Follow by Email

jueves, 28 de enero de 2016

MORANTE EN MÉXICO

¿DÓNDE REMATA EL PASE?

Observen en esta foto dónde remata Morante su pase con la derecha:


Foto: WWW.marca.com

Se echa descaradamente el toro afuera. No es que tengamos especial interés en criticar al de La Puebla pero esta foto y la siguiente nos servirán para comentar esa trampa tan actual de rematar el muletazo a dos metros del diestro. 

No lo hace sólo él, lo hacen todas las figuras por sistema. Y, lo que es peor, lo copian esos toreros jóvenes que dicen que piden paso ¡Y también los novilleros! Cuántas veces desde el tendido se oye el consejo del peón que grita al torero '¡ábrelo!' Es lo que volvemos a ver en esta foto de Morante también de su reciente éxito mexicano:

Foto: WWW.marca.com

Por lo menos este berrendo aparejado parece que tiene un poco más de gas que el primero. El castaño embiste con un trote cochinero más digno de una ternerilla que de un toro de combate. Quizás esa es la razón de echárselo afuera. El maestro nos diría 'pero, mi alma, ¿no ves que si remato como debe ser, me cargo el toro?'

Sí, no lo dudamos, el quebranto que sufre un toro al rematar bien los pases con la muleta hace que se rompa y no dure nada. Y hoy, por encima de todo, lo que vende es la duración del toro en la muleta, aunque sea a costa de padecer este toreo sin hondura, sin emoción, con poco riesgo y, eso sí, muy ligado porque, como has enviado el toro a tres metros de ti, no cuesta nada pivotar, echar la pierna atrás y componer la figura al paso de la ternera. Recuerden que lo denunciábamos aquí. Pueden ir también a la etiqueta 'destoreo', a la derecha.

Hay que rematar ATRÁS, en la cadera. Para que nuestra crítica sea constructiva, y pensando siempre en los aficionados más jóvenes, repasemos lo que dicen los maestros acompañándolo con algunas ilustraciones.

El Viti con un galache 

Chenel afirma que a partir del primer muletazo es cuando el toro está más cerca y 'ahí ya te quedas colocado, le dejas la muleta puesta en la cara, le echas gusto, cargas más la suerte y TE LO PUEDES LLEVAR MÁS ATRÁS'.

Manolo Cortés en 1969

Guerrita explica que 'cuando el animal llegue a jurisdicción y tome el engaño, se cargará la suerte, que se remata girando y estirando el brazo HACIA ATRÁS con sosiego, describiendo con los vuelos de la muleta un cuarto de círculo'.

Antonio Ordóñez en 1965

Paco Camino comenta que 'en mi concepto, el pase hay que rematarlo un poquito POR DETRÁS del cuerpo del torero; nunca me ha gustado la línea recta perfecta ni tampoco el círculo cerrado, tiene que ser un semicírculo'. Esto nos recuerda a Fandiño. Empezó intentando torear con seriedad pero se apuntó rápidamente al destoreo. Algo lógico cuando en Las Ventas era jaleado al torear en el tercio mientras se veía claramente por las rayas que el toro iba en paralelo a ellas, ni círculo, ni semicírculo, ni nada que se le pareciera.

Camino el día de su triunfo con los galaches (1963)

Manolo Vázquez dice que 'hay que llevar el toro con la panza de la muleta y rematar el muletazo DETRÁS'. El codilleo de Julio Aparicio en esta foto de abajo se nos antoja gloria bendita al lado de esos brazos larguísimos de los Manzanares y Perera echándose los toros afuera exactamente igual que Morante más arriba.

Julio Aparicio en una portada de El Ruedo (1965)

También codillea Antonio Bienvenida en esta foto pero intenta llevarse el toro atrás sin estirar el brazo hacia afuera:

Antonio Bienvenida también en 1965

Joselito Arroyo da su teoría afirmando que 'si el toro es bueno, hay que torear DE DELANTE HACIA ATRÁS, de arriba abajo y de fuera para adentro'.

Precisamente a Joselito le oí decir que él veía muchas veces que, si remataba cuatro pases bien dados en la cadera, el toro se le rompía. Pues, aún sabiéndolo, lo hacía porque consideraba que ese era el toreo puro.

El Viti de nuevo (1969)

Lo de hoy es un toreo adulterado e, insistimos, ayuno de hondura, de emoción y con menos riesgo. Lo que decía Cossío, 'el toro va por su camino y el torero presencia su paso'.

José Fuentes (1965)

A ello colaboran los maestros con sus trampas y sus ventajas. Y los secundan esos toros posmodernos que gatean y a los que hay que tratar como si fuesen de porcelana (lo decíamos aquí).

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.


4 comentarios:

  1. Gran lección amigo Rafa. La pena es que no quedan toreros dispuestos a TOREAR. Solo se TOREA, cuando se hace bien, como tú has mostrado y explicado. Lo otro es pasar, acompañar, bailar....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que veamos las cosas igual (ya somos dos...)

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  2. El otro día en Talavera, le ví rematar a Juan Mora los pases con la cadera. Gran lección de toreo dió el otro día, dejando a Paco Ojeda, Victor Mendes y Joselito a la altura del betún. Y los novilleros que compartieron cartel,excepto uno que se llamaba Abrahan, unos pegapases lamentables, con todos los defectos del toreo moderno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí hay un amplio reportaje gráfico de ese festival:
      http://www.wenc75.com/

      Eliminar