Follow by Email

lunes, 11 de julio de 2016

¡YA VIENEN LOS CUADRIS A VALENCIA!

Ahí los trae Gaspar. Recuerden que don Fernando explicaba aquí su teoría de mover los toros 'cinco minutos andando, cinco trotando y cinco más andando, así cogen fondo'. Esa labor es la que estaba desarrollando en la foto Gaspar ayudado por Juan:
Observen que son muy parejos de cara. A Madrid hay que llevar siempre lo de más cara no lo de más nota, qué absurdo ¿no creen? Pero los veterinarios han impuesto esa moda funesta. Y es que este año hemos visto en san Isidro toros cuyo trapío menguaba por la aparatosidad de la cara. Nada que ver con la de estos cuadris. Observen este número 40:
El trapío debe conformar un conjunto armónico y esas caras tan exageradas de Las Ventas a nuestro modesto entender lo que hacen es confundir al espectador y dar una impresión incluso ridícula del toro.

Esa que ven en la primera foto puede ser la corrida completa a no ser que entre uno que no se ve en la foto, este número 33:
Como pueden comprobar, el castaño no corre con los demás sino que va a su aire. Ya saben ustedes que en Comeúñas hay racismo de los negros respecto a los castaños (recuerden aquí). Si a eso añadimos que este 33 entró en el lote más tarde, comprenderán que lo tengan marginado y que corra aparte. Vean aquí que lleva algunos arañazos:
Pero poco a poco se va hermanando:
Fíjense en este 16 cómo cambia de aspecto según la posición de la cabeza, parece un toro diferente:

Alguno rascándose el cuello...
Y otro, la espalda:
En esta imagen queda clara la armonía de las caras:
Todos son cuatreños con lo cual el ganadero se ahorra problemas porque ya saben ustedes que Cuadri es un encaste cuyos cinqueños los toreros no quieren ver ni en pintura. Es aquello de que piensan demasiado bajo las encinas:
La corrida la matarán Rafaelillo, Pascual Javier y Román el próximo 24 de julio, víspera de San Jaime. Nos despedimos con uno de los ejemplares que serviría para un libro de antología de ganaderías. Es el prototipo del toro de Cuadri por si a ustedes les preguntan cómo es un animal de este peculiar encaste. Vean:
Grande, hondo, badanudo, con la tripa muy aparente, y con la encornadura nada exagerada y acapachada. Este ejemplar de la foto tiene además la grupa muy desarrollada, cosa que no gusta nada a los toreros.
El ganadero tiene mucha confianza en esta corrida y necesita que le salga otro 'Trastero'. A ver si hay suerte porque sería un buen premio a su honradez a carta cabal.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.


1 comentario:

  1. Los cuernos, son la punta de la pirámide, que remata el trapio, tan feo es una sardina con cuernos, que un rinoceronte sin ellos.

    ResponderEliminar