Follow by Email

jueves, 25 de agosto de 2016

FERIA DE BILBAO, 2016: ALCURRUCÉN

¿DÓNDE ESTÁ ESE TRANCO DE MÁS?

Si don Carlos Núñez Manso levantara la cabeza y viese la corrida de Alcurrucén en Bilbao, esa es la pregunta que se haría. Siempre se dijo que el toro de Núñez insistía en dar un pequeño galope de más al finalizar el muletazo. Nada de eso se ve en los de Alcurrucén (aquí pueden seguir el vídeo, las fotos que incluimos son todas del maestro Arjona).

Ustedes me dirán que esto ya no es el Núñez auténtico y hay verdad en ello. Sea como fuere, dar la vuelta al ruedo en Bilbao a un toro altamente comercial como este es indicativo de hasta dónde ha caído esa plaza (que no se llena ni a la de tres, ya lo ven). Pablo Lozano dice que 'el núñez que sale bueno te permite lo que quieras, torear de cerca o de lejos y, si te quieres montar encima, también'. Este 'Atrevido', corniapretado y berrendo más en castaño que en colorado, fue de esos.



Y qué decir de las dos orejas de Urdiales. Si el público pide mayoritariamente una ¡qué le vamos a hacer! Pero la segunda es un premio a nuestro entender excesivo. En su faena, nada nuevo bajo el sol: todo el rato fuera de cacho mientras el torillo va y viene de un lado a otro cada vez con menos gas (si usted es un taurino, donde ponemos que 'va y viene', ponga 'embiste con gran clase y profundidad').

Que no nos vengan los urdialistas con que eso es toreo de verdad porque no tragamos. El Urdiales del empaque, la torería y la pierna adelante que hemos alabado alguna vez por aquí no tiene nada que ver con este de los alivios que simplemente aprovecha el viaje del toro. Lo único que aceptaremos es que no se retuerce tan grotescamente como nuestras figuras, eso sí. 

La estocada cae en lo alto sin que el diestro se salga tan ostentosamente de la suerte como hace habitualmente (sin ir más lejos, en su segundo, en el 3'44'').



Marín está valiente, especialmente en el pase cambiado que improvisa en el 3'55'' a este castaño albardado casi retinto. Coge fatal el estaquillador y mata dándose ventaja con el brazo, eso debería corregirlo, pero es el único a quien vemos un tímido intento de cruzarse, especialmente en su primer toro.



Y a Morante le salió el único que sacó el carbón de Núñez, el cuarto. Lógicamente, no lo quiso ni ver. Receta sendas estocadas al estilo de Curro, huyendo de la suerte pero dejando medias arriba. Luego dicen que es el torero de más valor entre los considerados artistas... Y en él tiene más delito porque sabe matar bien (recuerden aquí).



Hagan ustedes un repaso mental de las plazas de primera en España. Están bajo mínimos. Algunas nos tememos que son irrecuperables (Pamplona o Valencia). Pero Bilbao hace tiempo que entró en barrena.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

1 comentario:

  1. Toda la vida, en esas plaza el público ha sido demasiado educado y frío cuando los toreros han estado mal.

    ResponderEliminar