Follow by Email

martes, 7 de mayo de 2013

ZAHARICHE EN PRIMAVERA
¿Un novillo o un toro?

Se imponía una visita a Zahariche esta primavera con las lluvias que han caído y se confirma que el paisaje ha quedado espectacular. Véase aquí esas flores lilas que tanto gustan a los fotógrafos y tan poco a los toros. Si de fondo hay dos ejemplares salineros como los de abajo, el contraste es inmejorable.



Es curioso recordar que ganaderos históricos no tuvieron nada que ver con el ganado bravo en sus orígenes. Así, Miura, Victorino, Pablo-Romero, Dolores Aguirre, Lisardo. Se metieron en esto 'pa aprender', aunque con el denominador común de tener todos el riñón bien cubierto al empezar.

En Zahariche se siguen haciendo las cosas a la antigua. Los ganaderos hacen lotes de ocho o diez toros o novillos para cada corrida. Y ahí se quedan. Puede venir a verlos quien quiera pero no entran en el mareo de los veedores, los banderilleros o los figurillas de turno que aparezcan a exigir. La única norma que no falla es seleccionar para Pamplona los de más cara. 



Echan de comer a los toros dos veces al día, dicen que para que se peleen menos. Ahí va don Manuel, el mayoral, felizmente recuperado de su enfermedad, abriendo paso con su yegua pacientemente. Detrás, Antonio, Rafael y compañía, echando el pienso con el tractor. El calor ya aprieta y de las nieblas del invierno pasaremos pronto a más de cuarenta grados.



De momento, Castaño cortó dos orejas a un miura en Castellón y Escribano otras dos en Sevilla, ya veremos cómo continúa la cosa.



La respuesta a la pregunta que encabezaba el texto es: un novillo. Irá a Francia junto con estos hermanos.


Por cierto, ¿cómo quedaría el escalafón si todas las corridas saliesen como la de Miura en Sevilla? Me temo que muchos de arriba desaparecerían como por ensalmo, de hecho, algunos de ellos no verán un miura ni en pintura en toda su carrera. ¡Qué tiempos aquéllos en que Pepe Luis padre toreaba un año toda la camada de Miura!


Saludos desde Tarragona. Rafa.









No hay comentarios:

Publicar un comentario