Follow by Email

sábado, 27 de febrero de 2016

LAS VERDADES DEL TOREO DE VERDAD (6):

EL MEDIO PASE Y EL TOREO DE PERFIL

Todo el mundo asume que fue Manolete quien entronizó el toreo de perfil y la presentación de la muleta retrasada. A pesar del magnetismo del cordobés, los amables lectores de nuestro blog saben que es un toreo que no nos convence.

Si no nos convenciese a nosotros solos, quizá pensaríamos que estamos equivocados. Pero algunos maestros que repasaremos en esta entrada coinciden con nuestra opinión de que ese no es el toreo auténtico aunque tenga sus defensores.


Manolete en 1944

Ya saben ustedes que hay comentaristas y aficionados que justifican ese toreo de perfil y con la muleta retrasada diciendo que hay más riesgo y que implica más valor. Respecto al valor, cualquier cosa que sea quedarse quieto al paso de un toro es signo de valor. Pero respecto a que hay más riesgo, no lo compartimos. Uno como Ponce, que sabe de toros, faltaría más, nos lo discute:

"No porque estés más cruzado estás exponiendo más. La mayoría de las veces se expone más estando 'descruzado'. Cuando estás cruzado desplazas más al toro, en cambio, al hilo del pitón, el toro te ve más".

Lo mismo decía Espartaco ¿A ustedes les convence? A nosotros, no y a Rafael Ortega, tampoco, como veremos más abajo.


Manolete en Granada (1945)

Manolete es el primero a quien le valen todos los toros. Se queda quieto, se pone de perfil y cita con la muleta retrasada. Tiene el valor de mostrar el cuerpo a la vista del toro, eso lo reconocemos, pero no lo engancha delante ni lo lleva toreado del todo sino que hace medios pases (con todos los respetos para el califa).

Lo decía Marcial Lalanda:

"Reducido el toro en casta y fuerzas, castigado por unos puyazos inadecuados, queda sin arrancada de largo. Surgirá entonces el toreo encimista, perfilero, sin cargar la pierna contraria. Eso está al alcance de cualquier torero que sea valiente para quedarse en el sitio. Manolete dejaba pasar el toro, cultivaba con personalidad el encimismo".

Despedido a hombros en 1944 por su labor en el Montepío (más de diez veces toreó gratis para recaudar fondos)

Insiste en lo de la arrancada Ángel Luis Bienvenida:

"Para torear bien un toro tiene que tener una arrancada larga y, para cogerle, tal como es el toreo de verdad, hay que echarle la muleta adelante, engancharlo y llevarlo hasta rematar el pase. Manolete, con los toros que no se venían así, se ponía la muleta en la cadera y, cuando el toro había pegado su media arrancada, resulta que ya había pasado. Eso sí, tenía el valor de poner el cuerpo por delante del toro, por eso fue Manolete, claro".

Ángel Luis Bienvenida en un festival en Navalcarnero en 1945

El Niño Sabio de Camas lo tenía también muy claro:

"Yo empecé desde pequeño con la muleta siempre por delante. Los toreros que han toreado siempre con la muleta retrasada han sido toreros de medios pases".

Camino en el Corpus de Toledo con un toro de Passanha (1970)

Ya sabemos que los toros actuales de las figuras, esos que van y vienen, no permiten que se les obligue demasiado porque se rompen. Lo hemos dicho muchas veces por aquí. Pero eso no quita que lo que se hace actualmente con esos toretes de cristal sea un insulso ballet y no torear de verdad. Hoy se cita con la cadera, se esconde la pierna, se aprovecha el viaje del toro, se compone la figura a su paso y se ligan los muletazos espuriamente a base de ir perdiendo terreno al toro para que dure y no se rompa.

A El Viti se lo avisaba un subalterno gran aficionado:

" Pero Santiago, ¿no te das cuenta de que les bajas demasiado la mano a los toros y en el recorrido que le exiges al toro no te responde y no te aguanta? Se te para a mitad de faena porque tú lo asfixias ¡Lo ahogas!"

El Viti en 1964

Y El Viti lo sabía y hablaba de ese toreo en líneas paralelas que tanto criticamos desde aquí a nuestras queridas figuras donde no se quebranta al toro sino que va y viene. Vean:

"Hay un factor clave que es el recorrido. No es lo mismo torear en línea que torear en círculo. No todos los toros aguantan ese recorrido. Como yo les pedía ese recorrido en mi toreo, tenía que aliviarlos forzosamente".

El as de espadas, Rafael Ortega, también era taxativo al respecto de lo que estamos comentando y niega la teoría anterior de Ponce:

"Es fundamental enganchar al toro por delante para que el pase sea más largo puesto que el toro tiene más recorrido y el torero está más expuesto. No es lo mismo colocarse en la pala del pitón y dejar la muleta en el costado, como hacen muchos ahora, que engancharle delante y llevarlo detrás. En uno le das el medio pase, o quizá ni eso, y en el otro le das el pase entero".

El as de espadas pasaportando un miura en la Feria de Abril de 1960. Sensacional.

Hasta Curro Romero está contra el medio pase, aunque para él no sería ni medio (recuerden después de leer a Curro, lo que comentábamos aquí):

"A mí me gusta echarle a los toros la muleta por delante y no llevarla puesta en la cadera como se hace ahora. Para templarlo hay que traerlo toreado desde ahí delante, echándole la muleta allí. Con la muleta retrasada no se puede templar y, además, la verdadera exposición en la muleta es traértelo desde allí, traértelo toreado y darle el pecho. Con la muleta retrasada es un cuarto de pase lo que se le da".

Romero el año de su triunfo en Jerez con 'Fullero', del Marqués (1964)

El drama de la actual forma de destorear es que se está enseñando a los chicos que empiezan. Ya sabemos que toda la vida se ha toreado más o menos de perfil porque si no, es prácticamente imposible ligar. Pero lo de hoy pasa de castaño oscuro. Y nos tememos que ya no hay vuelta atrás. Nuestra pequeña cruzada desde este blog en favor del toreo verdadero a veces es desmoralizadora por la soledad en que nos encontramos.

Pero de vez en cuando sale algún diestro retirado a confirmarnos que no estamos equivocados. El otro día lo decía 'El Inclusero' (en torosenpuntas.blogspot):

"Resulta que ahora sale un chaval que está empezando y ya ha aprendido todo lo que no debe aprender nunca de las figuras, que es la pierna atrás, y la escondo cada vez más, me retuerzo más... Antes, eso de esconder la pierna era inconcebible"

También Pepe Luis Vargas (en banderillasnegras.blogspot):

"Para torear con pureza hay que cargar la suerte, cruzado y de frente. Hay mucha mentira ahora, con la pierna escondida y el echarse el toro afuera. Lo malo es que los aficionados y la prensa lo están aceptando. La prensa está hipotecada porque debe sacar publicidad de los toreros, acompañarlos a tentaderos, presentarles las conferencias... Están hipotecados y no lo dicen".

Donde pone 'hipotecados' pongan ustedes 'vendidos', viene a ser lo mismo.

Como nosotros no vivimos de esto, en nuestro blog no hay hipoteca que valga.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

Manolete a su vuelta de América en 1946



1 comentario:

  1. Pero esos toreros antiguos de los que hablas, podían torear mejor o peor, pero tenían y tienen una personalidad indiscutible tanto dentro y fuera de la plaza. Y toreaban cada uno a su manera, no como ahora que torean todos igual.

    ResponderEliminar