Follow by Email

lunes, 10 de abril de 2017

VICTORINOS EN DOMINGO DE RAMOS: MÁS GRIS, IMPOSIBLE

Nos fuimos a Madrid a quitarnos el mal sabor de boca de los victorinos de Arnedo (recuerden aquí). Pues nada, tuvimos más de lo mismo. Grises los toros por fuera, grises por dentro y grises también los toreros.

Los toros salieron blandos, mansurrones y desaboríos. Además, con una romana a nuestro entender excesiva (media de 576 kilos). Sólo fueron aplaudidos en el arrastre dos pero fue para fastidiar a Fandiño porque se merecían los mismos pitos que sus hermanos. Peleas mediocres en el caballo (diez entradas los cinco lidiados). Los toreros, igual que en Arnedo, siguen sin darse cuenta de que a estos albaserradas modernos no se les puede pegar tanto como antes. Por cierto, Victorino debe de tener mal fario con el Domingo de Ramos en Las Ventas porque en cada corrida, un toro al corral.


Ya ven que seguiremos diciendo Las Ventas y no esa cursilada de 'Plaza 1'. La nueva empresa, fatal en dos aspectos. Primero, un programa de mano lamentable, sin las cuadrillas, ni los ternos de los toreros, ni los integrantes del palco (ver abajo comentarios sobre el papelito que en muchos programas como el nuestro faltaba). Segundo, no ofrece la posibilidad de imprimir la entrada por internet, hay que recogerla obligatoriamente en taquilla. Un atraso total que nos justificaron diciendo que, claro, la mayoría de los que vienen a los toros 'son gente mayor que no se aclara mucho con internet' (sic). Un desastre. 

Gómez del Pilar poco pudo hacer con un lote muy malo. Fandiño siguió sin sitio y sin fe. Aguilar estuvo sin decisión en el único de Victorino que lidió y uno como Aguilar, si no muestra decisión, se queda en nada, a nuestro modesto entender (el sobrero no cuenta porque era un torillo de porcelana).

GÓMEZ DEL PILAR. Se fue a porta gayola con su primero, que le despreció de salida mostrando su condición de toro soso y seriamente descastado. El 7 brindó al picador unos inconcebibles aplausos tras una labor claramente mejorable.


FOTO: Javier Arroyo
El toro se le coló por el derecho en el primer pase pero Del Pilar viene con la faena del hotel, o sea que se echó la  muleta a la derecha y se lió a pegar pases mientras se mascaba el peligro por el error grave del diestro. 

Al final, casi lo levanta del suelo por su insistencia en hacer lo contrario a lo que dictaba el sentido común. Tendida caída alargando el brazo.

El torete se quedaba debajo por su falta de fuerza. Quizás algún aficionado joven debió de pensar que eso era una alimaña de las de antes. Nada más lejos de la realidad. Ruiz Miguel se reiría del que pensase algo parecido.




En lugar de lidiar el sexto ya que confirmaba alternativa, se corrió el turno y el suyo salió en quinto lugar, parece ser que porque Aguilar estaba en la enfermería con molestias. Creemos que era de la reata del 'Muroalto' que indultó Padilla en San Sebastián en 2005 y que murió hace tres años. Renqueaba de salida como primero y sexto pero sólo se protestó este último más que nada por la decepción del personal tras hora y media de fiasco.

En la muleta no tuvo ningún interés por su nulo fuelle pero que conste que fue el que mejor metió la cara. Del Pilar se perfiló fuera de la suerte para dejar dos pinchazos bajos y una rinconera con degüello.

FANDIÑO. Sigue desangelado y sin fe en sí mismo. Al menos, esa es la sensación que nos transmite. Horrorosos sus picadores, siempre traseros cuando no directamente en el lomo, una vergüenza total. Su primero parecía algo pero se diluyó como un azucarillo, se le quedaba en la axila porque le faltaba el aire. El vasco le dio mil pases que, en conjunto, no sumaron ni uno bueno. 

Nos congratulamos de que siga entrando a matar sin tapar la cara del toro pero la espada le cayó trasera, baja y tendida. Aplausos inmerecidos a 'Barbacano' para molestar al diestro, como decíamos antes.



El segundo fue ovacionado de salida. Era aquel astracanado que les enseñábamos aquí y que obedecía al africano nombre de 'Bosquimano'. La ovación es curiosa porque ¿qué tenía este toro de Albaserrada? Pesaba 631 kilos, era de perfil acarnerado, tenía media papada y exhibía el doble de morrillo que sus hermanos. Ya me dirán ustedes.

Fue el que más y mejor empujó el caballazo de Madrid aunque, además de pegarle trasero, le taparon la salida. Ya se vio en banderillas que llevaba la cara arriba pero es que encima fue topón en la muleta.  Fandiño siguió sin cruzarse, como toda la tarde.

Pero 'Bosquimano' se acordó de su encaste cuando el diestro lo citó al natural con la muleta retrasada. El toro pensó: 'a mí no me hagas eso que no soy nada del otro mundo pero me falta aún bastante para babosa'. Se fue a por él y casi lo prende feamente.


Iván Fandiño, en un pase de pecho a «Bosquimano»
FOTO: Paloma Aguilar
Tras pinchazo arriba y entera en el lomo saliéndose de la suerte y con degüello, finalizó la tarde de Fandiño, que volvió a oír cómo aplaudían al toro para fastidiarle, no por otra cosa. Mejor que no vuelva a aparecer por aquí en Domingo de Ramos porque no le trae muy buena suerte (recuerden lo que sucedió hace un par de años).

AGUILAR. Su primero amagaba con rajarse desde el principio y se salió con la suya muriendo a diez metros de toriles. No brindó al cielo éste su primero como hicieron sus compañeros acordándose de Adrián, el niño que quería ser torero (alguien le avisaría y brindó el sobrero).

Nos sorprendió planteando adecuadamente la faena en los medios e iniciándola con la izquierda pero se veía al vuelo que le faltaba la decisión de otras veces. Por eso, el toro se fue repuchando, iba tirando a tablas y se hizo el amo dándole un par de sustos. Media pasada en correcta suerte contraria y a otra cosa.




Lidió el sexto por ese corrimiento de turno con Del Pilar que les comentábamos antes. Era un toro sin cuello y un tanto acochinado. Aguilar es uno que desprecia el primer tercio y no se esconde de ello como decíamos en esta entrada. Su picador le perpetró una carioca de cárcel. Era protestado por blando y por el hartazgo del respetable a esas alturas de corrida. Fue cambiado tras el segundo par de banderillas...

El sobrero (en la foto anterior) resultó ser uno de San Martín que tenía las patitas de cristal pero éste, curiosamente, no se devolvió porque ya se ocuparon de echarle capotes arriba para que no claudicase y no saliese un hermano suyo que era el otro sobrero. Eso sí, el picador de Aguilar lo volvió a crucificar dándole otra paliza en el lomo ¡qué argumentos para el PACMA son estos picadores tan criminales! Menos mal que no vienen a los toros...

No tuvo ningún interés la labor de enfermero que realizó Aguilar con la muleta a media altura. Llegó a pegarse un arrimón más bien deleznable dadas la fiereza y el poder de semejante animal. Cobró un pinchazo perdiendo la muleta y estamos seguros de que eso le costó como mínimo la petición de oreja, monumental despropósito que afortunadamente no llegó a darse. Finalmente, estocada arriba dándose ventaja con el brazo pero saliendo derribado, aunque el toro no hizo demasiado por él cuando lo tenía a su merced en el suelo. 


FOTO: Javier Arroyo

Creemos que quien esto firma es de las pocas personas de España que ha asistido in situ a las dos victorinadas de 2017: Arnedo y Madrid (junto a Victorino, su hija y Félix). Pues la primera, en la frente y la segunda, en el pecho. 

Les aseguramos que no iremos a la de Victorino en Sevilla, o sea que si la corrida sale con poder, quedará claro que somos gafes. De momento, nos hemos fumado dos puros de los que quitan las ganas de ver toros durante un buen periodo de tiempo. Puros grises, pero puros de consideración.

Recordamos una corrida muy mala de Victorino en la feria de Otoño de 2002. La salvó Robleño saliendo a hombros gracias al sexto. Victorino hijo reconoció entonces: 'estamos muy agradecidos a Fernando porque salvó una tarde muy difícil para el ganadero'. La de este Domingo de Ramos no sólo no la salva nadie sino que probablemente ha sido la peor corrida de Victorino en Las Ventas -a no ser que algún amigo lector nos rectifique y recuerde otra con menos poder y menos casta-.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.




26 comentarios:

  1. Ya me parecía raro que hubiera tanta cola para sacar entradas el mismo día de corrida... Pero como las entradas siguen sin código electrónico, para facilitar que entre cualquiera y se siente donde quiera (los acomodadores no saben más que decir izquierda o derecha) pues...

    -Desde la grada del 3-

    ResponderEliminar
  2. Mala noticia para el aficionado.Estaba pesaroso, por haberme ido a la playa en lugar de quedarme a la corrida.

    ResponderEliminar
  3. A la grada del tres: la modernidad de Casas se ha quedado a medio camino en lo de las entradas. Pero lo del programa de mano ni tiene nombre, era penoso.

    A bragaomeano: acierto pleno con la playa. Yo tengo las Ventas más lejos pero la playa, a quinientos metros.

    ResponderEliminar
  4. Empezando por la materia prima que es toro, en ocasiones creo no entender a aficionados serios con el verdadero comportamiento de un Victorino,la verdad no he presenciado in situ muchas corridas de este hierro, pero siempre con todos aquellos que he hablado siempre han esperado mas de la corrida.
    Hablo de la Tafalla 2013 encerrona de El Cid en Madrid 2015, la del año pasado con Uceda,Cid y Abellán(Madrid) y Arnedo este año. Así que muchas veces veo algún toro que "se deja hacer" pero que a su vez tiene peligro y la verdad que puede estar muy interesante(no hablo de "Cobradiezmos"). Por ejemplo las de Tafalla y Arnedo no cuentan porque son de la "caja B y C"(alguno ya me entenderá......) Sobre la encerrona decir que la mayoría no fueron de mi gusto sin recorrido y gazapones,que Cid estaba en otro mundo también hay que decirlo y no lo vimos en toda la tarde, y de Victorino PETARDO GORDO, pero él en el tendido cerca de la puerta para salir corriendo y quizás no despidiendo al torero(no lo se), y el Cid a cruzar en solitario el inmenso ruedo de Madrid aguantando todo tipo de insultos y desprecios. Que bonito es salir a saludar e incluso dar la vuelta al ruedo con el torero cuando te indultan a un toro........pero ¿porque los ganaderos o mayorales no se van por la puerta de cuadrillas al finalizar el festejo? Se la tarde que sea y plaza!!!!! Quizás se verían otros resultados.......
    La corrida del año pasado mas de lo mismo pero me gusto mas, también por ser una terna y ver diferentes conceptos, Uceda fatal, El Cid querer y no poder y Abellán......no se me ocurre nada.
    Luego viene el tema de que los toreros sepan que corrida van a lidiar.....porque estos dos toreros como Fandiño y Aguilar aun no se han enterado como lidiar este tipo de toros.....mejor echar la persiana pero a ellos,no ha nosotros!!! Fandiño yo creo que sera difícil verlo ya.....a no ser que se tire sin muleta para conseguir algo (grave error). Pero Aguilar que ha lidiado bastante mas que Fandiño estos toros tendría que adaptarse y saber hacer mejor las cosas sobre todos en los primeros tercios, luego que aguante o no el toro es otro cantar y por lo visto últimamente aguantan poco.
    Así que espero algún día ver algún Victorino como ha ustedes le gustaría que saliese, pero que tenga delante a otro que sepa hacer las cosas bien desde el principio.
    Gran crónica para los que no estuvimos presentes y un saludo a todos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respecto a Victorino, él mismo se colocó el listón tan alto. Por otro lado, en Las Ventas siempre han sido bastante comprensivos con estos toros pero de seguir por este camino, me temo que las cañas se tornarán pronto lanzas.

      Es buena idea lo de que el mayoral o el propio ganadero se fueran al callejón durante la lidia del sexto toro para cruzar la plaza antes de los diestros y corresponder a la ovación o a la bronca. Y si no, que la cruce un amigo suyo que se preste a ello llevando un sombrero de ala ancha. La cuestión es que se pueda manifestar la opinión sobre el ganado.

      De acuerdo en lo de los lidiadores aunque para lidiar algo tiene que haber delante un mínimo de casta y de poder. Si no, no hay lidia que valga y ese fue el caso de la corrida. No obstante, son toros que siguen sin permitir destorear ni citar con la muleta retrasada. En eso salimos ganando respecto a las monas de otras ganaderías. Los albaserradas pueden salir flojos, sosos y mansurrones como en Arnedo y en Madrid, pero no han llegado a la bobaliconería de muchas otras ganaderías -de momento-.

      Respecto a lo de gran crónica... Gracias pero fíjese usted que por ahí se lee que los dos toros de Fandiño fueron ovacionados. Es falso completamente. Ni llegó a la mitad de la plaza los que aplaudieron -de ovación, nada-. Y fue, insisto, para fastidiar a Fandiño, NADA MÁS. Es impresionante cómo llegan a mentir los que viven de esto (la empresa y algunos portales comerciales). Incluso el propio Victorino es más honrado y en su web que acabo de mirar pone 'aplausos' en ambos, nada de ovación.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Comparto bastante la impresión general de que Victorino da señales preocupantes. El gesto del primer toro dejando a Del Pilar solo tras la larga cambiada en la puerta de toriles no preludió nada bueno. Pese a eso, creo que la corrida tuvo su interés hasta el 3º. Hasta ahí fue en plan serio, como una corrida de toros (mejor o peor, pero dentro de lo que puede ser una corrida de toros). El primero fue un manso con guasa. No sé si alimaña o no pero se le parecía mucho. Mi impresión desde mi localidad no fue que el toro se quedara debajo por falta de fuerza sino que buscaba descaradamente. Fue un manso orientado cuya lidia tuvo interés precisamente por su listeza, la cual ponía una gotillas de imprevisibilidad y emoción, más cuando del Pilar se empeño en torear con la derecha, cuando en los capotes se había visto que si había un pitón era el izquierdo. Luego cuando se puso por él tras al menos 4 tandas por el otro lado el toro ya sabía latín. Pero claro, le debió dar camelo ponerse de primeras con la izquierda con un toro que no era la tonta de todos los días, ni tampoco el “Platónico” que indultó en Illescas. Nombre de toro que indica un poco el estado de las cosas: al torero o le sale su ideal platónico o no sabe qué hacer. Un ejemplo de esto lo tenemos en Aguilar. Su primero es otro manso que huye a los terrenos del cinco, pero que, una vez allí, cuando se arranca, van con todo, cada embestida es vibrante, un latigazo. Y Aguilar no para quieto ni es capaz de dominar la situación. El toro lo desborda. Sin embargo, con la mona blanda de San Martín, se pone pinturero, se relaja y se gusta. Así está en asunto: solo torean cuando no hay toro. El toreo actual (en la mayoría de los casos) necesita la degradación del toro. Es deprimente, pero me parece la ecuación que expresa la situación. La fiesta actual tiene dentro su propio mecanismo autodestructivo, como aquellos artefactos de “Misión imposible”. En cuanto un toro arrea, nadie puede. Se dedican a tapar al toro y a hacerlo pasar por ilidiable, con la ayuda de una prensa (por ej. Zabala) que tapa más de lo debido y que ya solo juzga los toros no en base a si son bravos o mansos sino a cual es la calidad de sus embestidas y si esas se acoplan a cierto canon de toreo. El toro ha de ser algo que se acopla al torero y no algo que hay que poder y luego, torear. Y no se dan cuenta que al pedir ese toro tan precocinado están avalando el toro que da pena y que lleva como mínimo a la sin muerte cuando no a la desaparición. Se suele acusar a ciertos aficionados ortodoxos de dogmáticos pero el neotoreo y la neolengua también tiene sus dogmas: el toro debe ser de cierta forma y no salir se de ahí. En fin.
    Respecto al segundo, yo creo que fue un buen toro. Sin ser nada del otro mundo me pareció un toro serio. Un toro, lisa y llanamente. No tengo aquí las notas en varas pero medio cumplió. En la muleta fue pronto pero no se toreaba solo ni era tonto. Pesaba de verdad en la muleta, de ahí que Fandiño no se atreviera a dar el paso, que era quedarse quieto y ponerla tras el primer pase. Siempre dudaba y se recolocaba porque no se acabó de confiar.

    (sigue)

    ResponderEliminar
  6. Y a partir del 4º todo fueron despropósitos: el tal Bosquimano era un zambombo. Me dio vergüenza que se aplaudiera ese toro de salida. No soy de Madrid pero me he hecho como aficionado allí y creo que hay gente en el 7 que delira. En Twitter lo han dejado claro, diciendo que el toro era impresionante de presentación. De hecho, lo único que hacen es dar la razón a los que dicen que solo les gustan los elefantes y que en Madrid se quieren elefantes. Para nada. El que quiera saber lo que quiere la afición de Madrid (una gran parte) es lo que dejó dicho Vidal, lo cual no cito porque sé que ustedes lo saben. Y el quinto (que venía como sexto) estaba mal presentado. Demasiado escurrido. Su mala presentación se exageró por haber salido tras Bosquimano pero pese a todo, estaba mal presentado. Y el sexto era un toro vastísimo y bastante feo.
    Por tanto, una corrida de toros hasta el 3º (dos mansos, uno listo y otro fiero y un toro bueno en líneas generales como el segundo), cachondeo después. Más allá del juego, lo peor es que Victorino nos la ha jugado. No tenía dos corridas para Madrid pero decidió entrar en el juego (publicitario) de Casas y apañar una corrida en abril, sin tenerla, cogiendo 3 toros aceptables y otros 3 que no (uno chico y dos bastos). Se quita varias bocas, hace caja y aquí paz y después gloria. Y encima vendiendo la moto de que las dos corridas iban a ser equilibradas cuando sabe de sobra que no. Pero sabía que la gente se iba a hacer la paja mental de que esta sería la buena al no haber figuras, cuando ha sido la corrida con la que (en parte) ha limpiado corrales. Si es que es muy fácil engañar al que se quiere engañar, como ciertos aficionados del 7 y otros lugares de la plaza de Madrid. Y encima, nos ha engañado preparando el terreno: por un lado dice que todo era un gran compromiso, que las dos corridas iban a ser equilibradas, pero a la vez el mayoral dice que qué pena que Madrid no quiera toros con hechuras de Cobradiezmos. O sea, por un lado vende la moto de que hay que ir a la plaza, que ellos están comprometidos y todo es un gran acontecimiento pero a la prepara el terreno para lavarse las manos por si sale mal (ya que se tema que la cosa no va a funcionar del todo porque sabe perfectamente que está mandando 3 toros mal presentados).
    Todos sabemos que Victorino es un pájaro (como lo fue su padre) y no nos asustamos porque sabemos que en este mundillo hace falta astucia. Pero no debería pasarse, ser un poco más honesto y no engañar a los que le dan de comer, que hasta ahora somos los aficionados, ya que ninguna figura pide (salvo hecho puntual) sus toros.
    Victorino está jugando con fuego. Debería no vacilar a la afición. Por mi parte, está empezando a dejar de ser ilusionante ir a ver una corrida suya, tanto por la casta que le está quitando a los toros como por los vaciles (el de Bilbao pasado también tuvo lo suyo, con una corrida mal presentada y sosa, salvo un toro y medio).

    Disculpad el rollo.
    Un saludo
    José Cepeda, poresasplazasdedios.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es ningún rollo y no hay nada que disculpar. Al contrario, le agradezco que pierda su tiempo comentando.

      Estoy de acuerdo con algunas cosas que dice, especialmente con lo de Victorino al final. Pero me centraré en lo que discrepo.

      - El primero fue manso, soso y sin fuerza ni casta. Entiendo que 'con guasa' implicaría que hiciera pasar un mal rato al matador. Nada de eso sucedió excepto por la ineptitud del diestro empeñándose en torear por el derecho cuando hasta un ciego veía que el toro le había avisado (¿Quién aconseja a estos toreros?)

      - El victorino de Aguilar lo desbordó porque le faltó decisión. Y este torero, cuando tiene decisión, se está quieto. Aquí no paró de moverse y perderle pasos, con lo que el toro se acabó haciendo el amo.

      - Discrepo en que el segundo fuese un buen toro. Tengo aquí mis notas que copio:

      "Primer puyazo: cae en el lomo y el toro empuja con un sólo pitón (como 'Cobradiezmos'). Segundo puyazo: otro en el lomo, sale suelto. Se viene arriba en banderillas. No habrá que dudarle. Fandiño no duda al principio pero no se cruza. El toro se acaba rápido. Ni un pase bueno".

      A Victorino hay que exigirle más que esto que he transcrito, en mi modesta opinión.

      - Respecto al toro que se exige en Madrid, hace ya muchos años que esta plaza perdió el norte. Lo peor es que ha hecho perder el norte a muchas otras. Y, para confirmar lo desnortada que está, ya se fijaría en que, si Aguilar mata a la primera al inválido sobrero, mucho me temo que falta poco para que caiga la oreja... Sólo hubiera faltado eso.

      - No acabo de ver claro a qué toro de los tres primeros se refiere como 'fiero'. Yo no vi fiereza por ningún sitio en toda la tarde aunque eso es subjetivo y mi fiereza puede ser distinta de la suya.
      Del primero ya hemos dicho que no valía para nada y yo lo califico de 'mansurrón' más que 'manso', o sea, menos categoría incluso. Del segundo, queda transcrita mi opinión con las notas. El tercero era blando de salida y estaba loco por irse a las tablas. Yo no vi su fiereza por ningún sitio si se refiere a éste.

      En el comportamiento global de los toros puse 'mansurrones' con idea. Si a un amigo que no fue le dices que fueron 'mansos' te pregunta 'pero mansos ¿con interés?' Si pones mansurrones ya se deduce el aburrimiento, que es lo que fue toda la corrida.

      Saludos cordiales e insisto en agradecerle que haya dado su opinión.

      Eliminar
    2. Siguiendo con las cortesías, no es pérdida de tiempo, es un placer. Además, si son diez minutos, que sale todo como a cascoporro.

      Punto por punto:

      -Más allá de la impericia de Del Pilar, que fue patente, si un toro se va a por ti y no te perdona un error (equivocarte de pitón, como es el caso), demuestra que durante la lidia ha aprendido, y señala que va en serio. Estimo que tiene guasa un toro que no se deja torear, que claramente no quiere colaborar y no permite errores. Justo de raza, seguramente, estoy de acuerdo. Pero no tanto como para dejarse hacer o dejar de plantear batalla. Considero descastado (más allá de la definición clásica que indica que es encastado o no aquel toro que tiene una morfología y un comportamiento adecuado a su encaste) a un toro que no plantea ningún tipo de batalla o dificultad. Para mi este toro tuvo una inteligencia muy adecuada a su encaste. Por tanto, enteramente descastado no fue. Y soso al que no genera peligro. Ese toro planteó dificultades y creó peligro. Si, aumentadas por la impericia de su matador, pero ese toro se le hubiera generado problemas a cualquiera. Más o menos, en base a su capacidad, pero no era, objetivamente, un toro fácil. Seguramente el toro no estaba sobrado de fuerzas pero no recuerdo haberle visto renquear, la verdad. Y no creo que fuera soso porque al menos por su orientación creó algo de emoción. Considero soso al toro que no genera emoción. Podemos hablar de grados de sosería si quiere. Soso, para mí, fue el jugado en quinto lugar. Metía la cara, pero no decía nada. Era soso, sin sabor.

      -Respecto al de 3º, el primero de Aguilar. Es que le falto decisión porque vio lo que tenía delante. Un toro que retrocedía y metía la cabeza entre las manos y que repente se disparaba en una embestida muy fuerte (no soy el único en decirlo, ver blog “Dominguillos”), que precisamente era muy peligrosa por ese carácter incierto del toro. Y cuando empezaba no paraba hasta finalizar la serie. Yo ahí vi fiereza, y no creo tener un concepto débil o blando de la fiereza. Lo que pasa es que el toro había huido a los terrenos del cinco y a lo mejor eso tapa las cosas. Y sobre Aguilar: le he visto demasiadas veces con toros complicados y, como casi todos los toreros, se ve desbordado (Vengativo de Victorino en el 14, el propio Camarín de Ibán del año pasado lo desbordó, por no hablar del 5º de la de Moreno Silva del año pasado, de embestida similar a la de este del que hablamos, aunque más violenta y más a media altura, si no recuerdo mal). Insisto, creo que no tuvo decisión porque vio lo que tenía delante.

      (sigue)

      Eliminar
    3. -Respecto al segundo. Cierto, recuerdo que en el primer puyazo empujó con un solo pitón. Bueno, pues muy bien, pero empujaba. Que parecemos tan dogmáticos como los de Mundotoro con el meter la cara y los matices de los “aquilatadores” de embestidas (tipo Zabala). Si un toro empuja, empuja. Luego podemos decir que lo hace mejor o peor (y eso suma o resta) pero no que “no empuja” y evaluarlo casi como si se rajara. Camarito, un Palha de 2009 (lidiado en 5º lugar), empujó con un solo pitón hasta que partió la vara y tiró al suelo a piquero y caballo (vea este video https://vimeo.com/4880995). ¿Fue menos bravo? No creo. Las cosas no se pueden medir tan con escuadra y cartabón. Esto no son matemáticas. ¿salió suelto en el segundo puyazo? No puedo discutirlo, no tengo aquí las notas. Debo concederlo. Y en la muleta, más que acabarse, creo que acabó viendo el percal. Y le diré algo: adoro a los toros que tras ir treinta veces mandan a la mierda al matador: “mira chico, si no has podido hacer nada con todo lo que te he dado, que te den”. Me gustan los toros que ponen fin a la faena ELLOS porque se orientan. Ese toro no se rajó para nada. Regaló 30 embestidas, a partir de ahí me parece perfecto el toro que deja de “meter la cara” (siempre y cuando no sea porque se va a tablas o a toriles, claro). Digo que fue un buen toro porque fue regular en todos los tercios. No superior, no malo, un buen toro, un toro medio, un toro que va pero que no lo regala, un toro que hay que torear. Un buen toro. Hace tiempod e que dejé de soñar con ideales, intento ver a cada toro por lo que es (aunque sé que todos manejamos referencias que nos orientan).

      -¿Qué a Victorino hay que exigirle más? Por supuesto. En todo. Creo que lo digo en mi comentario, nada más empezar, creo. Y creo que se desprende de lo que digo. Si no, lo reafirmo: por supuesto, completamente de acuerdo. Victorino cada vez rima más con eso de “echarle agua al vino”.

      -Respecto a Madrid: hay que tener en cuenta que es una plaza donde va mucha gente y entre tantas (de todo sitio y lugar) es muy difícil extraer un comportamiento homogéneo. Madrid tiene la esquizofrenia típica de ser una plaza grande con muchos pareceres donde unos aplauden unas cosas y otros pitan otras. Ahora no hay ninguna figura así y eso se nota. Y es reflejo de las distintas corrientes de opinión que hay en la crítica. En los 80 y 90 fue más homogénea en sus protestas porque la figura eminente de Vidal imperaba. Y esta situación solo es comparable a otras plazas grandes como ella. Debajo de la grada del 9 donde yo estaba había un follón tremendo con un tipo que no paraba de afear a Aguilar en el sexto. Esta algo loca pero no perdida, está aún viva. Ninguna plaza de su tamaño puede decirlo y no se puede comparar con Francia ya que allí van a los toros solo las élites y eso es otra historia.

      (sigue)

      Eliminar
    4. -Respecto a Madrid: hay que tener en cuenta que es una plaza donde va mucha gente y entre tantas (de todo sitio y lugar) es muy difícil extraer un comportamiento homogéneo. Madrid tiene la esquizofrenia típica de ser una plaza grande con muchos pareceres donde unos aplauden unas cosas y otros pitan otras. Ahora no hay ninguna figura así y eso se nota. Y es reflejo de las distintas corrientes de opinión que hay en la crítica. En los 80 y 90 fue más homogénea en sus protestas porque la figura eminente de Vidal imperaba. Y esta situación solo es comparable a otras plazas grandes como ella. Debajo de la grada del 9 donde yo estaba había un follón tremendo con un tipo que no paraba de afear a Aguilar en el sexto. Esta algo loca pero no perdida, está aún viva. Ninguna plaza de su tamaño puede decirlo y no se puede comparar con Francia ya que allí van a los toros solo las élites y eso es otra historia.

      -El segundo fue manso, pero si hubiera sido mansurrón o de solemnidad, ¿por qué se arrancaba en cada cite?, ¿por qué no huyó a toriles?, ¿por qué se quedó en terrenos del 7? No sé, llamo manso a un toro que deja de pelear (con sus grados, claro). Ese toro no dejó completamente de pelear. Manso, sí, ¿mansurrón, que no valió un duro? No valió mucho pero dígame qué significa exactamente “no valía para nada”.

      -Yo en los primeros tres toros no me aburrí. Entiendo que es subjetivo, pero yo me entretuve con los distintos matices que tuvo cada uno de esos toros. Todos tuvieron algo que me interesó. ¿Qué pudieron tener más? Nos ha jodido, pero intento ver cada toro por lo que es, y no solo referenciarlos a ideales, ya que eso solo genera continua decepción y frustración, ya que nada llega nunca nada al ideal. Y, sobre todo, como parece no ser como el ideal, ya tapa todo lo que pueda tener el toro más allá de sus defectos.

      Yo me empecé a aburrir en la segunda parte de la corrida, de la que ya he hablado en los anteriores comentarios, que, como dije, no solo fue un coñazo sino que estuvo mal presentada.

      Y nada, que el placer es mío.
      Un saludo
      José Cepeda.

      Eliminar
    5. Todos los toros empujaron en su primer puyazo, especialmente 'Bosquimano'. Si a éste lo cuida Fandiño, le dosifica el castigo y lo pone largo un tercero, igual a estas horas estaríamos hablando de él. Pero recuerde que Victorino padre decía que al primero 'va una vaca lechera'...

      Quizá pido demasiado exigiendo a Victorino bastante más que esos matices que señala usted con buen criterio. Pero entre tanto homenaje, tantos parabienes y tantos abrazos este invierno, creo que esta corrida merece un claro suspenso fundamentalmente por su falta de poder. Acabo de leer al amigo 'Dominguillos' y le digo lo mismo. Puedo aceptar todos esos matices que comentan usted y él pero creo que estaremos de acuerdo los tres en la falta de poder de todos los victorinos que salieron. Es más, creo que Victorino Martín Andrés estaría de acuerdo con bastante de lo que comento en la entrada, pero es sólo mi suposición y no tiene valor. Y es que el abuelo no era uno que se entretenía en matices.

      Que los toros de Victorino guardan aún un recuerdo a su encaste y a la selección que hizo el abuelo es innegable. Aún no son las babosas a las que se les hace todo tipo de monerías, lo destaco cuando hablo del error de Fandiño en su segundo y también en el tercer párrafo de mi respuesta al comentario anterior de Andrés.

      En los 80 en Las Ventas se hacía lo que decía El Lupas que, a su vez, seguía los dictados no de Vidal sino de Navalón. Es cierto lo que usted dice de que es una plaza variopinta pero hemos asistido a bastantes despropósitos importantes que no viene a cuento recordar aquí.

      Yo estaba en el tendido bajo del 9 y tuve detrás el follón a que se refiere. Fue uno que empezó a decir que lo que tenía delante Aguilar no era un toro, que quería ver toros y demás. Cuando Aguilar empezó con su arrimón y sobre todo cuando fue arrollado al entrar a matar se encaró con él más de uno.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
    6. De acuerdo en lo de los parabienes. Victorino ahora mismo, más que echar toros, está recogiendo premios, de hecho podríamos decir que recoge premios al mismo ritmo que echa toros decepcionantes. Es curioso. Y eso es tremendamente preocupante. A ver lo que le dura la gloria porque esta se sustenta en hechos o en hechos proclives en generar mitos, y de eso hay poco ahora. No sé, usted va a su finca, dígaselo un día. Háblele también de Cobradiezmos.

      Lo de Bosquimano es hacer ciencia ficción. Estoy de acuerdo en que hubiera estado bien un tercer puyazo, pero creo que el toro no hubiera ido a mejor. Pero claro, es ciencia ficción y quizá tenga usted razón.

      De acuerdo con lo del abuelo, pero creo que los tiempos del hijo son distintos. Ya no hay toreros como los que antes mataban estas corridas. No es una disculpa, pero Victorino lo sabe. Cuando un gran aficionado de Madrid le dijo que su rollo debía ser el toro que mete miedo, le dijo: “Pero, esas corridas, ¿hoy quién las mata?” Su reto es ese, mantenerse fiel al espíritu adaptándose un poco a la época. Es jodido.

      Respecto a lo de los matices: para mi ver una corrida es ver esos matices y no quedarme en el blanco o negro. Sobre la base de la emoción, que en el quinto no paré de bostezar. Que cada uno disfrute como quiera.

      Y por supuesto que hay que exigir mucho a Victorino. Está bien que lo haga y los demás también deberíamos. Pero por eso no dejo de intentar ver lo que hay, lo bueno y lo malo.

      Respecto a Madrid, más allá de las personas que usted cita (y que tendrán la influencia que usted dice) Vidal era también una referencia. No tanto en lo que “se hacía” sino en la manera de entender el toreo. Al menos en una parte de la plaza. No es por discutir, pero me parece innegable. También le digo que yo era un poco pequeño y puedo distorsionar la realidad.

      Y no hay que olvidar otra cosa sobre Madrid: la infausta época de Taurodelta ha echado a muchos abonados de la plaza y de momento sus huecos solo se llenan (en parte) con público. En lógica eso ha bajado la exigencia.

      Lo del follón es tal como lo cuenta, usted lo vio desde abajo, yo desde arriba.

      Un saludo
      José Cepeda

      Eliminar
    7. ¿Qué le voy a decir de 'Cobradiezmos' a Victorino hijo? Soy de los pocos que estuvo en contra de ese indulto desde el primer minuto y con las declaraciones que he ido viendo de él, parece convencido de que ese toro era su ideal. Creo que es una batalla perdida.

      Ojo que no digo que 'Bosquimano' hubiera ido a mejor. Era un toro que topaba más que embestía y eso seguramente no tiene remedio. Sólo digo que con un tercio de varas lucido, hoy hablaríamos de otra cosa. Yo estoy seguro de que ese toro sí se hubiera arrancado de largo en un tercer puyazo, no como sus hermanos, que tardeaban hasta la exasperación. Fui yo el que tras la segunda entrada gritó '¡ponlo largo!'. Lógicamente, no hizo ni caso porque la suerte de varas le da absolutamente igual.

      ¿Quién podría matar hoy los victorinos del abuelo? Pues el equipo habitual: Pérez Mota, Rafaelillo, Joselillo, López Chaves, Escribano, Sánchez-Vara... Es posible que ninguno de éstos tenga el valor de Ruiz Miguel o de Manili pero Esplá tampoco iba sobrado de valor -reconocido por él mismo muchas veces- pero salía airoso a base de técnica.

      Por supuesto que yo también disfruto con los matices pero hay una cosa que va antes: el poder del toro. Eso es el blanco o negro. En cuanto a poder, la corrida fue un suspenso sin paliativos. E insisto tanto en ello porque estamos hablando de Victorino. En otra ganadería, quizá me entretendría más en los matices.

      En Las Ventas todos hemos visto al 7 seguir como un solo hombre lo que decía o hacía El Lupas primero y Salva después. Sobre los tejemanejes de ambos entre bambalinas ya hablaríamos. Cuando lidiaba algún ganadero 'amigo' o protegido no iban al 7 sino que se escondían en otro tendido y guardaban un silencio sepulcral. A veces 'sugerían' a la empresa ganaderías que suponían un gran negocio para ella porque salían muy baratas. Otras, protestaban o aplaudían según los gestos en la misma plaza de algún crítico presente (Navalón, porque Vidal no pintaba tanto hasta que el onubense se murió). Hay muchos en Madrid que podrían contar historias curiosas.

      Saludos.

      Eliminar
    8. ¿Poder? Cierto, el poder es importante, pero no me parece que sea la única cualidad en un toro de lidia. De nada me vale un toro con poder si luego es un mulo o un manso que huye a toriles (y todos hemos visto de esos). El Palha del Domingo de Ramos de Fandiño fue tres veces al caballo, tuvo su poder y luego se rajó. El primer Ibán del 13 en Madrid derribó dos veces al caballo en tres entradas (incluso 4, si cuento una al relance en terrenos del 1) y luego fue un animal manso y rajado. Habría más ejemplos. Considero al poder una cualidad más entre las necesarias del toro de lidia, junto a la casta, los pies, el sentido, etc. Estoy de acuerdo en que los matices han de ser sobre la base del toro, pero no solo del poder, sino de las cualidades esenciales al toro de lidia, que cristalizarían en la sensación de peligro (de ahí que un toro con una embestida depurada no me interesa si no transmite peligro, ya que deja de ser lo que esencialmente, en mi opinión, es un toro de lidia). A partir de ahí, ese toro me interesa. El toro es peligro en movimiento, una dificultad que el torero ha de resolver. Es lo que le pido en esencia. Pero no solo el poder. Si usted considera que es la base fundamental, es respetable, es su criterio. ¿Que la corrida del otro día fue un suspenso en poder? No lo sé, no creo que el poder fuera su principal problema, aunque igual... Y tampoco creo que fuera la peor corrida de Victorino en Madrid. la del Otoño del 2009 fue peor, porque por no tener no tuvo ni malas ideas, salvo un buen 5º que le tocó a Urdiales.

      Sobre quién puede matar hoy los del abuelo, usted mismo se responde. Creo que es demasiado benévolo con ellos. Esos toreros lo intentan pero no llegan, ni en valor ni en capacidad (o técnica, como usted dice de Esplá). No sé cuando se hizo la última faena decente a un Victorino. La de Escribano a Cobradiezmos duele verla.

      Cuando hablo de que Vidal imperaba me refiero a la manera de entender el toreo a nivel teórico, a la manera de analizar y juzgar las faenas. Y así como Navalón tenía muchísima ascendencia en este sentido, también la tenía Vidal, y la gente veía y entendía las corridas (no solo el 7, sino gran parte de la plaza) desde sus conceptos. Y vamos, decir que Vidal no pintaba nada cuando yo he visto a mogollón de aficionados de Madrid comprar El País solo por leer la crónica de Vidal… Otra cosa son los tejemanejes esos que usted dice (mover protestas o corridas, etc.), que serán así, pero que yo no me refiero a ese tipo de cosas (por suerte no creo que un caballero como Vidal se dedicara a semejantes asuntos, aunque a lo mejor usted sabe otra cosa). Opino, y a lo mejor es pura especulación sin base, que hoy no hay ninguna figura a nivel teórico que predomine y creo que de ahí deriva cierta ofuscación. Los conceptos canónicos acerca de lo que es un toro y el toreo están en plena transformación y hay bastante confusión. Creo que en parte por eso hay como una disputa entre diferentes pseudocorrientes derivadas de según qué revistosos o entre teorías del pasado (Navalón, Vidal). Desde luego, todos sabemos de donde beben muchos de los que gritan “baja tú” (sí, algunos al tuntún, pero otros se sabe de dónde).

      Un cordial saludo
      José Cepeda

      Eliminar
    9. Por supuesto que Vidal era un caballero que no entraba en tejemanejes. No lo he dicho y ni siquiera lo he insinuado. Él mantenía una posición alejada de todo el mundillo, que es lo que debería hacer cualquier crítico que viviera de esto. Navalón era otra cosa, aunque de toros lo sabía todo.

      Totalmente de acuerdo con usted en todo su razonamiento de que las cualidades del toro deben cristalizar en la sensación de peligro.

      Pero a mí sí me vale el poder en un manso como los que echa Dolores Aguirre, por ejemplo. Y lo de un 'mulo con poder' me parece un oxímoron. Sí puede ser un toro que demuestre cierto poder y luego se raje, por ejemplo, ése de Palha al que usted se refiere.

      Usted dice que la base tiene que ser ciertas cualidades del toro y apunta varias con las que no puedo estar más de acuerdo. Pero si me hacen escoger una, escojo el poder, aunque luego se raje y aunque sea en el fondo manso.

      Saludos.

      Eliminar
    10. Anda, nos ha jodido, y a mí también me valen los mansos de Dolores Aguirre, pero es que esos tienen un fondo de casta tremendo. Pero, ¿ve? Poder + casta, ya no es poder solo. Por eso digo que no se puede reducir todo a una sola cosa, ya que si no va acompañado de otras una única cualidad no sirve. Si un toro está todo el rato por los suelos, la mucha casta que pueda tener no le vale para nada (todos hemos visto algunos).

      Sobre el poder. ¿Estamos de acuerdo en esta definición? "Poder: fuerza o pujanza del toro". Es para saber de lo que hablamos, que es que a lo mejor hablamos de cosas distintas. Cuando yo hablo de poder hablo de esto, y no veo por qué va a ser contradictorio con "mulo", con manso a rabiar, con manso descastado, con ese toro que se va a toriles e incluso allí sale de los pases al revés y no para de huir, que es lo que entiendo por "mulo". Y este toro pudo o puede tener poder.


      Un saludo
      José Cepeda

      Eliminar
    11. Los de Aguirre tienen un fondo de casta...cuando lo tienen porque a veces salen descastados o directamente mulos como dice usted.

      Sobre la definición de poder yo iría un poco más allá. Sería esa fuerza o pujanza que pone en aprietos al picador en el primer tercio y al diestro en el último. No es suficiente con tener fuerza sino que habría que canalizarla en ese 'poner en aprietos' a que me refiero. Eso sería para mí un toro con poder, aquél ante el cual todo lo que se haga tiene mérito y al que hay que dominar.

      Los toros comerciales, ésos con la embestida 'depurada', como muy bien dice usted, no demuestran ningún poder porque dan siempre la impresión de que el diestro no pasa ningún apuro, todo se reduce a estarse quieto y templar la dulce embestida (que no es poco, pero no es bastante).

      El mulo del que habla entiendo que equivaldría al marmolillo y ése tampoco causa problemas al diestro, por eso le decía que me parecía raro combinar 'mulo con poder'. Ahí, la fuerza o pujanza no sería suficiente.

      Saludos.

      Eliminar
    12. Muy interesante la charla.

      Añadiría a lo que dice Rafa que, además de poner en aprietos al picador en el primer tercio, el toro con poder también pone en aprietos al matador en el recibo capotero. Que maravilla es eso de ver salir al torero hacia fuera sobre las piernas, lidiando, tratando de no ser desbordado por la pujanza del toro. Los profesionales dirán que..."es que aprieta para dentro...". Milongas, un conocido (y gran) "comentador" de este fantástico blog lo dijo de una manera muy gráfica y hasta poética, una frase para apuntar...(aunque no lo hice y no recuerdo con seguridad su literalidad) algo así como "el toreo es un huracán y el torero debe colocarse en el centro". Pues eso. Le dirán que aprieta para dentro, que es bruto o que embiste rápido. Como dicen algunos profesionales.

      PDT: Una vez un (buen) matador de toros que conoce bien estos encastes me dijo que en Francia les gusta que el toro embista rápido. El toro con poder sin duda embiste con más velocidad. Eso fue hablando sobre una muy buena faena suya en Céret, que apenas tuvo respuesta en el tendido, cuando hubo (sin exagerar) media docena de carteles de toros en la misma, él decía que si esa faena la hace en Madrid le corta al toro las dos orejas, y yo también lo creo. Pero Céret... eso sólo se lo permitió a Frascuelo y cortó una.

      El año pasado fue la casta y este el poder. Vamos desgranando conceptos Rafa. Para mi el poder es un escalón superior a la casta (encastado). Soso, descastado, encastado, encastado con poder.

      Eliminar
    13. Lo del 'huracán' salía en los comentarios a esta entrada:

      http://toreoenredhondo.blogspot.com.es/2016/08/roca-rey-cogido-por-destorear.html

      Copio la frase a la que creo que te refieres: "Entra huracán y sale brisa eso es mandar en el centro de la suerte.
      Ya no hay huracanes. Entra brisa o a veces hay que soplar al toro escachifollado porque le falta aire y naturaleza fiera".

      Respecto a lo del saludo capotero, Rafael Ortega recibió un toro fiero con el capote en Barcelona y fue saliéndose hasta que acabó dejándolo seco en la boca de riego. Fue tal la ovación que dio la vuelta al ruedo antes de que salieran los picadores.

      En esa clasificación que propones podríamos añadir por la parte de abajo 'mulo' o 'marmolillo' y, por la parte de arriba, 'encastado con poder y bravo'.

      Ese matador con el que hablaste ¿no sería Esplá?

      Saludos y gracias por tu buena consideración hacia nuestro modesto blog.

      Eliminar
  7. Hola Rafa, muy buenas.

    Lo primero, gracias por mantener y cuidar este blog. Da gusto leerte.
    Con respecto a la corrida del domingo, quería simplemente comentar un par de cosas con respecto a la organización del festejo. Sin que sirva de precedente, será para echar un cable a Monsieur Casas y compañía. Simplemente porque creo que es de ley dar un tiempo de cortesía a los recién llegados.
    Domingo de Ramos en “Las Ventas”: no tengo la impresión de que la nueva empresa pretenda cambiar “Las Ventas” por eso de “Plaza1”. Yo creo que se trata simplemente del nombre comercial que han elegido para el conglomerado “Casas&Nautalia&gestión de la plaza de Las Ventas”. Es lo mismo que la empresa del año pasado era conocida como Taurodelta.
    Programa: el programa en Las Ventas suele constar de un cuadernillo con las reseñas de los toreros, sus actuaciones, información sobre la ganadería, el encaste y alguna cosa más. Este cuaderno se complementa con una hoja dónde ya vienen los nombres de los componentes de las cuadrillas, el color de sus vestidos de torear, el orden de lidia de los toros, información sobre los mismos, composición del palco presidencial. Hasta dónde yo recuerdo, el domingo pasado también dieron esta hojita. Por eso me ha sorprendido el comentario. Tal vez se cayó del cuadernillo o te lo dieron sin ella.
    Venta de entradas: la venta directa de entradas en la taquilla siempre ha generado colas. Como casi en cualquier espectáculo. Seguro que se puede mejorar, pero de momento yo creo que no hemos empeorado. El año pasado se esperaban 20 minutos de cola para ir a ver novilladas con menos de un cuarto de entrada. El mayor problema el domingo pasado fue, bajo mi punto de vista, la recogida de entradas compradas por internet, que derivó en una fila de personas que iba desde la puerta grande hasta las puertas del desolladero. Supongo que esto ocurrió porque hubo una compra online por encima de lo normal y solo hay dos cajeros dónde recogerlas. Imagino que todo el mundo fue a buscarlas más o menos en la misma franja horaria y la cosa se desbordó. Fallo gordo, bajo mi punto de vista, que a algunos nos hizo perdernos el primer toro (y llegamos a la plaza 40 minutos antes de las 18:00) pero que puedo entender y atribuir a que la nueva organización está empezando y se le ha escapado este hecho. Imagino que para próximas corridas se preocuparán de habilitar más cajeros. Así que, por mi parte, les vamos a dar un voto de confianza. Claro, si dentro de dos meses seguimos igual, ya será otra cosa.
    Lo suyo, como dices, sería poder imprimir las entradas en casa. Con su código de barras. Pero eso requeriría la instalación lectores electrónicos (y seguramente de tornos). Entiendo que eso representaría una modernización del sistema bastante ambiciosa y no sé hasta que punto recae bajo la responsabilidad de Plaza1, en este caso, o también de la Comunidad de Madrid. De hecho, no sé si Plaza1 lo podría hacer por su cuenta
    Por mi parte entiendo que hay que ser exigentes, y críticos, con la nueva empresa. Pero creo que al principio hay que darle un voto de confianza. Para poder luego criticar con razón y peso.
    Un saludo
    Manuel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por lo del blog. Mantenerlo nos cuesta tiempo y dinero pero es sarna con gusto...

      Respecto a la hojita informativa, si la hubo, mi programa no la llevaba seguro (y el de mis vecinos de tendido, tampoco).

      Respecto al voto de confianza a la empresa, en este modesto blog hemos sido de los pocos que se la han otorgado a Casas porque la mayoría le negó el pan y la sal nada más serle concedida la adjudicación. Lo que pasa es que como se las da de moderno y venga con la tauromaquia del siglo XXI y demás zarandajas, al ver que se podían adquirir las entradas on line yo pensé que la cosa estaba bien hecha. Para hacerla a medias, mejor dejarla como antes y así ya sabe uno a qué atenerse.

      Por cierto, la página web de Las Ventas también estaba mejor como antes que lo que hay ahora (para mi gusto, claro).

      Y lo de Plaza 1 seguramente será como dices pero, para el caso, es lo mismo: en este blog no aparecerá nunca esa denominación tan cursi y tan comercial.

      Saludos cordiales.

      Eliminar
  8. Felicitaciones a José Cepeda y a Rafa por el intercambio de opiniones, que nos ha hecho más rica la forma de ver la corrida de Victorino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la parte que me toca. A pesar de alguna discrepancia que me parece mínima, creo que el señor Cepeda y yo podríamos ver juntos una corrida de toros y estar de acuerdo en casi todo.

      Por otro lado, si Victorino lee todo esto, pensará 'estos tíos se quejan de que mis toros no dieron la talla pero les han dado pie a comentar más cosas que en la mayoría de corridas de san Isidro, por ejemplo'. Y tiene razón.

      Saludos.

      Eliminar
  9. "Por otro lado, si Victorino lee todo esto, pensará 'estos tíos se quejan de que mis toros no dieron la talla pero les han dado pie a comentar más cosas que en la mayoría de corridas de san Isidro, por ejemplo'. Y tiene razón."
    A las 2 horas del termino de la Corrida, no nos acordábamos de nada, hablábamos de otras cosas, de hecho fue de las únicas veces que no paramos en los "mentideros" a comentar nada, una decepción mas y "cap a casa".
    Gracias una vez mas por refrescarnos por escrito y con imágenes lo acontecido. También estuvimos en el 9.

    ResponderEliminar
  10. De nada, hombre, me alegro de que estemos de acuerdo. Otro amigo me comentaba que a la muerte del tercer toro se estaba quedando dormido en la grada del 8. Estamos fundamentalmente de acuerdo todos.

    Creo que estaría de acuerdo con nosotros ¡hasta Victorino el abuelo! Ése sería hasta más duro que nosotros con esos toros que salieron.

    Saludos.

    ResponderEliminar