Follow by Email

domingo, 9 de febrero de 2014

EUGENIO NOEL
 
Por una vez, y sin que sirva de precedente, traemos aquí a un antitaurino de categoría: don Eugenio Noel. Hoy en día, los antitaurinos se caracterizan por su poca categoría literaria y por su peligrosa tendencia al insulto personal. Quizás el último epígono con clase y elegancia sería Manuel Vicent.
 
 
El texto de Noel es famoso. Según él, las corridas de toros tendrían la culpa de todos los males de España. Está escrito con ingenio y con talento literario:
 
“De las plazas de toros salen estos rasgos de la estirpe: la mayor parte de los crímenes de navaja; el chulo; el hombre que pone la prestancia personal sobre toda otra moral; la grosería; la ineducación; el pasodoble y sus derivados; el cante hondo y la canallada del baile flamenco, que tiene por cómplice la guitarra; el odio a la ley; el bandolerismo; esa definición extraña del valor que se concentra en la palabra riñones y que ha sido y será el causante de todas nuestras desdichas; ese delirio de risa, de diversión, de asueto, que caracteriza nuestro pueblo; el endiosamiento del valor físico, duelo, riña, engalle, orgullo, fastuosidad, irreverencia; la libertad de poder hacer lo que de la gana; el echar por la boca todas las palabras soeces del idioma o del caló; el teatro del género chico; la pornografía sin voluptuosidad, ni arte, ni conciencia; el “apachismo” político, todos, absolutamente todos los aspectos del caciquismo y del compadrazgo; el ningún respeto a la idea pura; el desbordamiento del sentimentalismo sensual, grosero y equívoco, que rodea hasta las entrañas nuestra nación; la crueldad de nuestros sentimientos; el afán de guerrear; nuestro ridículo donjuanismo; la trata de blancas y la juerga, y en fin, cuanto significa entusiasmo, arrogancia, gracia, suntuosidad, todo, todo está maliciado, picardeado, bastardeado, podrido por esas emanaciones que vienen de las plazas de toros a la ciudad y desde aquí a los campos.”
 
No dice nada de los accidentes de tráfico...
 
Saludos desde Tarragona. Rafa.
 
 
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario