Follow by Email

lunes, 24 de abril de 2017

PALOMO LINARES: ¿FELIZ CUMPLEAÑOS, MAESTRO?

Sebastián Palomo cumpliría el próximo jueves setenta años. No sabemos si llegará (ver el primer comentario a la entrada). Quien esto firma siente algo especial por Palomo porque es el primer torero a quien vio de pequeño en directo en una plaza. Y además iba vestido de blanco y plata, como más le gustaba. De los de aquel cartel en Tarragona sólo queda vivo uno.



De Palomo hablamos aquí cuando denunciaba a los trincones del toreo y también aquí cuando se peleó con Camino en televisión. A uno como Linares no se le podía engañar con las trampas del toreo actual. Eso de que coger el toro con la muleta retrasada entraña más riesgo o lo de que citar con la pierna retrasada es condición básica para ligar los pases son milongas con las que él no tragaba ni de broma. Como no traga ningún torero serio de los de antes cuando ve la forma de torear de nuestras figuras.

Hemos tenido un ejemplo con otro linarense, Curro Díaz, en Zaragoza. 




Lo que vemos en este vídeo nos parece, salvo algún destello aislado, una vulgar copia de El Juli. No se puede alabar a Díaz y al día siguiente poner a caldo a El Juli. Tras ver el vídeo, hemos leído que se habla de 'plasticidad', 'aroma', 'toreo eterno'... No entendemos nada. 

Y que conste, antes de seguir, que ya dijimos en esta entrada que, en nuestra opinión, era el verdadero triunfador de la temporada pasada. Copiamos (y disculpas por la autocita):

"No obstante, eso no quita que, para nosotros, Díaz haya sido el claro triunfador de la temporada. Del ostracismo ha pasado a estar en candelero toreando prácticamente todos los encastes, cosa que nuestras queridas figuras no harán ni en sueños. Ha matado sesenta y tres toros, desde ibanes a santacolomas pasando por albaserradas, pedrazas, cebaditas, semiveraguas de Julio de la Puerta o aquellos toracos de Gavira en Madrid. Que alterne momentos buenos con destoreo al uso es otra cosa.

"Su pase de la firma puede que sea uno de los tres mejores de la historia del toreo -sí, han leído bien-". 


En Zaragoza mostró momentos aislados de correcta naturalidad como éste, con el torso enhiesto:



Pero luego cita retorcido exactamente igual que El Juli, observen:





A Palomo le preguntaba Benlloch (que sabe de toros pero como vive de esto, no se atreve a hablar claro):

- Ahora se esconde mucho la pierna contraria, Palomo...
- ¡Ahora lo esconden todo! Y le hacen dar vueltas y vueltas al toro sin rematar el pase, no tiene nada que ver eso con echarse el toro atrás.

Efectivamente, maestro. A nosotros tampoco nos valen las milongas al uso de intentar justificar lo injustificable, o sea, el alivio y la trampa recurrente que damos en llamar 'destoreo'. Vean a Curro en Zaragoza citando permanentemente con la pierna retrasada:



Aquí, otra vez, con su enorme muleta:



Hay algún instante puntual, como aquí abajo, en que parece que se equivoca y adelanta la pierna echando verdad al asunto (aunque presente la muleta de forma heterodoxa):



¿Qué tiene que ver esa forma de torear con ésta, que es la que prodigó ayer? Tracen una línea imaginaria desde la punta de las zapatillas en ambas imágenes. En la anterior, el toro queda dentro, en ésta de aquí, ustedes mismos:



Y eso que dice Palomo de no rematar el pase atrás lo tienen aquí donde Curro Díaz remata igual que El Juli, Manzanares, Castella y tutti quanti, vaciando bien lejos para ligar falsamente los pases colocándose fuera de cacho una vez más:



En otro momento de la entrevista, Benlloch le hace una pregunta tan ingenua que Palomo se levanta en la silla indignado (y es que, si no se para los pies a los que piensan que el toreo es eso, al final nos harán comulgar a todos con ruedas de molino):

- Citar con la muleta delante ¿es exponer más o una ventaja?
- ¿Ventaja? ¡¡Pero qué dices!! Ahí es donde comienza el temple. Ahí se engancha el toro. Ahí es donde comienzas a ganarle. Ventaja sería echarlo afuera. Engancharlo delante y llevarlo atrás es la verdad.


Poco de eso le vemos a Curro con los toros de Algarra. Aunque nos volvamos a quedar solos, decimos lo que vemos en las imágenes y estamos convencidos de que Palomo nos daría la razón.

En la estocada resulta cogido con una herida grave. La clave es que se perfila fuera de cacho. Fíjense en que debería estar más allá de la raya para colocarse en línea recta respecto a la testuz:



Siempre tiene la intención de aliviarse tapando la cara del toro igual que El Juli. El estaquillador debería ir apuntando al suelo ¡y entre los pitones! Recuerden a Ostos aquí. Vean cómo lo ha girado para pegar el telonazo:



Pero como se perfiló fuera de la suerte, a pesar de girar completamente la muleta para tapar la cara del toro, el animal lo ve y hace por él (vayan al 3'39'' del vídeo):


FOTO: EFE

Si se hubiera perfilado en la rectitud, con semejante telonazo el toro no le coge nunca porque no le hubiera visto (como tiene bien aprendido El Juli). Este el es instante:



Aquí, cuando ya lo ha prendido:


FOTO: Fabián Simón para ABC

El momento en la plaza tuvo que ser emocionante, no lo negamos. Pero que tenga emoción no quiere decir que tenga verdad. Los que dicen que se tiró a matar o morir creemos que se equivocan. 

En conclusión, el toreo de Curro Díaz no nos ha parecido ni mucho menos digno de esos ditirambos que se han escrito por ahí. No negamos que haya algún momento bueno pero son fucilazos. Como El Juli, corre bien la mano, sólo faltaría, pero, también como El Juli, se retuerce, cita fuera de cacho con la pierna atrás, no da el medio pecho, se echa el toro afuera con su enorme muleta y le tapa la cara con alevosía en el momento de matar.



E, insistimos, no se puede criticar a López Escobar y alabar a Díaz
al mismo tiempo. Para nosotros, en el caso que nos ocupa, son agua del mismo pozo. Y mal que nos pesa afirmar esto porque Díaz, cuando quiere, es de los pocos que torea con cierto gusto y naturalidad. Da la impresión de que ya no quiere, total, le aplauden igual o más.

Finalizamos volviendo con el pobre Palomo. Simón Casas se acordará de cuando lo hizo enfadar. Era 1968 en Nimes y Casas se tiró de espontáneo. Ordóñez le dio la muleta y la espada para que matase el toro. Linares, en su segundo año de alternativa, se subió por las paredes al ver aquel gesto y le dijo después a Ordóñez: 'oiga, yo creía que usted era figura del toreo pero he visto que no vale ná'.

Ánimo a la familia y nuestros mejores deseos desde aquí para que el diestro pueda llegar a los setenta años y a muchos más.

Saludos desde Tarragona. Rafa.



7 comentarios:

  1. Escribíamos esto a primera hora de la tarde cuando nos enterábamos del derrame cerebral. Cuando ya lo habíamos publicado, ha sucedido lo que copiamos aquí:

    "Su familia ha decidido desconectarlo cerca de las 17:00 horas de la tarde después de una serie de pruebas motivadas porque es donante de órganos".

    Descanse en paz.

    ResponderEliminar
  2. Es al único torero, que un rabo en una plaza importante, le ha quitado, más que le ha dado. Descanse en paz, muere un torero de los que ya no se dan, de los que daba el hambre, por eso casi nunca se dejaban ganar la partida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Será verdad que Pangua cobró aquel día medio millón de pesetas del año 1972 por conceder el rabo?

      Lo que sí es verdad es que Palomo había brindado la faena al público...excepto a la andanada del 8 (los que aparecieron con crespones negros al día siguiente).

      Y también es verdad que se encaró con Navalón cuando daba la vuelta al ruedo.

      Si lo hacía el hambre u otra cosa, no lo sé, pero lo de no dejarse ganar la partida por nadie ni dentro ni fuera del ruedo es un hecho (no sé si en el plano personal se la habrán ganado sus hijos).

      Saludos.

      Eliminar
  3. Buenas tardes Rafa, que en paz descanse el hombre. Interesante el comentario de bragameano. Respecto a Curro Diaz, cierto es que estubo ante todo y de la nada pasó a que hablaran de el mucho. Pero aparte de sus inmensos capotes y su personal estilo, que mola y es propio, destorea que da pena, y si cita a veces con la pierna completamente esocndida, otras cita con el culo,poniendo unas poses de lo mas ortopedicas. Desde mi punto de vista, maaallll.
    Un saludo.
    Kaparra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que su estilo es diferente a lo que vemos tantas tardes repetido hasta la náusea. Pero no me entra en la cabeza que cuando se alivia y destorea a mansalva se le siga alabando especialmente en círculos 'toristas', para entendernos.

      Algún lector pensará: 'no le entra en la cabeza porque la tiene usted muy dura'. Puede ser. Pero desde aquí intento ser imparcial y no puede ser que muchos aplaudan a Díaz lo que a otros censuran y muy agriamente. No parece justo.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Esta bien que destapes Rafa,los defectos de los nuevos ídolos de la tauromaquia con pies de barro.Pero no creo que Curro Díaz sea un problema, cuando no les interese a las figuras se lo quitaran del medio y el hombre volverá a ostracismo. Si lo hace bien porque molesta y si lo hace como tú dices,porque dejará de despertar interés entre el aficionado, pero yo creo que el hombre se merece la oportunidad de hacer caja y tener una vejez digna.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos de acuerdo. Pero hay dos cosas que me molestan de él. La primera es que sabe hacer las cosas con verdad cuando quiere pero se está tirando a lo fácil de forma alarmante porque entraña menos riesgo. Es el torero que más veces vi la temporada pasada precisamente por la variedad de encastes que mató. Y, cuando en lugar de trigo nos entrega paja, da bastante rabia.

      En segundo lugar, me molesta el doble rasero de algunos comentaristas disculpándole lo que en otros no perdonan. Eso no puede ser si se quiere mantener cierta credibilidad.

      Que por lo menos torea diferente al aburrimiento insoportable de nuestras figuras cada tarde, lo he dicho en un comentario anterior. Eso es de agradecer. Y que se merezca ganar dinero, POR SUPUESTO, aunque sólo sea porque no hace ascos a matar diferentes encastes como he puesto en la autocita. Nada que ver con nuestras queridas figuritas.

      Saludos cordiales.

      Eliminar