Follow by Email

martes, 11 de noviembre de 2014

LOS PATASBLANCAS DE VICTORINO:
1. EL ALQUIMISTA
 
Los amigos de este blog ya saben que tenemos una pequeña debilidad por el encaste Vega-Villar. Iniciamos aquí una breve serie de entradas donde hablaremos de lo poco que queda de estos toros en España.
 

 Empezaremos con Victorino, el único que tiene toros de las dos ramas en que se dividió el experimento de aquel caprichoso criador que fue el señor Vega: los Cobaleda, herederos de lo de Francisco Villar, y los Encinas, herederos de lo de Victorio Villar.
 
Tradicionalmente se dice que los cobaledas son más bastos y cornalones y los encinas o galaches más finos y astifinos. Una diferencia de pinta es que en los cobaledas salen muchos berrendos en cárdeno y remendados mientras que en los encinas éstos no suelen aparecer. Recuerden las imágenes que les enseñamos en nuestro blog de la corrida de Galache en Sangüesa aquí y de la de Barcial en Vic aquí. En un examen a ciegas de fotos de ambas ramas, más de un avezado aficionado se equivocaría. Vean aquí uno de los cobaledas de Victorino de este año:


Victorino nos explica perfectamente qué hay que hacer con éstos que cariñosamente llamaba 'gremlins':

“en primer lugar la colocación: con estos toros, el torero no debe estar totalmente cruzado, sino quedarse justo en el primer pitón, ya que dada la poca flexibilidad antes mencionada, se vería arrollado por el animal. Y en otro aspecto, los toques: éstos deberán ser siempre dos y fuertes, uno para citar y otro a la hora de embarcar al toro en la muleta. Además, el engaño deberá presentarse muy planchado y sin dejar el más mínimo hueco ¡no se puede torear un patasblancas como a uno de encaste Parladé!”.
 
Todo empezó cuando Victorino compró la mitad de la ganadería de Barcial. Parece que su idea era cubrir vacas de Barcial con algún semental de Albaserrada. Vean una de las vacas que vimos entonces en Las Tiesas llevando aún el hierro de Barcial:

 
El cruce se hizo y lidió el producto con resultados decepcionantes. Muchos aficionados se preguntan qué pinta tenían aquellos toros. Pues bien, en modesta exclusiva les enseñamos un par de fotos que hicimos hace doce años en la finca a los toros que se iban a lidiar en Madrid:


 
Observen que la sangre de Saltillo, como siempre, se impone a todas las demás y lo que queda de Vega-Villar son los accidentes de rebarbo, calzado de los cuartos traseros y caribello. Pero el trapío es precioso para nuestro gusto:

 
Salvo error, se lidiaron dos corridas en 2002 con esa extraña mezcla, una en Las Ventas y otra en Cenicientos. Salieron malos, no hay que engañarse. Tan es así que el propio Victorino desechó el experimento (siempre hablamos de Victorino hijo). Le honra su comentario: 'salieron broncos, faltos de raza, eran toros del siglo XIX'. Tuve ocasión más adelante de preguntarle qué haría y me comentó que lo dejaba porque se perdería mucho tiempo hasta ver los resultados. La verdad es que quizás hasta la tercera generación no se sabría si la cosa cuajaba y decidió olvidarlo. Hablaremos en su momento de los desaparecidos patasblancas de Los Majadales porque su propietario, Jesús Tabernero, me dijo en su día 'esto no liga con nada'.

 
 
Continuó el amigo Victorino con los cobaledas pero vio que la cosa no iba como él quería. Ese toro que figura aquí arriba se lidió en agosto en Las Ventas en 2005, fue la última corrida de toros del hierro de Monteviejo en Madrid. Vean el mismo Coleterón de la foto anterior en la plaza (492 kilos):
 Nosotros vimos los toros en el campo acompañando a Victorino y a Modesto justo cuando los escogían y luego fuimos a Madrid. Vean aquí a Antonio Urrutia aquel día.
 Torearon además Rodolfo Núñez y José Borrero  y cuando el quinto se echó en medio de la faena salió el  actual jefe del 7 a gritar con su voz ronca: '¡Victoriiiiiino, todo esto tienes que llevarlo al matadeeeeeeero!'. Qué bonito, qué afición a la variedad de encastes ¿no creen? El propio Victorino reconoció que 'no tuvieron raza ni fondo pero conservaremos esta joya genética para refrescarla con lo de Galache'.

Y es que acababa de comprar reses de Galache, de la citada rama de Encinas, con los que le colocaron, creo que sin que estuviese previsto, algunos urcolas. De ahí salió su tercer hierro donde volvió  a los orígenes cruzando encinas con cobaledas. Vean un ejemplar de este año que puede ser del cruce (negro bragado, meano corrido, axiblanco, rebarbo, calcetero, cinchado y estrellado):


Lidió una esperanzadora corrida de toros en Hervás pero, que yo sepa, ha sido la única a pie. Vean otro bonito ejemplar que puede ser producto del cruce, fino de cabos pero con la cara de los cobaledas:


Ya veremos qué pasa en el futuro. Si alguien tiene tiempo y dinero para seguir con su alquimia es Victorino. Esperemos que no tire la toalla.

Saludos desde Tarragona. Rafa.
 

Novillo lidiado este año en Galapagar
 
 
 



10 comentarios:

  1. ¡ Preciosos !, aunque no embistan, yo soy capaz de pagar por verlos en la plaza de toros, porque anda que no hay de encastes bodegueros, que no se levantan del suelo y nos lo siguen anunciando en cualquier plaza.

    ResponderEliminar
  2. Pues los patasblancas más bonitos, para mi gusto, son los que pondremos en la próxima entrada -lástima que fueron al matadero...-.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  3. Rafa, entonces entiendo que Monteviejo es sólo cobaleda y que el hierro de Urcola es Cobaleda-Galache ¿y Urcola también? Según tengo entendido Galache llevó las dos ramas por separado. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. En su web, Victorino dice que lo de Monteviejo es Cobaleda + Galache a partir de 2005 y lo de Urcola, sólo lo proveniente de Galache. Luego ves las fotos de Monteviejo aquí http://www.victorinomartin.com/festejos-taurinos/villa-del-prado-13-de-septiembre-de-2014_671.html y algunos parecen de la mezcla y otros no (los nombres de Granicerones, Cornicortos y Bataneritos son de cobaledas).
    Luego vas a Urcola y ves éstos http://www.victorinomartin.com/festejos-taurinos/galapagar-14-de-septiembre-de-2014_672.html donde el primero tira más a Cobaleda, el último a Urcola negro típico y los de en medio a galaches.
    Por último, siguiendo en Urcola, vas aquí http://www.victorinomartin.com/festejos-taurinos/montehermoso-caceres-24-de-agosto-de-2014_668.html y no tienen ningún accidente blanco por lo que son urcolas de pata negra.
    En resumen, que no sé qué decirte. Los cornalones berrendos remendados que aún tiene por ahí son claramente barciales, o sea que no hay duda de que son cobaledas. Los negros o colorados sin accidentes son urcolas auténticos. A partir de ahí, la mezcla puede estar en cualquier sitio.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  5. En la corrida famosa de Hervás el hierro era Urcola y allí salieron encinas puros de Galache y otros resultado del cruce con los cobaledas. A eso me refiero con que no sé qué decirte cuando en la web Victorino dice que, en teoría, los mezclados están sólo en Monteviejo (?).
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Sería mejor precisar que lo que tiene Victorino son Barciales, para distinguirlos de los Cobaledas que se refieren más a los de Sánchez-Cobaleda. Las diferencias, aún con el mismo origen y de la misma familia, son evidentes. Además de llevar separadas ambas ramas más de 50 años.

    ResponderEliminar
  7. Efectivamente, llevan separadas concretamente 64 años, desde1 950 en que se dividió lo de Francisco Villar entre Manuel Sánchez Cobaleda y lo que se quedó para anunciarse 'Barcial'. Efectivamente, se apreciaban diferencias claras pero en el fondo creo que se puede decir que era 'agua del mismo pozo' y cuando hablo así de 'cobaledas' y 'encinas' es una manera de simplificar las dos ramas de los hermanos Villar.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  8. Es que no creo que sean "agua del mismo pozo", ni por hechuras ni por pelajes...los cobaledas más voluminosos que los galaches y con más cara, pero más finos y más bajos que los típicos Barciales, sobre todo los de la época que compró Victorino. Ahora Barcial por lo que he visto ha vuelto al tipo más clásico.
    Por otro lado Victorino compró lo de sangre urcola pq venía en el lote. Quien lo heredó no quería ganado bravo y era condición indispensable llevarse todo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Totalmente de acuerdo con usted en lo de las hechuras. Digamos que lo del malogrado Sánchez estaría a medio camino entre Encinas y Cobaleda, es así. En la próxima entrada pondremos algunas fotos de Sánchez-Cobaleda donde se ve claramente lo que usted dice muy bien.
    Es correcto que lo de Urcola venía en el lote pero no olvido la frase de Victorino hijo cuando dijo 'con los galaches venían reses de Urcola, que es una cosa que no nos esperábamos...'
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  10. Pues con todos los respetos, Victorino puede decir lo que quiera: se lo esperaban porque conocían la ganaderia de Francisco Galache desde hace años y sabían que se había enlotado las vacas de una y otra procedencia indistintamente. Es más, la idea del nuevo hierro de Urcola ¿de donde viene sino?. Al comprar las vacas irían a verlas no una ni dos...seguramente varias veces. Victorino, como buen vendedor dice lo que le conviene según las circunstancias.

    ResponderEliminar