Follow by Email

sábado, 24 de enero de 2015

UN PASEO POR LA SIERRA NORTE DE SEVILLA:
GANADERÍAS POR DOQUIER
 
Nos fuimos a echar una mañana andando por la Sierra Norte de Sevilla. Probablemente es donde se encuentre la mayor concentración de ganaderías de bravo de toda España.
 
 
Y es una gran desconocida incluso para muchos andaluces. La atracción al sur del valle del Guadalquivir, con Córdoba y Sevilla, junto a Doñana y la costa del Sol, hace que muchas personas que han estado en la provincia de Sevilla ignoren este pequeño paraíso. Empezamos nuestra jornada en Cazalla de la Sierra a la salida del sol, con cero grados:

 
En esa zona se ubican así, a vuelapluma, las ganaderías de los Herederos de Antonio Ordóñez, Isaías y Tulio Vázquez, Dolores Aguirre y ésta cuyas vacas nos saludaron rompiendo la escarcha matinal -a ver si adivinan de quién son por el hierro de la carbonera, botinera, capirote en cárdena, caribella y ojalada-:
  

Efectivamente, es la finca 'Majavieja' de Espartaco. Además, en la sierra Norte, si nos desplazamos a la zona occidental, encontraremos las de Hermanos Tornay, Osborne, Luis Algarra, Diego Puerta, Yerbabuena, Juan Pedro Domecq... El sol se iba levantando y esta pareja se va calentando:
 
 
Un poco más abajo de Constantina también está Javier Molina, Las Monjas y dos de las cinco fincas de Conradi. En 'Los Guaperales' están intentando recuperar los célebres y temidos pedrajas de Isaías y Tulio Vázquez. Hemos buscado en nuestro archivo un par de pavos de cuando estuvimos hace muchos años. Fíjense en este primero, a ver quién se pone delante:

 
Y la foto del segundo tulio servirá para que la muestren cuando alguien no excesivamente aficionado a los toros les haga la típica pregunta: 'oye ¿qué es eso del trapío?' Esto, ni más, ni menos:
 
 
Las rutas por la sierra Norte son preciosas. Pueden encontrar una pequeña guía aquí. Optamos aquella mañana por irnos andando hasta el embalse de Huéznar. Transcurre por el entorno de Dehesa Frías.


A pie de carretera vimos una de las corridas de Dolores Aguirre apartadas para este año. Doña Dolores no quería saber nada de las fundas, esperemos que todo siga igual:

 
Atravesamos parajes tan bellos como éste en medio de un silencio sepulcral:
  
 
Éste salió a vigilar quizás un tanto incomodado por la presencia extraña de un bípedo implume:
  
 
Seguimos nuestro camino hasta llegar al citado embalse. Vas descendiendo y no aparece a la vista, escondido entre la vegetación, hasta que no estás encima. Vean qué maravilla:
  
 
Y allí que nos sentamos un rato al sol en la misma orilla. La diferencia con la época primaveral o estival es que entonces se oye revolotear a los insectos, en cambio ese día lo único que oímos fue el galopar de un hato de ciervos que huyeron ante nuestra presencia.
 

 De vuelta saludamos a esta familia melocotona, que no puede esconder su origen puro atanasio. Por si había duda, vimos al lado el bonito relieve de la foto siguiente:
 
 
 
Antes de irnos, aún tuvimos tiempo de retratar este bello ejemplar de Dolores Aguirre al que los seguidores de nuestro blog identificarán porque formaba parte de nuestro modestísimo regalo de reyes (vean a la derecha, en el archivo del blog, el 6 de enero):
  
 
Saludos cordiales desde Tarragona. Rafa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario