Follow by Email

viernes, 13 de julio de 2018

FERIA DE SAN FERMÍN, 2018 ( y 3): PEPÍN EN EL COLISEO ROMANO

¡Qué mal rato debieron de pasar los aficionados serios con Pepín! A todos nos ha puesto alguna vez un torero el corazón en un puño yendo a por todas pero lo de ayer fue distinto. Un toro pudo matar a Pepín o dejarlo en silla de ruedas para siempre. ¿Qué necesidad tiene el murciano de tentar al demonio? 

Que conste que hemos visto toreros en muchísima peor condición física que Liria ayer. Recuerden aquí a Vicentet 'El Soro' o aquel Rafael de Paula que arrastraba unas piernas que no le sostenían en pie. Pero ayer se veía que algo no iba. No sabemos qué le dieron de comer a Pepín al mediodía pero la imagen que transmite es la de ir pasado de vueltas (y conste que no es el único diestro al que tendrían que enviar inspectores de la UCI).

El detalle donde se aprecia que ahí puede pasar algo grave es que El Juli no está conversando en la barrera sino que tiene el capote cogido para saltar al ruedo en cualquier momento. Llega a hacerle un quite desde la barrera cuando Liria se retira y el toro da un paso hacia él, véanlo:


Liria se sumó con donosura a la moda del pase cambiado. Nosotros siempre hemos dado mucho valor a ese pase y más si se ejecuta como él, quieto, enhiesto, sin arquear el cuerpo como hacen casi todos en un gesto muy poco torero pero que entusiasma a ese público de aluvión que recuerda al de un anfiteatro romano.


Ese mismo público es el que aplaude a Bolívar o a López Simón por tirarse a matar de manera inconsciente y temeraria. Hoy tocaba aplaudir a un hombre que podría haber acabado sus días en Pamplona sin venir a cuento.

Recuerden aquí que hablábamos de un Pepe Luis que volvió un tiempo a los ruedos y dio lecciones. Decíamos que estos ex matadores observan el toro actual que va y viene teledirigido y se ven con posibilidades de ponerse delante. Además, el público ovaciona pases fuera de cacho, sin riesgo, al hilo del pitón, y les viene el prurito de hacerlo ellos.

Eso lo ve también Pepín. No echa la pierna adelante como cuando estaba en activo pero el riesgo se hace más evidente sobre todo si añades un valor irreflexivo que llevará inexorablemente al percance. Ahí lo tienen acompañando el viaje del toro al hilo del pitón, con el pico y fuera de cacho:


Cuando el toro lo apretó contra las tablas, se enrabietó e hizo un desplante precipitado. Fíjense en que las cuatro patas del toro están en movimiento, por eso decimos lo de su valor irreflexivo, que equivale a la loca temeridad:


El toro lo arrolla, lo levanta y el pone el pitón en el hígado:


Luego lo voltea y lo envía de cabeza al suelo recordándonos a Nimeño o a Robles:


El público 'romano' se pone de su parte. Hace dos mil años querían más leones y hace cien años, más caballos... Ahora quieren más Pepín. 

Se tira a matar a por todas con el brazo elástico como siempre hizo, ahí no ha cambiado. Pierde la muleta y el toro hace por él en la última situación penosa en que se ve envuelto cuando el toro sabe quién le ha herido y quiere vengarse:


Los aficionados a toros sólo pueden ser de dos clases. Una, los que ayer salían encantados de la plaza al ver 'la casta que le ha echado Pepín, casi lo mata un toro dos o tres veces'. Otra, los que salían gravemente preocupados por ver una plaza de toros convertida en un circo romano. Lo peor es que la crítica adocenada se suma a la plebe romana repitiendo lo de 'épico', 'un león', 'heroico'... 

'El Juli' se llevó sus abundantes miles de euros por hacer de enfermero. Igual que Ferrera el otro día, se puso al hilo del pitón y corrió la mano intentando acompañar el viajecito del torillo sin molestar, no fuese caso que el animal se parase. Nos asustó con una espantosa estocada casi entera traserísima, caída, atravesada, tapando la cara del toro, saltando y saliéndose de la suerte. Un despropósito colosal:


Se ha puesto de moda entre los taurinos decir que los toros de Pamplona se escogen para el encierro y no para la plaza ¡Anda! ¿Ahora se dan cuenta? Toda la vida ha sido así: lo de más cara y más grande iba, y sigue yendo, a Pamplona ¿de qué se asombran ahora? 

Aquí no hay lugar para los toros 'toreros' aunque, visto lo visto, en este coliseo romano tampoco hay sitio para los toros con un mínimo de poder y de casta. 

Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.


22 comentarios:

  1. Corrida de Toros 12/07/2018. Octava de Abono.
    Feria del Toro. Plaza Monumental de Pamplona. Casi lleno. Calor
    Lidia ordinaria. Presidencia: Iñaki cabases Hita (Geroa Bai). Fernando Moreno (artístico) y Desconocida (veterinario).
    Ganadería: Victoriano del Rio de Guadalix de la Sierra (Madrid).
    Toros madrileños, bien presentados, con cuajo (excepto 3º y sobrero, que hizo sexto bis, con trapío más justito para esta Plaza) sosos, mansitos, especialmente primero, cuarto y sobrero (este tiraba coces como el primero) que no dieron especiales problemas para que los diestros se afligieran. Anodinos, pasaron sin mayor interés, en esta cuesta abajo perpetua de la llamada pomposamente Feria del Toro. No fueron borregas, no obstante, como los de la víspera.
    Diestros:
    - Pepín Liria, de blanco y oro
    - El Juli, de azul marino y oro
    - Ginés Marín de galena y oro
    Algunos abonados no entendíamos ni porqué, ni a qué, venia Pepín Liria. A los de la Junta de la Meca les ha dado cariños por los jubilaos y “nos calzan” en el abono algún torero en edad otoñal. Hace un par de años fue davila Miura y ayer Pepín Liria. Además, el “Maestro Julián” siempre lleva alguien por delante (Finito, Curro, etc) que tenga más años de alternativa, y así él torea 2º y 5º y el que abre cartel “se come” el 1ª(público frio) y el 4º (bocadillo).
    Pepín y duele decirlo esta muy capitidisminuido. Fondón ( o fofisano como prefieran), sin los reflejos de antaño, ni la frescura de ideas cuando aquí hace veinticinco años daba aquellas lecciones magistrales de torería. Tempus fugit…y la edad no perdona. Jabaleño, su primer oponente, lo desarmó un par de veces. Tras faena vulgar, mató con una estocada atravesada trasera que hizo guardia. Descabelló y escucho palmitas. En el cuarto (de la merienda ) se lo jugaba todo y comenzó la faena en la boca de riego con un pase cambiado. Tras una faenita, con pases ventajistas citando al pitón contrario. El mulo se raja, y se va a tablas, y Pepín decide jugársela. Hace un desplante y el buey lo prende de mala manera. Está torpe y pesado. La caída con el cuello doblado nos hizo temblar recordando al recordado y admirado Julio Robles. Se recompuso, un poco atontado y se montó una zarabanda con el peonaje, mientras la acémila seguía atacando con saña. Quedó todo sembrado de capotes con peones huyendo a tomar el olivo. La plaza un clamor ¡Pepín, Pepín! Como antaño. Se le puso gazapón, y pasó un quinario para matarlo. Estocada trasera atravesada, de la que sale perseguido y por poco lo manda la hule. Con este final, la plaza exige las dos orejas, e Iñaki Cabases (buen aficionado) y con criterio, concede una, ganándose una bronca monumental, salvo tres que le aplaudimos y agradecimos que la dignidad hubiera vuelto al Palco. En resumen, Pepín, Padilla, etc están en su derecho en pasar el platillo en su despedida, pero es una irresponsabilidad, si las condiciones físicas no acompañan. Es más sensato dedicarse a tomar caldicos y buen vino. El Maestro Antoñete, volvía cada cierto tiempo, pero es que el gusto por las mujeres y el juego resultaba una combinación diabólica.

    (Sigue abajo)

    ResponderEliminar
  2. El Juli directamente vino a cobrar. Como este año la Empresa se ha quedado con un 11% del precio del abono (al reducir el IVA del 21% al 10%) argumentaron que llevaban los precios congelados desde 2008 y con dos subidas de IVA (cierto del 16% al18% y de este al 21%; esto es ¡cinco puntos! no ¡ONCE!) y que además trayendo al Juli los costes se encarecen… pues que no vuelva por favor. Hizo dos faenas en su estilo, con su muletón, con sus ventajas, metiendo el pico y matando con su saltito (con el que se alivia saliéndose del cruce, parece que lleva un muelle en las zapatillas) y sus estocadas julianas (julipie) caídas y traseras. Hubo petición en el quinto, y una vez más el Sr. Cabases se negó a regalarle una orejilla ¡Bien por Iñaki!
    Marín estuvo por allí deambulando. Lleva cuatro toros (días 11 y 12) y salvo que su cuenta corriente habrá aumentado, poco más hay que señalar.
    Por último, una aclaración. Esta plaza se llena todos los días (aunque algo de hormigón empieza a verse). En Pamplona aficionados somos cuatro gatos, Mateo y el de la guitarra. Es público de aluvión, cambiante…cada día a tu lado, y detrás y delante, hay gente distinta, que van a lo que van, a pasar el rato y pedir orejas. Ayer sin ir mas lejos, en nuestro abono de grada (de mi suegro, de hace cuarenta años), mi mujer y yo teníamos detrás dos bacaladas de varios centenares de arrobas…se pasaron la corrida diciendo bobadas, comiendo, molestando, y pidiendo orejas.
    Uno entiende lo de Podemos, y cómo es posible que en la Moncloa este tal inquilino, y que la Vicepresidenta Carmen Calvo y Calva, dixit ( Pixie y Dixie), qué quiere cambiar el lenguaje machista y machisto de la Constitución, para que sea inclusivo e inclusiva. Yendo a esta Plaza, y escuchando memeces, se entiende por qué Expaña y la Fiesta nacional están de capa caída y capo caído…¡nada es casual!
    Saludos cordiales desde Pamplona,
    Ignacio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arratxaldeon señor Ignacio. Es un placer leer sus cronicas.
      Kaparra

      Eliminar
    2. Buenos días a la persona que firma como Kaparra
      Perdone que no le haya respondido antes, problemas informáticos me obligan ah hacerlo desde un equipo concreto, como bien conoce Rafael.
      Le agradezco que lo que yo escribo, que trata de ser la traslación de lo que he visto en el ruedo de la Monumental pamplonesa, le agraden, con ello me doy por satisfecho.
      Pero en cualquier caso, y como le decía a Rafael en otra respuesta, discrepar es sano, y estar todos de acuerdo en todo seria aburridisimo.
      Viene esto a colación, de que Ud Kaparra, habrá tenido ocasión de leer el análisis y valoración, que el día 21 de julio en Diario de Navarra realizó D. José María Marco, Presidente desde la época de Moisés (¿sabe Ud quien lo nombró?) de la Junta Taurina de la MECA.
      Obviamente el lo ve de otra manera y desde el más hilarante triunfalismo define a la corrida del día 13 (Jandilla, para Padilla, Cayetano y Roca Rey)como el acontecimiento más importante de la tauromaquia desde Belmonte a hoy...Es muy dueño.
      Si le gustan las babosas (los Jandilla no se picaron) se pueden definir hasta de ¡bravisimos! y la charlotada de Padilla y la bisutería fina que vende Roca, también pueden considerarse un espectáculo sideral... Sigue siendo muy dueño, pero una visita a la óptica no le vendría mal.
      A mi la Feria de la Borrega me ha parecido la peor en décadas... pero para gustos ¡los colores!
      Saludos cordiales Sr. Kaparra

      Eliminar
  3. Muy de acuerdo Rafa. No puede ser de otra manera. Estamos todos de acuerdo que Pepín pegó un petardo, yo creo que el amor propio del murciano, junto a la propia conciencia del torero de que estaba pegando un petardo le hizo ocultar el fondo (el petardo) con unas formas que querían mostrar justamente lo contrario a lo que en realidad estaba pasando.

    Me explico, Pepín estuvo medroso con el toro y el valor demostrado no era valor verdadero. Era valor de "cara a la galería" (desplantes, rodillazos...) pero sin mando y al merced del toro por incompetencia (cuesta decir eso de un torero como Pepín Liria, pero...). Y la forma de entrar a matar la achaco más a su incapacidad que a un valor "verdadero". Pepín sabía que si no metía la espada a la primera se le iba a complicar mucho la cosa. Fue una estocada a la desesperada.

    Esa es mi visión de lo que pasó en Pamplona. Otra cuestión son los comentarios de Muñoz sobre la presidencia, absolutamente pasado de frenada, exigiendo la segunda oreja para su amigo. Además, Muñoz reconoció implicitamente que Pepín no estuvo bien y que no está para torear ni para afrontar el desafío que había planteado.

    Saludos. ¡Nos vemos en Céret!

    ResponderEliminar
  4. Buenas tardes Rafa y a todo aquel que por aqui pulula. Yo, le habria dado las dos orejas a Pepin sin dudarlo lo mas minimo. Me emociono, me hizo vibrar y de paso, pase miedo. El presidente estubo en su sitio, pena que no este este hombre todos los dias, por que ha habido dias de autentica putamierda. Pero a Pepin le habria dado las dos orejas sin dudarlo. La corria me parecio basurilla muy mal presentada, y no pido ni kilos ni volumen. Creo, que el tercero fue el que parecia un toro de la Camarga, y habia otro par por ahi que se tapaban por la cara como algunos cuantos Tufillos. Hojala no venga mas er Juli y el Gines ese, o yo no se apreciarlo, o me ha parecido un perfecto inutil en los dos dias que le vi. Se me esta haciendo un koñazo de feria de la leche, y por lo que llevamos, salvo la corrida de Escolar, y el hecho de que por primera en mi vida, he visto en Pamplona poner a un toro de lejos como hizo Txakon.
    Un saludo.
    Kaparra

    ResponderEliminar
  5. A Joan:

    Estamos de acuerdo, esa actitud de Pepín es lo que he denominado 'ir pasado de vueltas'. Nos vemos mañana en Céret.

    A Kaparra:

    Es que para mí, como dice Joan, la emoción de lo de Liria es falsa, producto de la desesperación o de la consciencia de que no lo estás haciendo bien. Si su familia ha visto las imágenes lo encadenarán a la pata de una mesa para que no vuelva a vestirse de luces...espero.

    Si Ignacio y Joan hacen acto de presencia en Tafalla, añadiremos al presidente del Club Taurino Tafallés y a algún otro amigo del blog y Toreoenredhondo invita a tomar algo al final de la corrida de Prieto de la Cal, por ejemplo. Y cuando digo Toreoenredhondo me refiero a que pago yo porque Toreoenredhondo no es ni sociedad limitada... Por supuesto que cualquier otra persona que se acredite como lector del blog también tendrá derecho a consumición.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Ya me apuntaba bien a gusto yo a la corrida de los jaboneros en Tafalla. Pero un miércoles, por muy festivo que sea, los que curramos el día siguiente...

    ResponderEliminar
  7. ¡¡¿¿Un catalán invitando??!! La segunda corre de mi cuenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto. Así nuestros amigos del blog verán que no todos los de la Marca Hispánica somos como los que salen por la tele.

      Eliminar
    2. Y nada de ratafía ni brebajes tractorianos.

      Eliminar
    3. Y si Kaparra pide kalimotxo ¿qué? ¿Se considera de tractorista?

      Eliminar
  8. Jajajaja...personalmente tengo el mayor desprecio para el kalimotxo. Y eso que mi chica, que es vasca, lo bebe asiduamente cuando vamos de copas. Ante la sorpresa de algal catalanet hipster y esnob especialista en vinos sofisticados y ginebras desconocidas.Cuanto cretino.

    ResponderEliminar
  9. Apoteosis en la Monumental pamplonesa. Se despedía Padilla ( alias el Pirata).

    Y todo resultó acorde con el guión prefijado ¿todo? Por poner un "pero" acaso la climatología no fue la más adecuada. Tras soportar una polvareda en los tres primeros toros ( no se había regado) las deidades se compadecieron de los hombres, el cielo se abrió, y la tormenta fue de aúpa, y vino a "rugiar" la polvareda. El público avisado, venía con los condones de plástico "de los chinos"...Y allí seguimos estoicos bajo el aguacero.
    En lo estrictamente ¿taurino?, es un decir, trajeron un encierro de Jandilla "la maravilla de startlux". Toretes obedientes, repetidores, clónicos, de genética robótica, pastueños, y de comportamiento almibarado. Practicamente inéditos en el tercio de varas, pero no estábamos a "eso". Imagino que el taurinismo oficial (ayer no cabía en sí de gozo, y todo eran abrazos y parabienes en el callejón) les repartirá todos los premios y baratijas con que culminan esta Feria del Toro.

    El Ciclón de Jerez, cumplió su guión. Gran triunfo, puerta del encierro tras tres orejas (le dieron dos en primero para que no hubiera duda). Emoción a raudales. Está el pobre muy disminuido el peonaje le tuvo que poner en suerte los toros ante el penco). Besó la arena, escuchó: "illa, illa, Padilla maravilla" y "Padilla quédate"... Fue un híbrido entre una boda y un funeral. En lo estrictamente taurino, dos faenas bastorras, en su estilo, faenas mineras, metiendo el pico, y con los adornos propios al evento. Mató de estocadas fulminantes y el Sr. Maya, que presidía, ejerció la elegancia social del regalo. Daba igual. Estábamos a la despedida ¡Agur Padilla, agur!

    También vino Roca Rey y también triunfó. Puerta del encierro y tres orejas. Hizo su monofaena al monoencaste por duplicado. Nadie le negará un valor temerario (ayer la primera ternera le empitonó feamente, saltándose el guión) pero a mí me parece todo lo que hace repetitivo, y de bisutería fina. Realmente no torea, doma, a estos torillos. Al respetable le gusta y lo premia. Amén.

    Si hablamos de torear, aún con la limitación del torete, en la plaza hubo un torero, Cayetano. De casta le viene al galgo... Y la genética de generaciones se impuso. Es torero fino, que maneja muy bien tanto percal como franela, e hizo dos bonitas faenas, a mi modo de ver. Mato muy bien al quinto, y se ganó una oreja, esta seria y de peso.

    Y nada más, hoy Miuras, veremos cómo están. Me comentan que se detectó que " el barbero se había pasado" en uno de sus toros en Madrid, el pasado-pesado San Isidro.
    Esperemos que aquí no ocurra, si fuera cierto.

    Saludos desde la vieja Iruña.
    Ignacio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que discrepar con la estocada de Cayetano. Me extrañaba lo de buena estocada sabiendo cómo entra a matar. Leo por ahí en crónicas más dulces que también hablan de gran estocada. Pues no: Cayetano es uno que NUNCA va por derecho al toro. Se sale de la suerte siempre y no cruza jamás. Aquí hace lo mismo, alargando el brazo con la habilidad de enterrar el estoque lógicamente atravesado. Se ve claramente en el 3'09'' de este vídeo:

      http://www.mundotoro.com/wp-content/uploads/Contenido/padilla-alumbra-al-nuevo-idolo/

      Nada que ver con las excelentes estocadas de Roca, de quien nos ocuparemos en esta disciplina cuando volvamos de Céret. Entre la 'bisutería' de Roca, pasa desapercibido que es un gran estoqueador.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Ya era hora de que Padilla se retirase, antes de que ocurriera alguna desgracia, los toros le han dado muy duro.
      Con todos mis respetos por delante hacia un gran profesional que hasta lo del ojo se curtió en corridas muy duras, matando lo que nadie quería en plazas como Bilbao, Pamplona etc.
      Desde entonces, los empresarios le abrieron la puerta a lo cómodo, y por supuesto no dudo en subirse al carro.
      Su pretendida despedida en Zaragoza (seguimos confiando en que tendremos toros) puede ser de traca, ese día dejó mi abono y me escondo en casa. Respecto al supuesto «idilio» de Padilla con Zaragoza, he de decir que es una falacia que vino tras su percance de 2011. Cuando se acerque esta fecha, os pasaré un breve informe que me entretuve en hacer sobre esto, de lo más curioso.

      Un saludo desde Zaragoza

      Eliminar
    3. Padilla ha sido un torero valiente y zafio a la vez. Antes del accidente tenía mi respeto por lo que dice usted. La zafiedad de su toreo con las ganaderías duras pasaba a segundo plano porque primaba la valentía.

      Pero a partir del accidente ya no es lo mismo porque se impone la zafiedad. Ahora es un torero de poco interés aunque él ha dicho muchas veces que ojalá hubiera tenido el accidente antes porque la consecuencia ha sido: ganaderías asequibles, carteles de relumbrón, menos saliva que tragar y más dinero a ganar.

      Lo que sí le reconozco es el grandísimo valor que tiene el poner banderillas con un solo ojo, aunque sea a toro pasado (de hecho, creo que Padilla nunca ha cuadrado en la cara desde que tomó la alternativa).

      Saludos.

      Eliminar
    4. Ahí tiene razón. Un torero basto y zafio como dice usted, e incluso malo, pasa con otro tipo de toros. Pero toreando juan pedro and company se le ve el plumero y se le destapan todas sus carencias. Y entonces no le queda otra que recurrir a los tremendismos y al griterío, y lo peor es que las plazas (el gran público) se vuelven locas. Esperamos que después de Padilla, Zaragoza recupere el rumbo.

      Eliminar
    5. Rafael discrepar no solo es bueno...es excelente. Esto seria aburridísimo y monótono (como las actuaciones de Roca Rey) si todos lo vieramos igual. Yo digo, y lo mantengo que Cayetano mató bien o al menos a mi me lo pareció (piensese que estabamos bajo un aguacero, y además yo soy miope y mis gafas estaban llenas de goterones). No tengo VAR, ni ojo de halcón. Y digo que mató bien (no digo que hiciera la suerte perfecta) en una Feria donde hemos visto un gran numero de julipies o estocadas julianas (traseras y desprendidas).
      Que Roca Rey "los parte" indudable. Recuerde que el año pasado lo enganchó ya que se quedó en la suerte al rompersele por la mitad el estoque y al no tener punto de apoyo no pudo salir...
      No obstante el último que mató que dobló a mis pies (barrera del dos) la estocada estaba arriba pero desprendida. además hay una cosa más como ahora matan sin la empuñadura clásica(con esa especie de gancho que se han inventado) y entre los restos de los garapullos hay muchas veces en la distancia (y más a los que somos miopes) apreciar, sin VAR,donde ha caido realmente la espada. Pero si Roca mata muy bien generalmente.
      Otra cosa es su forma de torear. Yo llevo viendole hacer lo mismo desde hace cinco años que vino aquí de novillero y siempre con chotas. Me gustaria verle ante Escolares, Miuras, Partido de la Resina, Ana Romero, Saltillos, etc
      Y eso que alguno de los citados (como Miura) están pál zoológico.
      Saludos cordiales

      Eliminar
    6. Es que para mí matar bien y hacer la suerte bien entra dentro del mismo lote. No entiendo qué podría ser matar bien sin hacer la suerte bien ni lo contrario.

      En mi modesta opinión, si haces la suerte mal, matas mal aunque el efecto sea rápido o la estocada de casualidad quede arriba.

      Saludos.

      Eliminar
  10. Fin de la pomposamente anunciada como Feria del Toro. Un timo sin paliativos.

    Para acabar, Herederos de D. Eduardo Miura, con un remiendo de Fuente Ymbro, corrido en cuarto lugar, y del que desconocemos la causa de la sustitución.

    La corrida de Miura sencillamente indecente, el lógico colofón a la peor feria de las últimas décadas. Mal presentados, de trapío indecoroso (excepto segundo y sexto), blandos (perdieron las manos casi todos) y con una suerte de varas, salvo el sexto, similar a la suministrada a Cuvillos y Jandillas. Miura bajo mínimos.

    El primero con una cuerna más que sospechosa, el segundo con dos brochas por pitones, el cuarto de FY basto, acochinado, atacadisimo de kilos, sin cuello y feísimo, parecía el buey Apis. El quinto una sardina indecorosa, cariavacado, escurrido y de trapío impresentable para esta plaza. Sólo el sexto tenía el trapío de los miuras de hace décadas y los hechos.
    De veras que no entiendo a qué se dedican los veterinarios, y si realmente entienden algo de qué es el trapío de un toro de lidia para esta plaza otrora sería y exigente.

    Con el primero Rafaelillo no pudo hacer nada, ya que era un mulo ilidiable, que solo tiraba derrotes a la salida de cada pase. Estuvo hecho un jabato con semejante prenda. Al pobre le toca un FY y le sale "eso". Era un buey, sin cuello, que no se movía y que lo pasaportó de una estocada trasera desprendida tras un pinchazo.
    Pinar lo intentó por ambos pitones si bien por el izquierdo no admitió un solo pase.Embestía a brincos, hasta que se quedo hecho un marmolillo y se lo quitó de encima con una estocada perpendicular desprendida. El quinto, que parecía una vaca hindú, lo brindó al Alcalde de sol, y realizó una faena ventajista metiendo el pico y el pasito atrás, aliviándose. Una estocada perpendicular desprendida y un descabello le permitieron dar una vuelta al ruedo.

    (Sigue abajo)

    ResponderEliminar
  11. Pepe Moral tuvo mala suerte, le tocó el peor lote, que ya es decir. El tercero sólo tiraba derrotes secos y tras porfiar e intentarlo todo lo despenó de un espadazo algo tendido y un poco desprendido. El sexto lucía una percha pavorosa y era el más miura del encierro. Resultó un mulo para uncir a la carreta, y unido a ello la lidia que le dieron en los dos primeros tercios (astrosa) lo dejó imposible. Parecía un molino tirando tornillazos. Un par de pinchazos, uno de ellos en el brazuelo, y una media trasera y dos descabellos pusieron fin a este ¿festejo? y a este horror de Feria del Toro.

    Preocupante lo que hemos presenciado. Más allá de las orejillas y puertas del encierro de risa, y para figuritas de mazapán, es notorio que los toretes que traen, o son tullidos o son borregas y que la suerte de varas es un arcano.

    Me gustaría ver a las figurillas (Roca Rey incluido) con el primer y sexto miura de hoy... A ver qué hacían, si nos endilgaban su bisutería fina. Hule garantizado.

    Creo que los rectores de esta Feria (la Junta taurina de la Santa Casa de Misericordia ) deberían hacer como Padilla: írsen, írsen ... ¡Si me queréis írsen! Alguien se tendrá que responsabilizar de este desastre, vamos me parece a mí.

    ¡Qué Dios les dé a todos salud!
    Feliz San Fermín 2019.

    Saludos cordiales desde la vieja Iruña.
    Ignacio

    ResponderEliminar