de Domecq es el que mejor ha aguantado esos cien kilos de más que se le han puesto a este animal. Pero, además:

"El toro de Domecq da lo que el público quiere: regularidad. Esto a lo mejor nos lleva a un callejón sin salida pero es lo que levanta a la gente de los asientos, es lo que ha hecho dominante a Domecq"

Bueno, eso y que, cuando sale bueno, no plantea mayores problemas al diestro. Le permite 'sentirse' y 'expresar lo que lleva dentro', todas esas cursilerías del toreo posmoderno que provocan que puedas cantar un fandango con el toro delante (recuerden aquí). Esa regularidad de que habla Esplá hace que pocas veces salga el domecq que pida el carnet. Como se rompa esa regularidad en alguna ganadería de Domecq, pasa ipso facto a la lista negra de los toreros.

Pero con Victorino hijo tenemos un problema que hace que no nos terminemos de entender con él. Sucede que nos cuenta una película sobre el comportamiento de sus toros muy diferente de la que nosotros mismos hemos visto en la plaza. 


De la corrida de Vistalegre dijo que 'hemos presentado una corrida encastada, empleándose en los caballos, exigente y variada'. Ya leyeron nuestro comentario aquí donde les hacíamos hincapié en que de las ocho varas que tomaron los seis toros, se les levantó el palo en siete.

Y de la de Las Ventas aseguró que 'hemos llevado toros muy encastados; el tercero de la tarde ha sido un gran toro, con su transmisión, fijeza y bravura'Lo de la fijeza no se lo discutimos pero ya vieron en la entrada anterior que el comportamiento de este 'Mucamo' en el caballo fue de mansurrón total y su transmisión fue escasa porque embistió al paso mientras a duras penas se mantenía en pie.  



No nos entendemos con Victorino Martín García. Quizá nos entenderíamos más con Victorino Martín...Andrés.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.


16 comentarios:

  1. Gran articulo rafa como siempre.
    Decia el gallo q hay dos tipos de toros, los q pueden y los q no pueden, algo parecido dijo con los miuras, un dia dijo q no le daban asco, q si salia el bueno lo toreaba y si salia el malo pues...
    En fin, con los ganaderos pasa algo similar, hay quienes quieren q triunfen los toreros y supeditan su triunfo al de los de la montera y otros q les importa unicamente q triunfen sus toros y los toreros alli se apañen y hagan lo q puedan.
    Esta unltima forma de ver la ganaderia es la q a mi me interesa, los ganaderos q buscan q sus toros triunfen independientemente de lo q el torero haga. Lo q yo denomino q el toro debe honrar la divisa y no al torero.
    Creo q victorino esta en q sis toros hagan triunfar a los toreros y eso se hace.... ya sabemos que es lo q hay q elegir y que es lo q hay q matar. Pues como decia don celestino, la ganaderia con el matadero.
    En definitiva, solo espero q el bueno de garcia reflexione sobre el comportamiento de sus toros, sibre su peligro, sobre la sequedaz y dureza q han perdido y tambien sobre el tipo, si sobre el tipo de sus toros porque el toro bajito de manos, muy rematado y musculado, muy cilindrico, muy poco silleto, con un cuello desproporcionado... en fin.
    Pero bien, el pone su dinero, asi q haga lo q quiera. Pero ojala, leyese todas las criticas de estos ultimos dias para q reflexionase y echase menos fijeja, mas galope y mayor brusquedaz en el caballo, en definitiva un toro bien distinto del de chafick.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cree usted que queda algún ganadero que busque el honor de la divisa antes que el triunfo del torero? Si los hay, puede que se cuenten con los dedos de una mano y sobre alguno.

      Eso de que Victorino reflexione lo veo difícil. Por ahí se habla de las corridas que ha echado este año como de juego variado, con toros nobles, otros complicados, desiguales de hechuras, interesantes, con movilidad, con humillación... Si usamos una lupa podremos encontrar en algún sitio que tuvieron 'poco poder' o que alguno estaba 'sin fuerzas'.

      Igual se nos ha pasado por alto pero es curioso que en ningún sitio de los 'comerciales' hemos leído que los toros fueran 'encastados'. Llama la atención que para Victorino sí lo fueron, por eso veo difícil su reflexión al hilo de los últimos párrafos de la entrada.

      Oiga, como usted es de los que tampoco da puntada sin hilo, eso de que sean toros 'distintos de los de Chafick' ¿va con segundas o es simplemente por lo de los victorinos mexicanos?

      Saludos.

      Eliminar
    2. No iba con segundas, pero obviamente se de q va el tema.
      Con respecto al honor de la divisa... los ganaderos de festejos populares o corridas a vida mantienen estos principios aunque dos problemas noto, una los bodegueros se apuntan a recortes hay presiones por lo sencillo.
      Doña lola fue la ultima q hablo de honor de sus toros, de honrrar la divisa.

      Eliminar
  2. No pierdas el tiempo con Victorino hijo. Lo suyo es de una vulgaridad supina, que solo camina hacia el descaste y la blandenguería. Ni éste ni su primo, van a hacer otra cosa que no sea, la de ir cada vez más hacia el borrego. No vas a ver un toro bravo de esas dos ganaderías ya en la vida. Y mira que lo tenían fácil los dos. Toro que se coma la muleta o toro que se coma al torero.El toro noblón que embiste a la mejicana ya está inventado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, ya sé que no vamos a cambiar nada en casa de Victorino en la línea que nos gustaría pero por lo menos estamos entretenidos comentando la jugada. O, por lo menos, eso es lo que pretendemos, sin ninguna otra aspiración.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Hola.
    Hace dos años, junto a unos amigos, estuve en Bilbao viendo la corrida de Victorino Martin. Quedé francamente decepcionado por la presentación impropia de esa plaza y el juego de los toros: Este es el toro de Bilbao? nos preguntamos.
    Más sorprendido quedé de que el ganadero estuviese sentado tan tranquilo en el tendido viendo lo que todo el público vio.
    En resumen, uno menos. No vuelvo a una corrida de Victorino.
    Un cordial saludo para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo muy parecido a lo que usted cuenta me pasó en la corrida que inauguró nuestro blog hace ahora cinco años. Y cerca de mí estaba Victorino también como si tal cosa cuando en aquel desafío salió clarísimamente derrotado. Tampoco es cuestión de que se eche a llorar pero pensé algo parecido a lo que comenta usted. Puede recordarlo aquí:

      http://toreoenredhondo.blogspot.com.es/2013/03/feria-de-castellon-desafio-ganadero-por.html

      Fue el día del glorificado 'Comino', un buen toro en la muleta pero que en el caballo fue menos que discreto. Lo que pasa es que con el paso del tiempo su recuerdo se ha agigantado.

      Saludos.

      Eliminar
  4. De toros puede que sea sapientísimo, pero como la hija no lo siente pronto a tomar sopitas y retome la senda del abuelo va a demostrar que como ganaduros es un desastre en la mercadotecnia:
    "Vamoavé", a lo que él está llevando la ganadería es como si yo heredo de mi padre la mejor sastrería de la zona de Serrano, con clientela fija, solvente y que me desborda y a mi me da por poner una tienda de trapitos tipo Zara ¡de esas tiendas ya hay a porrillo por allí y por todos sitios!
    Si eres el que más dinero ganaba y gana de los que crían el Toro, el aficionado te sigue, llenando las plazas en las que se anuncia tu hierro, cosa que no sucede con el resto de ases de la baraja.. a qué viene buscar un producto que va a ser idéntico al de otras 500 tiendas de franquicia, cuando ya vendías a buen precio y sin problemas algo que casi nadie tiene y que a ti te compran a mejor precio que a los otros?
    Y al padre también iba a verle mucho público, no sólo aficionados, porque era paleto, pero sabía más que Briján y vendía su producto raro y exclusivo como nadie.
    De momento va bien encaminado en parecerse a los juanperrodomé: está empezando a no llenar plazas sólo con anunciarse y muchos de sus toros piden poca sangre, poca leña y "llevarlos cuidados, a ver si así duran algo más en la muleta".. como mi paisano dice casi cada tarde en el plus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien vista la comparación con Zara. Lo que dice me ha recordado a lo que comenté por aquí hace casi cinco años con motivo de la encerrona fallida de Talavante con los victorinos en Madrid. Mi conclusión era muy parecida a lo que usted dice:

      "Espero que los dos Victorinos entiendan que no pueden ir contra el poder establecido y que la mejor opción es quitar un poco de agua al vino y elevar su graduación para que, por lo menos, no haya que tratarlos en el caballo como toros de Domecq y de los peores. Total, pueden permitirse ese lujo: ¡tienen todas las corridas vendidas de un año para otro!"

      Puede recordar la entrada aquí:

      http://toreoenredhondo.blogspot.com.es/2013/05/golpe-de-estado-fallido-de-victorino.html

      Saludos.

      Eliminar
    2. Creo que el problema podría estar en los toreros. Ese toro que a todos nosotros nos encanta no hay toreros que lo quieran (puedan) matar hoy en día, dentro del nivel de toreros en el que creo que García se quiere mantener, que es un nivel intermedio entre las figuras y los toreros de más abajo. Creo que García no quiere ver anunciados sus toros con esos toreros, con los que suelen por ejemplo matar la de Moreno Silva en Madrid (Sánchez Vara, Venegas, etc.). Podría seguir criando su toro-toro, pero entonces tendría que ver que se lo matan toreros de tercera fila (a los que yo admiro, ojo) y ellos no quieren descender de ese nivel (Cid, Ferrera, etc.) porque otra consecuencia sería por ejemplo que dejarían de entrar en Sevilla.
      Y acerca del dinero creo que Victorino ya no gana tanto con sus toros. En resumidas cuentas: sus toros ya no valen tanto. Tengo una suposición que desde luego no puedo probar pero que la dejo ahí: creo que durante el bache que pasó la ganadería entre el 2009 y el 2011 los empresarios le tuvieron que bajar el precio a los toros de Victorino. Dio malos resultados en esos años y no me extrañaría que los empresarios hubieran aprovechado para apretarle y bajar los precios. Da la casualidad de que desde entonces García ha ido lidiando cada vez menos cinqueños (habría que calcularlo pero creo que al menos el 90% de los toros que lidia actualmente son cuatreños) y creo que tiene que ver con la posible rebaja en el precio de sus toros. Pudo tener que asumir una bajada en el precio y para mantener la rentabilidad que extraía de cada toro/corrida pues lo que hizo fue empezar a enviar cuatreños. Y todos (empresarios y él) contentos: unos pagando menos y el otro ganando lo mismo. Porque no hay que olvidar que García ha insistido mucho en que él quiere «vivir» de la ganadería. Para él no es una afición como para los Cuadri. Y esto hace que la rentabilidad haya de conjugarse con otros factores más «románticos». Como además García quiere cada vez más un toro que se preste al torero, pues eso le venía bien ya que sus cuatreños son obviamente más ingenuos que los cinqueños y generan menos problemas.
      Es una suposición, lo asumo, pero no me extrañaría en absoluto. ¿A vosotros qué os parece?

      Nicky Santoro

      Eliminar
    3. Lo del nivel 'intermedio' de toreros es como usted dice. No hay más que repasar los toreros que han triunfado con sus toros. Cuando hubo un momento de impasse y la cosa no iba, salió El Cid y 'salvó' a Victorino. Está claro que las figuras nunca se apuntarán y que los de más abajo no le interesan. Aunque si sigue esta deriva camino de imitar a la de su tío es posible que sí se le apunten las figuras.

      Lo del dinero parece una buena teoría pero no puedo aclararle nada al respecto. Me sorprendería pensar que rebajó honorarios ya que las plazas se llenaban con el reclamo de sus toros y no tanto de los toreros...no lo sé. Lo que usted comenta está bien pensado pero ya veremos este año los cinqueños que lidia porque creo que serán más de los que usted sospecha. Al tiempo.

      Saludos.

      Eliminar
  5. cuatro aficionados chapados a la antigua como los que pululan por blogs como éste......De eso nada!! Somos más de cuatro y cada vez mas los que pululan este blog en concreto ah y gente joven que cada día aprende....lo que ocurre con "García" en concreto, y más leyendo comentarios de gente que ha conocido los toros del padre, cosa que yo por desgracia no,es que viendo los últimos resultados de los "garcias" no es de extrañar que a partir de ahora se le pase ni una....y en Francia ya los tienen comerciales y con ventaja sobre nosotros....
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es usted más optimista que yo... No obstante me acaba de dar una idea: buscaré un toro de Victorino que recordó mucho a los del padre en la época en que Ruiz Miguel se fajaba con ellos. Se llamó 'Mecenas', negro y cornipaso. Ureña tiene muy mal recuerdo de él.

      Analizaremos aquí la faena con unas imágenes y enlazaremos con el vídeo ¿Qué le parece? Así los más jóvenes verán clara la diferencia con lo que vimos el Domingo de Ramos.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Pues me parece una idea fenomenal!! Estaremos atentos.
      Un saludo!

      Eliminar
  6. Cuenta D. Victorino Martin Andrés que:
    "...En el otoño de 1971 decidimos tentar machos para sacar simiente y nos encontramos con "Morenito".
    Se toreó de utrero en la placita de "Los Lavajos" y los tentadores fueron Raimundo a caballo, y a pie, Andrés Vázquez, con la ayuda del critico Alfonso Navalón, que era muy aficionado a torear en el campo y además lo hacia bastante bien.
    Estaba marcado con el numero 128 y era de la camada de 1968, por lo que no tenia guarismo del año de nacimiento, ya que hasta el año 1969 no fue obligatorio el ponerlo. Era negro entrepelado, bien armado de cuerna y no muy grande.
    Fue bravísimo, tanto que trajo a los toreros un poco arreados, por lo que al finalizar la tienta me aconsejaron que no padreara aquel novillo con tantas dificultades.
    A mí me había encantado y no les hice ni caso.
    Puse el novillo con las vacas y con el tiempo resultó ser el mejor semental que he tenido jamás, el que me hizo la ganadería y en él entroncan prácticamente la totalidad de animales que tenemos..."

    Pagina 135 del libro " Victorino por Victorino"
    Autor: Victorino Martin García
    Espasa Calpe,S.A Madrid, 2000

    Por lo que sabemos, los toreros de siempre han "aconsejado" a los ganaderos acerca de lo que se debe dejar o quitar en una ganadería.
    La cuestión es porqué se permitió que hagan/tengan una lista negra de ganaderías "non gratas".

    Saludos desde Almería.
    Ángel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es inevitable que los toreros tengan su lista negra. Ya sucedía en el siglo XIX con 'los toros de la sierra'. En el XX por lo menos se avenían a torear de todo especialmente en las plazas de mayor responsabilidad. Pero en el XXI hemos llegado a un extremo de exigencia y 'comodidad' alarmante.

      En la placita de 'Los Lavajos', la primera finca de Victorino cerca del Valle de los Caídos, es donde toreó su primera becerra Victorino hijo. Sucedió tres años después de la anécdota que usted nos traslada.

      Saludos.

      Eliminar