Follow by Email

miércoles, 18 de abril de 2018

INDULTO DE 'EL JULI' EN SEVILLA: 'ORGULLITO' CONTRA 'COBRADIEZMOS'

¿Se merecía 'Orgullito' el indulto? No, como tampoco 'Cobradiezmos'. De entrada, ya saben que nosotros jamás indultaríamos un toro que sólo va dos veces al caballo, eso no puede ser. Por otro lado, no vamos a comulgar con que los toristas que defendieron al de Victorino nos vengan ahora con que fue muy superior al de Hernández. Ahí no vamos a tragar de ninguna manera.

Pero a los garcigrandistas, decirles que el 'Higuero' de Salamanca fue, en nuestra idea del toro, infinitamente superior en la muleta a éste de El Juli. Es probable que nos volvamos a quedar solos con nuestras manías pero ya estamos acostumbrados.


FOTO: Paco Puente

Que conste que no hemos leído absolutamente nada de lo escrito al respecto de lo sucedido en Sevilla. Nos hemos limitado a ver la lidia completa en diferido y sin sonido ambiente.

Habíamos pensado en poner una tabla calificando el comportamiento del toro con más de veinte ítems para compararlo con 'Cobradiezmos' pero preferimos no marearles. Si alguno de ustedes tiene mucho interés, podemos hacerlo en otra entrada pero siempre serán puntuaciones muy subjetivas.

Así, a vuelapluma, 'Orgullito' es, como 'Cobradiezmos', un toro con poco poder. Ambos animales no fueron bravos según lo entendemos nosotros: la pelea de 'Cobradiezmos' en el caballo fue muy vulgar, claramente inferior a la de 'Orgullito'. Pero el de Hernández se dolió tras el tercer par de banderillas. Ambos fueron escarbadores: trece veces el albaserrada y siete el garcigrande. Y los dos doblaron en algún momento las manos: dos veces 'Orgullito' y cinco veces 'Cobradiezmos' (recuerden aquí que nos querían convencer los corifeos de Victorino de que doblaba las manos por su propia codicia...¡lo que hay que oír!)

Ya ven que los números son similares en vulgaridad. Treinta y nueve pases dio Escribano y sesenta y cinco El Juli. Analizamos la lidia según el vídeo que pueden ver pulsando aquí.

El trapío nos parece muy correcto, ahí no discutimos nada. A muchos aficionados les han metido en la cabeza que los pitones tienen que ser 'tocaítos' hacia arriba y 'que tengan perfil'. Por eso, ven un toro acapachado y cornidelantero como éste y lo critican sin justificación, a nuestro modesto entender. De salida se frena espectacularmente ante los burladeros (¿por las fundas?). El maestro no pone buena cara nada más verlo salir:



Pero se da cuenta de que el toro le va a servir cuando le pega un delantal bajando las manos que lo tira al suelo. Ahí lo ve:




El primer puyazo, aunque no cuente como decía siempre Victorino padre, es de bravo, señores (en el 2'25''). La cabeza fija, mete los riñones con fe, no embiste con el costillar como 'Cobradiezmos' y se deja pegar a placer:



En las verónicas del quite, con los brazos demasiado separados, el diestro confirma que el toro es de triunfo.

En el segundo (3'26'') no tardea ni se frena a mitad de camino como el de Victorino aunque también es verdad que no lo han puesto más lejos como tendría que ser. Hace honor a su hierro yéndose al pecho del caballo (recuerden lo comentado en esta entrada):



Le levantan el palo como a 'Cobradiezmos'. La pelea en este segundo ha sido vulgar y nos hemos quedado con las ganas de ver si cantaría la gallina en un tercer encuentro.

Se viene arriba en banderillas aunque va de más a menos hasta acabar doliéndose del tercer par.

El Juli brinda al público y en ese momento ya sabe que el toro es de dos orejas. Se le nota en el primer pase. Cuando el toro se arranca, se lo quita de encima al paso y trata al toro como si fuese un perrillo (6'14''). Se lo saca toreramente a los medios rodilla en tierra:



El toro acomete con fijeza y nobleza. Además no embiste 'para adentro' ni 'amontonado' como no le gusta al ganadero, sino que permite a El Juli colocarse para destorear a gusto. Como es muy listo, no obliga al animal salvo en contadísimos pases. A partir del 7'24'' pueden apreciar esta secuencia. Cita sin cargar la suerte en el primer pase:



Y de vuelta, deja la muleta en la cara del toro mientras se aparta de su viaje para aprovecharlo colocándose fuera de cacho:




¿El toreo auténtico no consistía en interponerse el diestro en el terreno del toro y desviarlo con el engaño? Nada de eso verán en la actuación de El Juli frente a 'Orgullito'.

Lo mejor que vemos en toda la faena son precisamente dos pases donde el torero obliga al toro sin contemplaciones. El primero es un pase en redondo (en el 8'31''):



El segundo, un buen pase de pecho llevando al toro muy toreado (en el 10'28''). Si llega a prodigar más pases obligándolo de esta guisa, 'Orgullito' no le dura sesenta y cinco pases ni de broma:




El resto de su faena, poca cosa a nuestro modesto entender excepto el mérito de quedarse quieto y correr la mano sin que el toro toque la tela. No obstante, plantearemos la duda de si el toro parece fácil porque lo lleva con mano firme -y con el tranquillo de pegarle el toque de muñeca para echárselo afuera y volver a colocarse de perfil- o realmente estamos ante un toro sin problemas aparentes.

La respuesta no está clara. Quizá este mismo toro hubiera desbordado a otro torero que no fuese El Juli. Puede ser que esa embestida no sea tan fácil de encauzar como parece, al menos mientras el toro no pierde gas (nada que ver con el vendaval que fue 'Higuero' de principio a fin en Salamanca, pulsen aquí).

No nos olvidaremos de recalcar que 'Orgullito' es pronto al cite siempre y, aunque escarba como 'Cobradiezmos', no llega a mostrarse tan remiso o a repucharse cuando le presentan la muleta como hizo el albaserrada hasta en ocho ocasiones. Ya se van dando cuenta ustedes de lo que decíamos al principio ¿no? De ninguna manera vamos a conceder que el de Victorino fue superior a éste. Ambos ejemplares hubieran escuchado unas palmas en el arrastre por nuestra parte. Nada más.

A partir del 11' el maestro empieza a retorcerse y es cuando apreciamos que el respetable enloquece (según las imágenes ya que insistimos en que quitamos el sonido ambiente y con él los comentarios). Ahí lo tienen. Pero ¿qué forma es ésa de torear? 



¿Se han fijado en que la muleta le tapa la zapatilla? Suponemos que los entusiasmados espectadores son todos tan jóvenes que ya no se acuerdan ni de Pepe Luis, ni de Manolo Vázquez ni del Faraón. La naturalidad de estos tres ídolos de Sevilla está en los antípodas de la artificiosidad casi grotesca de Julián López.

En el 13'12'', cuando el toro ya no tiene fuelle, El Juli humilla al festivo público maestrante con unos circulares totalmente pueblerinos:



En esos instantes de euforia desmedida en el tendido, no se ve especialmente feliz al ganadero. Probablemente tenía en la cabeza el recuerdo de su padre (observen que lleva corbata negra):



En el caso de 'Cobradiezmos' nadie pensaba que iba a salir el naranja hasta que un espectador gritó '¡no lo mates!' cuando Escribano se iba a por el estoque de verdad. Aquí vemos que el clamor es anterior pero el final es el mismo. 

Hernández, quien siempre es muy respetuoso con todas las opiniones, se ve que comentó al final que 'cada uno tiene un concepto del toro y yo los respeto todos pero el público es el que manda'. En nuestro concepto del toro, 'Orgullito' no merecía el indulto, creemos que ha quedado claro.



Pero tampoco lo mereció 'Cobradiezmos' en su día. Los mismos toristas que pelotearon a Victorino celebrando aquel indulto torcerán ahora el morro porque se trata de Garcigrande. Aquí intentamos ser imparciales y mantener la cabeza fría. Para nosotros, ni uno ni otro debieron volver al campo. Recuerden aquí nuestra opinión sobre el indulto.

Por eso acabaremos como empezábamos. La conclusión a la que llegábamos en el caso del de Victorino nos sirve aquí para Justo Hernández. Copiamos lo que escribíamos en aquella ocasión:

"¿Ustedes creen que es de indulto? No es ni de vuelta al ruedo... 

"Los taurinos pueden estar orgullosos de haber llevado a su terreno a muchos aficionados que uno consideraba serios. Han caído en la trampa de olvidar la suerte de varas para centrarse en la 'profundidad, humillación y duración', que son los tres valores máximos de los ganaderos comerciales.

"Y también es un triunfo para los antitaurinos. Sus ataques están haciendo que se pierda el norte. Se regalan orejas y se saca a hombros a todo el mundo como diciéndoles '¿veis como ésta es una fiesta bonita? ¡Mirad cómo nos divertimos!' Y la culminación es indultar a este buen toro a secas, para decirles ahora '¿Veis como no somos unos asesinos?'".

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.





30 comentarios:

  1. Vayamos por partes Rafa.

    Primero, exactamente lo mismo comenté yo sobre el Garcigrande de Salamanca, a mi me gustó mucho más Higuero que Orgullito. Es más, me parece un toro muy regular este Orgullito. Eso sí, tan noble, tan bien embestía humillando (colocando la cara), que a los taurinos se les ha hecho el culo pepsicola.

    Segundo, sobre Cobradiezmos: sin ánimo de defender su indulto, yo creo que la embestida del Victorino en la muleta no tiene nada que ver con la de Orgullito. La de Cobradiezmos es muchísimo mas "encastada", cómo embiste y gira buscando la muleta para repetir, la prueba es que Escribano se ve forzado a perder pasos entre pase y pase y se le ve a veces superado. Orgullito tiene una embestida PASTUEÑA (de categoría por como humilla y con la obediencia que sigue el engaño, pero despacio y sin violencia). Todo ello permite al Juli quedarse en el sitio sin aparente heroicidad.

    Tercero, sobre el Juli. Bueno, una faena de las suyas, menos tumbado que de costumbre y sin "julipié". Pero el tipo es listo como los ratones coloraos. Fíjaros que en la muleta no le da distancia NUNCA al toro. Por el derecho en dos ocasiones lo pasa por arriba para quedarse más cerca e iniciar la tanda. Y con la zurda se acerca sin citar todo lo que puede. ¿Hubieramos visto otra embestida del toro (más velocidad y agresividad) si el Juli le da distancia? No creo, pero queda la duda. Acuérdate que Del Alamo luce bastante más a Higuero dándole distancia (y queda él con "el culo al aire").

    Por último, preocupante el "mensaje de vida" que se creen algunos que hay en el indulto. El indulto sino estoy equivocado es una "invención" básicamente "utilitarista". Es decir, aprovechar un toro que puede servir para la reproducción. Es alarmante que el Juli diga cosas como: "Cuando veo un toro embestir con esa clase, tengo sentimientos de amor al toro y creo que se ha merecido la vida". ¿Sentimiento de amor por la bondad del toro? ¿Entonces a los otros los mata por malos y porqué los odia? Estaría bien algo de pedagogía en ese sentido entre los propios aficionados, y sobre todo público. El indulto no es por compasión en mérito a lo bueno (de bondad) que es el toro. Por lo menos, eso creo yo. Sino a su utilización como semental.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te aseguro que al ganadero le gusta más 'Orgullito' que 'Higuero' porque con toros como éste último, la ganadería se le puede ir por arriba (como me decías tú una vez). No será el caso porque murió en el campo pocos meses después.

      Es verdad lo que comentas de que la embestida de 'Cobradiezmos' era diferente, por supuesto. Pero seguía teniendo un componente de bondad o de falta de fiereza que a mí no me convence en absoluto. Pero la duda es si El Juli, con su toque de muñeca para echarse el toro afuera en cada pase hubiera hecho parecer a 'Cobradiezmos' diferente. Ya sabemos que lo de abrir la puerta vale especialmente para el de Parladé pero...ahí queda la duda.

      Quería apuntar la maldad de que afortunadamente el indulto nos ahorró asistir a otra estocada tramposa, ventajista y atrabiliaria de El Juli pero como el protagonista de la entrada era el toro al final lo quité.

      Lo que dices de la distancia pudiera ser pero es que 'Higuero' tenía mil veces más gas que este 'Orgullito'. El Juli sabe que si no lo obliga y no le exige mucho, tiene los cincuenta pases y las dos orejas aseguradas.

      Respecto al último párrafo, de acuerdo. Me remito a lo que comenté en la entrada que enlazo sobre mi opinión acerca del indulto.

      Saludos.

      Eliminar
  2. ¡Qué ratito más malo pasé durante la lidia de Orgullito y cuánto esperaba su entrada sobre este tema, porque en mi pueblo ya desisto de hablar de toros casi con nadie, esto se ha convertido en "el traje nuevo del emperador"!
    Clamaba delante del televisor espetándole al nobilísimo presidente (el más pastueño y fácil de trajinar de todo el encierro, sin duda): "¡pero deja de decirle que le peque más muletazos, c..ño! Coje el dichoso telefonito y ordena que salga de nuevo el picador, que se lo pongan largo y que le dé un puyazo, si se dejara o dejase, con la contera de la vara, a ver si es de indulto de verdad!"
    Mi dilecto padre, torerista 100% y de natural indulgente, me comentaba estupefacto ante el sainete que estábamos presenciando que "el toro es para sentarse en la arena delante de él y ponerse a jugar a los pollitos semanales, de bueno que es, pero no veo motivos para el indulto por ningun lado".
    El problema es la desaparición gradual, y creo que irreversible, del aficionado sevillano, personas que en un altísimo porcentaje habían intentado ser toreros, eruditos en lo que pasaba allí abajo sobre el albero; en los tendidos ya sólo queda casi exclusivamente público festivo y hedonista, fácilmente manipulable, receptivo al toro y al destoreo modernos, que no entienden ni quieren entender de la suerte de varas, del concepto de Bravura.. sólo quieren ver 50 muletazos descargando la suerte y un julipié que entierre el estoque donde sea, pero hasta la bola, para así pedir orejas y ver amortizado el precio de su entrada.
    Sobre el paralelismo con Cobradiezmos siento disentir con usted, mi estimado, pero yo busco emoción y a mí el cárdeno me emocionó más que el de antier, aquel tenía un puntito encastado en su perseguir la muleta, un hacer surcos embistiendo, un antagonismo con Escribano.. que no vi en la pelea del Garcigrande, aunque le concedería que puede que en parte se deba a la superioridad técnica de Juli, que puede que difumine y oculte características del toro que quizas en otras manos serían dificultades problemáticas de vencer, que eso sí podemos concederle al madrileño.
    De cualquier modo, una vez convenientemente "tangados" todos los pardillos, no creo que el Sr. Hernández permita a Orgullito esparcir su simiente entre la vacada, imagino que lo tendrá en la finca como una atracción más, igual que imagino que habrá hecho el astuto Martín García con su cárdeno indultado.
    Lo que es dificilmente recuperable es el descenso en el prestigio de la Plaza de Sevilla.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con lo que comenta del público maestrante teniendo en cuenta que usted lo conoce mucho mejor que yo.

      Esperaba su recuerdo benigno hacia 'Cobradiezmos' porque ya me lo discutió en su día. A usted le emocionó el de albaserrada pero a mí no aunque, en cuestión de emociones, no hay nada que discutir.

      Lo de la superioridad técnica de El Juli ya lo dejo caer en la entrada y lo repito en mi respuesta a Joan aquí arriba.

      Perdone pero discrepo con su último párrafo: veremos hijos de 'Cobradiezmos' de aquí a tres años y lo de que 'Orgullito' no padreará, ¿está usted seguro?
      Saludos.

      Eliminar
  3. Buenas tardes Rafa, y a todo el que por aqui pulula. Yo no indultaria a ninguno de los dos. De entre los dos toros, me quedo con cobradiezmos. A mi lo que me dejo mosca, fue que sin llegar a mitad de faena, desde distintos puntos de la plaza , ya pedian el indulto, o eso me parecio a mi. De todo esto, lo que saco en positivo ,es, que igual se aficiona mas gente a esto, el miedo que veo es que se aficionen a " la fiesta circo". Lo mas triste que veo, es que el nivel de Sevilla es parecido al de Pamplona,aunque se vistan de domingo y no hagan ruido.
    Un saludo.
    Kaparra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya comento que he visto la lidia sin sonido pero salta a la vista que el ambiente era de mucha más euforia que con 'Cobradiezmos'. Decía yo en la entrada del indulto de Victorino que los taurinos 'van ganando por goleada'. Pues no descartes que esa actitud del público que comentas sea un ejemplo claro de que han conseguido llevar a su terreno a muchos.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Hola Rafa, leyendo que 'Orgullito' se dolió en banderillas, me vino a la mente el toro 'Higuero' indultado en Salamanca, el cual presencié in situ y quiero decir que también se dolió en banderillas, cosa que supongo que no lo sabría usted, ya que acabo de leer el post sobre dicho indulto y no aparece nada (en el vídeo del resumen tampoco y no se si las crónicas se hicieron eco de este detalle).

    A lo que iba...

    Si después de ver escarbar a Cobradiezmos, decimos que no es síntoma de mansedumbre... ¿Podemos decir que, dolerse en banderillas, cómo le pasó a 'Higuero'(el toro más bravo de estos tres, sin duda) tampoco es síntoma de mansedumbre?

    Y aprovechando que es mi primer comentario en este modesto blog de valor incalculable, me permitirá que le haga una pregunta de aficionado principiante con ganas de aprender, que me surgio después de leer aquí un post reciente:

    ¿Por qué en los pueblos no se pica en la contraquerencia, léase punto más alejado a la puerta de toriles? ¿Cual es la razón?
    La duda me saltó porque en Salamanca, que no es un pueblo, se pica a un lado y nadie me supo responder a esta pregunta.

    Muchas gracias por su labor de formación y educación taurina, Rafa

    Un cordial saludo,

    -Playerito-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a usted por seguir con interés nuestro blog. Le contesto a las dos cosas que comenta:

      - Fíjese en que de 'Higuero' no digo que sea bravo porque no he podido ver nunca su lidia completa, sólo la faena de muleta. Usted tuvo la suerte de estar en la plaza. Digo en esta entrada que, en la muleta, para mí fue superior a 'Orgullito'. Y en la otra entrada sobre él, recalqué que en codicia y casta me pareció muy superior a 'Cobradiezmos'. Pero sólo he visto el último tercio, insisto.

      - Sobre picar a contraquerencia, la pregunta quizás sería al revés: ¿en cuántas plazas se hace correctamente? No es cuestión de pueblos porque en Valencia también se pica en el sitio incorrecto. En Tarragona se hacía lo mismo, En Tafalla el Club Taurino ha luchado por hacerlo bien y con gran esfuerzo lo ha medio conseguido. O sea que no es una cuestión de pueblos, como puede ver.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Sobre los circulares:

    Estoy de acuerdo que la mayoría de circulares son aprovechando la inercia del viaje del animal, poniendo la muleta en la cara del toro, gesto que lastimosamente es muy celebrado acá en Ecuador (En Cali fui testigo de que ese recurso es protestado por el público).

    No obstante, en la tanda de circulares objeto del análisis,el matador lleva al toro muy toreado, dentro de la muleta, dejando distancia entre el engaño y el hocico, con cambio de mano incluido y además sirve para reconfirmar la calidad inmejorable en la embestida de "Orgullito".

    Sobre el público sevillano:

    Me sorprende que el público de Sevilla haya solicitado el indulto, pues considero que la faena tiene un aire muy americano, vamos, un poco a contraestilo de lo que hemos visto por la Maestranza; supongo que había que estar en la plaza para entender la locura unánime del público, que se ha desatado muy temprano en la faena.

    Poner de acuerdo a todo el respetable no debe ser menospreciado nunca, sobretodo tratándose del espectáculo de una corrida de toros, este es el mérito de "El Juli".

    Sobre el indulto en general:

    No hay una emoción más grande que la que se vive en una plaza cuando se indulta a un toro bravo.

    Respeto su criterio sobre esta institución (la del indulto), y el estricto carácter de exepcional que debe revestirla, pero no puedo evitar preguntarme: ¿Cuántas veces ha vivido usted esta emoción en persona? ¿No le pareció algo grandioso?

    Saludos desde Quito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí los circulares no me gustan nada y esa moda de acabarlos cambiando de mano me parece una cosa de tentadero.

      La locura del público se desata porque los taurinos van consiguiendo su objetivo en gran parte gracias a la colaboración de los medios de comunicación y sus comentaristas y críticos especializados, que les hacen el juego porque viven de esto.

      Sobre el indulto ya habrá leído la otra entrada que enlazo donde doy mi opinión. Yo nunca he asistido a un indulto y espero no hacerlo nunca porque me temo que terminaré muy enfadado. El premio máximo a un toro excepcional es su vuelta al ruedo. El indulto debería ser algo tan excepcional que supondría, como usted dice, una emoción sin igual.

      Pero eso no tiene nada que ver con estos indultos de chichinabo. Así lo veo yo.

      Saludos que espero haga extensivos de mi parte a la afición ecuatoriana.

      Eliminar
    2. Creo que nuestro amigo quiteño tiene otra sensibilidad a la nuestra respecto a los indultos. Sensibilidad de la que se carece aquí (en Europa). He visto toros en México y creo que el lugar de procedencia influye en el criterio y concepto del aficionado respecto al festejo taurino. Lo digo sin infravalorar o despreciar el concepto que tienen en américa. Todo lo contrario, creo que debe respetarse, cada lugar debe tener su personalidad y no se debe ser prepotente ni "chovinista".

      Por cierto, en Quito los indultan a todos, ¿no? Es una broma, no se lo tome a mal, piense que el que la hace vive en Barcelona, donde están prohibidas las corridas de toros.

      Un saludo.

      Eliminar


  6. Buenas tardes. La explicación del indulto del otro día la dio Domingo Ortega en su conferencia sobre el arte del toreo, hace más de sesenta años, cuando dictó lo siguiente: "Este fue el gran error de la masa aficionada moderna que, como dije antes, envolvió al buen aficionado, pues salvo algunos casos aislados que por su inferioridad numérica no pudieron contrarrestar el alud, los demás se fueron uniendo al momentáneo clamor de la masa; entre ellos muchos hombres de gran sensibilidad artística, que no se dieron cuenta de que cuando la masa interviene, el arte degenera. Por muchísimas razones que sería demasiado largo explicar".
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no hay duda de que Ortega lleva razón. Es lo mismo que decía Cañabate:

      'El público se ha hecho más pasivo y mansurrón, como el toro mismo (...) Quizá es así porque es más consciente de lo difícil que resulta entender de toros pero indudablemente también porque entiende menos'

      'La inmensa mayoría de gente que va a los toros, como al cine o a cualquier otro espectáculo, va a divertirse, a pasarlo bien. Y las actitudes frívolas están reñidas con el auténtico toreo tradicional y la seriedad de la fiesta'

      No cabe duda de que la mayoría de los asistentes el otro día a la Maestranza salieron encantados de lo que vieron y están convencidos de haber vivido algo histórico. Si luego leen lo que dicen los taurinos, ya quedan totalmente convencidos de que así fue.

      Saludos.

      Eliminar
  7. Excelentes observaciones y opiniones sobre este astado, bueno en general pero, totalmente de acuerdo... ¡NO como para ser indultado! Y por parte del diestro (yo que en un tiempo fui Julista), qué pena. Esa manera de citar, de bajar tanto el capote y la muleta. ¡Y esa horrenda manera de ejecutar la estocada! ¡Por favor! // Atte., Torotino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchos aficionados fueron julistas. Hoy incluso a los que dicen que su poderosa muñeca es capaz de dominar cualquier toro les podemos enseñar la faena al toro de Mondoñedo que le ganó la partida como enseñábamos aquí hace poco.

      Y con esas estocadas tramposas y ventajistas que ejecuta jamás debería concedérsele una oreja. A mi modesto entender, claro.

      Saludos.

      Eliminar
  8. Yo creo q toros de estos se merecen q les den una lechuga y ver si comen de la mano, si lo hacen, sin duda se merecen el indulto y una coll. Dado q los animales q bailan y juegan deben ser indultados pero primero dandoles una buena lechuga.
    Deberia surgir una peña de la lechuga, para aglutinar a todos los portadores de buenos sentimientos q apoyan el toreo modernisimo o postmoderno como dices tu, y a mi modo genial, D. Rafael.
    Estatutos de la peña:
    Ir s los toros con una lechuga para el toro completo.esto es el q pueda dar un extraordinario redondo.
    Decir bien a los matadores cuando demuestran estar agustito.
    Decir toque y toca, en lugar de: ¡ ponte en cacho mata monas!
    Por ultimo decir ya vale, ya esta picado, ahora toca "torear". Mientras el picador levanta el palo con el bichejo apoyado al peto.

    Yo no mato cucarachas decia aquel en rl puerto de santa maria. Frases como esas destrozan el buen royo y son propias de gentes q buscan la tragedia en lugar de la comedia, vamos los q quieren joder este balet con tanto arse y ole!.
    Sevilla para morir, seguro q la hubiera elegido gitanillo. Ahora mola mas lo de sevilla para indultar. Cuanta sabiduria y q gente mas guapa va, q aprendan por el norte, a los toros se va a divertirse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salta a la vista que para usted ese toro 'lechuguino' tampoco era de indulto...

      Cuando se refiere a que los del norte deben aprender deduzco que se refiere a más allá de los Pirineos ¿no? Porque Pamplona y Bilbao son dos sitios donde ya hace tiempo que el respetable va a divertirse. Y de Zaragoza ¿qué me dice?

      Saludos.

      Eliminar
  9. Que le voy a contar a que ya no sepa. Huerfanos, tristes, melancolicos... asi estamos desde q el maestro padilla anuncio su despedida, estandarte de la toreria postmoderna, bandera pirata al viento. El toreo ahora si q se ha acabado... esperemos q la nueva dimension del juli y la tauromaquia del crisol del maestro ponce puedan ocupar o al menos no hacernos extrañar la ausencia en los carteles del torero que fuera de bilbao, de pamplona y tambien de la misericordia divina q le salvo en tantas tardes en zaragoza huesca... de la barca; y Principe de sevilla y amalgama de todas las torerias modernas.
    Asi andamos por el norte, de trisyes q nos asomamos asevilla, porque inspira nuevas formas de entender el toro, el toreo y el arte de paquiro evolucionado.
    En cierta ocasion le dije q se estaba replobando españa de toros y q no iban a caber con tanto toro indultado, lo q creo q no llegue a exponer es q podrian vivir con las tudancas o pirenaicas o gallegas sin dar ningun miedo a la poblacion. Es un avance genetico espectacular. Abarquero durango lo explicaria aun mejor.
    Por fin españa, mejor dicho el planeta de los toros, abandona el neolitico definitivamente, ya hemos domesticado al toro de lidia en todas sus divisas y encastes (puede q slguna aun se resista),porque ya obedece y eso es muy bueno y esta salida al neolitico tan ansida, ya somos europa y ha sido milagroso este recorrido, solo han bastado unas pocas decadas, un siglo y medio y hombres capaces de todo.
    Que avance!
    Pero no solo hemos avanzado en esto. Que me dice del toreo? Las cornadas las da el toro si el torero quiere jugarsela, si tira la moneda, si esta mentalizado, salvo desdicha o accidente. Poco pinta el toro.

    Visionario el torero diego bardon cuando ante una escultura que imitaba un toro, se clavo aquellos cachos de la figura, alli, en la mitad del museo, entre visitantes. Visionario y sin saberlo antecesor de lo q seria el toreo postmoderno y de una epoca del toreo cuya base ya no sera el toro escachifollado sino el toro perfectamente obediente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El toro doméstico, obediente, colaborador, al que hay que empujar, el que descuelga... Si Zygmunt Bauman supiese algo de tauromaquia hablaría del toro también como de un 'objeto de consumo' más.

      Este mundo ya no es ni el de usted ni el mío. Es el mundo taurino posmoderno del neolítico y usted y yo somos del paleolítico ¡Pero del paleolítico inferior!

      Saludos.

      Eliminar
  10. Se le olvida decir, que el toro lleva la boca abierta y la lengua fuera desde el principio ,que embiste a ritmo de diesel atmosférico. En cuanto al torero, yo me he apuntado este año a la escuela de tauriba de adultos de Guadalajara. Y las primeras clases afeaban que me agachase demasiado al citar y dar las series y cuando les esperaba que el Juli toreaba así y se lo estaba llevandi crudo, se cabreaban conmigo, por meterse con un compañero suyo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre la embestida, más o menos ya lo doy a entender cuando la comparo con la de 'Higuero'. Lo de abrir la boca es una cosa a la que yo no le doy tanta importancia como otros aficionados más radicales. El propio 'Higuero' también va con la boca abierta y embiste con más casta que éste.

      ¿Qué dirían a El Juli los profesores de su escuela si apareciese y se agachase más que usted?

      Saludos.

      Eliminar
  11. Buenas tardes Rafa. Despues de ver los muletazos de Moral....¿¿ Quien se acuerda del Juli y su torezno? Pepe Moral los fulmino, por mucho premio que les den ar Juli y "su ganaderia",Perdon, su granja.
    Un saludo.
    Kaparra

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo una pregunta: ¿tú crees que ese cuarto toro de Miura era superior al de Garcigrande en bravura, poder, casta y fiereza? Especialmente en las dos últimas características que suelen ser las que buscamos los que por aquí pululamos.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Buenas noches Rafa. Por supuesto que no tenía todo eso que mencionas. Pero si tenía algo que el otro no tenía. Incertidumbre, el der Juli, era un borrego domesticado 100 por 100.Le pusiera la muleta donde fuese, el animal iva. No me gusto ni uno ni otro,pero si hubieran toreado al der Juli como lo hizo Moral, no creo que hubiera durado tanto, o si, igual me da. Me gustó Moral, salvo la tarde de Miura, y si lo anunciarán con una ganadería atractiva, me plantearía el hacer kilómetros por verlo. Y der Juli Y su toro???? No me acuerdo.
      Un saludo.
      Kaparra

      Eliminar
    3. El año pasado en Céret con unos miuras del montón (los de la polémica) mostró una desgana que rayó en la poca vergüenza.

      Incluso mató horriblemente cuando es uno que se esfuerza en hacer bien la suerte...cuando quiere.

      Saludos.

      Eliminar
    4. A pies juntillas te creo Rafa. Si hubiéramos apostado, habría perdido dos denaríos. Puesto que ni un sestercio daba por esta corrida. Sobre todo por los toros, y luego por los toreros. (Los toros fueron una full y Escribano tambien). Dos denarios, o una comida en el sitio ese todo guapo que hay por el sur. Eso sí, sin fritangas ni aliolis que tanto se estilan por la citerior.
      Un saludo.
      Kaparra

      Eliminar
    5. Si alguno de los miuras hubiera embestido en la muleta con el gas del cuvillo de Manzanares ¿qué estarían diciendo a estas alturas los toristas?

      Ojo que en la Citerior se pueden tomar unos fritos excelentes en muchos sitios, por ejemplo en Los Diamantes de Granada. Y si vamos, nos acompañarán amigos granadinos grandes aficionados. Lógicamente, invitaría yo al venir de la Colonia Iulia Urbs Triumphalis Tarraco.

      Saludos.

      Eliminar
  12. Indultos sin tercio de varas, tres puyazos al menos,carecen de valor. Pero como dice el presidente indultador, se trata de bravura "moderna" y discutirlo es de los que no queremos a la fiesta.
    Saludos desde Tafalla.

    David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Correcto. Es también la teoría de muchos ganaderos comerciales que defienden que el quebranto de un toro al embestir en la muleta es muy superior al que sufre en el caballo. Por eso defienden lo de la 'bravura en la muleta'.

      Saludos.

      Eliminar