Follow by Email

miércoles, 17 de agosto de 2016

FERIA DE TAFALLA (4): DOLORES AGUIRRE

LA TARDE DEL MONOPUYAZO ESPAÑOL

¡Qué corrida de toros para haberla lucido con el caballo! Todos empujaron con fe y con bravura excepto el último. Bueno, lo de la bravura es una suposición porque acudieron un total de siete veces al caballo y así no hay manera de calibrar nada.



Vean que no les engañamos. La mayoría fueron peleas espectaculares (lástima que no estuviésemos en Céret).


Francisco Javier Sánchez, con el cuarto

Agudo picando al quinto antes de que le rompiera el palo (tapando alevosamente la salida)

Antonio García picando al segundo

Por cierto, a ver si se aclaran en Tafalla los del palco. El primer día anuncian el premio al mejor picador y la obligatoriedad de las dos entradas por toro. Con Baztán de asesor, se cumple a rajatabla y en cambio, con Sagardía, se nos hurta el espectáculo ¿Dónde está el criterio?

El titular también podría ser 'la tarde de Joselillo', que se jugó la vida en el platillo de rodillas en el inicio de la faena a su primero. Y el toro iba a por todas, fue uno de los momentos de más valor de la temporada:



La corrida tuvo trapío aunque fue desigual en peso y en cara pero, en conjunto, mantuvo su línea de otros años. Estos fueron el primero y el segundo:




Este es el tercero en el caballazo monstruoso de Otero:



Este el cuarto, 'Carafea', que ganó la partida a Aguilar claramente:



El quinto era un toraco que dio 670 kilos. Probablemente, el más completo de la corrida, nacido en febrero de 2011. Escarbó a gusto y fue sólo una vez al caballo, con lo que nos quedaremos con las ganas de conocer su verdadera condición:



Y el sexto fue el manso de la corrida. Se discutió en el tendido si era más en Atanasio o en Conde, a ver qué les parece:



AGUILAR. El palco le regaló la oreja de su primero sin petición mayoritaria. Se desentendió del primer tercio en los dos. En Céret no se atreve porque sabe que si hace lo que hizo en Tafalla no vuelve por allí en la vida.

Anduvo desconfiado excepto en una tanda al natural tras un montón de pases en los que parecía que no lo veía claro. Por culpa del monopuyazo que le recetó, se le paró al final, culpa suya. Trasera contraria, descabello y oreja de los chinos.



Su segundo fue el único que entró dos veces al caballo pero fatalmente puesto en suerte. Encima Iván García pasó en falso como un banderillero malo del montón, penoso.

Y 'Carafea' ganó el combate a Aguilar con claridad. Era un toro para ponerse serio y acobardarlo pero el diestro no pudo con él. 



Se vio claro cuando el toro no cuadraba ni a la de tres por no estar toreado. Esta caída trasera sin cruzar y descabello.



JOSELILLO. Estuvo fenomenal, señores, y nos alegramos de haber acertado cuando habíamos apostado por él ante nuestos amigos. Lo único que le reprochamos es el monopuyazo a sus dos toros, ahí no lo tapamos.

Pero, como decíamos al principio, se arrodilló en el platillo mientras 'Pitillito' venía como un mercancías. Fue una temeridad que nos puso el corazón en un puño:



Con el público en el bolsillo, le dio distancia e intentó encauzar la encastada embestida del toro, que casi no lo dejaba ni colocarse. Tendida trasera perdiendo la muleta, descabello y oreja de ley, no como la de Aguilar. Observen el rabo enhiesto del toro, típico de los que salen buenos en esta ganadería:




Su segundo era un toraco tremendo y escarbador (como el tal 'Cobradiezmos', sólo que en su único puyazo empujó tres veces más que el de Victorino). Fue el que rompió el palo a Agudo, vuelvan a las fotos de arriba. Hizo este gran inicio rodilla en tierra:



Luego estuvo con su toreo honrado, sin ponerse de perfil, cogiendo el estaquillador por el centro en los naturales y nuevamente dando distancia al toro. Alguno dirá que no hubo arte ni finura ¡ni falta que hace! Estamos hartos de posturitas tramposas ante terneras bobaliconas.



Comete el error de insistir en el doble pase de pecho, una pesadez que no lleva a ningún sitio. Mató de esta desprendida atravesada y cuatro descabellos. 



Vuelta al ruedo y una lástima que no saliese a hombros porque lo merecía (y creemos que era su tercera o cuarta corrida este año). Tiene nuestro respeto. Bueno, lo conserva porque siempre lo ha tenido.

ANTÓN. El navarro también se desentendió ostensiblemente del primer tercio, muy mal. Su primer toro fue el más vulgar en el último tercio y el toreo de Antón, con su enorme muleta, estuvo a la altura de esa vulgaridad. 



Sólo destacar que se muestra muy medroso al matar y lo hace al cuarteo sin ningún pudor:



El sexto se fue paseando de picador a picador recibiendo picotazos. Una vez que hay que aplicar la carioca y no lo saben hacer, qué desastre. Pero cuando todos se desentendían del bicho avisamos a nuestros compañeros de tendido: 'atención a las banderillas, que va Otero'. Nadie le hubiera recriminado pasar en falso pero, con gran vergüenza torera, puso dos pares excelentes, sobre todo este primero, con toda la plaza en pie:



¡Qué lección para Iván García! 

Nada reseñable en Antón a quien ni se nos ocurre criticar su intento de faena ante este manso porque quizás era su segunda corrida.

Ya lo ven, buen sabor de boca una vez más con los de Dolores Aguirre. Si los diestros llegan a tener un mínimo interés en el primer tercio, podríamos haber asistido a un espectáculo memorable. O no, vaya usted a saber, porque si el toro va una sola vez al caballo, nunca sabremos si luego hubieran cantado la gallina.

Muy desagradable el poco criterio de la presidencia. Ya veremos qué pasa con la que queda de Aguadulce ¿habrá seriedad como en la primera o verbena como en esta segunda?

Y muy agradable la presencia de aficionados franceses de Arles, Toulouse, Vic, Céret, Orthez... Ellos comparten nuestra decepción por el inmenso desprecio ante la suerte de varas que muestran los toreros en España. 

Saludos cordiales desde Tafalla. Rafa.



9 comentarios:

  1. Perfecta la crónica de la corrida de Dolores Aguirre. Comparto todo lo que has contado. Fue una pena que no se repitiese lo del segundo puyazo de la corrida de Prieto de la Cal. Como dices, ya veremos qué pasa en la corrida de Aguadulce. No logro entender los motivos del cambio de criterio de una corrida a otra. Sigue así Rafa. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegro de coincidir. Está claro que el palco nos robó gran parte del espectáculo. Tal como empujaron, esta misma corrida en Vic o en Céret pasa de los veinte puyazos.

      Si una como la de Ana Romero en Azpeitia no da más que para seis picotazos, no hay nada que decir. Pero con estos toros de Aguirre sales indignado de la plaza porque parece que te hayan quitado algo que era tuyo.

      Respecto al criterio de Tafalla, creo que la clave es el asesor taurino. El presidente no pinta nada. El asesor del primer día dejó claro por megafonía que no cambiarían el tercio con menos de dos varas. El del segundo día decidió que no tenemos derecho a disfrutar del primer tercio y nos lo robó.

      Ya veremos quién asesora en la última, esa será la clave como digo.

      Saludos y, con los problemillas que hemos tenido últimamente, le agradezco mucho sus palabras de ánimo. Seguiremos diciendo en nuestro blog lo que pensamos con educación y argumentación, no le quepa duda.

      Eliminar
  2. Gracias Rafa por contarnos de nuevo tan bien lo que ha sucedido en Tafalla. Es curioso lo que pasa con Dolores Aguirre, tiene una irregularidad tremenda en el global y en cambio una gran regularidad por camadas. Es una ganadería para seguir por el guarismo. Un año embisten todas y otros ninguna. El año pasado fue un desastre para Dolores y el anterior parecido. Hace algunos le embistió toda la camada. Este año en Tafalla parecen haber ofrecido un buen juego y en Almorox también. Rafa, ¿en Tafalla eran cuatreños o había algún cinqueño?

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti por tener interés en leerlo.

    Respecto a lo del guarismo, recordar que el año pasado echó una mansada infumable en Céret y un mes después una corrida buena en Tafalla excepto los dos primeros (se llevó el premio al toro de la Feria). Y unos días después lidió otra aceptable en Piedrabuena. No sé si los tiros van por lo de las camadas.

    Trajo dos cinqueños pero uno quedó de sobrero porque bajaba de presencia. El cinqueño lidiado fue el quinto, 'Caracorta', nacido en febrero de 2011. El sobrero era 'Guindoso', de noviembre de 2010, ojo. No suelo dar mucha importancia a lo de los cinqueños aunque respeto a los que sí se la dan. Yo soy incapaz de adivinar en una corrida en que haya un cinqueño cuál es a partir de su comportamiento. Si alguien me dice que sí, quedamos y ponemos 100 euros encima de la mesa.

    Habrás leído por ahí duras críticas a la forma de torear de Joselillo. Me indigna esta exigencia con uno que en dos años va a torear seis corridas. Claro que tuvo defectos pero ¿qué queremos? Le sale ese quinto que sacó el caballo a los medios y rompió el palo al picador. Y luego pedimos que Joselillo lo domine, lo someta, lo temple y le eche arte ¡Venga, hombre!

    Esas exigencias con los muñecos de Illumbe y sus cucarachas y no aquí en Tafalla con Joselillo. Me subo por las paredes...

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  4. Joer...¡ya me has fastidiado la teoría de las camadas! Jajaja...Que la realidad no te fastidie una buena teoría.
    Lo de Joselillo...pues no he leído mucho lo que dicen de él. Sólo a ti. Me sorprende lo que dices de él. Adelantando la pierna, bien colocado...yo no he tenido mucha suerte con él. Lo de Illumbe etc. tela. Y ya verás la Malagueta. Las figuras en provincias...es un abuso.

    ResponderEliminar
  5. Lo de los cinqueños con usted Rafa es mas dificil de convencer q con la fiereza como demostracion del poder. El toro q realmente puede es furo agresivo. Pero en fin...
    No entiendo su mania contra los cinqueños. Al menos la diferencia con ese mismo toro de cuatreño es 8 cm de cuerno q no esta mal ( en condiciones normales). Eso le gustara?
    Pero vamos si tener un añico mas no le importa creame o no me crea q el cinqueño a priori no gusta ni a toreros ni a ganaderos.
    Para mi todas las ganaderias deberian en los toros de saca tener un buen numero de cinqueños dado q si bien el cuidado y peligro en el manejo son mayores tambien los cuidados y atenciones a la camada son mayores. Claro q se aumentan bajas... por otro lado se pueden hacer corridas mas entretenidas a priori porque trabajas con dos reatas... todo esto va en contra de la economia ganadera q es vender mas y cuanto antes.
    Sobre el comportamiento en la plaza no tengo dudas q la edad proporciona sentido para bien o para mal y q el toro es mas "testarudo". Pero en fin, le reconozco q un toro para carne y no para lidia por mas años q pasen seguira siendo un toro para carne. Saludos y me alegro por la corrida de la lola.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando escribí lo de los cinqueños sabía que usted se arrancaría desde la otra punta de la plaza, dicho sea con todo respeto. Lo esperaba. Le respondo a todo lo que plantea:

      - Yo nunca he dicho que la fiereza no sea demostración de poder. A ver si por fin podemos convenir en que un toro fiero siempre tiene poder y en que un toro con poder puede no tener fiereza. Sin ir más lejos, esta corrida de Aguirre tuvo poder pero no fiereza.

      - ¿Está usted seguro de lo de los ocho centímetros? ¿Ocho? Sí que el pitón crecerá pero me temo que no acertaríamos a distinguirlo en una corrida. Mire aquí este reportaje que hicimos con cinqueños de Cuadri a ver si aprecia ocho centímetros de diferencia respecto a cuadris cuatreños:

      http://toreoenredhondo.blogspot.com.es/2016/01/los-cinquenos-de-cuadri-para-2016.html

      O, mejor, pulse a la derecha en nuestra crónica de los cuadris de Azpeitia. Creo que no dije cuáles eran los cinqueños. Había tres pero el más grande se quedó de sobrero. Saltaron al ruedo dos, a ver si me dice cuáles son.

      - Eso de que los cinqueños no gustan a los del gremio es verdad pero yo creo que proviene de una costumbre ancestral de cuando el toro era un animal verdaderamente indómito y casi salvaje. Nadie se acercaba en cuatro años más que para echarle de comer. Hoy, están todo el día en la manga por una cosa o por otra y se ha convertido en un animal manejado día sí y día también, con lo que ha perdido ese plus de salvajismo que tenían los cinqueños antiguos.

      - Respecto a la dificultad del manejo, ningún mayoral ni vaquero me lo ha hecho notar nunca. Los que han trabajado con varios encastes diferentes sí me han aclarado la dificultad con según cuáles, pero del cinqueño al cuatreño, jamás me ha dicho nada nadie.

      - Y sobre el comportamiento en la plaza, le desafío. Cuadri tendrá una camada corta para el año que viene, tres corridas o cuatro con suerte. Las tendrá que completar con cinqueños. Vamos a verlas juntos y ponemos esos 100 euros encima de la mesa. Si por el comportamiento usted acierta a distinguir cuáles son cinqueños, 100 euros por cada uno que acierte. Si falla, 100 euros para mí por cada uno que falle.

      Antes, siempre que tomaba notas en las corridas ponía una C en los cinqueños. Ahora ya no lo hago porque llegué a la conclusión de que no había diferencias apreciables de comportamiento quizá por lo que he comentado del manejo.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  6. Trapio. Ponga en google ballesteros moreno 1994 piton y leera como crecen los los cuernos.

    Comparacion. No se puede comparar como usted pretende, en el sentido q habria q comparar el mismo toro con cuatro y con cinco. Algo imposible.

    Con respecto al poder y la edad, creo q barga y otros lo exponen muy bien.

    En fin, y sobre apostar ya le comento q no puede hacerse tal comparacion. Plantea mal el reto. Debia plantearlo de forma distinta.

    Un placer discutir y bueno, para la "mierda" de toros escachifollados q hay, igual lo mejor quizas seria q ni de cuatreños ni de cinqueñis sino comerlos de añojos. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dudo de que los pitones crezcan, lo que afirmo y doy la referencia de las fotos es que en muchos cinqueños es imposible de distinguir respecto a los cuatreños.

      Ya, comparar el mismo toro es imposible. Pero si el comportamiento del cinqueño fuese tan espectacularmente diferente respecto al cuatreño, en una misma ganadería debería notarse ostensiblemente. Por ejemplo, en la de Cuadri ya que las cuadrillas no quieren ver sus cinqueños ni en pintura.

      Respecto a Barga, su célebre 'Taurología' es de 1986, el año en que se firmó la entrada de España en la Comunidad Económica Europea y mucho antes de que empezasen las directrices de Bruselas sobre el ganado (donde, por cierto, no tienen ni idea de lo que es el ganado de lidia y su manejo).

      Ignoro si el señor Barga, que nació en 1919, vive todavía, ojalá. Me gustaría saber si con todo lo referente al abusivo manejo del toro hoy en día, mantiene que hay tanta diferencia entre un cuatreño y un cinqueño.

      Saludos, un placer también por aquí.

      Eliminar