Follow by Email

miércoles, 18 de julio de 2018

CÉRET DE TOROS, 2018 (2): NOVILLADA, "IL FAUT FORMER LE PUBLIC"

"Hay que educar al público", eso es lo que nos decía el presidente al acabar la corrida, luego lo comentamos. La novillada tenía que haber sido un desafío entre Raso de Portillo y María Cascón pero la cosa quedó en cuatro de la primera y dos de la segunda, sin sobrero.

Cuando desembarcaron los novillos, se ve que había dos con el guarismo 6. Al final de la feria, la ADAC dio la explicación de que ellos tenían plena confianza en la ganadera pero que a última hora se les había informado de un problema con la fecha de nacimiento de dos novillos (?). Tras verificar los certificados, parece que había unas tachaduras en los números de las fechas (?). La cuestión le iba de una o dos semanas, no más, porque habían nacido en julio de 2015. Así las cosas, prefirieron retirarlos y anunciar por megafonía que, como no había sobrero, si se devolvía algún novillo, no tirásemos la entrada porque asumirían la responsabilidad, cosa que les honra. Lo curioso de todo este extraño caso es que el día anterior a las 21 horas, les podemos asegurar de buena fuente que iban a salir tres y tres (?).

Yendo a la novillada, la cuadra de Sevilla nos hizo pasar otro mal rato porque seguimos añorando a Bonijol. ¿Saben ustedes que Bonijol tiene cuatro caballos capaces de picar con un solo ojo tapado? ¿Por qué no probamos en Céret el año que viene? No caerá esa breva...

Los picadores ofrecieron su habitual festival de picar trasero. Vean cómo se asusta la fotógrafa al ver el desaguisado:



Los dos de Cascón fueron éstos, nacidos ambos en octubre de 2014. El que hizo segundo era negro zaíno y cornidelantero:



El que hizo tercero era un zambombo basto como él solo de esos que le salen a Atanasio:



Hubiera pasado por toro en cualquier plaza, aquí lo pueden comprobar mejor:



Los de Raso fueron tres más uno de El Quiñón que en principio tenía que ser el sobrero. El primero, cornicorto:



El que hizo cuarto fue el alabado 'Parillo', al que casi se le da la vuelta al ruedo. De salida remató violentamente en el burladero donde estaba Carolina Fraile:



Aquí lo tienen en primer plano, ya ven que era el más justito de trapío:



El quinto fue el más cuajado, negro mate, bragado, meano y listón:



Y el sexto, también listón y ligeramente carifosco:



Juego discreto en varas de todos, destacando los primeros puyazos del aplaudido cuarto y también del quinto, que se llamaba 'Universal', como el que casi arranca la cabeza de Solera cuando el año pasado lo recibió a porta gayola (recuerden aquí). Ahí lo tienen acudiendo a aquel caballazo tordo, resabiado, díscolo e indomable de la cuadra sevillana. Ya ven en la foto que la suerte de varas no va con él. ¡Pobre novillo, tener que luchar por mover esa mole!:



ÁNGEL JIMÉNEZ. Lo mejor que hizo fue su labor como director de lidia. Estuvo pendiente de todo y cogió la manija cuando un par de veces las cuadrillas se hicieron un lío en el segundo tercio. Muy bien.

Buena brega de Crespo en su primero, que enseñó la bondad del pitón derecho. Cuando empezó su faena Jiménez, el propio Crespo le decía "¡p'alante!", pero él iba "p'atrás". 



Los tres novilleros se mostraban desnudos en cuanto cogían la muleta al natural sin la ayuda. Resultaba patético. Liquidó el novillo de media arriba tapando alevosamente la cara del animal.

Jiménez fue el único que mató dos de Raso y su segundo fue el mejor. El primer puyazo fue de bravo y en el segundo simplemente se dejó. Cuando esperábamos un tercero para ver si cantaba la gallina, el presidente cambió el tercio ante la sorpresa del diestro, que miró desconcertado al palco. Nosotros pensábamos que le estaba haciendo un favor porque el novillo le quedaba a punto de caramelo aunque nos quedáramos nosotros sin saber si era realmente bravo.

Al acabar estuvimos departiendo con la presidencia y nos dijeron que habían cambiado el tercio porque el novillo era el de menos trapío y se había desgastado mucho en el primer puyazo llevando al caballo contra las tablas. Ése es el momento, con Benítez dando cera trasera sin compasión y tapando la salida, ¡a la cárcel, hombre!:



El novillo repetía con nobleza y boyantía. Jiménez dio pases en redondo a placer pero sin convencernos del todo. Parece un calco de nuestras queridas figuras, observen: 





Al natural, sin el estoque, volvieron los problemas (los mismos que tienen muchos toreros con años de alternativa, que conste). Vean cómo abría la puerta al novillo:



Dio un sainete a la hora de matar y perdió cualquier trofeo: pinchazo, otro hondo arriba, estocada pasada y siete descabellos. Muy bien el presidente al no conceder la vuelta al ruedo al novillo por no haber pasado el examen de la tercera entrada. Fuimos bastantes quienes nos giramos para aplaudirle mientras lo abucheaban.

CURRO DURÁN. Sustituía a Solera, lesionado en Boujan. Su primero fue el típico atanasio que sale abanto sin parar, regatea en los capotes, se frena... Lo ven ¿verdad? Normalmente este encaste se centra en cuanto recibe el castigo en el caballo. Se dejó pegar en dos entradas más un picotazo y en todas salió suelto o directamente huyendo. Gabino Réhabi le dio a base de bien, observen la sangre en las pezuñas:



Lo peor fue que, tras esta foto, una banderilla se le clavó hasta la mitad en una suerte de media estocada que dejó el novillo seco a pesar de que un subalterno se la extrajo desde el burladero. Tras esa puñalada, el animal se paró y Durán no pudo hacer nada:



Con un manso como ése, va Durán y se perfila en la suerte contraria. Lógicamente el toro hizo por él y tuvo suerte al salir sólo trompicado. ¿Quién aconseja a estos chavales? Su padre fue torero y no le ha enseñado el ABC y los peones sólo están para contarles ratimagos y triquiñuelas ¡Qué desastre!



En el quinto nos pareció absurda la insistencia de la presidencia en no cambiar el tercio cuando el novillo tardeaba exasperantemente. En un despiste volteó a Aquilino, que se golpeó las cervicales en la voltereta. Durán solicitó el cambio y el presidente se lo negó hasta que le echaron el caballo encima para pincharle una vez más de manera inexplicable.

El diestro brindó elegantemente a Solera y, como era previsible, a la sosería del animal se unió que acusó el castigo. 



Nada que hacer salvo tres pinchazos donde fue mejorando porque el primero cayó en el brazuelo, el segundo bajo y el último caído. Al final, esta atravesada y Durán que se fue tal como vino.



AQUILINO GIRÓN. Recuerden que lo descubríamos en Peralta el año pasado, pulsen aquí. En Céret nos confirmó su afición por destorear fuera de cacho.

Su primero fue aquel toraco basto de Cascón que vimos antes. El animal no conocía al picador, que no era otro que Félix Majada, el mayoral de Victorino. Decimos que no lo conocía porque le dio este susto hiriendo al caballo e ignorando que el caballista se iba a tomar cumplida venganza pegándole como si le debiera dinero:



Majada le pegó una paliza que nos gustaría que se la diera a sus victorinos actuales, a ver qué pensaba el amo. Quedarían para el tinte.

Girón hizo el único quite que vimos en toda la feria, por tafalleras un poco embarulladas. Inició la faena con un arriesgado pase cambiado dadas las condiciones del toro, alguien tenía que haberle aconsejado que no hiciera eso:



Después, destoreo al uso radiado insoportablemente desde la banda por El Ecijano, que además es su apoderado. Confirmen en la foto la ubicación del diestro:



En descargo de Aquilino, decir que el toro no valía ni para carne. Rinconera tapando la cara del animal y saliendo trompicado por no cruzar:



Oreja pedida rozando la mayoría y concedida por el presidente. Como estábamos a dos metros, y no nos había hecho caso cuando le indicábamos que no con el dedo, le dijimos 'usted la ha dado porque no quiere problemas pero esto no es serio'. Al terminar la corrida fuimos a buscarlo para felicitarlo por no dar la vuelta al ruedo al cuarto y para pedirle explicaciones por esa oreja barata. Ahí fue cuando nos dijo muy educadamente que la petición para él era mayoritaria y que, aunque no quisiera, tenía que darla. Ante nuestro gesto de escepticismo, se encogió de hombros y añadió: 'il faut former le public'. Ahí nos hizo callar porque, efectivamente, habrá que educar al público de toros, tiene toda la razón.

Aquilino volvió de la enfermería tras ser atendido de su fea caída y recibió al último con cuatro largas en tablas. Buena disposición, muy bien, es lo menos que esperamos de un novillero:



El novillo fue horriblemente picado por Ortiz. Buena brega de su apoderado que luego volvió a dar la matraca desde el burladero a Aquilino y a nosotros. Paso atrás al hilo del pitón y sensación de encontrarse desvalido al natural sin el estoque:



Lo mejor, un par de naturales a pies juntos al final. Aunque no hay tanta hondura, en ese tipo de pases es más difícil engañar al público y Girón los ejecutó con gusto:



Estocada desprendida partiendo el estaquillador del diestro. El toro, con la boca cerrada, fue duro para morir a pesar del espadazo y de las perrerías que le había hecho el picador.



La cosa acabó tras dos horas y media a 33º al sol y sin un pelo de aire. El problema es que recordaremos la novillada más por las condiciones meteorológicas inclementes que por lo acontecido en el ruedo. Bueno, sí que recordaremos también esos extraños tejemanejes de última hora con los papeles de los novillos de Carolina.

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

Todos los días hicimos nuestro recorrido matinal en bici por el Vallespir. Excelente meteorología, rutas para todos los gustos y vistas espectaculares como ésta desde una de las curvas que llevan de Amélie, en la foto, a Taulis.










6 comentarios:

  1. Muy buena la metafora, de pegarle como si le debiera dinero. Tan solo por ella, su cronica es buena. Gracias como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A usted por leerla. Es la segunda vez que uso esa metáfora. La primera fue aquí a cuenta de Réhabi y 'Monerías':

      http://toreoenredhondo.blogspot.com/2014/07/ceret-de-toros-2014-i-adolfo-martin-el.html

      Saludos.

      Eliminar
  2. La novillada fue larguísima y a mi me pareció un soberano coñazo. Yo creo que tengo lagunas del sol que me dió en la sesera, casi me achicharro en el tendido. Nos fuimos a casi las tres horas de festejo bajo un sol inmisericorde...qué afición tenemos.

    Antes de entrar en harina me gustaría comentar (a ver si estáis de acuerdo o yo soy exageradamente quisquilloso) que la novillada que "a priori" me parecía una buena idea (desafío entre dos ganaderías interesantes). Luego, visto lo visto, me pareció que era una buena idea pésimamente ejecutada. Me explico: Primero, porque salieron cuatro de Raso (uno de Quiñón) por dos de Cascón (ya no fué paritaria). Y segundo, por la presentación exageradamente desigualada. Los de Cascón eran más serios que los lidiados de toros el sábado y los de Raso (salvo uno) parecían erales (en especial primero y cuarto). Impresión agravada todavía más por el contraste con los mulos de Cascón.

    En mi opinión, creo que la feria ha estado mal programada en ese aspecto. Me explico, el sábado lidias toros algo pequeños y justos de trapío (salvo por la cara). Y el día siguiente sacas dos zambombos de novillos (sobre todo el tercero) que hacen todavía más de menos a los toros lidiados el día anterior. Y que a mayor abundamiento contrastan con la pequeñez de los novillos con los que comparten cartel. Oigan, que si es malo salirse por debajo también lo es por arriba y además descabalgar la feria. Si vamos a pequeños todos pequeños, si vamos a grandes todos grandes. Y no me digan lo de que el toro de Atanasio es grande, el de Pinto Barreiros bajito y el de Raso, que no se sabe qué es, es medio pensionista. Nada, ya veis que no me gusta nada. Yo creo que fue la solanera que me dio en la sesera.

    Del cuarto de Raso decir que, además de justo de trapío, fue noble y que con él se le haría el culo "pepsicola" a cualquier taurino. Colocaba la cara, se rebosaba en la embestida con clase, jeje.... En Boujan ya salió un sexto parecido (todavía mejor que ese porque aquel fue medio tonto y tenía más alegría). Nos pintan a Raso como el diablo y oigan, esos dos novillos no le salen a Garcigrande (o sí). De lo demás poco o nada tengo que decir.

    Antes de irme de los toreros diré telegráficamente, que esto me está saliendo muy largo, que Jimenénez creo que estuvo "cagao" hasta que al fin se confió con el cuarto. Aunque la confianza no le llegó a la zurda, rianse del juego de piernas de Mohamed Alí. Curro Duran, sus toros tenían tan pocas ganas de embestir como él de que le embistieran. Sus novillos dudaban y se lo pensaban ante la muleta del sevillano y él les quitaba el trapo rápido de delante no fuese que le diese al animal por embestir. Aquilino, valiente, dispuesto y muy firme de pies y plantas. Aunque tiene uno de los peores trazos de muletazo que recuerdo haber visto. Con el brazo como encogido a media altura. No llevaba, no conducía la embestida, no vaciaba el muletazo... pero con esa disposición y valor su presencia quedó más que justificada incluso, visto lo visto, exitosa.

    En fin, pasé tanta calor Rafa que al acabar me fui a la piscina de Céret a darme un baño. Pero no se lo digamos a nadie no vaya a ser que nos hagan un periscope de esos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del calor ya lo hago notar al final pero es lo habitual en la novillada matinal. El año pasado fueron 34 grados pero tú vas sin protección en la cabeza y eso al final te pesará. Cuando empezó la faena al sexto miré y se cumplían dos horas y veinticinco minutos, por eso pongo dos y media (lo de tres me parece producto de tu insolación -es broma-).

      Respecto a la presentación, hombre, tanto como erales, quizás no, que juzguen nuestros amigos lectores por las fotos. El problema son los dos toracos de Cascón. Ya indico que eran de octubre del 14 y los de Raso entre 4 y 6 meses más jóvenes.

      Respecto a los toreros, básicamente de acuerdo pero yo resaltaría la ubicación de Girón, en el estilo posmoderno de acompañar la embestida del toro aprovechando el viaje sin cargar la suerte ni por equivocación.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Muy buena crónica Rafa.
    Pero todo muy raro ¿No?
    Que la noche antes todo normal y a la mañana siguiente "tachones" en los certificados de los novillos???
    Parece ser que se la han querido jugar a la ADAC.....
    Tendrían que dar más explicaciones tanto la ganadera como los de la ADAC.
    Éste tipo de cosas es lo que te hace desconfiar de todo el "mundillo" taurino... Esperemos que con el tiempo se aclaren las cosas..
    Un saludo Rafa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Correcto, todo rarísimo. Pero las explicaciones habría que pedirlas a partes iguales a la ganadera y a Carreño, creo yo.

      Saludos.

      Eliminar