Follow by Email

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Sobre #BARCELONATAURINA.


A dos años del cierre totalitario de la Monumental de Barcelona, más de 100 blogs y webs han lanzado un mensaje unitario en defensa de algo que es evidente y que nunca nos debieron arrebatar:

"reivindicamos un derecho como es el de la libertad de ir a los toros en Barcelona. ".

O de no ir.  Por eleccion, no por obligacion. Es un asunto de Libertad (con mayuscola). Porquè lo acontecido en Cataluña va mas allà del mero hecho taurino: ha sido un paso mas de un desafio politico identitario que pretende, falsificando la historia  - en este y en otros temas - moldear al patron del pensamiento unico la sociedad catalana (que no "catalanista") pisando los derechos de las minorias, aniquilando las diferencias culturales que hasta ahora habian convivido en el mismo territorio,  y obligando a los catalanes que aman a la Fiesta de los toros al exilio taurino.

Dicho esto, leo en el manifiesto publicado en las paginas que se han sumado al llamamiento:

"Desde el año 2000 se han indultado en Barcelona cuatro toros. Finito de Córdoba a Zafiro de Torrealta (2000), José Tomás a Idílico de Núñez del Cuvillo (2008), Miguel Tendero a Rayito de Valdefresno (2010) y Serafín Marín a Timonel de Jandilla (2010). Núñez del Cuvillo es la ganadería a la que más orejas han cortado en La Monumental en todo este siglo, seguida de Domingo Hernández – Garcigrande y Juan Pedro Domecq – Parladé."

En el año 2010, a la vispera de la prohibicion, se ha dado en Barcelona una verdadera epidemia de indultitis, impropria de una plaza de primera.  Parece que la estrategia de "humanizar" la Fiesta y de "adaptarse a los tiempos modernos", como ahora predican algunos "illuminati",  no haya servido mucho, en el caso catalan (y me parece inutil insistir en la misma falacia). Esto, y el elenco de las ganaderias mas "orejeras"  de la historia de la Monumental, es para mi razon suficiente por haber ejercido, en los ultimos años, mi derecho a no ir a los toros en Barcelona, plaza que hace mucho tiempo se veia abocada a una clara decadencia, cuya responabilidad no ha sido asumida por los rancios estamentos taurinos, y que en gran parte ha sido propiciada por la empresa proprietaria, que ya habia hecho su pelotazo immobiliario con el historico coso de Las Arenas.



Las Arenas de Barcelona en 1905
El pelotazo immobiliario
Prohibir los toros en Cataluña ha sido sin duda un borde atentado a la libertad, y hay que reivindicar que puedan volver.

Pero, como aficionado, que vuelva lo mismo que habia en Barcelona antes del cierre, me la suda totalmente.


No nos engañemos: en los ultimos tiempos, muchos de los que iban a los toros en Barcelona o eran turistas, o, cuando toreaba Josè Tomas, aficionados de fuera.  La aficion local, dispersa y puteada. Yo fui a una de las ultimas novilladas que se dieron en 2010. Me encontraba en Barcelona por otros asuntos, y fui a despedirme de la plaza como de una persona conocida que ya estaba en la UCI en fase terminal.  Eramos cuatro gatos, y encima el personal de la plaza tratando mal a los turistas despistados que, en una plaza vacia, no se sentaban exactamente en el sitio correspondiente a su nada barata entrada. La novillada, una de tantas. Ganado al uso y toreo "moderno", como siempre.

La Monumental de Barcelona, esperando "recalificacion".
 Los taurinos se lo estan cargando todo. Las prohibiciones cunden cuando ya a nadie le importan los toros: a ver que va a pasar en Zaragoza, que allì no se pueden acusar a los politicos catalanes. En San Sebastian, los Choperas han preferido pactar con el Ayuntamiento batasuno una cuantiosa indemnizacion a cambio de renunciar a los pleitos y no dar toros. Y para indemnizacion, la que va a cobrar la casa Balaña, otros que se han forrado en su tiempo con los toros, y ahora van a hacer el mayor negocio de su vida por quitarlos. 

Los que van a salir mas perjudicados, y mucho me temo sin cobrar indemnizacion alguna, son unos modestos ganaderos catalanes a quienes la Generalitat les ha prohibido hasta las tientas y las capeas en su finca, obligandoles, si las cosas no se arreglan, a enviar todas sus reses al matadero, como nos cuenta el blog Descabellos.

Asì, por "defender" al toro que era lidiado en la plaza, se mataran con ignominia a centenares de animales de raza de lidia, para convertirlos en filetes. Estaran contentos los animalistas.

Por eso digo :  VISCA CATALUNYA TAURINA
(y pienso en Ceret).


Tauro


Cartel de la Corrida de la Prensa de Barcelona - 1913

No hay comentarios:

Publicar un comentario